Páginas vistas en total

martes, 31 de marzo de 2015

Zapatero apadrina a Monedero

    


   Como en el plan de un comic malo, mientras Monedero comíale el Roscón a la Lomana, Iglesias y Errejón cenoteaban con Bono y Zetapé, hay que ver. Lomana, visto está, salió de Monedero prendada, que no veas tú cómo y cuánto lo elogiaba. Y tras la cena que recrea y enamora también quedó Zetapé de los podemitas enganchado, mire usté, que así ha vuelto a recaer él en nuevas Gansadas Cósmicas, de aquellas que tanto timbre mundano en todo el orbe le dieron. Díganme si no.
    
   Corrió Zetapé a La Stampa a hacer de los Podemos la alabanza, menuda entonces su estampa. Dijo -¿es o no eso amor?- que no son los podemitas populistas, qué va, que son “más bien socialdemócratas”, justo cuando acababan ellos en el Parlamento Europeo de negarse a condenar el chavismo opresor, junto a comunistas y batasunos.
     
   Amor paternal parece, como si más que de los Monederos fieros de las dulces góticas hablara, con ese nauseabundo tonillo de superioridad que suele el bobo paternalismo endosar a lo que toca: “la democracia les hará cambiar… son jóvenes, viven en el cielo, sin techo ni suelo… descubrirán que las alternativas al sistema son parciales y cambiarán”. Pero, so mentecato, dan ganas de decirle, si Iglesias tiene 36 tacos, si Monedero tiene 52 tacos, so pánfilo, si Iglesias se apalancó más de 70.000 euracos en el 13, si Monedero cobra informes a los pobres venezolanos a 425.000 dólares el ala, so bodoque, si se pegaron la vida padre en Venezuela mientras asesoraban la cruel represión contra los opositores allí, de qué cielos hablas, si ellos mismos gritan que quieren asaltar el cielo del Poder como sea, si el que de lujo vive en las nubes, penoso cuentanubes, eres tú, interesado cantamañanas.
   
   Dice además de Iglesias, acaso hipnóticamente encelado con su coleta, como James Stewart del moño de Kim Novak en Vértigo, que “es una persona educada y culta, que ha militado siempre en la izquierda más utópica”, sin duda enajenado, pues olvida las reiteradas incitaciones a la violencia y la nítida militancia ultracomunista del amigo, deliberada y confesamente supeditada siempre en sus fines al fin central de la consecución del Poder. ¿Qué estultas moñas nos está contando Zetapé?
      
   Esos mimitos mentecatos en realidad lo que traslucen de propia voz es la relación simbiótica ya señalada aquí entre ambos fenómenos: el podemismo es hijo de la crisis económica y del humus radicaloide happy flower que el zetapeísmo desde el Poder abonó. El podemismo es la fase superior del zetapeísmo. Menuda Stampa de Zapatero, padrino de los monederos, qué calamidad este hombre es.
 
   
    

     LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS

    Porque a mi parecer un libro íntimo, no tanto porque nos revele interioridades escabrosas, sino porque sobre todo consiga con desnudez hablarnos como al oído de los paisajes esenciales del alma de quien lo escribió, es también uno de los más acabados símbolos por los que alguien ofrece al Otro –a quien físicamente no tiene delante, al que de otra forma difícilmente podría hacerlo- la propia mano. Esto soy. En estas historias –no en forma de un discurso, sino con destreza encarnadas en personajes vivos a los que les ocurren cosas, a quienes sorprenden los avatares amargos o alegres de la vida- late la urdimbre sentimental que hasta aquí me trajo.  Quiero ponerlas en común contigo. Quiero revivirlas a tu lado. Puede que te reconozcas también en ellas. Aquí tienes mi mano, tómala. Estréchala. 

Por correo ordinario, 10 Euros; Certificado 15 Euros. Pídemelas, va. Me encantaría dedicártelas personalmente.

      

lunes, 30 de marzo de 2015

La Progresía se relame ante las Catástrofes

    


   Siempre siempre ocurre lo mismo, obsérvalo. Sobreviene una Catástrofe: aérea, ferroviaria, agropecuaria, tanto da. Olfatean emocionados la ocasión, ideal de la muerte, nunca mejor dicho, para arrimar el entierro de las desgraciadas sardinitas a su hipócrita ascua. Vamos allá, parecen decirse, extendiendo las alas. En círculos concéntricos sobrevuelo y picotazo, sobrevuelo y picotazo, ahí esa carroña, va: claro es que la lógica comercial, es que la rentabilidad, es que los recortes en seguridad, es que, claro, ya se sabe, el Capitalismo criminal y tal y tal. El chau chau habitual.
    
