Páginas vistas en total

lunes, 9 de mayo de 2011

Obama-Zetapé-Osama... Sócrates

    
     Conócete a ti mismo, nos recomendó Sócrates, el filósofo griego, no el capitoste luso ahora intervenido por la cicuta merkeliana, esa amarga miel. Claro, antes de ordenar a la basca a lo loco indignarse, como en el imperativo panfletucho de Hessel y Sampedro se nos exige, aconseja la prudencia elemental la básica indagación sobre la propia esencia. ¿Sobre qué peana levantar la Indignación? Esa sincera y pública autointerrogación, que dejara las cosas muy claras en el momento mismo de arribar al Poder, fue realizada por nuestro impar Presidente, sin el que, de verdad,  no sé que va a ser de nosotros, los blogueros fachas, I mean. Y en tres tajantes asertos como tres inapelables sentencias  cifró entonces Zetapé el meollo último de su cogollo: “El Poder no me va a cambiar”. “No os voy a fallar”. “Soy rojo”.  Es decir, estoy al servicio de la Humanidad. Bravo. La Tierra, el Viento, los Ricos Botines  y los pobres, ya sabemos.
     Arribó luego Obama al Poder Sumo y dijo… yes, we can. ¿O acaso dijo, yes we Kant, y con Kant su célebre imperativo categórico para conducirse en el vasto territorio moral que ante él se presentaba? ¿Can o Kant? Camps, que le diría Rajoy a su amiguita rubia del Sálvame. Los apologetas de Zetapé mucho se esforzaron aquí en trazar las estrechas similitudes que al parecer adornaban sendas biografías de los dos ilustres hombres. Vidas tan paralelas que, en inaudita estampa, a ambos más tarde veríase rezar juntos y fervorosos el Deuteronomio en un sarao de la extrema derecha yanqui. Vino luego la foto de familia, aquel gótico posado, mejor no comentar. En fin, con ambos dos a los mandos de la nave global del Planeta Tierra no faltaron pajinianos augures, ministros hoy, que entrevieron hasta planetarios prodigios. La liquidación de Bin Laden, con aplauso zetapeico incluido, el último.
    
     No es sólo que Zetapé, sin que nadie se lo pidiera, alardeara de “rojo”. Le dio sin parar cuerda al carrete de la memoria histórica. Pactó con los independentistas esquérricos. Publicitó a los hampones de la que él llamaba la “izquierda abertzale”. Promovió el famoso homenaje paragubernamental a Carrillo. Item más: en la famosa entrevista en EL PAIS con Millás –planetario escritor rojo también donde los haya, que se embauló los cien kilos del Premio Planeta… para luego llamar a la lucha armada contra el Capital, que es que hay que indignarse y hasta tocarse los gabilondos hasta el fondo- quedó para la posteridad impreso este muy socrático diálogo:
     -hablando de su hermano, con el que repartía propaganda, creo que tanto él como su padre estaban más a la izquierda que usted.
     -mi hermano era del PC, y muy activo, y mi padre había colaborado con el PC en la clandestinidad.
     Vamos, que, casi hasta sin quererlo había mamado en casa Zetapé, y desde los referentes humanos para él más próximos y fundamentales, los muy pragmáticos ideales comunistas al servicio de la Humanidad.
      
