Páginas vistas en total

sábado, 31 de mayo de 2014

¡500.000! Mas, pero, sin embargo...

     



   El miércoles pasado, según las estadísticas que te proporciona San Blogger, suponiendo que las mismas encierren verdad, este mísero blog alcanzó la para mí fabulosa cifra de 500.000 visitas al mismo. Me dije, osti tú, pues ya no es tan mísero este blog entonces.
     
   No sé: llevo tres años, ocho meses y veintidós días dale que te pego al mecanismo del mismo y… ando hecho un lío. Soy atribulado: sé que mi blog se lee, y que, muy poco a poco, en parte por ser uno nada, en parte porque es muy ardua empresa hoy para quien carece de un Nombre, voy conformando alrededor del mismo un grupo leal de virtuales amigos que siguen a diario lo que aquí se escribe. Eso, sobre todo para un anónimo escribidor como el muá, es algo impagable.
   
   Me gustaría que fuese mi blog para cada uno de ellos como la discreta hoguera a la que acercas un rato las manos en invierno, o como ese pequeño manantial en el que uno se refresca un poco la cara durante el estío.
    
   El blog va, lo noto, lo sé. Se lee el blog, sí. ¿Se valora? Ése es ya otro cantar, mon amí. Se asocia fatalmente el Internet a lo gratuito, claro. Dispuse hace año y medio ya en el blog un termómetro que me permitiera conocer la medida de esa afición que puede despertar este blog. Pedí, desde la misma portada, que en agradecimiento al mismo los lectores me solicitaran lo mejor que tengo, mi libro LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS, un trozo vivo de mí. Aunque mantengo en todo lo alto el récord mundial del pero-qué-bien-escribes-tío, aunque ha habido un puñado de personas maravillosas que sí me han respondido, la verdad es que ese emplazamiento mío me ha devuelto, dieciocho meses después, muy desalentadores resultados. Fracaso en todo lo alto también.
   
   Con que sólo un tercio, fíjate lo que te digo, con que sólo una tercera parte de las personas que en un solo día pasan por mi blog me hubiera pedido mi libro, habría alcanzado yo mi discretísimo objetivo, del que pero que muy lejos me encuentro. Más te digo: con que sólo las personas que verbalmente me han asegurado que me lo pedirían lo hubieran hecho, me hubiera valido. Pido quince euros por un libro que estoy seguro vale mucho más, y cuyo envío por correo certificado me cuesta cinco, a quienes con frecuencia leen mi blog. ¿Es eso mucho pedir?

   
   ¿Y qué puede el escribidor sin nombre y sin contactos hacer, excepto, con no poca vergüenza,  dolerse de este chasco y seguir confiando en que al cabo se reconozca el valor de su escritura y de su trabajo diario? En fin, que 500.000 ya, lector.

viernes, 30 de mayo de 2014

Empieza la Feria del Libro, ¿PODEMOS?




   Empieza la Feria del Libro en los madriles, la anual y heroica kermesse que libran entre sí los Grandes Autores, -con algo también de Grandes Bancos ellos, en su élite- más Belén Esteban. El público más fiel, desde luego, el de ella. La admiran, se lo dicen y se lo demuestran: compran su libro, que escribió Boris, abrazándose de esa manera con ella, princesa verdadera de su pueblo. Miro la dorada cubierta de mi pobre libro autoeditado, LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS, la acaricio con mis yemas, tan bonita como huérfana criatura, sin ese mínimo lugar al sol siquiera que la caseta de una editorial caudal, mediana o más chica, a todo publicado ofrece. Cómo no entristecerse un poco entonces en el ángulo oscuro de este salón, un desahuciado escriba yo también.
      
   Sin ínfulas, sólo bobo, me pregunto luego: y a lo largo de esta quincena cuántos ejemplares a mí me pedirán. ¿Ni uno sólo? Podría ser. Así ocurre durante meses y más meses. ¿Leen muchas personas en esta supericónica Era de las CELEBRITIES bobas libros de gente sin nombre? Llevo año y medio dando in blog la matraca con el libro… y sólo muy pobres resultados obtenidos –no en calidad, pues he conocido así a un puñado de personas maravillosas que, sin conocerme de nada sí lo han valorado y así me lo han escrito-. Cómo entonces pensar en ponerme a cocinar otro.
      
   ¿Me pedirán uno, dos… tres? ¿Cinco, como los PODEMOS? Ése ya sería un gran éxito para mí, todo un autor de culto, como me sugirió ponerme como rúbrica una buena amiga. Autor de culto fracasati, sea.
     
