Páginas vistas en total

lunes, 13 de junio de 2011

Cameron Díaz, vente pa España, tía


      
     Si los Indignados sobones de Indignadas –sólo de esos pocos hablo ahora, de su agónica reivindicación de un Eros desatado- quisieran en parte redimirse de lo suyo y de paso relanzar por las pantallas del mundo entero los brillos heroicos de la Spanish Revolution deberían, en fulgurante acción de comando,  secuestrar  a Cameron Díaz,  esa horrorosa starlette de Hollywood –ese nido de plutócratas judíos que controla y coloniza el ocio y el negocio del mundo entero, que acaso dirían ellos-, instalarla como reina en una de sus jaimas, y darle allí asambleariamente lo suyo, es decir,  lo que a ella, según acaba en público de confesar, por encima de todas las cosas la priva. 
     Dice ahora la boba Cameron, en plena promoción de su penúltimo bodrio, nada menos que… “me gustan los hombres muy primarios, que me hagan sentir una esclava sexual”, que “siempre viajo buscando sexo, mi deporte favorito”, que “una de las cosas que más me gusta es mantener relaciones sexuales con desconocidos en los baños de los aviones”, que “está ella siempre dispuesta para el sexo”, en fin, que se confiesa la criatura... “fanática de las películas porno”.
     
      Se trata de formidables estupideces calculadas, por supuesto, -y ni siquiera por esa tiparraca, o en exclusiva para que se hable de este film,  sino pensadas como gancho habitual por sesudos cerebritos de los estudios-  que invitan mucho a la risa, que casi hacen quedar mal a quien pretenda tomárselas en serio. Esa es la clave buscada: que nos sintamos como retrógrados todos los que critiquemos el desvarío, que le demos carta de naturaleza humorística a estas putrefacciones, y “entremos” de esta forma en ellas. Lo cierto es que es ésa la rastrera palanca que buscan sobre todo remover entre las audiencias. Se revela así una vez más con la más cínica desenvoltura la nítida regresión animaloide propiciada en estos Tiempos de la Mugre, puestas ahora incluso sus máximas en la boquita de las más angelicales e “inocentes” rubias, las mismas que Hitckock creía frígidas. Eso sería antes, don Alfred.
     
      No se imagina uno, desde luego, a la Hepburn o a la Garbo, a la suma distinción de su belleza, al inconfundible aura de su elegancia, propalando esas patochadas de camionero salidote, lo que no era óbice para que fueran ellas mil veces más libres en su privada existencia que estas adictas ¡al porno!, que resultan encima ser las más mundialmente admiradas y pagadas. La estulta estupidez de la Díaz sobre su afición al sexo con desconocidos en el baño de los aviones hace recordar aquella escena de Aterriza como puedas, con aquella larga fila de voluntarios abofeteando a una pasajera histérica, prestos en la ensoñación de la famosa rubieja a sodomizarla uno tras otro. Sin duda merecería que eso le ocurriese de verdad en el avión en que los sobones Indignados se la trajesen a la Spanish Revolution. Susurraríanle al oido de la boba lo que la santa Comisión de Feminismo portasolera denunciara: tocamientos, abusos, vejaciones, mientras a ésta seguro que hariásele la boca mil aguas. Cualquiera le envía a la Díaz las rimas de Bécquer.
      