   No creas que los Jefazos del Mester de Progresía se cortan lo más mínimo, por más que ellos mismos, opíparamente pagados por el Criminal Sistema, publiciten cuando les cuadre incluso ¡bancos!, entre decenas de dudosas mercaderías. Ni un pelo. Ellos, nada, al sobrevuelo y a los picotazos de su chau chau crónico y clónico, el que les asegura la clientela y el alto status, el que enseña a pensar al Pueblo.
     
   Salen luego los datos inapelables, como ahora los que apuntan al piloto. ¿Eh? Silencio, silencio y silbar, la Progresía mira para otra parte, silencio. Algunos retrucan luego con el argumento criminalizador: claro, la Derechona siempre culpa al trabajador individual, el maquinista de Renfe, el conductor del metro de Valencia, etc. Claro, que es el que caso este del piloto alemán es incontestable. Huuuumm… Ya está: claro, es que las condiciones laborales, es que la competitividad, la presión infernal sobre los trabajadores… es que es el Capitalismo criminal. Es decir, vuelta siempre la paja al burro. ¡Es el Capitalismo, el desarrollo de sus potencialidades, el que ha permitido viajar y ensanchar las oportunidades vitales a más personas que nunca en la Historia, listillos!
   
   Queda con las Catástrofes pero que muy claro: la Progresía es sobre todo una factoría incansable de señalar el Mal (Capitalista, of course) y una expendeduría inagotable de óptima autoconciencia (nosotros, los críticos con el Sistema, somos la sal de la tierra, los más humanos y guays del paraguay).
     
   Y ya con ganas de hacer méritos en la Orden, capítulo aparte, con algo de muñecotes de feria a la altura de su peor caricatura, Sor Lucía Caram (“Todo mi apoyo a las víctimas de la tragedia aéreas. Deseo se monte también un Gabinete de Crisis para asistir a las víctimas de la crisis”) y Máximo Pradera (“Políticos que estrellan países enteros contra la Montaña de la Austeridad, con decenas de miles de víctimas”), sus mugrientos tuits de frikones cristalizaciones de la Izquierda Ultra, eso.
      
  

  
(Marzo que vuela, amigo. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 29 de marzo de 2015

Las edades de bécquer

   


   Me llegó por privado, avalado por un avatar exuberante, el mensaje directo de una mujer desconocida, y este jugoso diálogo de besugos en la recámara del Internete mantuvimos. Im presionantes las pruebas, oiga, que el escritor sin nombre ha de atravesar. Dime tu si no. Así se dirigió al muá:

-Hola… Me puedes decir la edad que tienes. Si quieres claro…      jajajá
-Hola, X, y para qué quieres saber mi edad, si se puede saber, jajajá
-Solo x curiosidad
-105, ¿y tú?
-Jajaja 100
-En serio, cuántos me echas
-No sé. Como no te he visto
-Te echo yo 36
-Eres el de la imagen del perfil
-quién, ¿Bécquer? No fotis, ya quisiera yo
-jajajaja. Por eso no te puedo echar ninguna edad, porque no sé quién eres
-yo soy lo que escribo, guapa
-mmmmm, me dejas igual
-lo esencial es invisible a los ojos, tú lo sabes. Piensa con lógica, si fuera guapísimo, ¿no pondría mi foto a toda pastilla? (No iba a ponerme contarle yo ahí lo de las dos amenazas de muerte que tuve y tal y tal)
-jajaja. Pónmela a mí sola para salir de dudas jajajaja. En serio que no me dices
-mis años?
-Sii
-Mira, yo vendo un libro, cuando me lo pidas te lo digo, maja
-Edad???
-La que tú quieras ponerme, rica, ¿es tan importante?
-Valeee, lo dejamos así, en 105

Cuatro días después, de nuevo me salta Lady X al privado. Lo reconozco, en ese momento pensé: la he rendido, me pide el libro, verás.

