Páginas vistas en total

jueves, 31 de octubre de 2013

¿Tú, de qué vas, Juan José Millás?


   Uff, cómo le pone ahora a su idolatrado Zetapé (“Usted no se apure” EL PAÍS 25-10-2013). El principal hagiógrafo de don Jose Luis se la devuelve ahora atravesada, y hasta con punta de veneno en el estoque. Poor Zetapé, dan casi ganas de musitar. Y cuidado, ex –presidente, que Juan José Millás no habla por hablar: una vez, en indignada interrogación ya apuntó en EL PAÍS a Felipe González, a propósito de la crisis económica, nada menos que si “¿no es como para tomar las armas?”, propuesta ética y estética que en todo un Premio Planeta resulta al menos … escalofriante.
   
   Primera en la frente: cínico Zp. “¿Habló usted con Merkel?, le preguntaba una y otra vez, con paciencia infinita, Ana Pastor. Lo cuento en el libro, respondía Zapatero con toda la cara”. ¿Qué se hizo de toda aquella emocionante humanidad, de aquel dechado de franqueza y tacto, que tanto cantara Millás en él?
   
   La segunda: desleal y egoísta Zp. “Ha esperado dos años para hacer público, previo sustancioso anticipo económico, lo que nos debía a todos los españoles… una explicación a aquel cueste lo que cueste y me cueste lo que me cueste… que a Usted no le ha costado nada, usted ha escrito su dilema al fuego del salario del Consejo de Estado y demás momios que le corresponden por su cargo”.
    
   La tercera: inhumano Zp. “Usted no se imagina el frío que hace fuera, no se hace idea de las corrientes de aire que circulan por los patios desolados de este país en ruinas.
    
  Cuarta: traidor Zp. “Usted rompió el contrato con los contribuyentes, se cargó cualquier posibilidad electoral del PSOE, se lavó las manos y se marchó a cenar”.
   
   Y la quinta, nunca mala: majadero y anti –demócrata Zp. “Si cuenta en El dilema –sus memorias- las mismas naderías que en el programa de Ana Pastor, ensalzando por un lado las virtudes de la democracia y reconociendo por otro que a veces hay que suspenderla (es lo que usted hizo) por causas de fuerza mayor, se lo podría haber ahorrado”.

   
 Todo eso –cínico, desleal, egoísta, inhumano, traidor, majadero y anti- demócrata- le espeta ahora Millás, su otrora extasiado panegirista, el mismo que se derretía ante los radiantes tesoros de izquierdismo, bondad, honestidad y altruismo que en Zapatero, ya en el Poder, rebosaban, -en EL PAÍS están sus textos- ,insisto, Millás, no la derecha cavernaria- en su artículo presente. Recordemos que Zapatero arribó al Poder bajo dos imperativos supercategóricos: “el Poder no me cambiará” y “No os decepcionaré”. En fin. Mucho más aún que a los políticos, a los postineros escritores del Progreso les encanta siempre quedar para la Historia en el campo inmaculado del Bien. Tienen ellos siempre la Palabra, la última Palabra. Ganan el Planeta y todo.  


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 30 de octubre de 2013

Willytoladas (La Izquierda Ultra, una más)

    

    Habíamos propuesto aquí a Almodóvar como una síntesis problemática entre Kiko Rivera, el Coronel Kurtz, y el Ché Guevara, ¿vale? Oye, ni que Willy Toledo nos hubiera oído. ¿Teníamos a Almodóvar proclamando “el riguroso plan de exterminio gubernamental contra el cine español, hasta que no quede nada”? Pues tenemos ahora a Willy Toledo más aún subiendo la apuesta: “Hay un plan perfectamente diseñado para crear un país de esclavos, siervos y vasallos” (“la marea 23-10-2003”)”. En común en estos Figuras: la presuposición en el adversario ideológico de las más crueles intenciones para todos, torvamente maquinadas al detalle, inscritas en un científico plan además. Pero, pista, que es el turno ahora del Ultracomunista, de su marea, de la estopa fina que él reparte.
     