     Burda, superexplícita y primaria hipersexualización de la existencia, despojada clamorosamente de la más mínima apelación sentimental pues, -una Enmanuelle infinitamente más grosera que protagoniza luego los más comerciales films- que lleva incluso a promover por todo el mundo milimétricamente las más podridas y delirantes imaginerías… ¡de los agresores sexuales!, de los violadores,  asestando de paso un daño incalculable a la más mínima aspiración a la estricta dignidad de los hombres y de las mujeres, en medio del silencio olímpico de los líderes de opinión sociales, prestos a Indignarse a lo Hessel por cualquier nimiedad a la carta progre que en el camino se les cruce.   
    Obsérvese que sería el secuestro aquí propuesto, no ya el crimen, sino la Acción Perfecta, que a todos sin duda daría gusto, y hasta gustirrinín, un revolutum de diosas y plebeyos en imparable coyunda, de húmedos sueños de todos hechos de golpe realidad, hiperrealidad porno, reallity, claro. Quizás la Milá retransmitiera para el GH 24h, gustosa también, los vaivenes del carnal ayuntamiento. Seguro que Sabina, como asegura Loquillo, otra vez llevaría, bien achanté, las cervezas a los Indignados sobones. Si desde siempre además en las Revoluciones los fines han justificado los medios, es que serían estos ahora irreprochables, en la misma medida en que sarna con gusto no pica.  
      
   Como en una coctelera asombrosa de azar y necesidad, en un agitado convoluto de casualidad y de causalidad,  resulta también que el libre acceso al cambio de sexo para ¡los menores de edad!  háse constituido en ardua reivindicación de los Indignados, que para completo pasmo del mundo entero han recibido ahora el apoyo a lo suyo… de ¡Paris Hilton! y también… de la mujer más rica de España, la ex del señor de Zara.
     Dice la ex del señor de Zara, que sólo posee 4200 millones de dólares para ella solita, que se da también en ella “mucha tentación de estar en el campamento con los Indignados”. Dice a su vez Paris Hilton, esa forradísima heroína de los porno-shows, en entrevista de EL PAIS, que realmente “admira” ella “a estos chicos”, que “yo triunfo todos los días”, y que no pensaba por el momento pernoctar en la plaza del Sol. Paris, Paris, ¿y si se viene Cameron, no te animarías a lo de la Spanish Revolution? ¿Dime, no te tienta también a ti  la Indignación?

43 comentarios:

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

Estimado José Antonio,

Está todo envenenado. A veces, en mi ignorancia, soy feliz.

¡Un fuerte abrazo!

Winnie0 dijo...

Es que hay gente mu mu' tonta José Antonio....La Herpburn...sin duda SIEMPRE tendría más clase....Un beso

Elena dijo...

Poco glamur tienen estas ¿actrices?, nada que ver con aquéllas de los cuarenta y cincuenta.
Es la mediocridad en todas las facetas de la vida, incluyendo la cultura.
Un abrazo José Antonio.

Juante dijo...

Das en el clavo una vez más, apreciado amigo.

Dices bien, pero permite que matice lo de esa subrepticia plutocracia ("putocracia" diría yo), que opera como punta de iceberg. Cierta élite """hiperortodoxa""" judía -compuesta de loby uruguayo-argentino-español-yanqui-anticristo-, muy taimada y sumamente artera, suavona por las cañerías ominosas del intenné y adoradora del 666, es la que pretende (y puede que consiga, a este paso), cargarse el mundo (moral y físico) tal y como lo conocemos hoy. Es el nunca bien ponderado "Nuevo Orden Mundial". Y se está moviendo sibilinamente pero a pasos gigantes muy firmes, gracias sobre todo a la cosa cibernética.

Se ha deshumanizado a las personas; especialmente a las mujeres en general, víctimas pintiparadamente propiciatorias de esta hipersexualización homínida. Cada vez hay más ninfómanas, adolescentes eternas con tattoo hasta en la campanilla, émulas de las góticas zETApeicas, dispuestas a servir de carnaza a la gran camada de lobos sedientos que surgen al rebufo, porque así es la ley de la oferta y la demanda de los sobones indignados.

En el fondo (y en la superficie), a los nuevos usos propuestos por el intenné y las celebritys, que son ahora las santonas mediadoras y referenciales, les pasa como al Constitucional y su Bildu: cuando se instauran por el motivo que sea, alimentan a los que y a las que previamente son proclives. Intenné no tiene la culpa, pero una furcia en él es como Peces en el agua.

