Páginas vistas en total

lunes, 30 de mayo de 2011

Punset, el Cuarto Mosquetero de la Spanish Revolution

    
      Sampedro, San Hessel, San Peces, échense a un lado, plis,… pista que va el artista: Eduardo Punset, ese genio inclasificable, abraza también a sus 74 años la causa de los Indignados. “No paréis”, les jalea, conmocionado ante la magnitud de la revolución cultural en marcha. No podrán decir las juventudes de la Indignación que no está seduciendo su formidable lucha anti-capitalista a los más venerables y exitosos ancianos del Sistema. Yo creo que un partido/movimiento que contara con los auspicios de estos veteranísimos mosqueteros, tan best-sellers en sí mismos, arrasaría ahora en las urnas entre el Pueblo. Tienen pues en la mano el cambiar hasta las trancas  este podrido mundo y dar paso al suyo, tan humano y tan guay. Que no se quejen entonces, si no lo hacen.
      
     No sé por qué, pero al conocer el video de Punset en la plaza de la Escandalera de Oviedo inmediatamente me acordé del de la Milá toqueteándole los gabilondos a un paje de la Sexta. ¿Por qué? me interrogué a lo Mou. ¿Rebulle acaso en ambos una similar obscenidad? Debe ser la mala uva bloguera que a esta jodida hormiguita refractaria adorna. Hoy como ayer, desgranar ese video de primera es redescubrir la desvergüenza constitutiva de estos elitistas Prohombres, frutos mimados del Sistema, que disfrutan haciendo como que lo odian, posando siempre de Filántropos sumos mientras ordenan a las hormigas enfrentarse entre sí, que merecerían sin duda ser despojados de todos sus privilegios materiales y obligados, como los pobres de verdad, a escardar cebollinos bajo el sol atroz en una ladera del Tíbet maoísta. Así es que, concédeme una vez más tu favor, lector mío, déjalo todo, toma mi mano y aventurémonos entre el espeso manglar del cinismo punsetiano, que no deja de tener la cosa su cenagosa guasa. Vamos allá:
    
     En el principio fue el autógrafo. Sí porque, desde el mismo umbral de la nueva Era que ahora comienza, se contempla al gran Hombre, satisfechísimo de sí mismo, relajado y contento, firmando bajo el acogedor rumor de los aplausos en lo que parece el libro de visitas de la acampada Indignada. Sólo que ya el autógrafo, la huella punsetiana y el tesoro de su salvaguarda, evidencia que es Punset, como diría Orwell, un poco más Igual que los demás iguales, una Ilustre Personalidad en medio de la libertaria Asamblea. “No sabemos ni cómo agradecérselo”, óyese decir, con la voz velada de reconocimiento, al portamicrófonos de la Asamblea, que le pasa ahora el testigo a Punset.
     “Oye, muchas gracias por mantener viva una esperanza que LLEVAMOS cultivando desde hace mucho tiempo…”, así arranca Punset la faena, en pie, ataviado con chaqueta y camisa sin corbata, por supuesto, sus finas gafitas profesorales, su tono y gestos característicos de violinista húngaro que desparramara las palabras con un dengue de abeja zumbona borracha de miel, como exprimiendo unas invisibles naranjas en el aire, también como un Ronaldo sólo un poco avejentado que acabara de marcar y brindara el delicioso zumo de su sabiduría milenaria al respetable.
     ¡Alto ahí!, porque, a pesar de la sonrisa, como quien no quiere la cosa, ha deslizado Punset el plural mayestático que por supuesto le incluye y que niega la radical novedad de la lucha. ¿Os creíais acaso, juventudes de la Indignación, los pioneros de la Revolución que ha de cambiar de raíz la vida y el mundo? Quiá, LLEVAMOS desde hace MUCHO TIEMPO nosotros con la floricultura ésta de la esperanza. “Oiga, don Punset…” quizás debiera uno de esos libertarios interrumpirle, “…pues no puede decirse que le haya ido precisamente mal con ese cultivo, ¿no? ¿Repasamos cuanto usted tiene, el fenicio éxito de sus libros y programitas en la televisión del Sistema,  el pastizal que se levanta, acaso su humildísima biografía de ex-ministro de la Derecha, economista del satánico FMI, sus estudios superiores en Londres y París, su bachillerato ¡en los años 50! en la High School de Los Ángeles? oiga, su Eminencia, que no es usted un paria, creo”.
    
