Páginas vistas en total

miércoles, 5 de septiembre de 2018

Torra es un fascista especial, para la Izquierda


     


   ¿Me ayudas a seguir haciendo posible este pequeño espacio de libertad, cultura y creación? Te pido sólo que me pidas un ejemplar, please. Tampoco pido tanto, ¿no? SOY ESCRITOR. “VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas, una OFICINA DE CORREOS, por ejemplo) de España que desees; 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.



   La bestial figura del momento es hoy en España, claro, el tal Torra, con esas trazas de burguesote bien cebado, miope y melonar que consigo arrastra. Tiene mérito, desde luego, el que con su porte pícnico, con ese careto desvaído y sonrosado, se crea Torra superior a los españoles. Ese hiato entre sus ibéricas carnes y sus alardes radicales mueven un poco a confusión. Así es que bajé ayer al río Twitter a preguntar a quienes de esto saben acerca de si considerar a Torra de izquierdas o de derechas, esa esencial división para en Política convencionalmente entendernos. Tuvo la gentileza de responderme Pepe Oneto, el gran periodista:
   -Depende del día y del momento, pesa sobre todo su posición racista, le encanta la extrema derecha.  
   ¡Claro! No en vano, pensé, el propio presidente español, Pedro Sánchez,  Secretario General del Partido Socialista Obrero Español, sólo hace meses le motejó nada menos que como el Le Pen español, amén de catalogar sus planteamientos como xenófobos y racistas, y de advertirle entonces que al PSOE siempre le tendrá enfrente. Si algo, como sabemos, repugna y revoluciona a la izquierda, si contra algo predican la lucha, es contra el racismo y la extrema derecha, ¿no? Sólo que ese supuesto, en formidable contraste con la realidad que a cada paso vemos, suscitó en mí otro fabuloso interrogante:
   -Pero, en ese caso, a la Izquierda, tanto a la radical, como a la moderada, a la social como a la mediática, en fin, a toda esa legión de almas nobles que-es-que-no-soportan-la-Injusticia, no debería gustarles Torra nada, deberían llamar a la lucha final contra su Figura, y más bien les vemos concederle toda clase de razones y aún de privilegios. ¿Qué pasa entonces?
   Por dos veces se lo pregunté a Oneto y por dos veces no me contestó. Ni él, ni nadie más reconocible en la Izquierda. Un par o tres de interesados “me gusta” me llegaron, de parte de separatistas. Concluí entonces que, como del color de Sevilla cantan los del Río, va a ser eso, que Torra es un fascista especial, al que buena parte de la Izquierda tolera.  


No hay comentarios: