Páginas vistas en total

martes, 30 de abril de 2013

El insólito caso del Actor al que se la suda que le llamen FACHA


   


    Son tan pocos, son tan temerarios, son tan rara avis que uno a uno conviene de memoria aprender y resguardar sus nombres, como se hace con los de las especies más amenazadas de extinción o con los de los autores de las mayores proezas. Manuel Manquiña este es, que bien extraño ya nos suena, que no sé si en su casa, pese a contar una larga y cuajada trayectoria artística a su espalda, Air Bag entre otras, a la hora de almorzar del todo lo distinguen, que no sé si después de sus palabras no andará ya en alguna lista muy negra. Como un maletilla anónimo que no conoce el miedo se lanzó Manquiña al ruedo ibérico de las opiniones.
    
    Ha concedido una entrevista a un digital nacionalista, “Praza Pública”, magistral e intrépida como pocas.  Le pone el periodista el cuchillo en la nuez. Si ponemos Manuel Manquiña en google inmediatamente tras su nombre sale “facha”, ¿qué le parece? Y la respuesta de Manquiña, por insólita, por vibrante, es como una verónica clamorosa: “Pues casi voy a decir que es una honra. Si no te llaman facha en este país, no eres nada. Si te llaman facha es porque dices las cosas que no quieren escuchar muchos y que tampoco debes decir”. Ooolé, dije yo al leer a Manquiña.
    
    Le tira entonces en cara el reportero las protestas callejeras, pero Manquiña es que se faja: “hay una tendencia excesiva a criticar al poder político cuando está en manos de la Derecha, se es más tolerante cuando cae en manos de la Izquierda o del Nacionalismo. No recuerdo que en tiempos de Zapatero hubiese una especial protesta. ¿Los desahucios? Se producían y no existía ningún tipo de plataforma”. Oooolé, exclamé esta vez. 
     
   Pero… ¿y los escraches? ¿y los escraches?, le acosa el de Praza. “Son ellos los que tienen el comportamiento fascista, de terror, de acoso. Le prenden fuego a una puerta sabiendo que hay niños al otro lado. Van a tu casa, te persiguen, te gritan “aquí vive el gilipollas éste que no sé qué”, procuran emplear el terror para modificar tu libertad. Es acoso.” Ya, pero también hay huelgas, los sindicatos las convocan, le arguyen. “Los sindicatos emplean también el pánico y el terror. Y cualquiera que les haga frente ya es un facha. Y eso en España no se perdona. No se perdona que contestes”. 
     Y sobre el nacionalismo, sobre las inmersiones lingüísticas, Manquiña tampoco se esconde, cita de frente: “Lo primero que hacen los nacionalismos es homogeneizar el comportamiento de la gente. Por eso son enemigos absolutos de la libertad. Hablan de la libertad de un Pueblo o de un territorio. Para mí un Pueblo, un territorio, no son nada. Lo que importa es el individuo, su libertad, que es lo que yo defiendo, ni el bilingüismo, ni el trilingüismo”.
    
    Bueno, bueno, me imaginaba los rictus acidulados e Indignados de los forrados Comandantones de la Ceja (Almodóvar, Víctor y Ana, Bosé, Serrat, Sabina, Bardem y su Cía) al leerse la entrevista, sus pulgares hacia abajo,  y aunque lo vitoreaba, temía yo ya por la suerte de este intrépido Manuel Manquiña, por los derrotes y el ostracismo que al pobre le esperan. Anota, lector, por favor, las películas y las entrevistas que a partir de esta fina faena va a conseguir este pequeño gran Hombre. Quede al menos en este mísero blog, Manquiña, huella de tu arrojo.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 29 de abril de 2013

2013: el Estalinismo vive, y cómo



  
    Creíamos que esas espeluznantes Pedagogías del Odio estaban ya en el nauseabundo basurero de la Historia. Por algo, claro, se había encomendado precisamente Nicolás Maduro nada menos que a Lenin-Mao-Ho-chi-Minh, la troika   por millones genocida, durante el faraónico embalsamamiento del Supremo Comandante. Decíamos ayer, lector, que el Santo gurú de los Indignados, Hessel, había concluido al final que “Revolución y totalitarismo son palabras que conducen la una a la otra”.
     
     A buenas horas, hesseles verdes. Compareció la Carcelera Mayor del Chavismo, con trazas de fiera sargenta del Gulag, flanqueada de sayones, y esta escalofriante andanada, como una viva ilustración del Big Brother orwelliano, desde el Poder ejecutivo contra el líder de la Oposición en público descargó:
    