      En 2010 con las cuentas públicas en bancarrota –por la culpa de Aznar, of course- hubo Zetapé de probar antes que el luso Sócrates la dichosa cicuta merkeliana, a la que telefónicamente añadiría también Obama su exigente dosis: congelación de las pensiones, endurecimiento de sus requisitos, rebaja de los sueldos, parados por millones bajo su mandato. Según confesó después, tal era su aflicción, pasaba entonces las noches en blanco. Intentó continuar,  que fuera todo al servicio de la Humanidad, pero los jefazos federales del Partido, que olían su cadáver, no se lo permitieron.
     Incluso ahora, en el tiempo de la basura zetapeica, a cuenta de la liquidación de Bin Laden, no ha perdido Zetapé la ocasión de reforzar su simbólica identificación con Mr Obama. Viéndoles justificar esa liquidación –antes vino, a lo Reagan, la de un hijo de Gadaffi- le recordaban a uno a un par de bailarines de claqué –mucho más suelto uno que otro, la verdad-, aquellos Sammy Davis jr y Dean Martin de hace mil años resbalando sobre las tablas de su propio desquicie. Veamos: puso Bush el pasquín de wanted al más criminal terrorista de la Historia, que no otro era Laden. Y añadió con tétrico gusto tejano: vivo o muerto. Cuando le tuvo Obama al fin en la mirilla –antes Felipe González le daba vueltas aquí a lo que debería o no haber hecho él con los jefes etarras cuando a tiro los tuvo- decidió: muerto.
     Es curioso, porque al acceder Obama al Poder el inagotable repertorio de la propaganda progre susurraba por las esquinas que muy pronto los Eternos Amos del Sistema iban a ordenar el asesinato de Obama. (Un día me llegó mi hijo todo cariacontecido y pesaroso del Instituto, “papá, papá,… es que me han dicho en el patio… que a Obama le van a matar). Dios y la lucha de clases no lo quieran, por supuesto. Lo que si es irrefutable de momento es que en su día estuvieron en un tris de matar a Reagan, a Juan Pablo II, a la Thatcher… a Aznar, aunque  como tantas veces, en nada mengüe esa verdad la perenne huella de la machacona propaganda progre sobre las conciencias.
     Y para más inri se dejó fotografiar Obama en grupo –como un tramposo repartiendo, él un poco al margen, entre todos el Pecado; ah, ese delicado gesto de horror, la mano en la boca de Hillary Clinton, esa femenina sensibilidad- siguiendo desde el Despacho Oval la acción, la misma que luego ordenó ocultar él al mundo entero. “Se ha hecho justicia”, sentenció además Obama así la Operación Jerónimo, con resonancias del Far West. Pero es que también ordenó Obama… ¡lanzar el cadáver de Bin Laden al mar!… ¡lo mismo que hacían los siniestros militares argentinos en sus vuelos de la muerte! Mamma mía, si tal llega a hacer Bush, la que arman los Cejateros del mundo.
    
     Bueno, pues aquí, su rendido admirador Zetapé, el adalid de la Alianza de las Civilizaciones y de la más escrupulosa “legalidad internacional”, esa conciencia malherida ante las semillas de la violencia en el mundo, el mismo que sostiene que hasta los niños chinos dicen paz en español, tuvo arrestos para espetarle en el Parlamento a Llamazares, repito, a Llamazares, el emblema de los comunistas españoles, que el de Bin Laden “es un destino buscado por él mismo”, que él se lo buscó, vamos, que sonaba en sus labios a la inadmisible chulería del acusica de la clase que se esconde tras el más fuerte mientras, nunca mejor dicho, da lanzadas a moro muerto.
     Y es que mucho parecía dolerle a Llamazares la muerte de Bin Laden, pues por mucho que el comunismo considere la religión como el opio del pueblo, -y resulta el fundamentalismo islámico crudísimo veneno mortal-  mucho más opiáceo les resulta siempre el Capitalismo y los EEUU, y el explotar a la vez cuanta causa anti-occidental pulule por el mundo pro domo sua. También que, en increíble carambola,  el FBI obamita había por error en su momento en sus carteles identificado a Bin Laden bajo el rostro del ínclito Llamazares (¡), por lo que acaso sintiera éste en el propio cuerpo a la misma vez que Mr Bin los disparos que a miles de kilómetros acababan con la perra vida del terrorista. Debió quizás reconvenirle al Presidente en que, como se entere el nuevo Obama de que Zetapé en día no tan lejano no se levantó ante la bandera norteamericana, un muy negro futuro en León puede de parte de su endiosado Obama esperarle.
      Así es que al fin, a la vista del claqué zetapeico, no pudo Llamazares –acaso también hablaban entonces a su través los ecos activos y clandestinos de las voces familiares- sino concluir apesadumbradísimo y del todo derrotado el hombre: “Señor Presidente… no le reconozco”. Y de esta forma el imperativo socrático, y los inciertos flujos de la identidad voluble y móbile, y en política ya ni te cuento, sobrevolaron la siestorra de sus augustas señorías. 
    