   Presenta ahora WT en España un documental, en el que qué según sus propias palabras encontramos: “sindicatos alternativos a los grandes, generalista y vendidos al Capital, políticos honestos y de izquierdas como Julio Anguita, cooperativas agrícolas, de obreros que han tomado las riendas de sus fábricas, de monjas como la señora Forcades que creen en el cristianismo como una parte más del socialismo”. “EL PAÍS es un panfleto de propaganda al servicio del capitalismo y además un panfleto deleznable y de calidad ínfima”. “Cada vez que en La Habana entro en Internet, se me cae el alma al suelo porque es increíble constatar que vivimos en un país en el que los delincuentes y los criminales están en el gobierno y llevan a cabo políticas que, de manera directa o indirecta, están asesinando al pueblo… (lo dice, jejé, el gachó por España, no te vayas a pensa, lector, que de los Castrones habla)… Hay otra forma de hacer política, de gestionar la economía, hay otra manera de vivir, de una manera asociativa… Pretenden que los ciudadanos nos saquemos la piel a tiras para conseguir un trabajo de mierda por 500 euros al mes y 12 horas al día… Yo tengo esperanza de que esta situación no se puede mantener por mucho tiempo más y que el pueblo reaccionará y echaremos a estos delincuentes del poder”.

     
   Esta papilla ideológica, este potaje sentimental valorativo, este óptimo Reader´s  Digest  para indignados y personas a quienes la vida les es aciaga, en boca de alguien que reconoce “no haberle faltado de nada en su vida”, queda un poco tambaleante y empañado con el paralelo encomio de la Tiranía castrona que el Señorito hace luego, pero es un difuso “humus” axiológico omnipresente en muy amplias capas del dolorido pensar progresista que a la vez viven muellemente. Quizás reflejan estos en baja voz la extremista especie que en sesión continua difunden aquellos.  Plan de exterminio, dice uno, plan perfectamente diseñado para hacernos esclavos, dice el otro. Apunta, apunta.  Al menos Willy hace como que en Cuba pace, y tal. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 29 de octubre de 2013

Comedia bárbara de Elena Valenciano


   Sí, más que hechos reales parecen tremebundas cosas de Valle-Inclán, aunque como los tenemos justo delante de los ojos no sé si lo vemos. Veamos: Elena Valenciano, a la sazón Vicesecretaria General del PSOE, su número 2 pues, es hija de un médico de derechas metido en Política que llegó a Subsecretario de Sanidad por la UCD, cuando el desastre de la colza. Niña Elena, cuenta la canallesca, estudió en el Liceo Francés, yes, como lo lees. Cursó los estudios de Derecho y de Políticas, aunque no con gran aprovechamiento, pues los dejó. Se aburría en las clases, ella misma sin cortarse así lo tiene reconocido. Entró, como es sabido, de telefonista en el PSOE y piano, piano, piano Celentano, sin aburrirse ahí jamás, alcanzó el estrellato.
     
   Bueno, pues, con ocasión de la delicada operación de cadera del Rey de España, igual que cuando Soraya PSOE  “dictó” a su Majestad las excusas que debía él ante la opinión pública por mor del africano elefante de marras ofrecer, se sintió Elena impelida a en público leerle la cartilla al Monarca:  
    
   “Nosotros hubiéramos preferido que el Rey se hubiera sometido a una intervención en la Sanidad Pública, porque… primero, porque creemos que así también se defiende la Sanidad Pública, y en segundo lugar porque afirmamos que la Sanidad Pública sigue siendo una excelente sanidad”.
     
   No ha pasado ni un mes y sobreviene lo que ya sabemos: aquejada de una neumonía decidió ella ingresarse para ser tratada… en una clínica privada. Hace falta valor y descaro, desde luego, para pasarnos a todos por el morro un actuar así, aunque ese escandaloso desfase entre el decir y el obrar, de tan repetido en muchos prohombres de la Izquierda pareciera ya casi marca de la casa. No por ello, y casi más asombroso aún ello es, le faltarán jamás partidarios a mansalva en los comicios.

    
   Debemos quizás moralizar entonces un poco y saber ver en este episodio Valenciano otra ejemplar lección de socialismo en acción, qué derroche de igualdad, cuánta mesura. Y por supuesto, desearle a Valenciano una pronta recuperación y verla de nuevo, con su fuerza y garbo peculiares, censurando el crudo negocio que de la salud hacen la sanidad privada y criminalizando de paso el intolerable privilegio de los usuarios de la sanidad privada, porque a ver por qué, ante la enfermedad hemos de vernos desigualmente tratados en función del vil metal sólo. Por favor, por favor, ¿hay en la sala un Valle-Inclán?