     “… aquí estamos para defender el Legado del Comandante Supremo, y sobre todo para defender a Nuestro Pueblo, para que los crímenes de este Fascista no queden impunes… de un Odio instigado por el Líder Negativo, Capriles Radonski, donde tú eres responsable intelectual y público de este crimen, que no va a quedar impune, Capriles Radonski… la cárcel que te espera, Capriles Radonski… vamos a ver si ahí te quitamos ese pensamiento fascista y logramos rescatarte como ser humano (¿puede expresarse con más descarnado cinismo la siniestra voluntad de doma ideológica que el chavismo estalinista cocea? , pues más aún que de justicia es de puro altruismo de lo que se trata)… primero haciéndote una rehabilitación que necesitas urgentemente porque tienes un vicio, y tú lo sabes, que no sé si el vicio que tú tienes te ha llevado a que generes toda esta violencia, porque ése es el aspecto que tú tienes, de ojos llenos de Odio… (claro, son los ojos de la ministra Iris por contra llenos de natural bondad, arco iris de los corazones, es verdad) y de meterse con las Mujeres, eso es lo único que tú sabes hacer bien, deja el Odio a las mujeres, no sigas consumiendo droga… aprende a respetar al Pueblo Venezolano, porque tus acciones generaron aquí muerte, tristeza y desolación, ¡y eso no puede quedar impune!... pero estoy preparando la celda, vas a tener que purgar tus crímenes, porque eres un Fascista y un Asesino, público, notorio y comunicacional… no creas que porque tengas un apartamento en Nueva York, porque salió la señora del Departamento de Estado, tú vas a amilanar al Pueblo Venezolano y a este Ejército de Combatientes Revolucionarios por la Patria, ¡vamos a defender la Patria que nos dejó Hugo Chávez, la Patria que liberó Simón Bolívar, vamos a defender la Patria que hoy dirige Nicolás Maduro por voluntad libérrima del Pueblo Venezolano (estallan atronadores los aplausos colectivos) … métete donde te metas, gime, llora o patalea… desde hoy se despliegan todos los militantes del proceso revolucionario, que también son trabajadores de este Ministerio, por todo el país, vamos a mostrar en foros, ruedas de prensa y videos, todo este fascismo desatado… que sepa el Mundo que aquí hay un grupo de fascistas que quieren llegar al Poder por cualquier vía…”.
     
   Y usted que lo diga, Camarada Ministra Iris Varela, que Hugo Chávez no lo sé, pero está claro que en Venezuela las más abyectas prácticas y pláticas estalinismo que viven, y cómo.  




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)



sábado, 27 de abril de 2013

Tenso intercambio mío con Marta Rivera de la Cruz


    

     
    Ella es mucho y yo, como hasta de lejos puede verse, soy poco. Marta Rivera de la Cruz es muy notable escritora dentro del panorama literario, reconocida y laureada con justeza desde los albores de su carrera literaria, licenciada en CC de la Información y especialista en Comunicación Política por la Complutense madrileña, profesora también de escritura y asidua colaboradora en numerosos medios, que abarcan el arco iris que va desde la COPE hasta EL PAÍS. Como por las aguas bravas del Twitter navegamos juntos, aunque raramente revueltos, los dioses con las hormigas, allá que acudí, torvo rehén de envidia y fracaso, a ver si podía hacerle yo unas cosquillas al tobillo de la gran escritora. Y esta Odisea que ahora te cuento, lector, es la que, gracias sólo a su amabilidad extrema en contestarme, a lo largo de ese día a Marta Rivera y a esta nada con ínfulas que je suis, el lance del tuiteo arrojó. Ahí te va:
     
    En el principio Marta Rivera tuiteó: “Y ahora saldrán llorando los mismos que piratean libros: la librería Jaimes deja el Passieg de Gracia tras 62 años”.  Se quejaba así ella, y con razón, del inicuo pirateo de los libros. Yo sólo quería, un poco por los pelos la verdad, recordarle otras injusticias. Así es que le respondí: “¿y los que han de autoeditarse porque NADIE les hace caso, por no tener enchufe?”. Por lo que fuere, rápida ella con ironía me retrucó:
    
    -“ah, que los que editamos es porque tenemos enchufe ??”
    - “muchos sí, no?  (y no digo que sea su caso)”
    - “si supiese usted lo que cuesta editar un libro sabría que por simpatía no se publica a nadie”, me apuntó ella.

     No sé, me fastidió un poco ese tono tan severo, esa distancia tan enorme que ella me asignaba y en la que quería aherrojarme, así es que algo me revolví:

    -si supiese usted lo que es que te cierren todas las puertas, si reconociese toda la morralla que a todo lujo se edita. Por recomendación se publica a muchísimo figurón, ¿hacemos la lista?
    -no te confundas, no es por recomendación. Es porque son rentables.
    -yo he autoeditado un libro DIGNO y no me ha costado mucho, y sólo he hecho 300 ejemplares.
    -ese no es un negocio para una editorial.
    -pero, vamos, ignorar las recomendaciones y los chanchullos y las amistades en las editoriales me parece extraño. En el bingo de mi barrio tratan con más consideración a las personas que en las editoriales.
    -no lo sé, pero intentan editar lo que creen que van a vender. No publican porque les caigas bien o mal.
    -si editar 300 libros cuesta tan poco, y la editorial está encantada de hacérmelos, a cuánto salen editar 50.000. Me extraña que hable usted tan segura en su nombre. Creo que nuestro país es básicamente tribal, lo que eso supone.
    -no hablo en nombre de nadie, pero conozco el sector, y le aseguro que las decisiones se toman en términos de rentabilidad, lo cual no quiere decir que no se hagan apuestas equivocadas o que un buen libro pueda ser rechazado.
    -pues yo le aseguro que los casos de favoritismos y de amiguismos están a la vista de todos, y que es un mundo atravesado de injusticias, que no dudo que a usted le preocupan.
    -lo siento, pero se equivoca usted. Las decisiones de una editorial son empresariales. No hay nada personal, sólo negocios.
   -usted sentencia y punto, yo pensaba que los Escritores no eran así.
    -José Antonio, es que lo que yo le cuento no es una opinión. Hablo de hechos, y son objetivos.
    -¿y no puede usted, por favor, pensar que lo que yo le cuento también lo es? ¿No es el nuestro un país de lazos personales?
    -una editorial es una empresa. Y una empresa fabrica sólo lo que cree que puede vender bien, sean libros o chorizos. Si una editorial publica el libro de una miss es porque creen que lo van a vender, no porque la miss les caiga bien.
    -ya, ya me ha asegurado usted eso. Yo, que soy nada, le digo que en el bingo de mi barrio se trata con más respeto a las personas. Como si en las empresas el factor personal no contara nada.
    -para fabricar un producto???
    -pero es que usted me habla de la teoría, paradójicamente soy yo, o sea, nadie, quien le hablo del elemento humano.
    -no, yo le hablo de la práctica. Las editoriales no son club de amigos, son empresas que buscan rentabilidad. Si eligen un libro es sólo porque que puede ser rentable, no por hacer un favor ni para quedar bien con alguien. Entiendo que es lógico pensar “no me publican porque no tengo contactos”, pero le aseguro que no funciona así.
    -usted asegura y asegura y reasegura, ¿quiere que le diga yo lo que es lógico pensar de tan aplastante “seguridad”? Si es que los mismos Escritores en sus diarios, en sus memorias, en sus reflexiones publicadas abundan en los favoritismos existentes.
   