-Holaaa. Que tal estas
-Hola. Bien. Y vos?
-Biennn tb… No me dices tu edad
-Y dale
-Anda xfa. Ya que no te veo en imagen
-Lo esencial es invisible a los ojos, que decía el Principito, repeat
-Déjate de historias y dime anda
-no entiendo tu curiosidad, de veras
-Solo x saber de veras
-pídeme mi libro y te la digo
-Ohhh chantage. Eso no me va…
-encima!
-Mira encantada de conocerte… bueno conocerte nooo… Pero te voy a eliminar de mis amistades. Lo siento de veras
-No pasa nada, más me pierdo yo. Gracias
-Gracias a ti

This is the end… ¿This is the end? Porque cuando escribo esto aún Lady X no me ha eliminado de entre sus amistades. Vivo.




   SOBRE “LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS”
     De las fatigas, de la incomprensión, del desánimo, de las falsas palabras de supuestos admiradores, de lo que cuesta cuando no tienes Nombre ni Contactos uno a uno ir dando luz a los ejemplares de tu libro, aun así dentro unos números extremadamente ridículos, de todo eso sé mucho yo, y tanto,  que a veces me pregunto por qué y para qué seguir con la tabarra. Sólo el afecto demostrado de los que sí han creído en lo que hago, sólo el férreo convencimiento de que mi obra vale, sólo la lectura de Kafka, de Pessoa, de Bécquer, sostienen mi pobre vuelo. Así es.
   
   Qué le queda entonces al escritor sin Nombre ni Contactos salvo insistir e insistir -resistir y resistir- en las redes sociales, en los lectores y amigos que las mismas le procuran, aun a riesgo de resultar pesado, y mantenerse esperanzado y confiar en que poco a poco quienes  aprecian y valoran su diario afán le soliciten, y lean y regalen su libro, que es el el fruto de sus mejores desvelos. Sí, yo confío en ti, amigo que lees esto.)





-

sábado, 28 de marzo de 2015

Me escribió una mujer exuberante



   Me llegó por privado, avalado por un avatar exuberante, el mensaje directo de una mujer desconocida, y este jugoso diálogo de besugos en la recámara del Internete mantuvimos. Im presionantes las pruebas, oiga, que el escritor sin nombre ha de atravesar. Dime tu si no. Así se dirigió la donna exuberante al muá:

-Hola… Me puedes decir la edad que tienes. Si quieres claro…      jajajá
-Hola, X, y para qué quieres saber mi edad, si se puede saber, jajajá
-Solo x curiosidad
-105, ¿y tú?
-Jajaja 100
-En serio, cuántos me echas
-No sé. Como no te he visto
-Te echo yo 36
-Eres el de la imagen del perfil
-quién, ¿Bécquer? No fotis, ya quisiera yo
-jajajaja. Por eso no te puedo echar ninguna edad, porque no sé quién eres
-yo soy lo que escribo, guapa
-mmmmm, me dejas igual
-lo esencial es invisible a los ojos, tú lo sabes. Piensa con lógica, si fuera guapísimo, ¿no pondría mi foto a toda pastilla? (No iba a ponerme a contarle yo ahí lo de las dos amenazas de muerte que tuve y tal y tal)
-jajaja. Pónmela a mí sola para salir de dudas jajajaja. En serio que no me dices
-mis años?
-Sii
-Mira, yo vendo un libro, cuando me lo pidas te lo digo, maja
-Edad???
-La que tú quieras ponerme, rica, ¿es tan importante?
-Valeee, lo dejamos así, en 105


   Cuatro días después del platónico diálogo, de nuevo me salta Lady X al privado. Lo reconozco, en ese momento pensé: la he rendido, me pide el libro, verás.  Verás lo que pasó... mañana.  CONTINUARÁ




     Y estoy convencido también de que si te gusta escribir, aunque sea sin mayores pretensiones, mis HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS te servirán de inspiración y te aportarán ideas, modelos, motivos, recursos  y maneras concretas para que también tú te atrevas a emprender la aventura de escribir un libro. 

viernes, 27 de marzo de 2015

Monedero y Lagarde: así se crea la Opinión Pública

     


   El fino exabrupto de Monedero a Lagarde, la mandamasa del FMI, deseándole la muerte, recordándonos de paso los nobilísimos sentimientos que su humanista corazón alberga –menudo profesor-, me hizo reparar de nuevo en el Infundio, tan expresivo el mismo de cómo se “fabrica” ahora la opinión pública… en las redes sociales, muchos más que en los media de toda la vida.
     
    Hace poco observé cómo en el Face y en el Tw repiqueteaban campanas a tutti plen, con miles y miles de rt´s y reenvíos cibernéticos, con una supuesta declaración literal, cincelada en mármol bajo su efigie, que la susodicha Lagarde habría emitido: “Los ancianos viven demasiado y eso es un riesgo para la economía global. Tenemos que hacer algo, y YA!”.
   