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 28 de octubre de 2013

La cortesana y el bloguero en el Antro


   Del Antro en el ángulo oscuro, as usual, andaba el bloguero invisible paladeando con morosidad bergmaniana el gin tonic, observando desde ese lejano puente el carnavalesco panorama que siempre allí se ofrece, cuando aquel escándalo rubio de muy despampanantes carnes, a unos metros de distancia, guiñó un ojo. Iba ella toda de blanco, un blanco de una pureza rara más que de una rara pureza, dentro de un muy ajustado mono con incrustaciones brillantosas enfundada, sólo que el ropaje se le rompía en semicírculos a la altura de las ingles y del pecho, entremostrando una, la verdad, muy apabullante anatomía. Las bámbolas voluptuosas, las doradas dunas de las caderas, los bien prietos muslos, todo eso. Más el rubio artificioso del pelo, las uñas y los labios pintados con furia.
     
   Miró el bloguero a derechas e izquierdas suyas, en busca del destinatario del guiño por aquel tremendo pibón proyectado. Nadie. O sea que… iba a él dirigido. Se sintió, claro, en la cortés necesidad de acercarse, de aclarar el entuerto. Hum, olía deliciosamente a pecado encima la muy.
    
   -Diculpe, debe tratarse de un error, yo es que soy invisible. Le ha guiñado usted a la nada.

Se sonrió primero ella con sorpresiva timidez, con una sonrisa nada profesional. Retomó enseguida la función.
   
   -Hola, guapo. Podríamos tú y yo montarnos una fiesta.

   Y como si en boquilla ella fumara, alargó además la fiestaaaa, soplándole a los ojos el pecaminoso humo de su invitación. Hum, la palpitación gloriosa de aquellas curvas tan bonitas y atezadas a la vista en pleno otoño, el aroma lujurioso que desprendía la condenada, en fin, la cruda dureza de la existencia del bloguero fracasati, tan a la intemperie de todo, ese cúmulo le hizo trastabillear. Era la semana de las Femen, esas buenorras  mediodesnudas por el Congreso, era la semana en que rescató del olvido del tiempo a Susana Estrada, abierta de senos amables ante la alta sociedad, no sé, cuenta además la leyenda que los escritores fracasati dábanle mucho a los amores mercenarios, y quizás debía él, virgen extra en esos mercadeos, redondear su fracaso por ahí, más lo corta y frágil que es la existencia de todos, aquella tentación rubia que allí mismo le ofrecía fiestaaa…
  
   Le salvó el socialismo, uff, confesábase más tarde él. Menos mal que se acordó entonces del Viejo Profesor, al lado de Susana Estrada en la foto de marras. Le dijo a su partenaire lo mismo que entonces le dijo Tierno a la difusa musa de los años del destape.
  
   -No vaya usted a enfriarse…   

 Pero cree el bloguero que esa salida a ella sólo consiguió contrariarla.
     
   -¿Haciéndote el bobo, no?
   - Son sólo las ínfulas, discúlpeme.
   -Anda, que estás tú apañao, guapo.


    La rubia se fue, claro, aunque tras ella permaneció un rato, en estela, el aroma vertiginoso de su figura concupiscente.  El gin tonic sabía rico rico, allí. La carnavalada del Antro oficiaba su bullicio a lo lejos.  



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 27 de octubre de 2013

Estoy con ellos, sí

   

  

   Estoy con ellos, con toda esa legión de personas casi sin nombre que durante tantos años tuvieron que, de prisa y corriendo, en la clandestinidad más alevosa, en noches sin luna, en iglesias sin paz, en dolor sin compañía, enterrar a sus deudos, liquidados como perros a traición por defender nuestra convivencia. Estoy con ellos.
      
  Cuando esta asesina Inés del Río, del río de tanta sangre derramada que jamás podrá ella limpiarse será, abandonó tan acompañada la cárcel, cuando observé la medida sonrisa y los perfectos dientes de la serpiente, ese hacha de sus ojos tan fríos, cuando vi lo saludables que entre tantísimas “torturas” como cuentan se conservan en presidio, yo no pensé como ese idiota moral, que encima es Fiscal allí, y que responde al nombre de Calparsoro, que apunta que ella ya no es terrorista, no, yo pensé en sus pobres víctimas, en sus familias, en su inmenso dolor cuando la vieran precisamente así, en el brutal cinismo de alguien capaz de habiendo destrozado tanto sonreírse encima así. 
     
   Y me acordé también de las célebres líneas de De Juana Chaos, ese monumento al Odio, a todos los españoles dedicadas:
   
  “Me encanta ver las caras desencajadas de los familiares en los funerales. Sus lloros son nuestras sonrisas y acabaremos a carcajada limpia. Esta última acción en Sevilla ha sido perfecta; con ella ya he comido para todo el mes”.
 