    Falta, lector, la despedida, que me pareció un sobresaliente broche a la querella. Me gustaría hacer antes alguna consideración. Por supuesto, huelga decirlo, no es necesario estar de acuerdo conmigo.  Defiendo en general las ideas liberales, pese a ser tan antipáticas, como las menos nocivas para el individuo y para la sociedad. Por eso mismo me parece bien que las editoriales sean empresas privadas, que, como tales, basan su mantenimiento en la imprescindible rentabilidad. Me parecería mucho peor  que se encargara lo público también de la producción de libros. Discutirlo ahora nos llevaría lejos; sirva de mero apunte argumentativo la supuesta compra de 30.000 Verstringes por decisión chavista, dislate a que a menudo ello nos llevaría. Sería fácil tras conocer el rechazo editorial, hacerse uno partidario de lo público y de las subvenciones. Sin embargo, el aceptar las ideas liberales no implica la imposibilidad de la crítica a según qué decisiones empresariales. Al principio Marta Rivera arguía sobre el coste de editar un libro. Cuando le puse el ejemplo concreto de mi libro, ese problema ya se esfumó. Me llamaba la atención, claro, el que una y otra vez, siendo ella escritora, me atizara con la canónica visión empresarial. Una editorial es una empresa, no un club de amigos, y edita por cálculo mercantil: elemental. Claro, esas son las generales de la ley, y es una parte importante de la “verdad”, pero creo que no lo es toda. De ahí a negar la relevancia de las recomendaciones, de los padrinazgos, de las influencias a la hora de conseguir editar o no determinado libro, que es lo que se discute, sobre todo en nuestro país, basado en la prevalencia de los lazos personales y primarios sobre los títulos abstractos, media un salto olímpico, me parece. Los propios escritores en sus textos memorísticos así a menudo reflejan toda esta red de conexiones, de favores, de amistades que forjan lo que tras las bambalinas se cuece… o deja de cocerse. Deviene así a mi juicio la canónica visión empresarial en cuento de hadas, pues, a despecho de en apariencia ser cruel e inapelable, objetiviza sus decisiones, encubre esas bambalinas y absuelve –lo merezca o no- a quien consigue ver sus desvelos literarios publicados. Cierto que los contactos también se crean, y que si te dejas ver, si insistes, frecuentas, abundas, das la plasta, en fin, algo recogerás, pero esa es otra historia. Me parece evidente, en fin, que si yo fuera muy amigo de Arturo Pérez Reverte, por no decir del Señor Lara, escribiendo las mismas ínfulas, alguna probabilidad más tendría de verlas editadas que no siéndolo. ¿Quiere ello decir que todos los que consiguen ver editado su libro lo deben al enchufe? Ni mucho menos, casos habrá y para todo, pero es que Marta Rivera justamente me asegura que en las decisiones editoriales “no hay nada personal”. Eso es lo que yo le discuto, y aun agradeciéndole su gentileza –no estando en absoluto obligada- en contestarme no dejaba de herirme la sistemática frialdad de su tono. Llegamos así ya, sufrido lector mío, al desenlace de esta mínima odisea. Me dijo entonces ella:
   
    -Si usted sigue queriendo creer en la conjura de los necios, adelante. Yo he intentado contarle las cosas como son. Pero es usted muy dueño de preferir otra versión de los hechos. Le deseo suerte.
    A lo que le dije yo:
     -Si usted sigue queriendo creer en los cuentos de hadas, adelante. Yo he intentado contarle también las cosas como son. Es usted muy dueña de seguir con su tono apodíctico y granítico. Le deseo éxitos.

   


 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)  
  
     
   

    

viernes, 26 de abril de 2013

Procuro olvidarte


  


 “Cuida de los perros. Haz tu vida. No me esperes”.
    
    ¿Dónde, lector, tras el sublime fraseo cachulino, que, ya digo, ni el mejor Clark Gable,  dónde habría de acudir el anónimo bloguero, atacado de ínfulas librescas, que no fuera a la  busca de la femme que tan soberbio colofón mereció? ¿Qué Escarlata O´Hara, o qué Marylin Monroe aguardaba al final de esa en el fondo desoladora declaración de amor fou en hombre por el tráfago de la vida ya tan doblado? ¿Cómo era ese femenino misterio, eterno también como el mundo, que a esas borrascosas simas de inversa ternura al trinconcete Cachuli arrastraba? Pues insistían las crónicas además, añadiéndole más alas a mis ínfulas melodramáticas, que la joven destinataria de ese magno broche, tan solo de palabras hecho, pensaba en nada más que… “cuándo y cómo podrá de nuevo ver a Julián”.  Oh, Amor, los prodigios que sólo tu mágica poción alcanza.
   