   Oiga, ¿y en qué caseta sin caseta firmará los ejemplares usted? En esta en la que ahorita me lees, lector, en la Cibercaseta, en la misma en que a diario expongo, para ti y para mí solos, mis sentires, mis cantares y decires, en la Caseta del Viento más alto, en la Ciberesfera, que,  si como dijo el otro –que en la Planeta le publicaron su libro- la Tierra pertenece al Viento, es la Ciberesfera residencia del más encumbrado Viento. Aquí, en estas disparatadas alturas, o bajuras, no sé bien,  firmo yo, lector.
      Oiga, ¿pero en Feria las editoriales hacen descuento, algo hará usted, no? Ejem, yo… invito a unas cañas al/la valiente que mi libro me pida. Que no se diga que al menos ínfulas –de las buenas- a uno no le quedan.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)






jueves, 29 de mayo de 2014

El Gran Gurú del PP sí que es un friki, y de marca mayor

    


   
   Tras el Éxito obtenido, el finisecular Gurú de los populares, don Pedro Arriola, multimillonario él por mor de sus tan sabias consejas, sintió la necesidad de soltarse y de brindarnos al fin, Sibila oculta siempre en las más silentes sombras, su fina sabiduría. En qué hora. Del todo y ante todos arrió la bandera de su extravagante mentecatez. 
      Se fue el Gurú a un desayuno informativo y allí depuso. “Lo de Podemos se veía venir”. Ya. A toro pasado cómo nos lucimos de pitonisos todos. Se colige entonces que el CIS, que le daba un escaño, habría que cerrarlo de inmediato. “Podemos es –dice- la canalización del malestar”. El Mediterráneo reloaded, pero qué genio. Espera que va ya la definitiva sentencia: “Todos los frikis acaban planeando sobre Madrid”.
     
   Que el Sumo Experto electoral y comunicacional del PP quintaesencie así, con ese desdén altivo cuasi clasista, el significado político de Podemos, revela mejor que nada una ignorancia escandalosa. Si precisamente hay algo que en modo alguno caracteriza al movimiento de Pablo Iglesias es el de ser un ente estrafalario y excéntrico. Al contrario, resulta bien nítido y cristalino lo que Podemos representa: el chavismo puro y duro, que es la adaptación del leninismo -en clave de realismo mágico- (“exprópiese, exprópiese, exprópiese… Aló Presidente”) para Latinoamérica, y que ahora se quiere extender al sur de Europa.  ¡En verdad hay que ser un redomado friki para no ver eso! ¡Y que además ese apelativo lo emplee… el marido de Celia Villalobos, estrambótica numerera mayor del Reino desde la noche de los tiempos, desde luego es para hacérselo mirar!
     
   Y se adornó encima el Gurú Arriola en la estulticia: “Bienvenidos los Podemos si están votando en lugar de gritando… prefiero que el malestar ciudadano se exprese con votos y no con piedras”. Sólo que eso es desconocer de raíz lo que el leninismo y la izquierda radical en su misma entraña portan: la lucha en todos los frentes, la simultaneidad de la pelea en las instituciones y el desbordamiento de las mismas a través de la continua movilización callejera –escraches, mareas, gamonales, disturbios allá donde cuadre-. ¿Acaso ignoramos el ejemplo paradigmático y exitoso de los Bildu/Batasuna? De ahí que, a mi juicio, quepa hablar paladinamente de la batasunización de buena parte de la Izquierda española. Las simpatías de Iglesias por la movida abertzale son más que evidentes:

   
   Dice Gurú Arriola, minimizando los resultados, que “los ciudadanos han podido permitirse el lujo de abstenerse porque les daba igual”. Veremos, qué ocurre con Podemos, digo yo. Dependerá de varios factores complejos, sobre todo la evolución de la crisis económica y los aciertos y errores de los propios líderes políticos en el inmediato futuro. Como al Coronel Chávez, a Pablo Iglesias le “favorecen” la virulencia de la crisis económica, su demagogia extrema y simplista, su destreza retórica y mediática, y el que el “Pueblo” le visibilice como un joven idealista ajeno a la Casta. Si consigue más financiación –venezolana, iranía, rusa- , si oculta con astucia –como desde la campaña viene haciendo- su comunismo y sabe sortear las trampas que le tenderá IU, habrá aparecido para quedarse. ¿Y al Arriola Gurú? Que tururú bantú.  



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 28 de mayo de 2014

Asesinato de Isabel Carrasco: Poli malo, Poli bueno




   Sobre la pasarela, bajo la que discurrían las aguas de un río, como en un altar del horror, quedó yerto y destrozado el cuerpo de Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación de León. Otra mujer, de 58 años, en insólita estampa para la historia criminal patria, con un revólver allí la mató, y aun contra la nuca luego la remató. Como rubricando y exaltando el criminal acto de puro odio, apurando con regusto esas heces, al día siguiente alguna bellísima persona escribió sobre ese mismo asfalto la cartela inconcebible: AQUÍ AYER MURIÓ UN BICHO.
       