    Y como no olvido eso, y como creo y defiendo la necesaria memoria, dignidad y justicia para todas las víctimas de la ETA, este bloguero de la nada está hoy con ellos. Estoy con vosotros.




Y MAÑANA, aquí :  "La cortesana y el bloguero en el Antro"

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 26 de octubre de 2013

Que viva Manolo Escobar



   Debería quizás un bloguero con ínfulas gongorinas despreciar la obra y la figura de Manolo Escobar. Mirar para otro lado  en el momento de su muerte. Al fin y al cabo, a descaradamente burlarse de su hacer es a lo que nos han empujado siempre, desde hace cuarenta años, las cultísimas élites bienpensantes aquí. Era bien extraño lo que en mi infancia yo  experimentaba: salías a la calle y de todos sitios la melodía de las canciones, popularísimas, de Manolo Escobar, la limpia alegría que muchas de ellas contenían, te asaltaba.  Las ponían una y otra vez las emisoras en peticiones del oyente, los cines en las pantallas, las tarareaban las mujeres tendiendo la ropa, los obreros en las construcciones, los taxistas en los coches, los dependientes en las tiendas, las familias en las celebraciones, los serenos en sus rondas, los peluqueros en las barberías, todo Cristo canturreaba las canciones de Manolo Escobar y más y más a la vez se renegaba de ellas, más y más las despreciaban y nos las hacían despreciar los entendidos. Lo cool era lo anglosajón, claro, y escuchar a Manolo Escobar era un vicio oculto.
     
   Insólita y milagrosa, inexplicable, pues, la enorme pervivencia de las mismas a través de incontables años, como incrustadas a contrapelo en “los sentires mismos del corazón del Pueblo”, que diría un Lauren Postigo venido arriba. Por eso mismo, como una prueba de fuego de su increíble huella perenne, a menudo del todo perplejo –y en secreto reconfortado- lo tengo bien observado: cómo en las verbenas de los más alejados pueblajos y villas de la contrastada geografía española, en los más variados convites de los banquetes populares, a pesar del alud de años transcurridos, casi todos los allí reunidos se reconocen joviales copartícipes en algo más hondo que lo que la propia letra dice desde el mismo momento en que arrancan los acordes iniciales del “Que viva España”.
     
   Y ya del todo me resultó a la vez anonadante y demoledor el palmario hecho de que, con motivo de la celebración de los bárbaros éxitos futboleros de nuestra selección, aquellos jovencísimos y postmodernos futbolistas de la play station, delante de un inmenso gentío aún más joven, a años luz generacionales todos ellos de Manolo Escobar, en su presencia y con él precisamente  en los compases del Que viva España se confundieran.

   
   No es obligatorio tampoco ser un especial seguidor de lo suyo, pero yo sí siento que negar a Manolo Escobar es negar toda una parte de mi vida muy real, y de la de millones de españoles que casi avergonzados y clandestinos cantaban y cantan sus canciones, y mantener esa impostura ahora, aunque a uno no le adorne de prestigio cultural la figura, aunque incluso como carroza le plante, francamente, lector, como decía el otro, me importa un comino. Ha muerto Manolo Escobar, que viva Manolo Escobar.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)


viernes, 25 de octubre de 2013

Ansonadas



   ¡Sí! También en “Apocalipsis now” había un pinturero reportero, símbolo de los media, claro, que caía de rodillas, rendido de sudorosa fascinación en la jungla vietnamita ante el tronado Coronel Kurtz, que tan bien interpretaba Marlon Brando.  Se ve que es ahora la realidad, aunque en clave de farsa, la que sigue a la ficción. Aventa Almodóvar nada menos que un riguroso plan de exterminio gubernamental hacia el cine español, bueno, pues,  ¡tiempo le ha faltado al impar Ansón, por excelencia representante de la más conspicua Derechona del establishment, para canturrearle bien altas las mañanitas al grandioso Almodóvar y a su horror, horror que glosábamos ayer aquí!
   
   ¡Y con qué sonrojantes términos, tan alejados del elemental pudor como arrimados a la picante irreverencia, se ha abierto de capa Ansón para hacerle la loa al genio manchego! Sí, es como si una tarántula de las intrincadas selvas monzónicas a Ansón le hubiera de repente inoculado con la picadura unas fiebres alucinatorias y supraetílicas ad maiorem gloria del Santón. No, esto ya no es canela fina, Ansón, esto es dura droga. Cuán bíblicas palabras (EL MUNDO 17-10-2013):
  
   “Después del Rey y de Nadal, el español vivo más conocido en el mundo es Pedro Almodóvar. En Pekín o en Sidney, en Singapur o en Johanesburgo, en Tokio o Buenos Aires, en Bombay o Montreal, el éxito de sus películas se acrecienta año tras año. Almodóvar, tú eres Pedro, y sobre esa piedra se ha levantado lo mejor de la historia del cine español”. Dígaseme si no es im-presionante la parrafada ansoniana, que, señalando un San Pedro, de rebote no deja de autoadjudicar un Señor Jesucristo. La mare deu!
    