    Me hablaban las imágenes de una belleza sencilla y reposada, de cualquier estridencia y aparatosidad alejada. Me indispuso luego mucho el enterarme de que era su nombre Karina, como un aderezo exótico que no le correspondiera al vals de su serenidad. Pensé, vaya, de Corina a Karina, que no salimos del jueguecito de las reales vaginas, esa sacarina. Me arrepentí después de esa burda ocurrencia, pues averigüé luego que a ella le gustaban los caballos, que era ganadera, que poseía, además de aquellos finos y exaltados sentimientos, una  hacienda con ganado y potros, con copiosas manadas de reses bravas y rehalas de albos corceles.
     
   Ya comprenderás, lector, que ante ese universo iconográfico ante mis ojos desplegado, que de nuevo me remitía al haz de míticas resonancias arribas reseñadas, la vida libre y directa en el campo, la bóveda celeste de los altos cielos y las estrellas enseñoreándolo todo, el aire puro y sin trabas allí, esas vastísimas soledades, aquellas Vidas rebeldes, sí, entenderás que se dispararan del todo entonces las bridas de mis ínfulas desbocadas.
     
    Imaginaba, claro, a aquella mujer enamorada, sobre los murmullos de capataces y empleados, huérfana ahora de su Clark Gable, remeciéndose inquieta al atardecer bajo el porche que juntos les cobijó, velando ese vacío entre los establos, paseando su desconsuelo por los cobertizos y el abrevadero, una y otra vez recorriendo los corrales y los yermos en los que fueron felices, doliente y sola por entre los pastizales,  clamando por él y por su vuelta a los astros indiferentes, abrazándose al mismo aire, envuelta si acaso en un chal de lana azul y en los ecos que en el viento nocturno dejan los ladridos de los perros, presos en las casetas, que más aún resaltan la herida de esa ausencia.

    Llegue así a María Dolores Pradera, al ron bravo y dulce a la vez de su cantar, a su Procuro olvidarte, y aquí ya sí que cesó todo, lector, me olvidé de Cachuli, de la Novia de Cachuli, incluso de mis ínfulas me olvidé.  


jueves, 25 de abril de 2013

El Sumo gurú de los Indignados recula




    En el principio fue el panfleto “¡Indignáos!”. En la misma línea el siguiente, “¡Comprometéos!”. En su final testamento ideológico, que ahora se nos vende, no se apeó Stepháne Hessel de los imperativos: “¡No os rindáis!” se llama éste. Pero, una vez leído el amplio extracto que de este postrer panfleto la editorial difunde, sobresale en el mismo la morrocotuda sorpresa de observar que fue el mismo gurú de la Santa Indignación quien al final abdicó de sus presupuestos anteriores, esa ramplona mezcolanza de tópicos anticapitalistas servida como soflama incitadora a la asamblearia, es decir, antidemocrática, rebelión.   
      
    Esto que ahora leerás, lector, y que Hessel ha escrito, en nada detendrá el ansia guerrera y revolucionaria de los Indignados, convencidísimos como andan ellos de su justiciera vehemencia. Da entonces igual y resulta hasta vergonzoso en un “pensador”, pero los santones izquierdistas, visto está, bula gastan para todo, y una vez a base de bien incendiado el bosque, arden en deseos también de posar como abnegados bomberos. Es lo suyo copar todos los planos del debate, la Verdad entera siempre.
      
    Dice nada menos  Hessel ahora:   “Los extremismos nos acechan. Pero la vía de la revolución, de las ideologías totalitarias, no conduce a ninguna parte”. ¿Lo han oído bien, señores Indignados? Me temo que no. Esto no lo van a leer. Y si lo hacen les dará igual. A buenas horas, como para leer a Hessel estamos ya. Más de Hessel ahora: “Revolución y totalitarismo son palabras que conducen la una a la otra”. Esto lo pongo yo y es que me crujen los amabilísimos anónimos, vamos. Más: “No creo que el cambio pueda venir de acciones revolucionarias o violentas que destruyan el orden existente. La democracia es el objetivo, pero ha de ser también el medio”. Por frases como éstas en el tuiter a diario casi te empalan. Ahí tenemos a San Hessel, orando por la no destrucción del orden existente (¡), tras habernos convencido antes de malvivir más esclavos que nunca antes de la DICTADURA de los mercados.
   
    Y más de Hessel ahora, … ahora: “Los partidos políticos tradicionales necesitan una sacudida. Pero siguen siendo un instrumento esencial de la participación política… En Escocia, en Cataluña, en País Vasco y otros rincones de Europa crece la aspiración a obtener un Estado propio. Es algo peligroso. Si dejamos que el nacionalismo y el euroescepticismo se impongan, corremos el riesgo de ser arrastrados de nuevo a los lados más oscuros de nuestra historia”.
   
    Es decir, una vez invocada y espoleada la genérica y universal Indignación, una vez removido el nido de serpientes de los sentimientos más extremos al primer plano de la escena política, el terrible Desastre que esa exacerbación de las pasiones en masa acarrea siempre, se apresta ahora Hessel a poner las tiritas de estas finas palabritas. ¡Descanse en paz, señor Hessel!

miércoles, 24 de abril de 2013

El Día en el que Julián Muñoz fue Clark Gable


     



    Lo cuenta así la canallesca, y si acaso del todo non é vero, al menos para los enfermos de ínfulas librescas como el muá, pero que muy ben trovato resulta. Acababa el tribunal allí mismo de leerle la sentencia que a prisión por largo tiempo le condenaba, agolpada sobre la que encima ya lleva. Cuentan que, tras escucharla, Cachuli un poco se derrumbó. Quedáronsele la mirada perdida, el bigote pálido, la boca pastosa. Pidió luego permiso al menos para recoger las medicinas y algo de ropa en casa. Quería en realidad despedirse en persona de su novia. El tribunal le negó también esa penúltima voluntad. Acaso sobre todo fuera esa justiciera minucia  lo que acabara de hundirle. Sintió de pronto el peso insoportable de los años sobre los hombros. Humilló la cabeza y cerró los ojos yertos un instante, como en el umbral de un oscuro túnel interminable.
  