   Y también allí, emplazados antagónicamente en aquel terrible instante “total”, borgiano, el uno por necesidad y el otro por azar, hechos carne y hueso los prototípicos poli malo y poli bueno de las películas. De un lado, amarga sombra a pesar de toda su radiante juventud, Raquel Gago, policía local, receptora del arma homicida y encarcelada por su presunta colaboración en el crimen. ¿Se insiste bastante en el contradiós, y en el asco de sí mismo, que debiera siempre suponer la participación en el peor Mal de un agente de la Autoridad, al que se supone una vida impulsada sobre todo por la natural defensa del Bien?
      
   Mas también allí, en dramático contraste, un policía anónimo y jubilado, su brillantísimo desempeño cuando nada se lo exigía, sólo el desenvolvimiento de su noble instinto, del espíritu que movió su profesión y lo conformó, su expuesto desvelo en pro del Bien. Anótese bien el violento juego de antítesis allí presente: nombre frente a anonimato, juventud y belleza versus jubilación y vejez, Mal frente a Bien.
   
   Y quizás el corolario de siempre en estos confusos tiempos post-modernos: no hay color, de nuevo escénicamente la irresistible seducción del Mal frente al feo aburrimiento del Bien, tan cansino, tan simbólicamente jubilado también. Sólo que en el Bien, en su preservación, nos va el mantenimiento de la vida en sociedad. Es que sin la virtuosa acción de ese policía jubilado, de quien no tenemos ni el nombre, acaso los criminales se hubieran salido con la suya. Es que es necesario proclamar la grandeza, el mérito y, por qué no, la belleza de ese obrar:
       
   El anónimo policía jubilado atravesaba del brazo de su mujer la fatídica pasarela. Se cruzó con la que iba a ser asesinada. Escuchó a su espalda las tremendas detonaciones. Se giró y abrió bien los ojos. Con indecible aplomo apaciguó primero el sobresalto nervioso que a su esposa acuciaba. Superó él mismo el lógico cortocircuito de las sensaciones que a todos en casos así nos asalta y bloquea, como si renaciera en él de golpe el policía en la plenitud de su saber hacer.
   Puede que le diera luego una ojeada al cuerpo ya rematado, pero por nada perdió de vista a la mujer que a grandes pasos ya se alejaba, la única que podía haber disparado. Con sigilo y destreza maestros, con férrea determinación, sin levantar la sospecha de ella, despreciando el miedo en pos de una persona armada que acababa de asesinar, se decidió a seguirla, a la vez que por teléfono se comunicaba con la central de la policía. Vio cómo se reunía con otra mujer más joven, y cómo del lugar ambas se alejaban sin dejar de aparentar resuelta tranquilidad. Observó así como más tarde la pareja se separaba.

   Resolvió continuar el rastro de la mujer de los disparos, hasta que ésta se introdujo en un coche deportivo, donde, merced a las indicaciones telefónicas que a la central él había proporcionado, irrumpió el coche policial que procedió a la detención. Más tarde llegaría allí la joven, también detenida. Sin la pericia, sin el talento, sin el innato y valeroso impulso a obrar bien de este hombre, policía jubilado, cuyo nombre ycuyo rostro ni siquiera conocemos, tan sólo una diminuta gorrita blanca en la borrosa imagen, es seguro que las criminales por ahí andarían, tan campantes. Gracias, pues, Señor. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 27 de mayo de 2014

Rajoy tiene que remodelar el gobierno

     


   Vale, no ahora mismo, porque parecería, señor Presidente, la involuntaria confesión del Desastre, pero a lo más tardar este verano debe imprimir Usted un nuevo impulso a su línea de gobierno, I think. O por decírselo en los finos términos serratianos, mira, Rajoy, deja ya de joder con la pelota del tancredismo, que si eso no se hace, que si eso no se toca…
     
   La victoria arriólica, es decir, rácana, que acaba de obtener con las europeas, que incluye la pérdida de millones de votos, además de certificar que también la clientela liberal-conservadora sanciona la falta de claridad y de resolución contra la corrupción y el despilfarro, así lo demanda.  Y con el cambio de nombres sobre todo la recuperación de los principios en torno a los que se moldea su Partido y los que le otorgaron la encomienda de la absoluta mayoría hace dos años y pico.
   