         

26 comentarios:

Elena dijo...

Un magnífico resumen de los hechos y milagros del señor Zetapé. Y es que este hombre ha dado tantos tumbos que ya no lo conoce ni su Sonsoles.

Un abrazo.

PD.- Juan José Millás es uno de mis escritores favoritos.

Javier Tellagorri dijo...

Eres genial, Don José Antonio, glosando en prosa lo que ya es dificil de explicar sin tacos y juramentos.

Felicitaciones por este actualizar la actualidad de unos miserables.

Natalia Pastor dijo...

Es que ese es uno de los dramas de la izquierda; que vive ancalada en los presupuestos ideológicos anteriores a la caida del Muro.

Aquí en España la izquierda no ha evolucionado, no hay una socialdemocracia moderna como el laborismo inglés.
Aquí hay una izquierda casposa, rancia, atávica, que sufre eczemas y urticaria en cuanto se pronuncia el nombre de los USA, y que evidentemente, siente más simpatías por el terrorista fanático que vuela las Torres Gemelas que por las cuatro mil víctimas asesinadas por él.

Lo esperpéntico de esta situación, es que ha sido el propio Obama quien ha puesto a la izquierda frente al espejo de sus inmorales contradicciones.

No sólo no ha cerrado Guantánamo, si no que gracias a aos métodos de interrogatorio que aprobó Bush, Obama ha podido liquidar al terrorista más buscado del mundo, al enemigo nº 1 de los USA y de la civilización occidental.

Y ahí es donde la izquierda amoral, sin referentes éticos, presa de sus prejuicios y del sectarismo enfermizo se encuentra en la disyuntiva de optar por repudiar a su "amado" Obama -al que no olvidemos ,le dieron el Nobel de la Paz-, o condenar sus actuaciones y dar otro triple salto mortal hacia la extrema izquierda.

Cesar dijo...

No puedes ser tan desagradecido y atacar de esa dolorosa manera a nuestro querido presidente, cuando dió él todo lo que tiene, menos su vida y hacienda, por España(coño!) renunciando a sus más preciados tesoros: sus ideas de progreso y paz mundial y su nunca bien ponderado plan para Unir civilizaciones, gentes, cleros y claros. Sacrificó él graciosamente su buen nombre y su progresía en el altar de una política de beneficios bancarios y empresariales dignos de Roque Feler. Nunca se lo agradeceremos suficientemente. Ayer mismo leía, en un acto de masoquismo que a veces me marco, la prensa económica y me asombraba de lo que en ella se decía: la banca española (coño!)gana una media de 48 millones AL DÍA.
Espero, ansioso, la llegada de Rajoy que en un par de (in)decisiones, obligue a Botín y demás amigos a rebajarse un tantillo el porcentaje por posición deudora y las comisiones de descubierto y mantel. Lo que espero obtener de él, a quien dios guarde muchos años.

Eso sí, manifestarte mi adhesión en el sentimiento de frustración por le defenestración del Derecho por parte de la mayoría de los bobiernos que en el mundo son y si me apuras, del izquierdo. Que si es de necios confundir valor y precio, más lo es confundir derecho con justicia.
Que dios te guarde también muchos años, para que puedas manejar el calcetín con tanta elegancia y restregárselo a progres, pobres y ricos.
Saludos blogueros.

o blog de xesús lópez dijo...

No sé si se puede decir: "Osama, ZP, la misma cosa es".
Es una pena que a Obama no se le hubiese ocurrido actuar antes; tal vez el TC habría sentenciado de distinta forma, justificado el GAL de González.

40añera dijo...

Entre políticos salgo siempre perdiendo y si entender nada, que no que no son de mi mundo, menos mal caballero que usted me pone al día aunque al final sigo yo igualmente perdida.
Un beso

Candela dijo...