     Habla luego de las teorías conspirativas que enseña él a sus nietas y arranca ya así unas sonrisas benevolentes, antes de entrar en el quiz de la materia. “Pensad cómo eran las cosas hace dos mil años, ¿no?...”.  Claro, pensad cómo era entonces la vida de los hombres y comparad, pero no va Punset por ahí, no. “Había la Ruta de la Seda, que era… como vosotros, o sea intentaban unir Roma con Oriente, intercambiaban conocimiento, chismorreo, infecciones, genes, y de allí nacía una civilización nueva, una manera nueva de pensar… y en eso estáis vosotros”. ¡Quieto parao, don Punset! O sea que la Spanish Revolution, su esencial aborrecimiento de la libre economía, viene a ser… ¡como la célebre Ruta, abierta sobre todo por la codicia y el ansia de riqueza de aquellos históricos mercaderes que querían a toda costa acrecentar sus ganancias materiales gracias al afán de ostentación de las más acaudaladas familias romanas, deseosas de acicalarse con el preciado tejido! Pos vaya toalla, debiera haber terciado  ahí alguno de aquellos idealistas de la Escandalera.
     “Ahora tenéis la SUERTE de que gracias a Internet y a las redes sociales…”, pero, don Punset, qué sabiduría es esa que cifra el origen del Intenné en el mero azar, ¿nada tiene que ver con la iniciativa individual?, “…oye, yo he venido aquí, COMO CADA AÑO, tengo la SUERTE…” (y de nuevo el azar poniéndose del lado punsetiano, qué afortunado él en la loca tómbola de la vida) “… que me ponen en jurados, y entonces estoy en el jurado de Ciencia del… Príncipe de Asturias, creo que se llama… (ah, qué ensayado mohín de disgusto entonces, qué truquito de farsante mediocre, esa burda red embustera que atrapa las mudas sonrisas cómplices del Directorio de la Indignación, y es precioso el momento, porque irrumpe además en el plano, vestida de rojo, una esplendorosa rubia de muy generosas formas, risueña y ansiosa por inmortalizar digitalmente al Genio, quién fuera él, leches, y estallan los flashes a su alrededor) “… y no puedo revelar el secreto pero os dejo tranquilos, en el sentido de que… creo que hemos elegido bien el Premio…”, y pone ya pie en estribo Punset para la revolera de la despedida.
     “Mil gracias, aah, pensad que hay mucha gente que se acuerda de vosotros, aah (cierra el puño en este punto Punset, adecuando así palabra, gesto y sentido)… aunque os parezca que estáis solos. Gracias”. Estallan ya los aplausos, atruena incluso algún bravo, devuelve él entonces con humildad estatuaria los cumplidos. “Muchas gracias, Eduardo”, le susurra encandilado el maestro de ceremonias de la Asamblea, un poco por debajo del gran sabio. Eduardo guarda la estilográfica en el bolso interior de la chaqueta, se gira hacia el Directorio y por un instante, a sus setenta y cuatro, enfoca con la mirada a la rubia esplendorosa, que a unos metros entusiasmada le ovaciona.
    
     “Creo que debemos un fuerte aplauso… a un esfuerzo brillante”, tercia el speaker y en efecto, sucédese la mansa lluvia de las ovaciones sobre Eduardo que, complacido, baja del estrado y se abre paso, lento y majestuoso entre la masa de los Indignados, que es ahora masa de Enardecidos en torno al sabio, hasta que la marcha triunfal de Eduardo fúndese en plano con la hermosa nuca de una joven morena de pelo recogido en cola que castamente  besa  la sabia mejilla.
     Aún podemos contemplar por un instante más a Punset, señorial y tutorial, firmando más autógrafos, que es que los Indignados se los solicitan sin tregua. Y al final del video, como agitado el Héroe por emociones tantas, don Punset suspira y se desborda… “¡aay! ¡No paréis!, les exhorta con voz desmayada a los penúltimos entusiastas. “Muchas gracias”, óyese decir a uno de ellos, como si la firma del mismo Bob Dylan acabara de conseguir. “Nada, encantao”, remacha Punset, y se va. Y luego, más risas de los Indignados y ese plano final, que recoge, con la atormentada caligrafía del genio, su cultísimo y central imperativo: “No paréis”. Y olé.

Video de la cosa en
http://youtu.be/FYReCuj6ksM
      

20 comentarios:

Sevilla Opina dijo...

Si los indignados hubiesen confeccionado unos puntos ajenos a las ideologías y solo con la intención de regenerar la democracia, hubieran triunfado. Pero al infiltrase la extrema izquierda no van a conseguir .

Juante dijo...

Ja. Por eso el mayo francés del 68 tuvo tanta chance y concurrencia. Como el de la plaza de mayo, como el mayo franquista del contubernio judeomasónico. Y, si me apuran, por eso mismo el pueblo alemán le hizo caso a Hitler. Xacto: por la inefable acción mutante de las "redes sexuales".

Vamos a dejarnos de milongas, troyanito Punset: toda esta caterva de "forever youngs piterpanes" se puso ahí para que la Psoe ganara las elecciones ayudado por semejante marketing relativista, cochambroso e infeccioso, como tú mismo -buenista y zapatétrico vejete donde los haya- reconoces.

Como, contra todo pronóstico, mucho "obrero apañol" le ha prestado su voto al facherío inane, porque se ha mosqueado maZo al ver a su líder Zetapé haciendo manitas en el sofá con Botín, pues los porroflautas de las acampadas se han visto en la tesitura del simulacro. Es decir, tener que aguantar unos cuantos diítas más, para tapar la pisada de la cagada progre de estos días.

Brillante -sabes que lo reconozco- este post de hoy. Te has superado a ti mismo, José Antonio.

Un abrazo.

Navegante dijo...

Y sin los fachunos como tu, Sevilla opina

Juan Carlos dijo...