   Apuntes que este fracasati aquí, Señor, le deja:

   -demostración de la más implacable austeridad pública, con indubitables ejemplos en primera persona directamente comprobables: eliminación de entes, reducción esencial de los asesores de la Casta en todos los escalafones del Poder, liquidación de burocracias omnívoras y compromisos ruinosos, tajante poda a los dispendios de las onerosas autonomías.
   -puesta en marcha de una política comunicativa de la acción del gobierno (en el partido también) que merezca ese nombre, -no existe un Portavoz del Gobierno a full time- , que forme -como lo oye- a sus dirigentes y que evite las recurrentes torpezas en la misma, como el penoso debate electoral de Cañete acaba de patentizar, y que no desprecie las pautas elementales de la comunicación política en las sociedades modernas.
   -abandono de la contemporización pasiva y entreguista ante las insoslayables apuestas separatistas. Falta una pedagogía indesmayable ante los ciudadanos sobre el valor moral y también económico de la preservación de la unidad de España.
   -abandono del pasteleo partidista en los órganos de gobierno de la Justicia que permita retomar la prometida independencia judicial.
   -un inflexible compromiso contra la corrupción, que incluya la inmediata separación de los corruptos mediante la ejemplar iniciativa de los propios órganos internos del partido.
   -una decidida rebaja de impuestos y de la abstrusa fronda ordenancista y burocrática que permita a los elementos más dinámicos de la sociedad arriesgarse y crear riqueza, que haga posible que los ciudadanos de orientación política no izquierdista sientan como propia y positiva la acción de gobierno, a cuyo encuentro “simbólico” y real es preciso, fuera de los enmoquetados  gabinetes, acudir.

    
   Abandonar en suma el letargo autocomplaciente, esa balbuciente burbuja de la inopia vanidosa y cuasi clasista de Casta, la inercia engreída desde las siderales alturas con que se contempla al ciudadano cumplidor… inacciones que pueden sólo conducir a la Derrota. Urge, so pena de emprender el caminito del amargo jerez del Desastre,  visibilizar ante los ciudadanos ejemplo –también en el partido- en carne propia, señor Presidente: un nuevo gobierno más ejemplar también.




 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 26 de mayo de 2014

Europeas14: Rubalcaba, sentenciado; Pablo Iglesias, Superstar



   Quizás el Coronel Chávez desde las alturas le haya guiñado un ojo a Pablo Superstar. Llamadme, Pablo, acaso debiera Él en otro guiño cómplice a los suyos proclamar. Pobres socialistas, sí, tan pretendidamente shakespirianos ellos, viendo cómo, en coincidencia propia de una farsa, un nuevo Pablo Iglesias amenaza con comerles la tostada del Pueblo.  Las flores europeas de este mayo 14 estos pétalos a mi juicio sobre España derramaron:
    
   -Rubalcaba, sentenciado: toda su elocuencia, todo su brillante tacticismo, toda su prodigiosa factoría propagandística, contaminado sobre todo de Pasado, de nada le sirven ya. Ni siquiera la calamitosa campaña del bando gubernamental ha impedido su mayor sangría. Al poner a su número 2 en la lid, él mismo se plebiscitó. Tiene los días contados nuestro gran Rasputín.
    -Rajoy, avisado: victoria arriólica, rácana, muy seria advertencia del electorado, sobre la que mañana –si a la imaginación de este bloguero, libre como el Viento, ninguna otra ventolera alcanza, acaso un poco nos extendamos.
     -UPyD y Ciudadanos, bloqueados. La falta de un nítido compromiso programático con la reducción de la Casta (90% de asesores menos, por ejemplo), el espacio ideológico progre tan concurrido ya en el que dicen moverse, la inconcebible desaparición mediática de Albert Rivera en los meses últimos de la campaña, entre las principales causas. En Vox resultó fatal la candidatura in extremis, valía aparte, de Vidal Cuadras, identificado mayoritariamente como miembro de la Casta.
     
   -Epifanía de Pablo Iglesias, con algo de encolerizado Jesucristo Superstar en las trazas ante los Anás y Caifás (Rajoy&Rubalcaba) del Sanedrín del Dinero en la delirante imaginación del “Pueblo”, en fin, clamoroso éxito del niño mimado de la Sexta –de la serie Grandes Misterios de la Humanidad, digo yo-, curiosamente basado, además de en la recogida de los votos Indignados (ellos se llaman el Pueblo, pero representan un 8%), en la extrema marketinización yanqui y protocapitalista de la campaña, que les llevó a poner la efigie del Superstar por doquier, en pasquines, botellas de vino milagroso… ¡incluso en las papeletas mismas!, en un culto a la Personalidad también de indudables resonancias soviéticas. El éxito de Podemos refleja asimismo la batasunización de buena parte de la Izquierda española.
   -¿Extrapolación de los resultados a municipales y autonómicas? Asunto complejo éste, creo, que dependerá, claro, de la actuación de los distintos líderes en liza en el inmediato futuro y de la evolución de la crisis económica.