No te digo ná de lo que se avecina, amigo: toda esa pléyade de adoradores de Calígula interconectada en tiempo real y "free" por webcam y en 3D.

Menos mal que hay blogs como el tuyo, para denunciar estas cosas a los que se chupan el dedito. Einstein dijo: "Lo malo no es la cantidad de gente mala que existe, sino la buena, que se sienta esperando a ver qué pasa". Un abrazo.

Herep dijo...

Buenas, José Antonio

Con tanta carnaza como ofrecen las mujeres hoy en día, llegará a ser dogma eso de "es más erótico insinuar que enseñar" (creo que es así)...

Instinto básico para un mundo simple.

Un saludo, bloguero.

jinquer dijo...

practicar el sexo con salidos, es de lo más estúpido. tendría que practicar sexo con monjes, maridos que nunca jamás hubieran sido infieles, o con actores porno. Todo ese recorrido de corridas por vulgaridades a mi, no me la levanta!!!


bñs

Javier Tellagorri dijo...

Esa colección de hetairas que citas sufren de dos enfermedades incurables : La tontez absoluta y el Furor uterino. En ambos casos el tratamiento es IGNORARLAS.

Sí, estarian ni pintadas todas ellas entre esa panda de marranos de "variados géneros".

Juan Carlos dijo...

¡Ni un campo sin una flor, ni un hortera sin transistor!
Cada día que amanece el número de tontos crece...
Salu2

Javir dijo...

Con Cameron Diaz, confieso, siempre me he quedado en la epidermis.

Sabiendo lo que antes ignoraba, sé la distancia que hay entre Rita Hayworth y la Cameron. La misma que hay entre una señora de armas tomar y, simplemente, una tía buena.

Natalia Pastor dijo...

La clasey el glamour brillan por su ausencia.
Son chonis,simplemente.
Nada que ver con el "star-system" de los 40 y 50: Bacall,Hepburn,Bette Davis...

Saludos.

CAPITAN TRUENO dijo...

Que falta de detalle de la mugre, debieran haberlas invitado a unos tocamientos impúdicos y miradas lascivas. Claro que eso hubiera despertado la ira del gremio del bollo y se hubiera montado la de San Quintín.
Momento en el cual, con el oportunismo que le caracteriza, nuestro amigo Alfredo, podría haber ordenado una carga policial.
Y los bobines Quevedo y Esteban hubieran llorado por la brutalidad policial.
Digno de Flacon Crest.

Jose Antonio dijo...

¡Uy lo que has dicho! los plutócratas judíos dominan la comunicación en el mundo, lo que dice hollywood va a misa o a la torá o como se diga, cuidate las espaldas, cualquiera puede ser un agente del mossad disfrazado.
Un abrazo

aspirante dijo...

El número de candidatas a donar su efigie para el Monumento al Gilipollas crece por minutos.

La Hilton y Zarawomen que hablen menos y repartan más sus inmensas fortunas.
Ah, que eso ni por pienso, verdad?
Gilipollas y caraduras.

Scarlet2807 dijo...

Me encantan tus artículos
Y ahora entiendo tu comentario en mi blog, jajajajajajaja ( no entendía nada, de nada)
Tú si, eres un encanto, por tus bellos piropos...
Besitos en el alma
Scarlet2807

o blog de xesús lópez dijo...

Todo el artículo refulge de los destellos narrativos que nos vas ofreciendo.
Pero imaginar un lote de artistas porno en Sol y a la Milá retransmtiendo los vaivenes de los diversos ayuntamientos por medio del canal 24GH me parece, la consideeración de esa posibilidad, lo mejor de todo.

MAMUMA dijo...

José Antonio, puro marketing yankee.

Cesar dijo...