   Por supuesto la frase, hasta donde pude yo indagar, es falsa de toda falsedad, aunque para que colara –elemento este imprescindible- debía tener la misma alguna relación con algo real.  Lo que la nota del FMI se limitaba a constatar era que “vivir hoy más años es un hecho muy positivo que ha mejorado el bienestar individual, vivir más es bueno, pero conlleva un riesgo financiero importante… por eso debemos preocuparnos ahora por los riesgos de la longevidad, para que los costes no nos atosiguen en el futuro”. Es decir, una elementalidad básica, ante la que la reinante hiperdemagogia del agit-prop, empalmada, se frotó las manos.
    
   Pues la falsa frase llegó, coló y naturalmente soliviantó, y era todo un espectáculo el ver las miríadas de indignados y no tan indignados ciudadanos que, dándola por buena, la compartían y extendían por doquier, añadiéndole a cada empalme un más tabernario exabrupto propio, -¡incluso entre gentes apolíticas!, que es lo decisivo- a la Lagarde dirigido, arrastrada por el fango ciberesférico de hija de tal para arriba, que no se anda ahora la gente con chiquitas al expresarse, y hasta se tiene de muy buen gusto el producirse a lo bruto.
   
   El efecto en las opiniones, y más aún, el perenne humus sobre las conciencias así conseguidos son devastadores, claro. La instantaneidad, el anonimato, la ligereza, las prisas, el comprobar nada, lo que a uno le reafirma vitalmente la falsa confirmación de un prejuicio propio, las ideas simples y airadas que la crisis económica levanta, el jodido efecto viral de las mayores mentecateces, todo eso se concatena para conformar, lógicamente, una opinión pública apocalíptica e indignada, inmune así a las complejidades de lo real.

     
   Lo crucial, como digo, es que el Infundio prende entre los apolíticos, entre quienes siguen la política de lejos, y determina su aproximación inconsciente a la misma. Ahí, en esos cenagosos predios, se juega la decisiva batalla ideológica, ahí se explican luego los resultados electorales a largo plazo. Monedero remata ahora el balón facilón del Infundio y le añade su granito de arena, ese animus odiandi que le es tan propio. Y Lagarde … allá en las nubes.



(Viento de marzo, amigo. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

jueves, 26 de marzo de 2015

Esto es lo único que podría salvar a Izquierda Unida ahora

   


   Que ahora que Tania Sánchez ha recuperado su libertad, se dieran en Alberto Garzón la audacia leninista y la galanura proletaria suficientes para con la ex de Pablo Iglesias enredarse en ardientes amores. Con imágenes públicas, con románticos arrumacos, con besos muy bien posados, claro. Esa sería la salvación de IU, como lo oyes. Puede parecer una boutade, lo sé, pero no lo es.
   
   Piénsese: eminentes sociólogos cada vez más asemejan la liza política a las características de la competición en el Gran Hermano, el infecto reallity que va en España por la enésima edición con amplísimo eco entre el Pueblo: unos que entran, otros que salen, el Triunfo y el Fracaso, la implacable eliminación progresiva de los candidatos a manos de un público masificado y embrutecido, los nominados, los descarnados golpes bajos, el sucio cinismo como lenguaje de curso predominante, la más grosera teatralización de la vida privada, la súbita e inexplicada variación del fervor popular, la importancia crucial del, más allá de cualquier contenido, dar juego en pantalla para la propia supervivencia, en fin, los rastreros pactos contra natura entre los candidatos para destruir a un tercero, el continuo montaje que el Súper –o las Teles del Sistema- brinda de la realidad como carnaza para una masiva audiencia de homo gañanis.
   
   Si es –y resultará difícil negarlo- el de los reallity shows el relato dominante de esta Época, es normal que sus hegemónicas maneras contaminen el resto de los lenguajes sociales. Entiéndaseme bien: ¿no tiene acaso Susana Díaz, con sus febriles alaridos tribales y su chicharito a cuestas entre un pielágo de corruptelas, algo de Belén Esteban tosca y rampante? ¡Ella misma alardeó de sus pésimos modales en los debates televisivos frente a Juanma Moreno –que ningún juego da en pantalla de sosainas que parece- viniendo además a añadir que, como la otra por su Andreíta,  ella por su Andalucía MA-TA!