   Fue sólo un instante. Le sobrevino ahí un golpe de entereza, como si un último rayo de aplomo ante su novia pudiera de alguna manera redimir los chorretones de una trayectoria cuajada de mangancias. Solicitó tras ese resplandor de luz interior una última llamada, como los condenados a la silla eléctrica.
     
   Y entonces, con su novia al otro lado del aparato, dedicadas a ella, pronunció las frases magistrales, las propias  de un héroe cinematográfico, como si al trincón Cachuli en un mítico Clark Gable el Amor lo hubiera transformado,  un fraseo insuperable, que ni el mejor guionista de Hollywood podría haber fabricado más logradas paraules para ese momento cumbre de la final despedida, las mismas que le invisten de una inverosímil dignidad y gallardía, casi de la hombría propia de un héroe legendario de García Márquez o de Juan Carlos Onetti. Con voz firme de gringo viejo, del todo ajeno a la autocompasión, imbuido del soberbio desapego del estoico más fatalmente lúcido con todo un orbe en ruinas a la espalda, esto le dijo a su novia: 

“Cuida de los perros. Haz tu vida. No me esperes”. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 23 de abril de 2013

En un lugar de la Mancha ciberesférica...


     
     
   



    En un lugar de la Mancha ciberesférica, de cuyo nombre no me queda más remedio que acordarme, el de este mísero blog, no ha mucho tiempo que aletea un anónimo escribano devenido en bloguero, de pensar carca, fracaso largo y vasto resquemor… Es pues de saber que este antedicho escribano, los ratos que andaba ocioso se daba a darle vuelo y carrete al suyo blog y a sus ínfulas librescas, con tanta afición y gusto que, del todo rechazado del mundo editorial,  incluso arriesgó sus cuartos en editarse sus propias ocurrencias, que eran la mayoría penosas componendas y más que dudosas ingeniosidades… Pues, como bien atabarran los más afamados Escritores, resulta el verdadero fracaso en la vida el no haber intentado cada uno obrar por sí el designio que al mundo le trajo, que en el del citado escribano por ser un fracasati pasaba, y que de resultas de la susodicha autotirada de sus ínfulas, y de su consecuente fiasco, obtuvo la plena constatación de al menos haber dejado de ser un fracasati teórico, para de carne y hueso fracasati ya serlo… ¡Sé quien soy!, que clamaba el Quijote verdadero y derrotado.  Y en esas caballerías de la imaginación que anda enfrascado este bloguero menda…

Y también esta carta antes de ayer, lector, me llegó:
 

 José Antonio: 

Acabo de leer tu libro. Te deja con ganas de saber más del personaje. Le tomas cariño. Da la sensación de ser un poco autobiográfico, porque a veces el protagonista se llama José (aparte de Armando). Me equivoco? No importa. El estilo es formidable. Aunque las comparaciones son odiosas, las hago con buen fin: Esos capítulos escritos a lo Cela sin puntos, que te dejan sin respiración, como ocurriendo 'en tiempo real'. Contenidos que suenan a James Joyce, pero como los escribiría Reverte... Pero al final el estilo es tuyo. Y me gusta

La verdad es que para alguien que no es lector de novelas, has conseguido interesarme desde el principio hasta el final. Me he introducido en las aventuras del personaje, imaginando las escenas como si estuviera viendo una peli, pero en primera persona. Podría ser un buen guión.
Enhorabuena!  




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 22 de abril de 2013

Ada (Colau) y Eva (Hache) más Peter Pan


    




 El buenismo zetapeico, esa cinta continua de wishful thinkings –el Pueblo, los pobres, el avieso capitalismo, los Ricos (menos Bardem y cía), la Utopía guay, la fraternidad universal- que es en España la eterna banda sonora de nuestras vidas,   por muchos chaletazos de 800.000 euros que se le pongan delante, jamás decaerá. Es una “ideología” inasequible al desaliento de lo real. Regala buena conciencia al que la porta, le absuelve gratis de su particular privilegio, soluciona la ignorancia supina de muchos, concita la esperanza del que poco por sí mismo consiguió. También se le denomina “el pensamiento Peter Pan”, y consiste sobre todo en esa melopea de buenísimos sentimientos una y otra vez exhibida como imbatible deposición sobre la Política
     
    Nada más lógico entonces el que, al predominio del pensamiento Peter Pan, corresponda la ubicua presencia de las hadas sobre el público escenario. Sucede entonces como en el hermoso libro de Barrie: “¿Creéis en las hadas? … Siiiiiií!  Pues ¡aplaudid, no dejéis que Campanilla muera!  Y en efecto las hadas una y otra vez resucitan, aunque en el camino puedan perder la hache y se queden en Ada. Esa hache la recoge Eva,  Eva Hache, la desigual humorista de los Goya, especie de hada inversa y contratipo de Ada, a quien también el Pueblo con fruición verdadera aplaude. De los cuentos extrae Eva Hache sardónicas moralejas contestatarias.
       
