Páginas vistas en total

jueves, 15 de diciembre de 2011

A propósito del Madrid-Barca: periodistas y hooligans


     
  Qué grotescos esos periodistas deportivos tan en la cresta de la ola directamente enfundados en la camiseta del equipo de sus amores, envueltos además en extraviados ademanes, los propios de los más arriscados hooligans. Qué denuestos de burdel, qué aspavientos de prehomínidos del zoo, qué invectivas de arrabal televisivo se escupen los unos a los otros en sus laureados programas. Bebemugres estos “periodistas” también. ¿Qué espacio dejan entonces para los fanáticos, copiando y promocionando sus rupestres maneras? ¿Acaso no legitiman su sinrazón? ¿A qué barbaridad con su propio ejemplo les abocan?
      O se es periodista o se es hincha. Periodismo es cultura y amplitud de miras, el hooliganismo es empequeñecer el mundo y verlo sólo a través de los rácanos códigos binarios del ganar o perder…como sea.  Todo el descalabro ético y estético de la profesión en ellos culmina, en el penoso circo que con ellos se agita y grita como poseso de qué exito. La función mediadora y el criterio profesional que el periodista debe desarrollar entre la Información y la sociedad a la que sirven hecha trizas con ellos en pro de un espectáculo ínfimo, que sirve sólo para aherrojar a los individuos menos preparados que les siguen en sus burdos prejuicios.
     Ni son periodistas, pues traicionan la cívica misión que encomienda la sociedad a los profesionales de la información, para la que les forman, ni son deportivos, pues lejos de difundir el más noble espíritu de respeto y sana admiración que el deporte comporta, bajo los focos se enzarzan en tabernarias reyertas que nada en claro, salvo el trabajo de las pulsiones más bajas en la audiencia, aportan. Negación del deporte, negación del periodismo, negación del diálogo. Lógico entonces su éxito, en pleno Reinado de la Mugre.    
    

14 comentarios:

Miguel Baquero dijo...

Qué razón tienes. Uno ve programas como el del Punto pelota o el de Radio Marca y es para echarse a llorar, como cada quien ve las cosas dependiendo de sus colores y ya no te digo nada de los penaltis que se pitan o se dejan de pitar, Nadie admitirá nunca su error aunque le maten, o dirá que los árbitros han favorecido a su equipo. Lo malo es que eso se está trasladando también a las retransmisiones supuestamente "neutras" de partidos de la selección, o de Nadas, o carreras de F1

Cesar dijo...

Ahora, donde dice R. Madrid-Barcelona, que diga PP-Psoe.

No entiendo cómo puede ser periodista (se supone que es quien informa imparcialmente) alguien que dice votar PP o Psoe.

El deporte ya sólo me interesa como práctica. La política ni eso.

José Antonio del Pozo dijo...

-Miguel Baquero: lo has descrito bien, es que es el clima de una época
-Cesar: no es exactamente lo mismo, creo. Salvo que haya intereses personales, las ideas políticas son legítimas y moldean el enfoque, lo honesto es admitirlas, pero la pasión en abstracto por unos colores de un equipo y ser un juligan de los mismos contraindicado con el periodismo. Es el joliganismo en sí lo malo.

Cesar dijo...

Pero José Antonio..¿no crees que hay periodistas hooligans de la política?
No hablo de quien tiene ideas, que es muy legítimo. Hablo, un poner, de un periodista que resalta la desaparición de 45.000 euros en un municipio y obvia la desaparicón de millones en una comunidad. Caso real. Hablo de informaciones torticeras en cualquier ámbito de la vida. Las ideas son respetables.
La información torticera o la información a la carta y en el momento que me interesa, tampoco es periodismo.
Anda, escribe que es lo tuyo y déjate de ver programas basura...je.

Helio dijo...

En los tiempos que corren con tropecientos canales, a los medios de comunicación lo que mas les importa es la audiencia, que es lo que aumenta la publicidad y les permite subsistir.
En los últimos tiempos, como bien dices se han puesto de moda los circos televisivos y los rifirafes entre tertulianos aumentan las audiencias. Aunque no soy muy aficionado al futbol, prefiero estas tertulias a otras del marujeo barato, donde al parecer han encontrado un filón.
Saludos.

Zorrete Robert dijo...

En esto estoy con el Sr. Cesar y contigo claro. Ni los unos ni los otros son periodistas. Me vas a decir José que Maria Antonia Iglesias no es como los del punto pelota. No te creo, seguro que piensas que son la misma cosa, estos solo son ejemplos. Mira te diré que si en este país llamado España hubiera periodistas y periódicos de verdad el 75% de las cosas que pasan serian imposibles. Lo de Urdangarín por poner un ejemplo reciente se sabia desde 2005 y los periodistas no dijeron ni mu.
Saluditos.

Humberto Dib dijo...

Bueno, aquí sí puedo opinar, porque este fenómeno se da en todos los países, vemos no sólo periodistas deportivos, sino hasta políticos, informando desde una postura tomada y bajando línea como si se tratara de propaganda. Increíble.
Un abrazo.
HD

Natalia Pastor dijo...

Hay que diferenciar, por que es injusto meter a todos en el mismo saco.
"Futboleros" y Punto Pelota son el "Sálvame" del deporte donde predomina el grito,la bronca y la chabacaneria, con un Pedrerol que es la mutación balompédica de Jorge Javier Vázquez.

Lo cierto es que el periodismo deportivo se basa en la trinchera Madrid-Barça, con una prensa catalana, nacionalista de barretina y butifarra, que ve al club blaugrana como el ariete de esa Catalonia quimérica contra el "Estado centralista y opresor" que representa el Madrid.

A partir de ahí, todas las inquinas,bilis,fobias, odios provincianos y demás complejos salen a relucir a la hora de plantear cualquier debate o discusión.

Y eso es transplantable a la política en un país que es dual y cainita como pocos.

Cesar dijo...

Zorrete..¿usted cree que Maria Antonia es la única? Ande, sea usted generoso, amplíe el círculo...

Winnie0 dijo...

No sé de periodistas deportivos...sé de Nadal....y me encanta...lo demás se me escapa. Pero no dudo que debe ser un mundo en el que "habrá de todo" Un besote

La sonrisa de Hiperión dijo...

Que jartico estoy de fútbol...

Saludos y un abrazo.

Agustin dijo...

Son sin dudarlo. verdaderos mercenerios de la informacion sesgada,Hablando clarito una Mierda.un saludo.

* Inés * dijo...

Yo soy o pienso como Winnie, ví el partido de Nadal, disfruté porque admiro el tesón y humildad de Nadal. No leo el Marca, ni escucho el Larguero.
Harán su labor, para eso les pagan, pero no puedo opinar.
Sí que veo que muchos periodistas televisivos se han metido en una espiral peligrosa, comentando chismes, dimes y diretes.
¿ Es lo que vende, no? el famoso share...
Creo en la libertad de expresión y no veo mal que un periodista manifieste su opinión personal, pero la manipulación de las noticias, me exaspera.
Un saludo cordial.

Zorrete Robert dijo...

Don Cesar, ¡Vale lo amplio!. Puse ese nombre como ejemplo. No como si fuera la única, la pobre pertenece a esa clase que se divide por cuadras y dependiendo de en que cuadra estén y del jinete que les cabalgue, giran a derecha o izquierda. Este es el mal de todos en general y no solo de izquierdas, también la derecha. Ese es el problema.
Saluditos Don Cesar.