Páginas vistas en total

jueves, 29 de septiembre de 2011

El Elogio de la mesura


     
    Entonces, si ayer aquí le reconocíamos sus méritos artísticos a la Coixet, sin menoscabo de mantener honda la discrepancia con ella en tantas otras cuestiones, el saber deslindar unos asuntos de otros, el rechazar por tanto como retrógrado el fanatismo monocolor característico de estos tiempos demenciales, en los que los opinantes a menudo nos lanzamos al bulto del adversario, encerrándonos unos a otros en bandos, mejor dicho, en bandas autosuficientes unidas sólo por un monolítica aversión que ni agua concede al que no piensa como nosotros, como bobos hinchas pavlovianos todos de nuestros particulares colores, ¿por qué esa elemental mesura parece ponernos fuera del estricto código binario –conmigo o contra mí- propio del juego ideológico hoy dominante?   
      
      Y no se trata en modo alguno de renunciar a las propias ideas y convicciones (otro cantar son los prejuicios, esos coágulos purulentos de viscosa tirria, inaccesibles a la razón, de los que una mente deseosa de aprender debería avergonzarse), sino de ser capaz de deliberar y de intercambiar reflexiones y argumentos acerca de las mismas con un ánimo siempre abierto a escuchar las razones del Otro.
      
     Que una persona que no tuvo oportunidad de formarse sea incapaz en su dialógo de ir más allá del berreo y del infame exabrupto es en parte entendible. Lo particularmente odioso del Reinado de la Mugre presente es contemplar a los líderes de opinión sociales, quienes sí han tenido el privilegio del acceso a la Cultura, en mil y un debates-basura programados ad nauseam en los estelares escenarios de la representación social, despacharse con maneras y modales tan chocarreras y hooliganescas que harían enrojecer de pudor al carretero y a la verdulera más descarados del arrabal. Y es también el Internete, el anonimato y el disfraz que el mismo hacen posible, su vertiginosa velocidad que disuade de la reflexión, campo abonado y propicio para el insulto rastrero.
    
     ¿Cómo quejarse luego del prestigio creciente de la bárbara violencia entre quienes nada son para resolver sus problemas? Que encima esos supertriunfadores líderes de opinión, y los directivos que les programan, estén encantados de conocerse y de alumbrar además con sus gargajos televisivos la luz del progreso humano es sólo la más acabada vergüenza, el más putrefacto vómito de estos tiempos de cháchara plusprostibularia. Si todo conspira hoy contra la mesura, al menos nosotros, la nada fracasada que somos, alcemos aquí, nuestra débil luz. Hasta que nos la apaguen los ventiladores de las inmundicias. Hasta que nosotros mismos nos vayamos apagando.
     

40 comentarios:

Senior Citizen dijo...

Cada vez me acuerdo más del "viejo profesor", de Tierno Galván. Un mitin suyo fue el primer mitin de mi vida y aquello fue más bien una lección magistral, a años luz de lo que son ahora.

Winnie0 dijo...

Las luces así será una pena si se apagan....Lástima!!!
Quiero creer que aún quedará gente con opiniones coherentes.
Besotes José Antonio

Rafa Hernández dijo...

Estoy con el comentario de Senior Citizen. Tierno Galván fue un autentico genio en todos los campos, y un político excepcional, no las verduleras y cantamañanas que tenemos ahora. Saludos José Antonio.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Lo asombroso, José Antonio, es que la gran mayoría de esos líderes de opinión se cree capacitada para hablar de cualquier cosa que se plantee en la tertulia de turno, y así se oyen, frecuentemente, pareceres que producen vergüenza ajena.
Un cordial saludo bloguero.

anonimo dijo...

Fue el sucio , subnormal y perverso, todo a la vez, Alfonso Guerra del fascista disfrazado de izquierdista psoe, quién vaticinó que con ellos; los ladrones malévolos; dentro de poco a España , no la iba a reconocer ni la madre que la parió . Textualmente.
Su amenaza se ha cumplido.
No queda más que la mierda que dejaron esos perros corruptos suciolistos, esparcida y maloliente por las televisiones, las radios, los periódicos y todas las aceras de este pobre y esquilmado país en que ni la hierba puede volver a crecer ya. Pasaron los bárbaros de Atila. Tendrán que responder, esperemos que muy pronto, esos perros, y sus amiguetes por todo ello. Y lo peor es que Rajoy y los del PP sólo están esperando su turno para esquilmar. Vendidos y rendidos ya a sus dueños del fascista, que no ni nunca socialista psoe ,que será quién de verdad gobernará aunque se vote, que no yo, al pp. Mismos perros con distintos collares. Un pais sin alternativa y con la caca del 15-mierda-fascio esperando a ser ellos los que roban y se hacen ricos y toman el poder económico del país como los perros de mierda corruptos sociatas a quién están sirviendo sin siquiera ocultarlo.