   
   Pues me atrevo a apostar que si Alberto Garzón, bajo la trama de un hábil guión, con sus encantos enamorase y rindiese a la rubia Tania delante del Pueblo, y entrambos como Actores Principales montasen una suerte de Lo que el viento se llevó, que con destreza mezclara amor y resistencia popular ante una IU -como aquella Atlanta- en llamas, asestarían un formidable izquierdazo a la credibilidad escénica de un Pablo Iglesias Superstar, solateras y algo sentimentalmente soberbio, y podría así Izquierda Unida, bajo la égida de unos Garzón Gable y Escarlata O´Tania  amorosamente estelares, volver a cantar pletórica la Internacional… la Internacional de la supervivencia de sus nóminas públicas. Eso, o Titanic, ellos dos verán. 



  LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS

Porque a mi parecer un libro íntimo, no tanto porque nos revele interioridades escabrosas, sino porque sobre todo consiga con desnudez hablarnos como al oído de los paisajes esenciales del alma de quien lo escribió, es también uno de los más acabados símbolos por los que alguien ofrece al Otro –a quien físicamente no tiene delante, al que de otra forma difícilmente podría hacerlo- la propia mano. Esto soy. En estas historias –no en forma de un discurso, sino con destreza encarnadas en personajes vivos a los que les ocurren cosas, a quienes sorprenden los avatares amargos o alegres de la vida- late la urdimbre sentimental que hasta aquí me trajo.  Quiero ponerlas en común contigo. Quiero revivirlas a tu lado. Puede que te reconozcas también en ellas. Aquí tienes mi mano, tómala. Estréchala. 

Por correo ordinario, 10 Euros; Certificado 15 Euros. Pídemelas, va. Me encantaría dedicártelas personalmente.

      




miércoles, 25 de marzo de 2015

Susana Díaz: tengo una gran Idea para usted

   


   Al día siguiente mismo de que como Sultana in péctore, rodeada de sus acólitos en cólico de éxtasis, bajara Susana la rampa triunfal que le llevare al Poder y la Gloria, la juez Alaya, amapola de la Justicia en el muladar, tan callando como suele ella hacer, a su manera le recordó que es humana, demasiado humana: redada de Altos Cargos –cinco- del Gobierno susano en funciones, detenidos por la Guardia Civil como corrutos.
     
   La situación es redundantemente embarazosa, diríamos. ¿Quién va a mancharse ahora las manos colaborando a la investidura de la grávida Sultana? Claro que, si como acabamos una vez más de comprobar, en Andalucía la Corrupción sistemática, incluso en medio de la más pavorosa crisis económica imaginable, se proclama, se reclama e incluso se aclama por la mayoría del Pueblo, la solución al susto judicial parece elemental, querida Susana: convoque Usted mañana mismo nuevas elecciones autonómicas y, acto seguido, al fervoroso calor de las pestilentes corrupciones, será su mayoría absoluta cosa hecha.
     
    Y entonces sí que será ya la suya –afirmada sobre la también rampante corrupción- una rampa del todo Triunfal, un estado de muy buena esperanza, doña Susana.
      

      

 SOBRE “LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS”

(Qué le queda al escritor sin Nombre ni Contactos salvo insistir e insistir -resistir y resistir- en las redes sociales, en los lectores y amigos que las mismas le procuran, aun a riesgo de resultar pesado, y confiar en que poco a poco quienes  aprecian y valoran su diario afán le soliciten, y lean y regalen su libro, el fruto de sus mejores desvelos. Sí, yo confío en ti, lector de este blog.)

martes, 24 de marzo de 2015

La sobrina de la Pantoja, que cuando sopla, se le duerme la boca

     


   Decíamos ayer… de la triunfita Nuria Fergó, que querría al tiempo hacérselo con dos,  http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2015/02/nuria-fergo-que-quiere-la-vez-hacerselo.html
… y decimos hoy de la sobrinita Anabel Pantoja deseosa de trepar y trepar hacia la alta sociedad. ¿Y cómo mejor? A través de la Mugre, of course.
   
   Importa sobre todo desvelar que es hoy en día la remoción de la palanca del porno-light la principal manera de acceder a la Celebridad social, mucho antes que cualquier otra obra, evidenciando al paso la espantosa regresión cultural que experimentamos. No en vano, esta brava Pantoja es una habitual y cotizadísima presencia en muy importantes pantallas televisivas, por tanto, modelo y referente social dominante, co-adyuvante de esta manera al homo gañanis hoy piafante y triunfante.
    
