Páginas vistas en total

sábado, 10 de diciembre de 2011

González Sinde, ese glamour cesante


    
     Declaró el anterior ministro de Cultura en su día que Zapatero le confesó que le echaba del gobierno “porque le faltaba glamour”, “para buscar, supongo yo, una chica joven”. Nunca rechistó Zapatero a la invectiva de su ex-ministro. Existía el precedente del lujoso posado de ministras en pieles para el Vogue con el propio Presidente de gallito testigo.
     Pareciera que el dispendio manirroto en asiáticos lujos y transtlánticos periplos de la ministra Sinde, a cargo de los dineros de todos,  incluso en los minutos de la basura en el Poder, viniera retrospectivamente a poner en valor la amarga consideración del cesado. Suites de Sinde, esa marajá averiada del glamour cesante, qué películón, qué música de canon la de esta pieza única.
     
      Se comprende, claro, lo insoportable que en la honrada conciencia socialista ha de hacerse este ostentoso elitismo que entre todos los contribuyentes les pechamos. ¿No es perenne en su cantinela la dialéctica de ricos y pobres, de escuela pública versus british institutes, de asistentas contra señoronas, de menestrales indignados versus borjamaris? El mismo Presidente, a la mínima que se le presentaba,  recuérdese su célebre Discurso del Viento, peroraba compungido sobre los pocos ricos y los muchos pobres que en este perro mundo hay. Somos viento, vino a decir. No, Presidente, somos agua, Somosaguas, vamos. En fin, yo creo que Alfonso Guerra, eterno superviviente y celoso guardián de las esencias pabloiglesianas, implacable predicador de la pobreza y de la justicia ínsitas en la Verdad del Socialismo, no habrá podido fácilmente conciliar el sueño en estos días del histérico dilapidar sindeano.
      
     Acaso resulte lógico que el millonario despilfarro de la mandamás socialista, en el contexto de una angustiosa precariedad general, tenga por protagonista a la ministra de Cultura. Repárese en que otras glamourosas ministras zetapeicas hallaron ya muelle acomodo para su cesantía. Puede que en la “ostentórea” rapiña de Sinde a los últimos duros que en la caja quedan palpite de una parte su propia “venganza” por no haber sido ella por el Partido debidamente acomodada, y de otra, la ladymacbethiana explosión de rabia esquilmadora ante los Últimos días de Pompeya, que se acaban, se acaban, se acaban ya. ¿No querías glamour para la Cultura? Le voilá estas rusas Suites de Sinde, cerradísimo símbolo de la consideración última que de la Cultura guardaba el zetapeísmo: Glamour de la Ministra en Moscú, so cool. 
    
   

19 comentarios:

Lobo Solitario dijo...

jajaja.... De seguir en esta linea no creo que seas muy bien visto en la SGAE Jose Antonio...

Carlos dijo...

Despues de mí el Diluvio,Waterloo
la caída del Imperio Romano
carpe diem carpe diem
a las Arcas meted mano

Elena dijo...

Pues en esa fotografía, más que glamour, "la Sinde" tiene cara de mala de película.

Un abrazo.

MAMUMA dijo...

Si existiese como delito la malversacion de caudales públicos, a la patata esta le salían 30 años.

Kayla dijo...

A mí la Sinde no me va un pelo...
Claro que otros muchos tampoco...

Me gusta comprobar que tu capacidad crítica no disminuye ni un poquito al cumplir años.
¡¡Muchas felicidades!!

(Te espero con mi disfraz de Marilyn para cantarte el "Happy birthday, Mr. Pozo").

Un beso con disfraz ( o dos).

Winnie0 dijo...

La Sinde ha sido una más de TODOS los que la han......(caga...) con perdón Besitos

el burladero dijo...

La Sinde ha sido la ultima, pero no la única. Los hombres y las "hombras" Zapateriles han sabido muy bien repartir a manos llenas, empezando por ello mismos,claro que todo tiene su fin y estos tienen las horas contadas, pero darán guerra hasta el ultimo minuto.
SALUDOS BLOGUEROS

curro dijo...