Elena dijo...

Y la de gente, José Antonio, que llama sectario al de enfrente quizá sin darse cuenta de que él mismo lo es, incluso en mayor medida.

No me considero para nada sectaria, tampoco comulgo con la totalidad de los postulados de ninguna tendencia política, para mí el partido ideal sería un compendio de ideologías girando alrededor del eje del sentido común y la razón.

Me gusta el debate, por ello me gustan los blog en que se admiten todos los comentarios discrepantes siempre que se hagan con educación, sin insultos y razonando.

Un magnífico texto, el otro día te honró reconocer que te gustó la obra de "la Coixet".

Un abrazo.

NVBallesteros dijo...

Parece una entra muy local pero sabemos y te lo he dicho varias veces que aquí y alla están cortados con la misma tijera deberías de oír las burradas de algunos....


Besos

Cesar dijo...

Esperaba esta puesta. Aquella en que por fin pueda estar contigo al ciento por cien. Me dan miedo quienes creen estar en posesión de toda la verdad, pero no me asustan los gritones; esos son unos asustados que a gritos intentan vaciar sus miedos, supurando el rencor que les llevara a la asfixia social. Sin duda todos tenemos amigos de pensamiento multicolor. Yo a mis amigos tan solo le pido que sus ideas estén acordes con la ley y las buenas costumbres y que juzguen los mismos hechos con la misma vara de medir, quienquiera que sea el que los lleve a cabo.

METAMORFOSIS dijo...

yo que vosotros tendría los pasaportes actualizados por si hay que salir pitando.....
La que se avecina es parda.
Un abrazo Jose Antonio

Anónimo dijo...

La televisión que mide audiencias y los partidos politicos que miden encuestas cada dia van juntos de mano. En Italia un tal Berlusconi es un claro ejemplo de ambos sondeos, no importa lo que piense uno en su interior, si vivimos rodeados de autenticos fanaticos de las estadisticas, la dictadura de la aritmetica esta llegando a niveles insoportables...entre todos lo matarón y el solito se murio...en un campo de futbol o en cualquier evento (tipo circo romano) no tiene nada que ver los individuos uno por uno o en cambio en masa, no tenemos escapatoria todos somos complices.
Erasmo en su elogio de la locura critico duramente a la iglesia corrupa de la epoca, sin embargo lejos de sentirse aludidos encontraron la obra bien divertida y tanto catolicos como protestantes la utilizaban de ejemplo de unos contra otros, la mesura el termino medio y virtudes teologales varias llevan a este no entender nada de nada, entre todos ensuciamos...Como decia Saramago contra en neoliberalismo solo nos queda la conciencia.
Cuando las torres gemelas se fueron al suelo junto con el edificio numero siete, recuerdo videos de palestinos celebrandolo, eran videos falsos pero de todas maneras lo que me impacto más fue la cara de Yasser Arafat con cara de circustancias y con aquellos labios que casi no podia ni mover solo balbuceando terrible shock...pues bien:
el documental "la doctrina del Shock" explica algo mejor lo que pasaba por su cabeza en esos momentos. Saludos y felices crisis economica, ambiental y de ideas en general,El sistema somos todos.

Juante dijo...

"Po sí". Ayer mismo, sin ir más lejos, en la sectaria tertulia de Julita Otero, debatían cuatro intelestualoides cuatro de inconfundible sesgo progre, sobre las próximas elecciones. Gran originalidad, por cierto. Pues una tal Elisa Beni, periodistilla de salón y esposa de Bermúdez, el juez ferretero, opinó que "en España tenemos la sensación de que siempre estamos tejiendo y destejiendo, con eso de la alternancia política".

Claro que, los que tejen -estuvieron los cuatro de acuerdo en esto- son... ¡los sociatas! ¡Acabáramos, hombre! Es que no hay nada en esta vida como reconocer al otro, pero como mosca cojonera. La superioridad moral es lo que tiene, que la empatía sólo funciona desde la parte comprensiva.