     Ada Colau, la Esperanza del Pueblo, presenta ahora en una gran editorial su libro “¡Sí se puede!”, significativamente un título más propio de una hinchada futbolística. Y esta Ada, por mucho que apele a que su grupo representa al Pueblo, de sobra sabe dónde reside la soberanía nacional, sólo que en tanto que extremista antisistema juega ahora a hacer como que no lo sabe, a ver si en el río revuelto de la Crisis desean muchos incautos seguir escuchando y comprando esos bellos cuentos, a los que en nada ensombrece la pasmosa constatación de que ni Ada jamás personalmente se hipotecó, ni de que –vaya por Marx- la misma mamá de Ada precisamente en una inmobiliaria trabaje.
    
    La eclosión de esta Ada, corporeización en cierto modo del buenismo zetapeico,  es especialmente a los socialistas del PSOE a quienes, ironías de la Historia guasona, coloca electoralmente contra las cuerdas y les obliga a mil arriesgadas contorsiones, en la medida en que supone Ada una seria competencia a su inveterado monopolio en el uso y disfrute de los susodichos bellos cuentos, tan en el alma del Pueblo siempre. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 20 de abril de 2013

¿Criticar la Telebasura es quizás fomentarla?


     

    Siempre que escribo algo en tono crítico acerca de la Telebasura no falta quien en Twitter me reproche, a medias mosqueado conmigo, el por qué dedicarle tiempo a estos “personajes” ,y si no estaré contribuyendo así yo a darles más publicidad, que es lo que dichos individuos precisamente quieren, me dicen, el que, como sea, se hable de ellos. Vendría uno, entonces, a entrar en su juego, me sugieren, a ser en el fondo un colaboracionista de su causa. Ellos, me dicen, no les prestan atención alguna y punto, y punto milá. Hay cosas mucho más interesantes en que emplear el tiempo.
     
     Aparte de que al decirme así, me otorgan una influencia que para nada poseo –mis pellizcos de monjito resentido a los telebasurientos jeques ni les rozan; en mi casa ni a la hora de comer me conocen; pídenme quienes me veneran menos libros que a un fabricante de polvorones lo suyo en el desierto- me resulta curiosa esa manera de razonar. Debería entonces poder aplicarse a todo: ignorar lo que no te gusta, (atentados, corrupción, costumbres, yo que sé)  renunciar a su crítica, dejarlo pasar y dedicarse sólo a ensalzar lo bueno.
   
   Una parte de ellos, creo, es que no valoran el alcance social que la Telebasura tiene. Yo me he esforzado por explicar su trascendencia en este blog, hablando incluso de Sociedades de la Telebasura, apuntando incluso el libro que sobre ese asunto jamás verá luz por no hallar patrocinio, por lo que no se me puede acusar de frívolo capricho en ello. Otros tantos de los que me reprochan, a mi juicio, transparentan mal el disgusto que les causa leer la crítica a “personajes” que encuadran en su misma cosmovisión ideológica. Se diría que incluso comparten en algo la crítica, pero amigo, el verla ahí explicitada, “literaturizada”, uff, casi les amarga el día.
     
    Nos quieren los bien pensantes ciudadanos críticos, nos atabarran con lo sanísimo que eso es. Mas luego, amigo mío, cuando te muestras crítico, te piden entonces que seas ahora olímpico. ¿Criticar la Telebasura y a sus forrados oficiantes es hacerles la propaganda? No lo creo. Si Milá y Sardá (y cía, claro), cuyo talento no puede ponerse en duda, tuviesen que leer una oleada de críticas razonadas a su vulgar y fenicio actuar, si muchos comentaristas de reconocido prestigio  censuraran esos productos basura, esa exaltación del homo gañanis que ellos alumbran, es muy probable que otro gallo les cantara.   
     
    Más bien tiendo a pensar que quienes “pasan” y renuncian a dar esa batalla de ideas entre los ciudadanos contribuyen mucho más que yo a la permanencia de esas formas impostoras en los principales medios de representación de lo social que mis reprochantes dicen también mucho aborrecer.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 19 de abril de 2013

Sardá y Milá, Fanny y Alexander también



  
     La otra noche, en el prime time de Tele 5, incitado por el gran Jordi La Noria, desbarraba as usual Sardá, con uno de esos numeritos zarzueleros que cada vez impresionan menos, triturando de paso con su EGO la presentación de un libro escrito por Sandra Barneda, “yo follo más aquí que en Bali”, perlitas así dejaba caer de la suya boca el autor de “Mierda de infancia”.
   
     Sardá&Milá, Milá&Sardá, que tanto montan como montan tanto, los Reyes Catódicos de la Telebasura, tan exitosos, es decir, tan referentes sociales, con sus dudosas audacias, con esa coprolalia de niños mimados y maleducados recuerdan desde luego la Saló de Pasolini, sí, pero también, salvadas todas las distancias, me recordaron un fragmento de la extraordinaria Fanny y Alexander de Bergman:
   
     Ha muerto el padre de los niños. El severísimo pastor ha puesto ya su dogmatismo encima de la inocencia de esos niños huérfanos –y los ojos en la madre-. A Alexander le reprocha, con aspereza estricta incluso en el tacto físico, el que diga mentiras, el que le dé rienda suelta a la imaginación. Llega el entierro del padre, aquella espléndida comitiva entre las calles nevadas. En ese camino, aterido por el frío y por la bronca del pastor, por la pena tras la muerte de su padre también, le resbalan las lágrimas por la cara. Furioso a la vez, enrabietado, el niño encuentra sólo un único camino a su alcance para rebelarse contra todo aquello: las palabrotas. Y la cámara encuadra con primor su rostro y la rabia de su letanía: caca-pedo-puta-joder-mierda-coño-joder-caca-pedo-puta-ostias-joder-mierda…
    