     
   Y por último, querido lector, te reto a ver si encuentras mi penúltima reflexión en alguno de los afamados columnistos y columnistas de la prensa patria, y a ver si a ti te resulta enjundiosa: ¿es o no llamativo, tras tanto afearle todos –y con razón- la melonada machista a Cañete sobre la inferioridad cultural de las mujeres, el que precisamente la única Candidata –Elena Valenciano- haya sido quien mayor descalabro por parte de la sociedad española ha recibido?



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 25 de mayo de 2014

¡... Y Sergio Ramos arponeó a Moby Dick (la Décima)!

   


     Llamadle Sergio. Faltaba apenas un suspiro y otra vez parecía irse todo al traste. La gran Ballena Blanca (la Décima), tras cobrarse su no por habitual menos dramático tributo en vidas y bienes de nuevo entre las manos se les escapaba. La Décima, la gran Ballena Blanca, el símbolo del Absoluto, la cuadratura del círculo, algo así como la consumación de los Tiempos alrededor del doble y redondo dígito de la Perfección, cuya épica persecución y alcance, por lo temerario y arduo de la empresa, había devenido maníaca obsesión para aquella soberbia escuadra. Y es que delante de las narices anoche se les esfumaba.
     
   ¡Cuántas tripulaciones blancas no había destrozado con sus bárbaros coletazos Moby Dick, símbolo máximo también del Infortunio! ¡Cuántos intrépidos y afamados capitanes, de todos los rincones del orbe contratados, –Luxemburgos, Pellegrinis, Mous- no habían perdido la cordura, y hasta la compostura, tras su ansiosa busca. Para el mismo gran armador, Florentino Pérez, muerta hace bien poco su esposa, era éste acaso el último asalto en pos de la Bestia, tras el que, de perderlo, aguardara sólo hacia el fondo del mar desaparecer.
   
   La tenían ahí, aunque para llegar al postrero combate, muy valiosos marineros de la nómina viéronse inutilizados (Xavi Alonso, Pepe) y otros tantos seriamente disminuidos (Ronaldo, Benzemá, Bale). En el brutal cuerpo a cuerpo del enfrentamiento final, incluso el santo Iker había visto su prestigio arrumbado y por los suelos ante una cruel sacudida del Gran Cétaceo. Faltaba, ya digo, un suspiro y de nuevo a aquella esforzada tripulación –como en la obra de Melville, de las más diversas procedencias, representación también de la conjunta Humanidad-  ante el gran Pez sonreíales sólo la amarga Derrota.

     
   Llamadle Sergio, sí, Sergio Ramos, porque en ese instante compareció el Héroe. Monumental marinero, un Rodrigo de Triana que avistara luces nuevas –su tez curtida, a pesar de su juventud, en miles de mares y de soles infernales, sortijas y dijes bucaneros en la oreja y sobre el pelaje macarra, el azul de tatuajes bucaneros en la piel, lobo de mar con todos los galones al cabo- se alzó contra la luz cegadora de las fauces de la Bestia, y sobre el ultimísimo resquicio de la Batalla, se elevó, se elevó y se elevó por encima de todo y de todos para de un certero arponazo matar a Moby Dick, acarrear sus entrañas y alcanzar para todos la Gloria.  ¡La Décima, la Décima, la Décima! Llamadle Sergio.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 24 de mayo de 2014

Utopía del Día de Reflexión

     


   Siempre me pareció una muy sugestiva convención la de instaurar, justo antes de la cita con las urnas, el sacro espacio, que por lógica debiera ser blindado en un sosegado silencio por todas partes, del Día de Reflexión… sobre todo si así fuera en verdad. 
       
     El sólo imaginarlo ya es en sí hoy toda una Utopía: tras la berrea y el tam-tam horrísono de la campaña, tras el tigre histérico e imparable de la actualidad que cada día, sin apenas digerirla, cabalgamos, tras el vértigo instantáneo que propician las babélicas redes sociales en las que a la mínima con las vísceras nos disparamos, cada ciudadano, apartados los media y los mentideros todos, apartados prejuicios y mezquinos intereses propios, en soledad recogido en un rincón propicio, deliberando a solas consigo mismo y en conciencia durante unas horas los pros y contras  del más recto y razonado sentido de su voto.
    
   Silencio, pues: se reflexiona.