   Las pringosas bobadas que Anabel Pantoja en esta ocasión, tras posar a lo Sombras de Grey en una lujosa revista (la misma de la Fergó) a toda pastilla propala, nada de casuales tienen; al contrario, diríanse minuciosamente pensadas por algún cerebrito asesor para causar escándalo y lograr como sea la atención, y yaque subirse el caché, eso es. Ocurre que el listón de las pasadas está ya tan alto, que no se sabe bien si acaso les reste sólo ya a el/la siguiente la abrupta senda del bestialismo, la zoofilia, la coprofilia y tal pascual.
     
   Vale, ya que usurpan muy señeros escenarios sociales, riámonos al menos un rato con ellos. Dice la sobrina de Isabel Pantoja, en falando de sus costumbres amatorias, que su "especialidad es el sexo oral... que hace muy bien las felaciones durante un rato aunque luego se me queda la boca dormida". Eso dice la criatura. ¿No es enternecedor? ¿Habráse visto cosa igual? ¡En mitad de la función, con la especialidad de la casa a cuestas, quedársele a la pobre la boca chupóptera cataléptica! Oh, my God, qué dirá y qué hará su particular Grey en ese trance, cómo saldrá de ese mal sueño?

   
   ¡Ni los míticos desmayos de Isabel Preysler comprometían tanto!  Anótese, por cierto, el bajonazo experimentado: en los desvanecimientos de la Preysler, en su legendario carrete, quedaba aún espacio para la ensoñación sentimental y el puro temblor de la imaginación, incluso poética. Con esta Pantojota parece todo, tan material, tan precisamente nombrado y denotado, tan horripilante… ¡Un mal chiste porno! Esa parece la idea, una especie de comic porno de la Bella durmiente.

   ¿Qué decirle entonces a Anabel Pantoja? Que menuda soplap... , soplaeso está ella hecha. 


 ACERCA DE “LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS”
   De las fatigas, de la incomprensión, del desánimo, de las falsas palabras de supuestos admiradores, de lo que cuesta –pese a aportar gratis et amore cada día una entrega del blog- cuando no tienes Nombre ni Contactos el uno a uno ir dando luz a los ejemplares de tu libro, aún así dentro unos números extremadamente ridículos, de todo eso sé mucho yo, y tanto, que a veces me pregunto por qué y para qué seguir con la tabarra. Sólo el afecto demostrado de los que han creído en lo que hago, sólo el férreo convencimiento de que mi obra vale, sólo la lectura de Kafka, de Pessoa, de Bécquer, sostienen mi pobre vuelo. Así es. 

lunes, 23 de marzo de 2015

Sobre las andaluzas, las CLAVES


   1.- En medio del pretendido Apocalipsis cotidiano que desde hace varios años destila y refleja la opinión pública formal y la informal, los media y las redes, en medio de unos supuestos datos de miseria y de corrupción, de desahucios y de Indignación, de pobreza y de hambre espeluznantes y de terrorífica emergencia, resulta que la participación electoral no llega al 64%, incrementándose esta en poco más de un 3% con respecto a la anterior convocatoria autonómica.

 2.- En medio de, en teoría, semejante cuadro dantesco y pre-revolucionario resulta que, gracias sobre todo a un ardid de manual de política clásica –un oportuno adelanto electoral- Susana gana.  Que acertó de pleno también al autonomizar el enfoque de su campaña, sin buscar la ayuda de su Secretario General. En clave populista, para llegarle así al corazón del votante, toma ya, al Pueblo podemita con tino a su manera opuso Susana la Gente.

  3.- En Andalucía al menos, una vez más, la corrupción sistemática, desorbitada e incesante en el tiempo y en el espacio, en la cuantía y en el meollo mismo de la supuesta sensibilidad ciudadana –fondos para los parados-, en el contexto además de una cruel situación socio-económica, no se sanciona; al contrario, más bien aquí la Corrupción sistemática se proclama, y más, se aclama.

   4.- Considerable batacazo del Partido Popular de Rajoy, que de forma insensata protagonizó encima personalmente la campaña, y que recoge los frutos de un recurrente desastre comunicacional, de los incumplimientos electorales, de la falta de ejemplaridad ante la corrupción propia y de la cerrazón y  ruptura de los cauces de relación, representación e intercambio comunicativo y simbólico con la sociedad, y en concreto con los millones de ciudadanos normales que defienden sus mismos valores y principios.