   Claro, iniciado el total desvarío, bajo los efectos del súbito curare, no procede ya sino abandonarse a la pura eyaculación pro Pedro sua: “El director de Todo sobre mi madre es la provocación, el jadeo, la saturnal; es la utopía, el delirio, la mosca cojonera; es la exaltación, el antojo, el alboroto, el gemido, el relicario, el fornicario, el aspaviento del novicio, el ademán del padre prior; es la inteligencia en estado puro, la madera desesperada de las guitarras lejanas, la avispa que clava el aguijón sobre el celuloide, la genialidad sin fin que se derrama”.
   
   Y olé, Ansón... qué horror, qué horror. Cierto es también que leerle esta colla de gansadas, a los años que ya encima calza, no tiene precio. Como Almodóvar, es también Ansón adicto a estos numeritos de penoso ególatra encumbrado. Quizás calcula  Ansón que afianza así su leyenda de gran persona liberal para nada sectaria. ¿Conoces, lector, algún ejemplo comparable, en el que un mediático líder de opinión izquierdista ensalce de manera tan estrepitosa a un creador derechista? Si yo fuera el manchego, insultaba un poco más a la Derechona,  qué cuyons. Ansonisis now, yes.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

   

jueves, 24 de octubre de 2013

Almodovaradas (la Izquierda Ultra, nuevo capítulo)


   A don Pedro, con sus Madoffs, con su Sicav, con su Oscar y su inmensa Fortuna a cuestas, se ve que le place mucho ahora, también él, como a Kiko Rivera, como al Ché, como si una extraña fusión entrambos él fuera, posar de atormentado Coronel Kurtz de este Apocalipsis now. Hace unos días, en estremecedor artículo (infoLibre 17-10-13 “Cine español. La extinción”) proclamaba que la subida del IVA en el cine supondría “un auténtico desastre sistémico que afectaría a entidades financieras, empresas de producción y entidades públicas de crédito. En fin, el horror.” El horror, el horror, claro. ¿Es o no Almodóvar un nuevo aspirante a Coronel Kurtz?
     
   Igual que éste, desde su refugio constata amargo y transido de pesadumbre, la bárbara magnitud de la hecatombe: “Conozco algunos jóvenes tocados por la terrible enfermedad de la cinefilia. Para todos ellos y muchos otros de generaciones adultas, estas medidas no sólo recortan su economía, sino que les hacen sentirse desahuciados de sí mismos”. El horror, el horror…
     
   ¿Y quién, quién es el diabólico responsable de esta apocalíptica devastación? Qué preguntas: “Desde nuestro No a la guerra el cine español se convirtió en la bestia negra de los gobiernos del PP… de aquel No nunca me arrepentiré, aunque no quede un solo cine abierto”. ¿Estamos o no ante todo un descomunal Héroe? Alto ahí, ¿ni un solo cine abierto, ha dicho Usted, pero ni uno solo? Por supuesto: “Están castigando al cine español hasta que no quede nada de él. Todo esto obedece a un riguroso plan de exterminio”.
   
   Nada menos que la total aniquilación, el exterminio, el horror. Las tremebundas asociaciones semánticas que Almodóvar propone tintinean bien cristalinas: los del PP son los nazis, vamos, Rajoy, Montoro y cía brazalete con esvástica y camisa parda en ristre, dictando la Solución Final para todo el cine español en general, y para los heroicos cabecillas de la Resistencia de la Ceja en particular. O los generalotes yanquis en Vietnam, usted escoja. ¿Se le ha ido esta vez la mano a don Pedro en la criminalización del oponente? Podría pensarse así… si fuera ésta la primera vez. Pero es que es adicto el Señor desde tiempos inmemoriales, sin aportar prueba alguna y mientras participó gustoso a la vez en la Ceja de la Ruina, a las más perversas denigraciones y acusaciones en los medios de todo el mundo sobre la Derecha española: que si tramó un golpe de Estado durante el 11-M, que si con el PP la democracia está en peligro…