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

       

viernes, 23 de mayo de 2014

La carrera de político

     


   Desde siempre, cuando de jóvenes blandíamos a los cuatro vientos nuestros más locos sueños profesionales, el recto juicio de nuestros padres, prudentes y sabios ellos pese a no tener la mayoría más formación que la del duro trabajo, con agudeza nos reconvenía: tú, acaba primero los estudios… y luego ya veremos. Se entendía con ello que la finalización de una carrera universitaria era el marchamo indubitable, la garantía y el aval incontestables que te abrían de par en par la oportunidad para alcanzar superiores puestos en la sociedad a los que por tu origen social te correspondían. 
    
   Era eso antes, porque lo que a menudo observamos hoy –al menos en los señeros puestos de la Política, desde cuyo ámbito decisivo debe ordenarse el mejor funcionamiento de la sociedad- son los casos frecuentes de destacados líderes… que apenas picotearon, abandonándolas, las carreras universitarias que un buen día emprendieron. No sé, a vuelapluma te digo: Elena Valenciano, José Blanco, Patxi López, Moreno Bonilla, la misma Susana Díaz, a la que llevaron diez años el acabar su Derecho.
     
   ¿Porque no eran ellos capaces de terminarlas? No lo creo. Al menos las de Letras, si insistes, las acaba aquí hasta el Tato más zote. Más bien porque todos ellos a la perfección se “olieron” que los títulos y méritos en abstracto en España, país tribal, valen nada, que las oficiales licenciaturas y las notas buenas valen cero, y que en cambio lo definitivo es aquí el medro en los contactos personales, el tener suerte en las relaciones, la busca sin tregua del benemérito Padrino que –Leguina dixit- te bautice y te introduzca en el mundo, junto con el aprendizaje y el entrenamiento profesionales, eso sí,  en las argucias y en las astucias propias de la carrera… de la picaresca, que es la real disciplina que aquí más cuenta. Por eso mismo ellos todos a la postre, de Política, es que se las saben todas.

   
   Y por esas mismas malas artes, Valenciano, que falsificó ante las instituciones europeas unos Títulos académicos que no poseía, quiere, pero que muy farruca, pasarle por los lomos examen de machismo a Cañete, teniendo a su vera ella al Homo Eguiguren. Examen de machismo-leninismo, sí. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 22 de mayo de 2014

Y Leguina acabó dándome la razón

     



   Verás, lector: el 3 de marzo del corriente tuvo a bien Joaquín Leguina tuitear un rato con esta nada con ínfulas que je suis. Fruto de ese tuiteo fue mi post: http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2014/03/de-tuit-tuit-con-leguina.html
   
   Hablábamos allí, un decir, de libros: del fabuloso éxito que el suyo (“Historia de un despropósito”) estaba en toda España obteniendo y de los dudosos tumbos que el mío que aquí vendo (“Las historias de un bobo con ínfulas”) va cosechando. Normal, también: es la obra de un Grande versus la obra de un fracasati. Leguina, no obstante, me animó: “Todo llegará, es cuestión de edad. Suerte.” Como quiera que yo aún un poco le maullara (“más que de edad, de nombre y de contactos, ¿no?”), Leguina ,con generosidad que le agradezco, me precisó: “Aunque fuera como usted dice, ambos –nombre y contactos- tb suelen ser directamente proporcionales a la edad. Para todos!”.
   
   Ahí quedó la cosa: el uno en su éxito y el otro en su fracaso, por un momento como iguales unidos y dialogantes a través del Twitter, aunque en discrepar se nos fuera la conversa. Cada uno con su idea diferente, perfecto. Seguro que entonces entenderás, lector, la mezcla de alegría y de tristesse con que hace poco le leí a Leguina este par de rotundos tuits que, como otros tantos aldabonazos, acaso pensando en los males de la Patria, directamente por tanto aplicables a la polémica de la mínima querella que a los dos aquel día de marzo nos entretuvo, en 8 de mayo del corriente a la etérea ciberesfera él emitió:

-“En la España de hoy es casi imposible la promoción profesional sin enchufes y así nos va. Con élites impresentables y sus feladores”.
-“Quien no tiene padrinos no se bautiza”.

  
   España, un país, en buena medida, tribal, sí. Efectivamente, don Joaquín, así nos va. Suerte, claro.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

miércoles, 21 de mayo de 2014

Maragall y el socialismo catalán, en su laberinto



   Mira que en Campaña los Políticos casi que nos obligan a contemplar cosas ofensivas para el más básico buen gusto, repelentes a la simple dignidad de las personas, pero quizás esta de la penosísima presencia de Maragall en el mitin de los separatistas, enfermo, exhausto, balbuciente, con la memoria devastada y el cerebro entero empantanado entre tinieblas, rebose las cotas de lo peor imaginable.
     