Y lo lamentable del caso es que toda esta gente se van a ir de rositas ni un simple expediente administrativo y luego cogen a un negro vendiendo un CD para comprarse un bocadillo y lo meten al talego. Un saludo

Zorrete dijo...

El mismo glamour que el murciélago orejudo.
Saluditos.

hawai05 dijo...

Oye Jose Antonio es foto la has sacado de una pelicula de wella lughosi ????...joder que pinta de cosa extraña que tiene en esa pose y el colgajo de la solapa me a recordado al conde dracula ....¡ me estoy haciendo viejo !

Candela dijo...

Glamour total. Y eso que no hizo palmas con las orejas en el ballet...

Agustin dijo...

Esta para no se meno.vivia como si pertenecera al Poliburo y se instalo en una dacha de cinco estrella en Moscus.vivir para ver.un saludo.

CAPITAN TRUENO dijo...

Mira que sois malpensados. la pobre chica ha tenido que pillarse una suite de 70 m2 para que le cupieran las orejas.
No por vicio.

Juan Carlos dijo...

Hombre, pensar en que ya eres ex-ministra y que tendrás que volver a escribir malos guiones para ganar las angulas es muy triste, así que es normal que se coja el avión para ir a ver el ballet a Moscow. Si es que no lo ves con perspectiva, José Ramón.

V dijo...

Nunca me cayó en gracia, pero desde el movidón con Álex de la Iglesia que seguí por twitter en su día, si me cayó, pero en desgracia.

Que no se ajuste a los cánones de belleza actuales, sinceramente, me importa tres pitos. Como si está a años luz. Exactamente igual que en el caso de la chica esta de Rubalcaba a la que dedicaste nosécuántos pensamientos, o las políticas que aparecieron en Vogue, o la que apareció en Elle -desconozco si fue solamente aquella, o fueron varias en este segundo caso-.

En fin, parece ser otra soplagaitas. Solo otra más de entre tantos.

Y no nos los hemos de acabar.


Saludos.


p.s.: Las películas de Álex de la Iglesia igual siguen sin gustarme, pero desde leerle ésto:

Teniendo posturas absolutamente divergentes, el diálogo era fluido y sobre todo, constante. Soy un tipo con el genio fácil y dado a la respuesta rápida y poco meditada. Esta gente me dio una lección. Es cómodo hablar con los que te siguen la corriente: te reafirmas en tus ideas, te sientes parte de un grupo, protegido, frente al resto de locos que se equivocan. Por vez primera, aprendí que dialogar con personas que te llevan la contraria es mucho más interesante. Puede resultar incómodo al principio, sobre todo si eres soberbio, como yo. Pero cuando aprendes a encajar, la cosa fluye, y las ideas entran. En este país cambiar de opinión es el mayor de los pecados. Creo que tenemos instalado el chip de la intransigencia desde hace tiempo. La única manera de arrancárnoslo es mirar a la cara a la gente y decir lo que piensas con el convencimiento de que puede no ser cierto, que puedes estar diciendo o haciendo una tontería.

Me alcanza para observarle incluso, con simpatía.

Juan Risueño dijo...

Famosa, también, directora de su premiada película -con subvenciones- "Mentiras y gordas"

Saludos

Xad dijo...

El glamour lo tiene en las orejas y en la mirada de ave de rapiña que muestra en esa foto. Hay mucho glamour con la visa de nuestros impuestos, sí. Así cualquiera lo tiene.
Saludos.

Elsa dijo...

Parece que no es muy querida la Sinde...
Saludos José!

Sonja dijo...

Sí, la verdad es que aún hay mucha gente que considera al PSOE socialista y parecen pensar que los dirigentes viven en polígonos y llevan a sus hijos a colegios públlicos, son un poquito incoherentes a veces según parece.

A mi la ministra ni me va ni me viene, pero defiendo su blusa decimonónica, en eso tiene buen gusto.