Así resumido parece todo una mala broma, lo malo es que es verdad. Un escenario montado, nosotros actores a la fuerza..

hawai05 dijo...

es el maximo esponente del desequilibrio mental al que se enfrentan los lideres titeres querido amigo si lo hacen unos chillan los otros y viceversa pero nosotros el pueblo llano al final pagamos las culpas me a encantado la forma de describirlo un saludo amigo

Winnie0 dijo...

LLevo varios intentos de comentarte y no me carga bien...en fin...que yo me quedo con Sócrates y aquellos tiempos....que ni los politicos de ahora ni estos tiempos me convencen nada de nada.....
Besos

tecla dijo...

Si es que no somos nada D. José Antonio. Lo que hoy es blanco mañana es negro y viceversa y que lo que de verdá de verdá les gusta a los unos y a los otros, es mandar. Valgan o no valgan, sean corruptos o no lo sean. Les gusta mandar más que a un tonto un lápiz.
Es por eso que no me pienso meter con la política y a quien Dios se la de, que S. Pedro se la bendiga.
A mi lo que me gusta de verdá es la poesía.
Serías un buen poeta José Antonio.
Ámonos pallá.

P.D. Yo también soy admiradora de D. Juan José Millás.
Y si se ha ganado cien kilos me alegro una barbaridá.
Cuando admiro a una persona lo hago tal y como es. Con generosidad y alevosía.

Va por todos los que tienen tantos defectos y contradicciones como yo.

Myriam dijo...

NO te voy a comentar sobre el Pte de Gobierno Español, pero si de Obama: Nunca en la historia se otorgó un Premio de la Paz tan sangriento:

NO solo hizo guerras por todos lados, también tiene un muy bisarro concepto de Justicia cuando implementa la venganza al representanos la ejecución de Bin Laden.

Algo que en definitiva, aumentará la espiral de violencia dando de esta manera "justificativo" a sus seguidores de vengar su muerte.

Saludos

aspirante dijo...

A pesar de los paralelismos entre los líderes mundiales del progresismo progresista, aun hay diferencias entre ellos: Obama mata terroristas, ZP los hace concejales y los denomina hombres de paz.
Igualicos.

Jose Antonio dijo...

Es lo que tiene que el primer día te den el nobel de la paz, te da carta blanca.
Y a ZP citando a Guerra, no le conoce ni la madre que le parió, ante la visión de una bandera USa antes no se levantaba, ahora se arrodilla, ¡país!
Un abrazo

Trecce dijo...

Créeme, José Antonio, durante toda la lectura de tu magnífica reflexión estaba pensando en la frase de Llamazares con la que cierras.
Pero yo sí le reconozco, sigue siendo el mismo paleto que se hizo la foto familiar con los Obama.
Un saludo.

David Gerbolés Pérez dijo...

Firmo punto por punto este magnífico post.

Saludos y enhorabuena.

Juante dijo...

Me apeo un momentín de mi jaca torda jerezana, que por algo es feria, para decirte -mi querido amigo- que me solidarizo con tu condición de facha bloguero. Yo aún no bloguero -que todo se andará- pero sí que facha de tomo y lomo, única digna condición sine qua non que sin duda enrabieta a la denigrante y pantagruélica progresía excrementicia de esta España zapatétrica, que tanto añora a Stalin.

Por donde me gano mi rebaja de sueldos resulta que la única oposición a la epidemia sociata es...¡izquierda untada!, digo ¡unida!: no te lo pierdas. El otro día, en una reunión asamblearia a la que te obligan a ir, porque si no te abren un expediente y te reducen el sueldo más aún, va uno y me dice fijamente: "¿Tú no eres partidario de Zapatero, a que no?" ¡¡Uff, qué miedo!! Todo fue porque alguien puso en una papeleta el "si" y el "no" a la vez. Comenté: "Mira, qué gracioso, como Zapatero". A continuación, el mismo tiralevitas me preguntó:¿A que tú eres de la Merkel?" Entonces, yo, ni corto ni perezoso tercié: "No, yo soy como Sarkozy, de la Bruni". Sin comentarios: de 100, el otro que no es ni sociata ni troskysta, siendo antípoda, dora la píldora descaradamente a los troskystas; tal cual.

