Páginas vistas en total

miércoles, 13 de julio de 2011

Adoración zetapeica de Ana Oramas

     
     


     Que hace tres años Víctor M, cuando el tsunami del desempleo y la desesperanza colectivas no había aún estallado, reclinara el rostro sobre el Amado, aunque pelín obscena la pose, tiene un pase. Do ut des, claro. Que en pleno debate sobre el pésimo Estado de la Nación quien en pública sesión deje todo su cuidado olvidado en la platónica y gratuita Adoración del presidente forzado incluso por los suyos a darse el bote resulte ser una diputada de la oposición, no sabe uno si resulta más arrebatador que pornográfico. Ni en Lo que el Viento se llevó alcanzáronse cotas de tal frenesí en el arrobamiento sentimental. Ana Oramas O’Hara, sí, que, en medio del general y devastador incendio, ardía ella también en ansias inflamada desde el estrado ante su Rhett Butler particular,  que es que flipaba el hombre ante el público derretirse de la diputada opositora. Ni la presencia de la legítima del galán en el graderío del Congreso detuvo la oramástica delicuescencia.
     Emplazo a quien pueda hallar en algún otro tiempo y lugar para similares circunstancias ejemplo de una desbordada ternura semejante. Ya podrá Rajoy solucionar el paro y la ruina de España, y hasta hacer el mundo entero justo y benéfico por sus cinco continentes, que por jamás de los jamases ni entre las suyas propias levantaría una diatriba de amorosa rendición comparable a la que el otro día Ana Oramas a Zapatero dedicó. Rompía de cuajo la declaración de la canaria la más elemental lógica de las funciones parlamentarias, y lo que tuvo de descontroladísima efusión la escena al observador desapasionado  deja atónito, apenas con un hilo aún en la voz para preguntar con mal disimulada envidia al –ahora sí que sí- indiscutible Presidente: ¿pero qué las das, so truhán, qué tú las das?
     
      Por eso, lector mío, si tienes tiempo y me tienes ley, apártalo todo –y si no ahora mismo, cualquier noche de éstas, fotocópiame, y bajo el imperio supremo de las estrellas y el pulso distinto que las noches de verano imprimen a los seres, sácame así a pasear- y recrea y revive a mi lado toda la extensión que el episodio de Ana Oramas merece, pues son los desaforados cataclismos sentimentales y los enloquecedores desvaríos del corazón  alimentos imprescindibles para que de verdad merezca la vida ser vivida y sentir de paso, al participar de los mismos, más engrandecida y conmovida la tantas veces pueril existencia propia.
     