   La imagen nos recuerda “El general en su laberinto”, la portentosa obra de García Márquez sobre los últimos días de Bolívar, ya no el otoño del Patriarca, sino el helador invierno final del un día Prohombre de la Nación, correlato también del rastro de desolación y desquicie que a menudo chorrean las más señaladas biografías en el deterioro inmisericorde de sus postreros pasos. Uno de los visitantes describe el rostro de Bolívar entonces como "el de un hombre muerto".
    
   Pese a toda la primavera en derredor, cuánto invierno en la imagen cabizbaja, entregada y ausente de Maragall entre el corpachón pantagruélico de Junqueras. Que haya sido el propio hermano de Maragall, también capitoste del socialismo catalán antes, el que haya oficiado la inducción e incluso la vaselina de la “entrega”, añade sólo un dramático oprobio al contradiós.

      
   Doloroso colmo del aprovechamiento partidista, pues, prueba del nueve de la catadura moral del separatismo rampante, para el que vale todo, reflejo y emblema también del completo naufragio del socialismo catalán, de su delirio y desmemoria, de la galería de espejos rotos que lo asola, nada menos que en la persona acabada del que fue su más olímpica Figura y muy honorable President, el mismo que abrazado a Zapatero en un balcón de la Generalidad encendió e incendió no hace tanto el lío, senilmente echado a los brazos del independentismo… cuando apenas conoce ya nada.  Maragall, en su triste laberinto.     



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 20 de mayo de 2014

Patxi López, que ha venido a cambiar el mundo, ahora

    

    Desde luego es que la Campaña, la horrísona berrea que la misma entraña, saca lo peorcito de ellos. Así ahora la patética megalomanía del irrelevante Patxi López, su estrepitosa epifanía. Pista que va, clamando, el artista:
    
   “¡Soy socialista y he venido a cambiar el mundo… como Elena Valenciano!”
     
   ¿Y no les dará siquiera un mínimo pudor soltar tan campantes esas cosas?, piensa uno, algo anonadado aún ante la gansada, a medias entre las tontunas más ridiculizadas por La vida de Brian y los Ocho apellidos vascos. Que con esa traca se agitara la coleta Pablo Iglesias tendría un pase, pues, aunque sus fanáticas ideas sean viejísimas, es bien nuevo el señor en la plaza. ¡Pero que en tales términos se produzca ahora Patxi, a los 54 tacos, es como para rascarse los gabilondos, pero que a fondo!
       
   Más que los años, es la trayectoria lo que hace grotesca la baladronada de la criatura López. ¡Por todos los eguigúrenes, si lleva toda la santa vida amancebado con los más altos puestos de la Política! Empezó una ingeniería que no terminó -¿y para qué, dirá alguien, si Zp con sólo la intuición ya lo fue?- … para a los 28 años ya ser Diputado en el Congreso. Y sin parar luego: secretario general de las JJSS, miembro de la ejecutiva del PSE, secretario de organización del PSE, Secretario de los socialistas vizcaínos, Secretario General del PSE, miembro del comité federal del PSOE, presidente del grupo socialista vasco, Lehendakari con el apoyo del PP, Secretario de Relaciones Políticas del PSOE… En fin, que son ya 26 años cambiando el mundo desde la dura nomenklatura los que en su haber cuenta López.
   
   Que casi, a la vista de tantas y tan soberbias mayúsculas, dan ganas de suplicarle a Patxi: anda tú, Patxi, deja ya de cambiar tanto el mundo, majo, descansa un poco, rico. Qué valor.

    




 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 19 de mayo de 2014

Zapatero, ingeniero

   


   Creo en vos, arquitecto, ingeniero, artesano, carpintero, albañil y armador, creo en vos, constructor de pensamiento, de la Música y el Viento, de la Paz y del Amor. Cómo si no, a la vista de sus incontables Poderes, no demandar la presencia del ex-presidente Zapatero en la Campaña.
   
   La malanueva de que el Tribunal de Cuentas había detectado irregularidades contábiles en la construcción del AVE a Barcelona –van por diez los detenidos- nos ha dejado a cambio la buenanueva de la remembranza de otra gloriosa fazaña que el fáustico aliento del impar Zapatero, nunca suficientemente ponderado, en aquellos días obró, y que merece por lo mismo la alta luz de lo cantábile.  
     