¡Je! Muy bueno, muy bueno. Sobre todo el recuerdo (que nadie recuerda ni pisa hemeroteca) del Ministro para las Relaciones con las Comunidades Europeas con la U.C.D. allá por 1.980-81. Y lo de dónde y qué estudió también muy bien traído.
Salu2

Maribeluca dijo...

Al final, la Blasa resultó más lista que él...¡¡ay Señor, lléva"telos" pronto...!!

Javir dijo...

"NO PARÉIS". Puede ser, puede ser la frase, el eslogan que echo en falta en esta revolución. El "la imaginación al poder", el "prohibido prohibir", la frase que condense el destino final del movimiento.
Y una canción, la "Grandola, Vila Morena", ¿dónde está?. Y la imagen para los libros de historia...¿todo va a quedar en el mar de jaimas?

Pedir la abolición de la Monarquia y la expropiación de los negocios del Sr. Botín, no es suficiente. Hace falta simbolos...no sé yo si Punset puede ser el tótem de la revuelta, no sé.

Un abrazo y felicidades por este magnifico post.

Jose Antonio dijo...

Este sábado fuí a la feria del libro, ¿Qué cola para firmar era la más larga? ¿Eduardo mendoza, recien premiado con el planeta? frio, frio ¿Mario Vargas Lllosa ,Nobel de literatura? frio, frio respuesta: ¡¡¡PUNSET!!! vivir para ver

o blog de xesús lópez dijo...

Punset es buen vendedor, aunque tenga su parte de culpa en la Transición mal evolucionada, de cuando estuvo en la UCD.
Ahora se pondrá a la tarea de escribir un nuevo libro, "Viaje a la asunción de la Democracia YA!", o algo así se puede titular lo que resulte de su relación con los acampados mantenidos. Meintras tanto, como dice José Antonio, vende más de lo suyo y más que Vargas Llosa. Incluso puede poner puestos de venta en las diversas acampadas existentes en la piel de toro. Ellos pararán, sí; él no, procurando ampliar su "red" de ventas.

* Inés * dijo...

Me gusta como escribes, por eso vuelvo, te leo despacito y me voy de puntillas.
Aprendo cosas que ni suponía y esa es mi razón para visitarte.
Me asombra positivamente tu forma de escribir y estoy de acuerdo con lo que nos planteas, con tus criterios y tu pluma.
Gracias, siempre.

El Fugitivo dijo...

Oye, José Antonio, esssto que dicesss del violinisssta húngaro. (suena por debajo: Listen, Joseph Anthony, this zing you sei abaout violinissst, I lovvve it, you know...), pero yo no exxxprimoo narannnjasss with my hands, you know, sino que dessstilo xxxabiduría otoñal, verdad?... No paresss, Josep Antoni, don' stop yoooorselllllffff!!!
Essstoy flotando, oyessss, flotats, flotats, flotats. ( ¿Otra calaíta, Don Eduardo?)

José Antonio del Pozo dijo...

-Sevilla: de acuerdo, pero las manifestaciones en la calle han de tener su medida, creo, nunca puede suplantar esa "democracia" asamblearia y directa a la representativa, es preciso recordarlo. Eso no obsta para que una conciencia crítica presione a los gobernantes para que regeneren la democracia. Un saludo

José Antonio del Pozo dijo...

-Juante:la accion mutante de las redes sexuales, eso me mola. Muchas gracias, amgo

José Antonio del Pozo dijo...

-Navegante: veo que tienes otra opinión distinta a la mía; la respeto, expón tus argumentos, por favor. Un saludo

José Antonio del Pozo dijo...

-Juan Carlos: gracias, amigo. Es la memoria prehistórica, ya sabes.
-Maribeluca: ¿la Blasa? who is she? Un abrazo
-

José Antonio del Pozo dijo...

-Javir:es verdad, no han cristalizado en la frase y en la imagen televisiva, quizás eso lo da el tiempo. Gracias, amigo, un fuerte abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Jose Antonio: mil gracias por tu apunte punsetiano al natural, tan oportuno. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Xesús: bien visto, Punset vende de tó... y de ná
-Inés: gracias a tí, por poner en palabras lo que yo más valoro, que me lean despacio. Es verdad, en los blogs se aprenden muchas cosas, en el tuyo también. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-El Fugitivo: gracias, amigo. Punset es, tanto best-seller, malgre lui, el violinista en el mercao

Anónimo dijo...

Punset fue asesor del Fondo Monetario Internacional y sabe de que va la cosa...QUE NO NOS REPRESENTAN...Y él lo sabe muy requetebien...rianse de él, rianse o mejor condenenlo por impiedad a beber cicuta como a Socrates. Es vergonzoso vivir rodeado de ignorantes que critican los porros de la gente en la plaza y no dice nada de las rayas de cocaina que se meten antidisturbios...periodistas... politicos...empleados de banca...

El canto de la luna dijo...

Me atrae lo que escribes.
Es un espacio dónde la curiosidad me atrapa.
Así que...me alegro de pasar por aquí,y... desde mi ingnorancia decir que cada día aprendo un poco más.

un saludo.