    
   Atribuir y presuponer siempre las más crueles e inhumanas intenciones al oponente ante cualquier medida legítima de gobierno, aherrojarle ante la opinión pública en un extremo y odioso estereotipo contra la evidencia, como hace de consuno Almodóvar, parece el delirio propio de una acomodada Izquierda Ultra española que él coronelea, falso Kurtz de un tramposo apocalipsis now que nos quiere en sesión continua colocar.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 23 de octubre de 2013

Pildoritas del día después para la etarra doña Inés




   Verás, doña Inés del Río, del río de sangre derramada por vosotros, so etarras, ahora que abandonas ese convento, acaso para uncirte con un don Juan Batasuno bajo cúpula y cópula estrasburguesa, te ofrezco yo, que soy una nada, estas pildoritas mías, para que te las vayas tú chupando en la boca por el camino y se te mude un poco así el pútrido aliento y la mueca hueca que contigo va:

1     1) Si tus filoetarras amigos de la muerte están tan contentos… es que algo huele a podrido en Estrasburgo, no lo dudes.
2    
                2) El PSOE colocó a su hombre en el Tribunal de Estrasburgo, éste piano piano realizó la misión encomendada en pro del Proceso con los etarras… y Rajoy lo rubricó.

3    3) Ni toda el agua de todos los ríos torcidos de Estrasburgo podrían jamás lavar tanta sangre como llevas en las manos encima, so etarra.

4         4) Seguro que de ser Alemania o Francia las que hubieran por tantos años soportado una ETA tan asesina les habrían fabricado un traje estraburgués así, seguro.

5      5) Con la extrema demagogia miserabilista que gasta siempre la Izquierda, ¡la que hubiera liado de haber hecho suya la Causa de los asesinados, mutilados y perseguidos por la ETA!

6       6) Si los crueles terroristas ex –carcelados fueran de extrema derecha en vez de abertzales, es seguro dónde quedaría tanta delicatesen reglamentista: en el olvido. Como en su día dijo Anguita, los brotes de fascismo se combaten a sangre y fuego.
    
        7) Si a menudo, para evitar detener a un terrorista, los filoetarras en amasijos humanos se interponen, obstaculizando así la tarea de la Policía, es decir, de la Justicia, ¿qué hubiera ocurrido si cincuenta mil españoles se hubieran apostado ayer a la puerta de la cárcel para impedir tu salida, ángel del terror? El horror, el horror… ¿verdad?


8       8)Si la sentencia de Estrasburgo sobre Ruiz Mateos no se ejecutó, ¿por qué debe ésta sobre asesinos, violadores y narcotraficantes inmediatísimamente cumplirse? ¿Por qué? ¿Es mejor De Juana Chaos que Ruiz Mateos?

9                9)Disimulan un poco, besan a la presidenta de la AVT, pero se ve a las claras que el gobierno Rajoy rubrica deprisa deprisa la hoja de ruta que se amolaron entre la ETA y Zp. Como si fuera ese humillante colaboracionismo a impedir que la mayoría de la Izquierda siga acusándoles de ser unos muy grandes fascistas. Si así se arrastran con la mayoría absoluta de los apoyos ciudadanos en su haber, qué no se verían obligados a aceptar de ser aquella sólo simple.


1                     10)  Por todo eso, doña Inés etarra … no, no es verdad, ángel de Terror, que en esa tu apartada Euskalherría más clara la luna brilla, ni se respira mejor. Te podrán nombrar todo lo hija predilecta que ellos quieran, pero la escueta verdad es que sólo eres una criminal sin honor, y que ese será tu eterno hedor.                                              


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)





martes, 22 de octubre de 2013

Tuiteando con independentistas


   De repente un señor independentista se hace seguidor mío. Como creo en la reciprocidad, ad, ad, ad, ad, como hablo a quien me hable, como soy nada, voy y le sigo. Empezamos a cruzar tuits a propósito del problema catalán, que para los que me leen saben que es para mí sobre todo el drama español (en síntesis, que la mitad aproximada del principal partido izquierdista no cree en el valor de la unidad de España).
     
   El independentista, con mano izquierda, me tantea, a ver si así consigue arrimarme a su Causa. Defiendo con calma mis ideas: me parece un Bien el mantenimiento de la unidad, la ruptura nos empobrecería a todos, nos haría más dependientes a todos. Portamos con nosotros un legado histórico y cultural extraordinario que merece ser defendido y alentado.
    