    En unas secuencia preciosa, el genio creador de Bergman transforma las simples palabrotas en el símbolo de la rebeldía de un niño que sufre. Lo de Sardá&Milá, Milá&Sardá, en cambio, es sólo grosero y grotesco cálculo mercantil para mantenerse en el candelabro de la Mugre y colocarnos su dudosa mercancía.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 18 de abril de 2013

Mercedes Milá, perita en truños now


     


     Está Milá que se sale, que se le desborda la taza del cerebro de sustancia… marrón. Si Miguel Hernández era perito en lunas, lo es la Milá en truños ahora. Anotamos ya el libro de Sardá, “Mierda de infancia”, el de Milá, “Lo que me sale del bolo”… que es, según vemos, eso, merde para dar, untar y tomar. ¿Qué le pasa a la "Intelligentsia" progre por excelencia del país? ¿Por qué hozan tan forrados sobre sus delirios excrementicios? ¿En qué regresión a lo chusco –a esa pasmosa coprolalia de niños mimados- chapotean y quieren que los demás chapoteemos?
     
    Promocionaba ella su libro (¿?) en el prime time de María Teresa Campos, esa gran comunicadora. De pronto ésta le dijo: “estás muy buena… se te nota en la mirada”. ¿Buena? Buenísima, sra Campos. Le puso así claro la alfombra para el enésimo numerito de la Milá, que es que en extenso se rufó: “es que comemos como el culo… hay que cagar bien, es muy importante hablar de caca… ¡estamos favoreciendo la Salud y la Vida?... ¿tú cagas todos los días?... ¿pero lo haces bien o como una cabra? yo hago un chori limpísimo que sale de mi culo como una seda natural… hay gente que cuando caga, caga por explosión y eso es malísimo… un día te voy a hacer una foto y te la voy a traer… ¡no huele mal! mira, tengo un orinalito, la hago, que además se queda así, como una ensaimada mallorquina, y te la traigo… es muy importante limpiarse bien el culo después de cagar…”.
    
     Y cómo se rompían en aplausos, risas y jolgorio, cómo celebraban las bonitas deposiciones milanas no sólo el graderío de la tropa pública, agitada por el regidor, sino la bancada de los notables colaboradores, la propia gran Comunicadora. Cuánta poesía, cuánta cultura, cuánto Progreso en Milá bonita.
     
    El numerito de Milá me trajo a la memoria, Saló o los 120 días de Sodoma, aquella pretendida devastadora crítica que filmara Pasolini sobre las maneras de los Poderosos, el “Círculo de la Mierda” de su parte 3ª en concreto, aquellas historias de retretes que tanto encantaban escuchar a los Señores, aquel banquete de heces, sí. Lo que les sale del bolo, eso. 


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 17 de abril de 2013

Pongamos que hablo de lo de Boston


     


    De nuevo, esta vez en Boston, el Terror. Las explosiones bárbaras, la humareda cegadora, el pánico colectivo, el caos desatado, las personas derribadas como moscas, los asesinados, los miembros amputados… el espanto de nuevo. En su primera alocución no quiso Obama pronunciar las palabras atentado terrorista. Allá el señor Presidente de los EE UU. Nadie, cuando escribo esto, ha reivindicado la autoría. Puede ser obra también el Crimen de un grupo radical de extrema derecha. Uno es menos que nada, desde luego, y lo que me rodea a diario en la vida real me lo recuerda, y sin embargo mantengo este blog para sostener que, quienquiera que haya sido el que ha maquinado y ejecutado la Masacre, merece en mi opinión como mínimo la Cadena Perpetua. ¡Es tan importante tener las ideas claras ante el Terrorismo!
     
     Leíamos ayer, a propósito de las odiosas cartas etarras a IU, como si un dudoso azar así hubiese querido unir las cosas, una apretada justificación del Terror. A los terroristas les encanta, además de matar, llevar consigo la Razón. Para ello lo primero que hacen es apartar  del escenario lo que de verdad ellos perpetran (poner bombas a traición contra personas indefensas, esa vil cobardía) para colocar delante sus heroicas abstracciones: “Cumplimos penas de cárcel como consecuencia de nuestra decisión, análisis y compromiso”.  Como este faccioso bloguero señalaba ayer alardean ellos de que, más que simples asesinatos, nada de eso, en realidad lo que ellos ejecutan son esforzados actos producto de la Voluntad, de la Inteligencia y de su insobornable Moral, es decir, de sus más nobles virtudes intelectuales. Porque, claro, Irene Villa, Jose Antonio Ortega Lara, cada una de las víctimas inocentes, más que personas indefensas entre sus fauces eran ese día terribles enemigos del Pueblo, qué digo, de la Humanidad.
        
     De manera que, si los autores de la masacre de Boston resultaran ser unos delirantes psicópatas de la extrema derecha, como ese asesino que no hace tanto sembrara en Oslo de cadáveres aquella isla, primos hermanos mentales de los etarras a mi juicio vendrían a ser, y merecedores de un similar castigo. Si los culpables fueran esbirros de la Yihad, o de un grupúsculo de extrema izquierda, es seguro que muchos empezarían ya a colocar por delante sus más o menos veladas palabritas justificatorias, sus delirantes argumentaciones comprensivas con el Terror. ¡Será por palabras! ¿No nos exigen tantos aquí la comprensión, incluso la negociación con la ETA?   




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 16 de abril de 2013

Cartas de amor etarras a Izquierda Unida


     



    Tanta ternura en esas cartas, ahora que nadie ya escribe cartas, que me han hecho incluso tararear para mis adentros el estrepitoso éxito del venezolano Carlos Baute “Colgando en tus manos”. Así de entregados me imaginaba yo a los Brutus etarras en pos de los amores de la Olivia comunista del nuestro mezzogiorno.  
    