Cordiales saludos

Candela dijo...

¿Quieres decir que has sido atacado por la Villalobos y por la Mariantonia al unísono?

¡Dioj santo!
:O

aspirante dijo...

La cuestión no es opinar y convencer, sino avasallaar y atropellar, sabiendo que en esos circos el público al final sólo escucha al más gritón.

Trecce dijo...

Y encima tenemos que aguantar sus lecciones pontificales, como si hablasen excátedra.

el7ºdeyahve dijo...

que te pasa, del pozo, no me digas que te vas a rendir, pues no lo que hay que hacer es armar una hoguera y recargar en ella la energia que nos falta, en una buena conversacion en armonia, y luego saltar al rin y vuelta a por ellos que son menos.

condor te saluda del pozo.

mercedespinto dijo...

Bien dicho, pero que muy bien dicho. Mi mente, que debe ser corta, no alcanzará jamás a comprender las adhesiones inquebrantables a un partido u otro. Es completamente imposible que un hombre piense igual que otro, mucho menos que los de un numeroso grupo piensen igual entre sí. Cuanto escucho los debates políticos, me pregunto cómo es posible que los de un lado u otro siempre estén de acuerdo entre sí. Creo que el borreguismo nunca ha sido tan patente. Escasean los librepensadores, al final lo van a conseguir. Me cachis..
Un abrazo.

Lobo Solitario dijo...

¡Que gran verdad Jose Antonio! la lógica dice que a mayor sapiencia mas deberia imponerse la mesura y el sentido común, sin embargo parece ser todo lo contrario. Quizás venga dado porque en una democracia lo que importan son los votos y para conseguir los votos lo mas sencillo es alentar a la gente a que se tiendan barricadas, al enfrentamiento; siempre será mucho mas sencillo que intentar convencerla con argumentos y muchísimo mas que intentar razonárselos.

Juan Risueño dijo...

Lo que se ve, lo que se oye, se aprende que se suele decir.

Saludos

Miguel Baquero dijo...

Hay que tener en cuenta que mucha de esta gente fanática y sectaria tiene su clientela, quiero decir, tiene detrás a un grupo de gente que está esperando que diga "lo que tiene que decir", y estoy seguro que muchos de ellos se van al tono plano y al razoanmiento siemple y sin matices sólo por dar contento a ese público. Hoy en día la "rara avis" es el que sostiene opiniones propias, mejor o peor razonadas, pero razonadas, que no se engloban dentro de los bloques habituales. De este solemos decir, si te das cuenta, que "nunca sabemos por dónde va a salir", y se le suele despreciar un poco porque la gente está acostumbrada a la diatriba "los míos y los otros". Yo siempre he procurado tener muy en cuenta la frase de Ortega y Gaset que decía que ser de derechas o de izquierdas (acérrimamente, se entiende) no son más qu sendas formas de estupidez

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

Me ha gustado mucho tu entrada, ¡Cuanta razón!
Y los de los garjajos televisivos que nos echan a la cara ¡Lo has clavado!

Cesar dijo...

Umm, me encanta cuando ríes, porque enseñas los dientes, que diría aquella. Al fin una puesta con la que coincido plenamente.Aunque en esto, como en todo, siempre seremos nosotros los mesurados, nunca nuestro adversario que es un sectario de tomo y lomo. Ponderación y mesura, cada uno con la suya.
Siempre he temido a quien se cree en posesión de la verdad absoluta, porque para él no hay más verdad que la suya y cualquier otra está viciada, politizada, paganizada o sodomizada. Después están los fariseos, que no escribas, que haciendo y pensando lo "mesmico" que el adversario, preconizan haber hecho lo contrario. Y después estamos los blogueros, que somos pueblo, y que decimos lo que nos sale, como Arguiñano, a veces con fundamento a veces sin fundamento. La mesura -es mi opinión, no le pongas mucha fe- es mayor cuanto mayor es la vida vivida, la experiencia, el fracaso, la preparación, la inteligencia de quien opina. Nuestra opinión está influida por circunstancias diversas; ideas políticas, religión, sexo,preparación intelectual, educación, falta de ella...Por eso el mejor opinador sería alguien que desconociera por completo estos sistemas modernos de convivencia que nos hemos dado. Hace poco veía un programa en que traían a España a unos indígenas de unas tribus, creo que de Oceanía. Me llamó poderosamente la atención lo sereno y certero de sus opiniones, libres de civilización. Por ejemplo, cuando veían a los perros atados con correas se indignaban: los perros deben andar sueltos, decían, o no valen para nada. O cuando veían a mendigos dormir en el suelo, en las calles. Se preguntaban cómo podíamos dejarlos a su suerte. Eso en su tribu era impensable.
En fin, escritor, qué es mesura, me preguntas fijando en mi mirada tu mirada azul....