Yo también estoy en contra del reinado de la mugre y del mal gusto. Y supongo que millones de progres, millones de conservadores, millones de liberales, millones de euros, y supongo que también la Zarina. Que leches, ser rica no significa carecer de gusto siempre.
juan...estás tú tambien, indignado, contra el reinado de la mugre..? Anda, comentanos, que nos tienes en ascuas.

Candela dijo...

Cada uno vende lo que tiene, porque se trata de eso, de vender. La pena es que hay gente aún que va, y compra..

Denis Fortun dijo...

José Antonio, excelente espacio, con buenas reflexiones. Saludos y gracias por tu comentario en mi blog. Hago enlace para mantenerme al tanto de lo que escribes. Saludos

Rafa Hernández dijo...

Pues a mí no me importaría que por muy chabacana y chocarrera que sea la Cameron Díaz me diera un repaso en los lavabos de un avión, o en un retrete de los McDonald's. Será porque me estoy haciendo mayor, y soy un viejo verde. Saludos José Antonio.

Neo... dijo...

“me gustan las mujeres muy primarias, que me hagan sentir un esclavo sexual”, que “siempre viajo buscando sexo, mi deporte favorito”, que “una de las cosas que más me gusta es mantener relaciones sexuales con desconocidas en los baños de los aviones”

Ah, creo que nací en un cuerpo equivocado.

Neo... dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Sabela Arias dijo...

Siempre he creído que es terrible tener mucho dinero y muy mal gusto...

Creo que aunque tenemos opiniones muy diferentes en muchas cosas, pese a ello tienes una forma de presentar tus artículos muy creativa, además despiertas muchos recuerdos que adornan el artículo haciéndolo siempre interesante.
Un saludo bloguero.
Sabela

Eleonora dijo...

La cuestión es que se hable de ella, aunque sea mal.
Antes muerta que sencilla :)
Le va el negocio en ello.
Como siempre un escrito magnífico.

Marina Fligueira dijo...

¡Hola José Antonio!

Ignoro por completo quien es esa persona y todo lo que le rodea. Pero si he leído tu entrada con detenimiento y me gustan tus reflexiones. Un beso.

Me quedo por aquí para seguir leyendo que es la forma de enterarme de lo que desconozco.

Gracias por dejar tu huella en mi espacio. Se muy feliz.

Señor Ogro. dijo...

De arcada este tipo de promociones. Sería mucho más honrado que saliera en pelota viva gritando como posesa "vete a mi película, se sorteará una cena conmigo entre los asistentes, con derecho a roce grueso".

El otro día leí la habitual retahila de barbaridades vomitada desde una tv islámica, en la que hablaban de secuestrar mujeres no musulmanas y convertirlas en rameras para acabar con el adulterio en Kuwait. Que empiecen con la Cameron, que parece tiene gusto por estas cosas tan .. "divertidas".

Repugnante dentro de la pantalla y peor fuera de ella.

Myriam dijo...

Qué no se que tan bien está pagada ésta a juzgar por la cantidad de tela que gasta en su vestido. Parece que la crisis le pegó duro y como siga con esa política tan promiscua, candidata no al nobel si a una STD (Enfermedad de transmisión sexual), la veo. ¡Pobre niña!.

Quiero agradecerte, Antonio, tus cálidas palabras de apoyo a mi regreso.

Un abrazo

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Hola Jose Antonio.
Siempre dando en la diana y de forma mordaz. Cuando le leo me dan ganas de hacerme monje cisterciense y esconderme del mundo.
Un saludo!

El Fugitivo dijo...

Hombre, que le guste "sentirse una esclava sexual" no quiere decir que le gustara "serlo". Y que le prive el sexo con desconocidos, eso es imposible, porque el sexo, como decía la Biblia, es "conocimiento carnal". Digo yo.

Es simplemente la desaparición del pudor, en la era de la trivialización y frivolización de las emociones más íntimas, aquellas que nos humanizan. Panem et titeritenses. Et Sexo...El secreto vulgarizado a grito pelado. El fin del misterio.