    Resulta que según informa el diario ABC destacados presos de la ETA están dirigiendo numerosas cartas a IU Andalucía ronroneándoles, pidiéndoles relaciones y tal. Las tomamos un poco a chufla, porque los blogueros anónimos somos así de guasones, pero puede que sean estas cartas, por elocuentes, auténticos documentos históricos en el futuro. Una de ellas la firma Xabier Alegría, conocido con el sobrenombre de “el Talibán de Lezo”, que impresiona ya solo el escribir el alias con el que el prenda dáse a conocer, oficialmente designado interlocutor de ETA en las cárceles tiempo ha.
    
     “Quizá no fue coincidencia/ encontrarme contigo/ tal vez esto lo hizo el Destino”, arrancaba el hit de Baute. “A ustedes, que como agentes sociales y políticos dinamizan esta tierra”, señala desde el seductor encabezamiento el Talibán de Lezo a la IU andalusí, un poco como cuando el Don Juan empieza a comerle la oreja dialécticamente a su doña Inés del alma suya, del alma podrida de los etarras.  Anótese la implícita superioridad moral desde la que el Talibán se autoposiciona para el cortejo, concediendo tan galano ese reconocimiento a la IU andalusí.
    
     “Te envío poemas de mi puño y letra, te envío canciones de cuatro cuarenta”, continuaba Baute. Y de su puño y letra pasan en sus cartas los etarras a venderle luego a la IU andalusí el camelo y la monserga del terrible sufrimiento de los presos etarras por las tierras de María Santísima. “Cumplimos penas de cárceles como consecuencia de nuestra decisión, análisis y compromiso”. Hum, hay encerrado todo un tratado de totalitarismo etarra en la flecha de esa saeta: decisión, (un acto de la voluntad), análisis (un acto de la inteligencia) y compromiso (un acto moral), así le llaman ellos a los asesinatos etarras, el de Fernando Jiménez Becerril y su esposa, acribillados a traición cuando volvían felices a casa, por ejemplo. “Compromiso”: ¿recuerdas lector cómo señalamos las resonancias pavlovianas que entre las amables gentes del progreso tiene el rollo tártaro este del “compromiso”?
    
     “Quedamos a vuestra disposición… os agradecemos la atención que me habéis prestado hasta ahora… deseándoos éxitos en vuestros propósitos, en torno a los cuales, como podéis imaginar, los PUNTOS DE COINCIDENCIA entre vuestras posiciones y las nuestras son MÚLTIPLES”. De tal suerte, con esa pasmosa proposición concluye el requiebro y la diatriba de amor etarra a la IU andalusí, casi rozándole ya el trasero a la moza comunista, que de nuevo nos recuerda al hit de Baute, sí, “sabes que estoy… colgando en tus manos/ así que no me dejes caer”.
      
   Son cartas del todo vomitivas y odiosas, claro, y conociendo el temple ético de don Cayo Lara y de Valderas, de la Consejera de los Escraches, y de Sánchez Gordillo y compañía ni por un momento dudamos que sabrán inmediatamente romperle de forma simbólica la cara de un guantazo a la indecente proposición etarra. Porque, vamos, es que Izquierda Unida no hay cosa que aborrezca más que lo etarra, eso es seguro.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

     

lunes, 15 de abril de 2013

Nuestra Mónica Bellucci de los Escraches, en campaña


     



    A base de bloguear y bloguear, hemos echado tú y yo, lector, un buen ojo clínico… para la cosa de la cinematografía. Le pronosticábamos sólo hace días maneras de starlette de la Política a la Consejera escrachera de IU en la Junta de Andalucía, Elena Cortés, y de pleno acertamos, me parece. Si entonces pidió ella paso estelar con su risueña afirmación de que, en caso de no ser ella consejera, “participaría en los escraches”, ha ejecutado ahora una cabriola mucho más sorprendente aún.  
      
    A bombo y platillo ha anunciado Cortés la expropiación temporal de los pisos de bancos e inmobiliarias en proceso de desahucio. Si los bancos no encuentran comprador para sus pisos vacíos, la Junta puede expropiárselos. Ha de verse, por supuesto, la letra pequeña que luego vendrá, para calibrar si estamos ante una pirueta de esas que se hacen de cara a la galería, o si ante una radical voltereta real a la manera chavista, tan cara a IU, nos hallamos. De momento la dirección nacional del PSOE, zarandeada por mil contradicciones, ha respaldado la drástica medida. Le viene bien la polémica a Griñán, que así desplaza el foco de la atención concentrado en el saqueo millonario de los ERES falsos, para focalizarla en el supuesto humanitarismo de la norma.
     
     Lo rocambolesco del caso estriba a mi juicio en considerar que, en medio del supuesto drama social,  la propia Junta de Andalucía posee un amplio repertorio de ¡viviendas públicas vacías! Resulta además, que la misma Junta de Andalucía amenaza a los bancos, cuando es ella en realidad deudora de esa banca, y en cantidades importantes. Y por último resulta que, y ahí es dónde brilla muy alto todo el talento volatinero de nuestra Consejera de los Escraches, presentándose ella cual heroica Agustina de Aragón contra los desahucios, sábese que de su propia mano ha firmado más de cien órdenes de desahucios, que a viviendas públicas bajo su responsabilidad afectaban. ¿Apunta o no maneras de estarlette de la Política nuestra Mónica Bellucci de los Escraches? Lanzada va, desde luego.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)