Herep dijo...

Buenas, José Antonio...
La mesura que alabas hace tiempo que desapareció de este país... incluso podría exterderlo al globo... porque, ¿qué mesura cabe en la hipocresía? ¿Quién puede mantenerla en un mundo extremadamente hipócrita como éste?

Un abrazo.

* Inés * dijo...

La mesura, palabra sigilosa que me sabe a dulce y a casi susurro.
Actitud que pocos cultivan, en estos tiempos de gritos, de vulgaridad y de sucesos desagradabilísimos.
Por eso son y están estos blogs de pensamientos cálidos, de reflexiones inteligentes, de respeto patente, con elegancia palpable. La firma de comentarios tan sublimes como los que me anteceden, he ído leído muy despacio uno a uno y me voy de puntillas, hasta otro momento.

Javir dijo...

Contigo de la cruz a la raya!! No nos cansemos de apelar a la tolerancia, la razón y la mesura.

Un abrazo

JackSparragoss dijo...

En España la política toco techo con Azaña, luego vino la mediocridad, después llegaron todos estos patanes e hicieron que la estupidez se alzase victoriosa. Ahora solo nos queda rezar...

Un saludo

E..P.. dijo...

Hola José Antonio.
Como siempre superior y razones no le falta.
También total de acuerdo de lo exponente de su entrada.
La razón apreciado José Antonio se pierde con el fanatismo, es más que triste cuando no se coincide en los mismo pensamiento actuamos demencialmente y no atendemos razones.
Puede ser a esa falsa constante que impide reflexionar convicciones, ideas, perjuicios...
Tampoco podemos pedir peras al olmo, en esta sociedad no estamos culturalmente preparado ni educados para el sistema político.
Quizás esa historia que llevamos arrastrando de un país sin cultura influye y que se diferencia al que a estudiado al que no. Por lo tanto ese clasicismo social es el que hace diferente a las formas.
A las formas de expresarse, de actuar o de vivir.
Por desgracia esto siempre a sido y sera un país de lacallos, de
feudalismo, señoritos, reyes y marqueses...Como bien dice ese odioso del reinado de la mugre.
Mucha mugre sin duda a un pueblo oprimido por unos señores que se han metido a política y en su puñeteras vidas han abierto un libro, enchufados por los políticos
listos. Así nos va.
"Que harían los listos sin los tontos y los tontos sin los listos"
Saludos cordiales José Antonio.

marcela dijo...

Hola
José Antonio, siempre interesante lo que dices, pero mas lo que piensas. Hay días que pienso en irme a vivir a Portugal, por lo menos no veré a ciertos personajes opinando obviedades de la izquierda caviar y tolerante ¿ Y por que tienen que tolerarnos nada...?Yo no soy tolerante, sino respetuosa con el pensamiento ajeno.
Ahora tenemos el caso de los llamados indignados que también son ignorantes. Piden banca publica, como si no tuviéramos batanee con la ruina de las cajas de ahorro que son el "modelo" de banca publica.
paciencia, que caen poco a poco.
Hasta el periódico global cae...
Un abrazo amigo.

Ana Galindo dijo...

Ojalá las luces que guiaron a la razón no pierdan su brillo.

Besos

pilar dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Parece mentira que gente con cultura hable en los debates de la manera que lo hace. Saludos cariñosos de Pilar

Hada de los Cuentos dijo...

Totalmente de acuerdo contigo. Parece mentira que gente con cultura hable en los debates de la manera que lo hace. Saludos cariñosos de Pilar

Zorrete dijo...

Don José, dos cosas. Esa es la ventaja que tenemos los que no hemos estudiado, bueno quiero decir que, si, si que hemos estudiado, pero no estudios superiores. Podemos decir ¡ah, yo como no tengo estudios!, jaja no es broma. No tengo estudios pero eso solo es relativo, los que si los tienen como dices dan unos ejemplos sonrojantes hasta para los borricos. Pero en el caso de Coixét y otros no me da la gana de darles mi dinero, y si me apuras, eso ni agua. Venga Saluditos.