   5.- Albert Rivera, esperanza de promesa y renovación, pide pista y Rosa Díez, que rechazó esa colaboración, se nos cae de la lista.

  6.- Los podemitas, esos jóvenes comunistas mimados por las teles del Sistema y por el chavismo destructor, que dicen ser y representar al Pueblo, recogen apenas el 15% de los apoyos de quienes acudieron a las urnas, menos de un 10% de cuantos podían elegirles. No importan los datos: seguirán diciendo que ellos son el Pueblo. Menuda Casta tienen. 



RESUMEN DE “LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS”

   Me preguntaban ayer, “bueno, vale, ¿pero tu libro de qué va?”. Me hubiera gustado contestar lo de Woody Allen a propósito de “Guerra y Paz”: “Va de Rusia”. Decirle yo: “Va de las ilusiones”. Pero al escritor sin Nombre ni Contactos, esos lujos le están vedados. Tuve entonces que pensarlo.  
   Mi libro cuenta la historia de un cuarentón al que su mujer, que ha encontrado otro más alto, más fuerte y más guapo que él, le señala la puerta de salida de casa. Descubre entonces de golpe su minusvalía emocional: un paria en la tierra de los afectos. De cuanto le ocurre después, cuando ha de salir al mundo, que le es ancho y ajeno, para superar su zozobra, para engañar a su desconcierto. De lo duro que se le hace ese aprendizaje elemental de la supervivencia afectiva. De cómo hallará en la propia escritura, y en los humorísticos y sentimentales encuentros y desencuentros de la realidad, a trancas y barrancas, la brújula que le permita hallar al cabo su lugar al sol,  una imagen aceptable de sí mismo, y levantar así el muro de la obturación interna que le impide ver la belleza y el propio absurdo del mundo y de la vida, que es lo único que tenemos. De eso, de esas ínfulas buenas trata mi libro.

domingo, 22 de marzo de 2015

Petanqueando, pe, petanqueando

     

     
   Tan silenciosos, ya digo, que en nada importunan a los jilgueros, que por allí se quedan, sin perderle ojo –yo creo- al discurrir de las bolas, a componer con sus trinos el trasfondo sinfónico a esos inverosímiles cursos. Tan serios y abismados en su pericia los petanquistas, sí,  que pareciera depender de la misma la suerte entera de algún mundo desconocido. Y es que, esas bolas relucientes que con indecible tino ellos desplazan, tienen algo de satélites siderales, de minerales y reverberantes planetas de un universo paralelo, enredadas en zigzagueos, parábolas y órbitas gravitatorias alrededor del boliche de madera, ese menestral sol cuya cercanía todas persiguen.
   
   Ese silencio sagrado, -cómo no acordarse allí del vocerío idiota de los brokers bursátiles-, roto sólo por algún conato de murmullo admirativo o adversativo, esa quietud desarmada de golpe por los fulgurantes lanzamientos, esa enfrascada concentración en los jugadores y entre los pocos que les observan, tan parecidas a la honda atención con que se sigue la música clásica, enmarcan ya un halo muy sugestivo en su torno. Y sin embargo, como los niños… ¡sólo juegan con unas bolas!
     
   Acuclillados, escrutan en vilo cual consumados cartógrafos las mínimas incidencias del escaso terreno que la bola debe cruzar, lo recorren despacio husmeándolo a conciencia, si es tiro de aproximación lo que toca, acarician entre las manos su bola metálica como Hamlet su calavera pero sin mirarla, con qué suavidad la empujan, certeros halcones luego, que fijan la vista una y otra vez en la bola rival que su parábola ha de desplazar, anticipando ya el golpe, haciéndolo en su mente real antes de que ocurra, flexionan el cuerpo, elevan el brazo y sueltan la mano, la curvatura perfecta de la bola por los aires, ¡zas!, el bombeo de una bola sobre la otra, un planeta que desplaza a otro -¡y sólo a ese otro!- de la preciada órbita del boliche, que es el sol que a todos guía y señala victoria, oooh, el fulgor de tan preciada puntería ataviando de increíble parábola la mañana del parque, oooh, cómo revuelan y cantan entonces los jilgueros.

     
   Sólo al final de la partida prorrumpen todos en un breve aplauso, que en medio de ese silencio se realza mucho, como una pólvora festiva, sí, y que más parece a la destreza de todos ellos destinado, tal es el escaso alarde triunfal de los ganadores. A lo sumo levantan un brazo estos en seña de agradecimiento. ¡Qué mundo por todo ello tan cautivador el de la petanca en los barrios, a espaldas del glamour gritón, cainita y narcisista del Reinado de la Mugre, tan archi-reflejado en todas las pantallas dominantes! 