   Como a propósito del asunto ha recordado la canallesca (Libertad Digital 7-5-14) el propio Zp in person se ocupó, en el transcurso de una recepción con simples ciudadanos- de referirles la Gesta, y así nada menos que EL PAÍS para todos y para siempre lo imprimió. Contengamos pues la respiración que, por inaudito que nos parezca, el Presidente dijo y así apareció publicado:
    
   “Una de las experiencias que no imaginaba que viviría como presidente es convertirme en ingeniero de obras. (¡Zape! El candoroso anuncio de la metamorfosis ya promete maravillas) Cuando tuvimos el lío (¡y tanto! el lío del montepío, ya te digo) del AVE a Barcelona, en la que a una constructora se le hunde un túnel, todo acabó en mi despacho, encima de mi mesa. (¿Por qué? No parece tan trascendental en principio el asunto para acabar ahí). Asegura Zapatero que tuvo que aprender a velocidad de vértigo cuestiones básicas de ingeniería para decidir cómo salir del desaguisado. (No se duda de la inteligencia extraordinaria del Presidente para empaparse al instante de las ecuaciones más trigonométricas y enrevesadas, pues es conocido que se acumulan sobre Él la sensibilidad del poeta más el matemático cerebro del científico, ingeniero de almas, desde luego, ingeniero de canales, puertos y caminos también, pero… ¿para qué entonces pagamos a tantísimos expertos?)
   
   “Al final decidí entre dos opciones de dos constructoras diferentes sobre cómo arreglar aquello… Me llevó muchas horas de desgaste (hasta los prodigios llevan, claro, su tiempo). Fueron dos o tres días en los que tuve que decidir, con dos constructores en mi despacho. Y, bueno, intuitivamente decir: por aquí vamos a hacer esta obra. Y salió bien. Es lo que a veces pasa: tienes todos los técnicos… pero cuando se monta un lío, ni técnicos ni nada”.
   ¿Resulta o no sensacional la soberbia auto-revelación que acerca de la toma de decisiones zetapeicas aquí contemplamos? Tal  portento, ni por el fino espíritu analítico de Weber pudo ser avizorado. De lo contrario, junto a la “ética de la convicción” y la “ética de la responsabilidad” en que cifró él debatirse del gobernante en acción, con gusto hubiera apuntado esta “ética de la intuición” que aquí de forma vibrante Zapatero reivindica. ¡El presidente de la décima potencia económica del mundo decidiendo, él solito e intuitivamente, el trazado de una línea ferroviaria medular! Ni técnicos ni nada. ¡Y salió bien!   

    
   Esta Titánica apología del Yo Presidente, en virtud de la cual los técnicos embrollos más peliagudos del gobernar se humillan ante la Poderosa Intuición del Cargo, cuyo despliegue soberano al mismo protagonista parece sorprender, es por lo demás coherente con la autofantasmagoría que –a propósito de la búsqueda de ministras con glamour que Cesar Antonio Molina apuntara- a lo gran Gatsby, a nuestro humilde juicio, en Zp titilaba (post 13-5-14): en su incesante busca del Absoluto, toda contrariedad ante el gran Hombre se inclina, sin duda iluminado por el destino.

domingo, 18 de mayo de 2014

Mueve tu cucu

    


   
    “EL 25 DE MAYO TIENES QUE MOVER EL CULO… Y LO SABES!”. Ahí está, algo más que a la pata la llana el movilizador eslogan que las Juventudes Socialistas han elegido para las europeas. Constatamos, una vez más, cómo se dan la mano en círculo vicioso el olfato de los publicistas adentrándose en las corrientes dominantes de la época, y, con el uso y abuso de las mismas, prolongándolas y multiplicándolas. Son los leitmotivs que mueven ahora a las gentes y a ellos, a su ley, me acojo, viene a sugerirse.
   
   Esa apelación directa y vulgarota se inscribe por tanto a la perfección en el contexto de la regresión cultural que las Sociedades de la Telebasura propician y del homo gañanis que las mismas conforman. Por eso, por muy insólito que resulte este escatológico imperativo en la historia de las campañas políticas apenas siquiera nos llama la atención, prueba incontestable de su total “normalidad: “en mi coño mando yo”, “defenderé la ley con las tetas”, que sueltan las diputadas in Congress,  en fin “para los de mi generación lo de hacer el amor es una cursilada, preferimos follar”, de Pablo Iglesias, por citar algunos entre docenas de diarios testimonios.
    
   Ese regusto morboso por lo bajo y lo excrementicio, tan inauditamente cool  hoy en día, recuerda demasiado al predominio de la fase anal que Freud señalaba como regresión en el camino de la evolución hacia la personalidad madura en el niño. No en vano en la personalidad homo gañanis presente descolla sobremanera ese infantilismo maleducado, orgulloso encima de serlo, que reclama la espontánea irresponsabilidad del menor junto a cada uno de los derechos inalienables del maduro ciudadano.

   
   No, no puede decirse de aquestos lumbreras que amen ellos los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles como pompas de jabón. Prefieren de cuajo quebrarlos. Confunden, claro, las témporas con el cucu.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)