En fin, el nivel de avasallamiento totalitario en Andalucía es tan grave y bestial, que llama la atención el menor comentario adverso a tanta ignominia moral y paisajística.

Sigue así, amigo José Antonio. La mediocridad de esta gentuZa ZarraPastrosa será su propia condena.

Un abrazo.

Towanda dijo...

Buenísimo post, José Antonio. Pobre Zetape que se va a tener que ir haciendo las maletas.

Un saludo muy fuerte.

Sergio dijo...

Buenas noches, en primer lugar decirle, señor José Antonio, que su post es brutal, sobretodo para quién sienta un guiño por la filosofía, por muy pequeño que sea.
Por otro lado, quería agradecerle (diré agradecerte, le tutearé, que es cómo más amigable)que seas quién me haya puesto la zapatilla en mi primer paso descalzo en esto de los blogs, que para alguien novato y sin idea como un servidor, ver que alguien pierde el tiempo leyéndome, imagínate que alegría!
Buenas noches!

Luisa dijo...

Totalmente de acuerdo con usted.Nada que añadir. Saludos

Esperanza E. Serrano dijo...

Gracias, José Antonio por tu visita a mi blog. Tu comentario me trajo hasta acá.
Oh Dios, que bueno está tu blog.
Luego te leo con más calma. Me he reido muchisimo con tu post sobre Kate..y la viagra, jajaja, es genial.
Tus post serios sobre el inquilino de la Casa Blanca , el zapatero adulon y bin laden, estan muy buenos. Asi son los socialistas: rojitos y sin comapsión a la hora de defender sus intereses.
saludos
Esperanza

José Antonio del Pozo dijo...

-Elena: muchas gracias. Ni Sonsoles le conoce
-Javier: gracias, amigo
-Natalia: nostalgia de Muro, así es
-Cesar: no deja de sacrificarse, pero ya no le dejan más. Soberbio texto, mon amí el que me has puesto, hasta el calcetín huele bien. Un abrazo
-Xesús: el TC dirá lo que ellos quieran. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-40 añera: gracias a Vos, por seguirme y perderte y seguirme
-Candl: una broma mala parece a veces, cierto
-hawai0: te agradezco mucho sus palabras y celebro que te haya gustado mi forma
-Winnie0: musho Sócrate, dí que sí

José Antonio del Pozo dijo...

-Tecla: ámonos, donde nadie nos diga que hacemos mal, ámonooos. ¿Te alegras de que Millás gane de una tacada cien kilos además en el Planeta y vaya luego de incitador a la lucha armada? Yo creí que no te gustaban las desigualdades. A mí me gusta mucho tu poesía, precisamente por lo desigual que es a la prosa de todos los días.

José Antonio del Pozo dijo...

-Myriam: los terroristas eso de la venganza lo llevan ya puesto, no se van a volver vegetarianos por que les demos fraternalmente la paz. Un abrazo
-Aspir: y además la pol´tica internacional no sigue los mismos cánones que la interior de un país democrático. Un saludo
-Jose Antonio: en efecto, tocayo, ¡país!
-Trecce: aquella foto, mejor no comentarla
-David: gracias, muchas. Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

-Juante: la historia que cuentas hoy de la profunda Andalucía es sabrosa y buenísima. Anímate, dale al blog. Gracias. Un abrazo, amigo
-Towanda: gracias, se va, se va, otro fuerte para tí
-Sergio: gracias, leerte no es nunca perder tiempo
-Luisa: muchas gracias. Un saludote
-Esperanza: ¿lo pasaste bien? esa es la mejor satisfacción. ¿Me leerás además luego con más calma? Eso es ya para ponerme yo de rodillas ante tí. Un abrazo, amiga

José Antonio del Pozo dijo...

A todos: lo que el blogger se llevó, pero les juro que a todos y cada uno contesté, que a todos y cada uno agradecí el hondo latido de su escrtura al lado de la mía. Que conste en acta, si San Blogger no dice otra cosa