(Lluvia de marzo, amigo. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 21 de marzo de 2015

Ahí estaban, medio ocultos en el parque



   Han vuelto, sí, acabo de verlos. En cuanto el frío y las lluvias invernales han cesado, sin dudarlo han retomado ellos el misterioso oficio de su afán. Ahí estaban, medio ocultos  tras los árboles del parque, tan graves y absortos en sus prácticas que parecieran extraños caballeros de la Cábala o de algún otro rito iniciático. También últimamente se ve alguna mujer entre ellos, sí. Visten ropas discretas y avejentadas todos, chándales de baratillo en tonos pardos, casi nunca chillones, como indicando ya que es el suyo, aunque trascendental, un humilde ministerio, a juego con los trapos entre los que envuelven y limpian sus metálicas bolas, que por todos ellos destellan el lujo de su brillo mistérico sobre el claro del parque municipal.
     
   Tan silenciosos, ya digo, que en nada importunan a los jilgueros, que por allí se quedan, sin perderle ojo –yo creo- al discurrir de las bolas, a componer con sus trinos el trasfondo sinfónico a esos inverosímiles cursos. Tan serios y abismados en su pericia los petanquistas, sí,  que pareciera depender de la misma la suerte entera de algún mundo desconocido.




(Lluvia de marzo, amigo. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros)
  

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 20 de marzo de 2015

Significado del posado de Tania

     



   Primero con publicidad y alevosía Monedero le comió el Roscón a la Lomana, so beautiful people ella. Después Pablo Iglesias, maquillado como una mona, con guantes de boxeo como Sabina en el disco aquel, posó para el Vanity Fair, okey wey. Vino griego de Varoufakis luego para el París Match con vistas al Partenón, vaya mogollón. En fin, posa Tania con aires de femme fatale, con ínfulas de modelo de alta costura y baja impostura, para el Yo Dona, agárrate las feromonas. ¿Han sucumbido los prodigiosos antisistema a La hoguera de las vanidades capitalistas?
     
   Quién lo sabe, si acaso Chávez. Es como si de alguna oscura manera hubieran olfateado ellos, los iracundos Líderes de la Indignación de los pobres, que para asaltar el Poder les es preciso pagar antes el peaje obligado que domina la época: la Era de las Celebrities bobas. ¿Quieres dinamitar el odioso Sistema Capitalista? Dabuten, pero primero para ello has de ser universalmente conocido. Intuyen a la perfección los apocalípticos Líderes de la Indignación que esos alardes de glamour elitista y famoso no les van a restar apoyo entre las masas más humildes, pues aman/odian estos también esas formas ociosas de vida, que constituyen el idiota espíritu de los tiempos que vivimos.
   
   Si antes lo que valían eran las “obras” de las personas, -sus actos, sí, pero también sus obras, es decir, sus libros, cuadros, películas, sinfonías, empresas, huelgas- ahora lo que cuenta es el número de reflejos que las muchedumbres le repican a la pixelada pantalla de tu Fama: el número de seguidores que tienes en las redes. Para conseguir eso hay que salir donde salen las Celebrities, hacerse uno mismo una de ellas.
   
    ¿Que se reflejan y ensalzan así los valores y los modelos de las clases dominantes, -¡horror, la Casta!-  esas mismas a las que se pretende someter? Ya dijo Pablo Iglesias que la Política es cabalgar contradicciones… y que él estaba dispuesto a cabalgarlas. Sea todo por el asalto al Poder. Lo de la soga de Lenin también, la que los capitalistas encantados les venderían… para con ella misma ser luego por ellos ahorcados.

     
   ¿Qué sobre todo entrelíneas sobre todo nos susurra Tania Sánchez con su posado monegasco y sus maneras de dudosa starlette? Oiga, que yo soy beautiful people, que soy yo la pupila mejor de Carmen Lomana. ¿Una Pasionaria retropostmoderna? Eso, mírala, se lo está pensando.




SOBRE LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS

       Y estoy convencido también de que si te gusta escribir, aunque sea sin mayores pretensiones, mis HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS te servirán de inspiración y te aportarán ideas, modelos, motivos, recursos  y maneras concretas para que también tú te atrevas a emprender la aventura de escribir un libro. Pídemelo, plis.