   Me dice: sólo pedimos votar, hacer lo que diga la mayoría. Le digo: en todo caso lo que diga la mayoría de los españoles, ya que si a todos afecta y concierne, correspondería decidir a todos. Le añado: ¿y el 50% de catalanes que quieren seguir en España, tendrían ellos también luego derecho a votar, a decidir su futuro? Se calla. Me dice más tarde: tendrán que aceptar lo que la mayoría vote. Ah, vale, le digo.  
    
   Me guiña entonces un ojo, ladinamente me enseña la muleta: si los segovianos quisiérais decidir sobre vuestro futuro, por convencimiento democrático ayudaría en lo que pudiese a vuestro derecho. Le digo: no, si ya. Me vuelve a guiñar: “estuve en la Vía Catalana. Sé listo: imagínate más de 400 km llenos de gente. Son millones”. Le replico: lo milagroso es que después de 35 años de brutal inmersión nacionalista por tierra, mar y aire, sin modelo enfrente al que aferrarse, sin referencia autolegitimidora alguna, aun así el 50 % de los catalanes sientan aún lo español.
     
   Me insiste: la sociedad civil catalana habló en la Vía Catalana. Si no lo ves, Jose A, es porque no quieres verlo. Le retruco ahora yo: dame tu opinión, no presupongas mi voluntad torcida. Remolonea entonces y me lanza el penúltimo cable, como en la fábula del zorro y las uvas: “por cierto, síguenos y verás aparecer gente “nueva”: religiosas, filósofos, historiadores”. Yo rechazo: creo, amigo, que va a ser que no.
    
   A la mañana siguiente, sin avisarme, se borra como seguidor mío. Reciprocidad, ad, ad, ad, ad, por mi parte, claro. Adiós, adiós. Luego, tal es mi desesperación, pensé: debí decirle al Independentista, mira, tío, si me pedís 100 HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS me añado yo el primero, y todas las fuerzas de mis tuits y mi blog después, a vuestra sagrada Causa. ¡Y creo que al menos 50 sí me hubiera pedido!

    
   Al cabo esto es lo que hay: ellos se acercan, te tientan, sibilinamente te cortejan, tratan de ganarte. ¿Quién con manejo de verdadera influencia, defendiendo a menudo y en esencia unas mismas ideas, desde la Derecha española se ha acercado a interesarse, a impulsar lo tuyo? ¡NADIE! Y es entonces, lector,  cuando le entran a uno irresistibles ganas de lanzarse a las vías ideológicas de lo que sea. En fin, que anda uno a por uvas.





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 21 de octubre de 2013

De Josep Pla a Albert Pla, el Oasis catalán le voilá





   Que dice don Albert Pla, ese artista, que “siempre” le ha dado “asco” a él ser español. Que le gustaría a él que en Gijón el catalán se estudiara por “cojones”. Que lo mejor que se le puede decir a la clase política es “muérete”. Ahí está, pues, la Puerta de Albert Pla, y sus tres llaves summas: sus asco, cojones, muérete. No le faltan ni éxitos ni reconocimientos al artista Pla en la basurienta sociedad de este capitalismo salvaje. Posa por lo mismo Pla de salvaje, claro, ahí sus gargajos: la repulsión primaria, la apelación testicularia, la pulsión fanática y de Tánatos.
     
   El homo pla, subtipo y modulación hipernacionalista del homo gañanis global, quizás sea también el más acabado fruto de 35 años de atorrante inmersión nacionalista y de la pedagogía del odio aneja a la misma, como el mismo Rubianes q.e.p.d. se hartó también de muy gráficamente ejemplificar. Todos somos Rubianes, nos sermonearon incluso entonces. Todos son Pla, colígese ahora. Estos son los “intelectuales”, los “creadores” a quienes siguen, a menudo con devoción, las generaciones mejor preparadas de la Historia. Hombre, si los independentistas se hubieran aprestado a censurar y a descalificar esos regüeldos planos podría decírsenos algo.

    
   A la postre lo que este calculador botarate –no está en ellos reñida la burricie con el estricto cálculo mercantil, pues aumentará su cotización y popularidad, vale decir, el caché de su mugriento candelabro- testimonia es nada menos que la revelación esencial del Oasis catalán, esa regresión del Logos al Mitos, que es todo lo que va desde la excelsa escritura del grandioso Josep Pla a la grisácea tosquedad de este obtuso, protuso y contuso Albert Pla. Le voilá. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 20 de octubre de 2013