Anónimo dijo...

Marcela piensa que los indignados son ignorantes...pues tendra razón pero que diga que son los de su plaza que no entienda a los españoles tiene un pase pero llamar ignorantes a El movimiento #OCCUPYWALLSTREET comenzó el pasado sábado 17 en el distrito financiero más conocido del mundo, Wall Street en Nueva York. Ahora, ubicados en Zuccotti Park, resiste una acampada que ha sido ignorada por los medios de comunicación estadounidenses.

Este es el mensaje de apoyo que han recibido recientemente de Noam Chomsky:

Cualquier persona con los ojos abiertos sabe que el gangsterismo de Wall Street - y las instituciones financieras en general - ha causado graves daños a la población de EEUU (y del mundo). Y también debe saber que se ha venido haciendo de forma creciente desde hace 30 años, ya que su poder en la economía ha aumentado radicalmente, y con ello su poder político. Esto ha puesto en marcha un círculo vicioso que ha concentrado en un pequeño sector de la población (apenas un 1%) una gran cantidad de riqueza, y con ella, de poder político, mientras el resto se ha ido convirtiendo en lo que en ocasiones denominamos "el precariado" (intentando sobrevivir en una existencia precaria). Estas instituciones, además, llevan a cabo estas sucias actividades con casi total impunidad (demasiado grandes para quebrar, pero también "demasiado grandes para ir a la cárcel").

Las valientes y legítimas protestas en marcha en Wall Street deberían servir para denunciar este desastre ante la opinión pública, orientar los esfuerzos a terminar con ello y dirigir esta sociedad a un camino más saludable.

Menos ver intereconomia y evadir impuestos en paraisos fiscales y más cuidar el cerebro que si no se utiliza se atrofia y que no se ofenda nadie pero lo que estamos viviendo es muy gordo como para hacer como si no pasara nada o pensar que se arreglara solo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Estupendas las cosas que nos dejas. Un placer haber vuelto por tu casa.

Saludos y buen fin de semana.

Laura Caro dijo...

Me puse al día en tus entradas después de un mes de agobio laboral y falta del tiempo preciso para leerte con la atención que mereces.

Sólo puedo decir que tienes toda la razón y que tienes una forma de expresión tan personal, tan rica y elegante, que me estaría horas disfrutándola.
Me quedo colgada de cada palabra de esas que inventas con maestría.

Un abrazo grande.

Sheol13 dijo...

En lo que nos estamos convirtiendo o ¿eramos así desde siempre? Mucha basura verbal y televisiva tenemos que aguantar. Un abrazo.

CASASREALESDESNUDAS dijo...

La falta de cultura y educación de esta casta inculta y maleducada que nos dirige, nos engrandecen a quienes no hemos tenido la suerte de culturizarnos en colegios mayores. A los que hemos aprendido una poca de cultura de aquel bachiller elemental, y de lo que hemos ido leyendo después de acabar nuestros trabajos. En cuanto a la educación, me temo que también esta en horas bajas, mucha culpa de ello debido a esa moda de algunos "cultos", la de alzar la voz mas que quién intenta dialogar, sin atender a mas razón que la propia y sin dejar oír la voz de quien tiene algo que decir.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado José Antonio:

De momento paso para saludarte y seguirte. El texto es espléndido. Te comentaré con más tiempo.

Recibe mi admiración.
Abrazos,
Cris.

Sabela Arias dijo...

Estoy de acuerdo, la sociedad (vamos la gente) se ha/hemos olvidado de escuchar con respeto y opinar con respeto desde la honestidad y a cambio se lanzan al bulto del contrario para comprobar su inferioridad.
En fin, una falta de respeto.
Saludos blogueros.

tecla dijo...

Tengo que confesarte José Antonio, que los programas basura con los que nos pretenden enmierdar para seguir ellos forrándose a costa de la ignorancia, hace ya mucho tiempo que les di cerrojazo, y si me los encuentro al hacer zaping, giro la cabeza hacia otro lado.
Con la que está cayendo.
Eso sí que es pecado.
Me alegro mucho de volver a leerte. Parece que mi ordenador se está arreglando.

Ricardo Miñana dijo...

La moderación, prudencia o serenidad, siempre es digno de elogio.
te invito a mi nuevo blog Brisa poética que abrí
para escribir algo diferente.
feliz semana.