Saludos, enhorabuena, y sigue afilando la pluma (en el buen sentido).

José Antonio del Pozo dijo...

-Miguel Angel: gracias, otro para tí
-Winnie: siempre, otro
-Elena: mediocritas, sin aurea. Otro

José Antonio del Pozo dijo...

-Juante: soberbio escrito, pero eso del lobby me lo tienes que explicar más despacio cuando tengas tiempo. Un abrazo, amigo. Gracias
-Herep: insinuar, por supuesto. Otro

José Antonio del Pozo dijo...

-jinquer: ni al muá. Bñs
-Tellagorri: hetairas con furor uterino... me gusta. Un abrazo
-Juan Carlos: y crecen, y crecen. saludos

José Antonio del Pozo dijo...

-Javir: a mí no me gusta. Un abrazo
-Natalia: chonis, sí. Un saludo
-Capitán Trueno: o eso, invitarlas a unos re-tocamientos

José Antonio del Pozo dijo...

-Jose Antonio: es el tópico, ¿no? Un saludo, tocayo
-Aspi: es verdad, lo de la Hilton, bueno, pero lo de la Sra Zara es... de tocarse los gabilondos hondos. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Scarlett: me encanta que te guste lo mío. Besitos...¡en el alma! Thankyou
-Xesús: diría encima la milá que... es un experimento sociológico. Muchas gracias

José Antonio del Pozo dijo...

-Mamuma: musho marketing, además que sí
-Cesar: ni por un segundo dudé que estabas contra el reinado de la Mugre

José Antonio del Pozo dijo...

-Candela: compran a tontas y a locas, sin criterio
-Denis:muchas gracias, me haré yo también seguidor tuyo
-Rafa: propóntelo, propónselo, igual traga. Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

-Neo: pequeño detalle
-Sabela: y ocurre. Te agradezco mucho la apreciación que haces, porque denota en tí una mentalidad sabia: no pienso como tú, pero me gusta lo que haces, valoro tu trabajo. Muchas gracias

José Antonio del Pozo dijo...

-Eleonora: eso es lo malo, que se venden por lo que haga falta. Muchas gracias, amiga mía
-Marina: eso de leerme con detenimiento me llena de gratitud ya hacia tí. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Señor Ogro: no son malas ninguna de las dos ideas que propones para la Cameron, qué digo, son cojonudas
-Myriam: es de boquilla lo de la Díaz. Gracias a ti
-Lorenzo: gracias, hombre tampoco es pa tanto. Un abrazo
-Fugitivo:gracias, muy bien vistos los apuntes que haces. Un abrazo

* Inés * dijo...

Los pelos como escarpias se me pondrían a mí de usar el wc de un avión, para esos menesteres de ruleta ruso-sexal.
Y visionar esas películas tan vulgares y soeces más de lo mismo, degeneración que se lleva, como parte de un modus vivendi.
Donde esté una mirada lánguida, sin palabras, en blanco y negro, aquellos primeros planos sin diálogo, que se quite lo demás.
Porque falta no hacía, ni Cameron, ni Hilton,ni cía, serán como las divinas del siglo pasado, en una pantalla de cin.
Están las que pregonan sus modernuras sexuales, supongo que de vuelta de todo, con sus vidas vacías de un bello amor y creen que esos vicios son la panacea, avalados eso sí, con sus cuantiosas fortunas.
Y a pesar de eso, no son felices, sus miradas no tienen el brillo del alma.
Mi respuesta a tu pregunta es no, no me tienta ser una indignada como ellos, porque me ofendieron como ciudadana y su intolerancia con los medios informativos el primer día que se asentaron, con sus tonterías, sus pulgas y sus piojos.
Saludos y admiración, desde mi lado.

Juante dijo...

Of course, José Antonio. Cuenta con ello. Un abrazo.

José Antonio del Pozo dijo...

-Inés: gracias por tu comentario, estoy de acuerdo. Saludos
-Juante: ok