Mejor no hablar ya más contigo



   No, no debo hablar más contigo. Y lo siento, lo siento tanto. Me sugestionas demasiado cuando hablamos y hablamos, del todo ajenos al óxido del Tiempo y a la rémora del Espacio. Enseguida noto cómo se alborotan, cómo prenden, cómo se incendian los cañaverales de mis neuronas enamoradizas, los rastrojos de mi sustancia gris que hablando contigo se me anaranjan. Mejor entonces no cruzar ni superponer ya más mis palabras a las tuyas. Me hago sin querer luego ilusiones y para qué. Es mejor evitárselas, arrancarlas de raíz, liquidarlas sin piedad. Se está más tranquilo, más muerto también, y qué, te me apareces luego entre sueños, como una pleamar de nuestras conversaciones diurnas,  furtiva de todos los fuertes y fronteras, a salvo de todas las distancias que imponen lo real, compareces radiante y guasona encima en ese refugio, imposible, vale, pero tan real y dorado que conforman los dominios del sueño, llegas allí con la luz del sol estallándote en la cara, como un membrillo jubiloso y sonriente. Más tarde el despertar es arribar ya al grisáceo puerto de la madición.  No debo entonces hablar más contigo, y si este mal no se me pasa, sin decirte nada, sin avisarte de nada, tomaré el coche y muy lentamente, por carreteras secundarias, por desolados confines tan amables, con músicas el corazón avivado, atravesaré, a la vez en calma y en vilo, trigales y baldíos de Castilla, tremedales vibrantes de España, parajes de la incertidumbre, y lo encaminaré hacia el lugar en el que cada día el Sol nace, hacia ti.  Me plantaré esa mañana en tu presencia, sin nada más que decirte, engalanado por el Viento, mirándote los ojos tan sólo, con el murmullo de las olas cercanas por todo ruido. Tendrás entonces que desmentirme, tendrás que  mandarme lejos, tendrás que expulsarme de la arena dulce de tu playa. Quizás así me cure entonces yo de ti.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 19 de octubre de 2013

Arqueología de las Femen, Susana Estrada



  

     Es lo que tiene el acumular sobre uno un racimo de años ya –tampoco tantos, no se alarme el millón de admiradoras que en vilo me siguen, podría aún amarlas bien a la vez a todas-, es lo que tiene sobre todo la memoria, que… nihil novo sub solem, yes.  ¿Sabrán las activistas de Femen quién es Susana Estrada? ¿Le rendirán acaso merecidos honores de pionera en la cosa esta del despelote, o de la reivindicación del cuerpo como reducto sagrado del gozo, si nos ponemos pretenciosos? Sospecho que no, que lo que a ellas les va es lo del “sagrado” aborto (ya les vale), el puño en alto y tal y tal.
     
  Acaso nos sirva la imagen (de 1978, durante una entrega de premios) para, confrontada con la de las Femen en el Congreso el otro día, hallarles las siete diferencias del juego. Yo creo que el contraste de ambas confirma de primeras dadas mi teoría de la creciente chabacanización de la sociedad: el homo gañanis de mis entretelas, el prototipo canónico de estas Sociedades de la Telebasura.   
   
   Así, frente a los cuerpos pintarrajeados con bárbaros mensajes encima y el griterío destemplado y afrentoso de las Femen, jóvenes miembras de las generaciones mejor formadas de la Historia, esa cierta elegancia de autocontención entonces a la hora de dar la nota –el do de pecho-, incluso esa sonrisa amable, tan valiosas en sí,  en la persona de una actriz de segunda fila, no especialmente cultivada. Frente a la híspida y grupal acción de comando belicoso de las Femen, el medido gesto estrictamente individual de Susana Estrada, una mujer. Frente al calculadísimo mensaje concreto de las Femen, su maquiavelismo escenográfico diríamos, la jubilosa transgresión sin cálculo de la Estrada, su simpático happening.  Frente a la crispación que, en un sentido o en otro, en el destinatario buscan adrede las Femen, la risueña benevolencia a que predispone la ocurrencia de la actriz. Y si de reivindicar lo femenino se trata, si de ensalzar la vibración de placer que en el cuerpo, con resquicios de paraíso perdido y encontrado, asoma, lector, cuál es de las dos imágenes más turbadora y eficaz, cuál denota un mejor estilo, un mayor refinamiento, dímelo tú.

     
   Por no hablar, lector, de la preparación, de los resortes culturales, de la acabada personalidad de los políticos de entonces –aunque mucho se pudiera discrepar de ellos- confrontados a los badulaques de ahora. Quién, oh, tiempos, nos habría de decir entonces que acabaríamos en un oscuro blog reivindicando la progresista y luminosa sonrisa de Susana Estrada. Pues que viva ella, hombre.



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)