      “Hemos compartido momentos difíciles… (con la voz algo tomada ya por la emoción arrancaba la portavoz de Coalición Canaria el último tramo de su parlamento sobre el Estado de la Nación, y sobresale ya ahí, en efecto, esa súbita confusión de planos, ese círculo exclusivo y vinculante que en pie de igualdad la oradora establece entre la persona, más que el cargo, del presidente y ella misma, sólo entre ellos dos solos y ya como a solas, precisamente basado ese círculo en lo que más puede unir a las personas, el compartir, y no cualquier cosa, sino justamente el haber vivido juntos peripecias atravesadas de dificultad, esos “momentos difíciles”; no estamos ya, pues, ante una simple portavoz de un minúsculo grupo con una valoración política, más bien ante la personal evocación de misteriosas aventuras compartidas que los dos conocen y que en ambos dejaron huella cómplice y que al resto nos vedan) ...y usted puede mirar a los ojos de los españoles, puede mirar a los ojos de su padre, que lo vimos ayer muy orgulloso de usted y de sus hijas (sorprende de nuevo el vertiginoso tobogán deslizado de golpe entre los españoles, de un lado, y el padre y las hijas del presidente de otro, a todos los cuales, tanto a la familia como a los gobernados, en lo privado y en lo público pues, la oradora considera que puede Él, más que rendirles cuentas, mirarles a los ojos, supremo acto íntimo éste donde los haya, y sobre todo sorprende el privilegiado e insólito lugar que en el discurso quiere arrogarse la oradora, como si fuera ella instancia decisiva y legitimante, portadora de Razón, portavoz tanto de los españoles en general, como de la propia familia del presidente en particular, con la chocante excepción de la ninguneada esposa, afirmando la portavoz por su cuenta el “orgullo” del propio padre del presidente y sin recatarse incluso en sacar a escena parlamentaria lo que a toda costa el mismo Zapatero, por ser particularmente espinoso para él, ha tratado de blindar en todos los medios, la persona de sus hijas) … y yo en su despacho una vez, porque yo tengo una hija de 16 años, y usted también, y siempre, y que los demás no se rían (y en ese descontrol inconexo y algo balbuciente asoma un idéntico descontrol emocional, como si algo se le removiera por dentro y pugnara por abrirse paso entre el fielato del consciente, qué significan esa insistencia en el “yo” y el “usted”, de un lado, y “los demás” de otro, de nuevo una frontera que a ellos solos aísla y que pone al resto extramuros de ese mundo particular, digan los demás lo que digan, bueno, eso, que los demás no se rían, y ahí la voz se le trastueca a Ana, el propio pudor le rompe su modulación natural, le ruboriza un poco la voz, como si un íntimo afecto que quizás un poco le sonroje contagiase sus palabras, como si los murmullos que su tono de ron y miel está entre los escaños levantando, risas según ella, no consiguieran del todo avergonzarla más que por un instante la voz) … yo creo que los trabajos en la política más duros que hay en este país es ser alcalde y presidente del gobierno de España, porque se es alcalde y presidente 24 horas al día y siete días a la semana y en temas que afectan a los ciudadanos, y se queda la familia y muchas cosas por el camino… (y como sabemos que Ana fue alcaldesa, por más que el símil de los cargos propuesto sea atrevido y absurdo, como el mismo Amor, comprobamos cómo continua operando en la oradora  ese paulatino proceso de equiparación simbólica y de aproximación e identificación sobre todo emocionales hacia el Presidente, igualándose humanamente a él en el sufrimiento y en el sacrificio personal que la responsabilidad acarrea, compartiéndolos y haciéndolos suyos así con él) … y recuerdo la primera conversación con usted y yo hablando de nuestras hijas, que tienen más o menos la misma edad, y yo le decía lo que significó para mí que mi hija con ocho años me dijera mamá quién es más importante el Ayuntamiento o yo, yo le dije yo te quiero mi amor, dice, no te estoy preguntando eso, y la niña con ocho años tenía razón, usted y yo nos perdimos muchas cosas de la vida de nuestros hijos (y de nuevo en la tribuna parlamentaria del Estado de la Nación hirviendo la personalísima evocación, con ánimo balsámico hacia el Presidente in traslation, María Magdalena de las Islas Afortunadas,  de un intenso recuerdo teñido de rebosante afectividad, esa primera conversación, igual que los novios rememoran siempre su primera cita, y para ser la primera, la fuerza de esa confidencia tan íntima, compartiendo de primeras dadas nada menos que el dolor que siente una hija relegada, yo te quiero mi amor, y aquí Ana desbarra un poco, es como si el inconsciente se le explayara ahora por territorios del son del culebrón, y sugiere así ella como si otro tanto le hubiera ocurrido al presidente, y así se lo hubieran mutuamente confiado, para volver a tomar pie de nuevo sobre esa mutua y exclusiva melancolía del “usted y yo nos perdimos muchas cosas”, uff, qué feeling entre portavoz y presidente, con la de tareas incontables que a diario deben abrumarles, y luego dicen que es inhumana la Política.) …pero la vida que le viene ahora tiene un montón de momentos, y agárrelos fuertemente, y lo va a disfrutar y se lo merece, se lo merece a nivel humano y a nivel personal… (y es sobre todo, aparte de la confusión de niveles, esos pasos a nivel que Ana emocionada va deslizando, que se transparenta la emoción en el dulzón deje que vibra ahora un poco, en esos ojos que echan chispas, que proyectan hacia el sillón azul chiribitas, en esas medias sonrisas obsequiosas, es, digo, la insólita aproximación simbólica de la diputada a la más inmediata intimidad del presidente lo que maravilla, y la que le permite, sintiéndose en posesión de confianza suficiente para ello, regalarle esenciales consejos de vida desde una cercanía humana ardientemente sentida y sancionarlos ella misma como merecidos de verdad) “…y le digo una cosa, no es infalible, ¿eh?... (y en ese ¿eh?, un punto desacompasado y altisonante, reverbera la marejada sentimental que la oradora está experimentando, temblor de Ana Oramas que ahora nos trae a la memoria a una rediviva Ana Ozores ante Álvaro de Mesía en “La Regenta”) …pero usted puede mirar a los ojos a todos los españoles… porque ha trabajado por ellos y también por los canarios, muchas gracias (y regresa al final Oramas al principio, a la esencial mirada a los ojos, esto es,  a cerrar ese insólito círculo admirativo que ella solita en nombre de todos los españoles, acaso algo fuera de sí, sentencia).
     Tan entregada vióse a Ana Oramas a la alabanza del presidente, en una forma tan  incomprensible para lo que allí les reunía, que alguien incluso se malició que éste, como el mítico Clark Gable, pudiera subirse al estrado y replicarle el legendario “francamente, querida, me importa un bledo” que al final de Lo que el Viento se llevó le espetaba aquel a la O’ Hara. Quizás Bono, tan al loro siempre de todo lo en verdad importante, como hípico caballero sudista, hubiera debido ordenarle a un ujier que al menos por la megafonía hubieran atronado entonces aquellos inolvidable sones del Gone with de wind.  Tan-tan-tatán, tan-tan…tatán.
   
      Post-post: ahora mismito caigo yo, la nada interbloguera que uno es, quiero decir,  en que también el muá, como el Presidente y como Ana Oramas, tiene un vástago de dieciséis abriles, que también yo como ellos me perdí muchas cosas de la vida de mío figlio, y aunque fuera ello por culpa de desempeños mucho menos filantrópicos y abnegados que los suyos, también me aplico yo el cuento de Ana Oramas, ese de fuertemente agarrar la vida que ahora me viene, que creo que también un poco lo merezco, así que muchas gracias a vos, Ana, y si por milagro d´amore a Usted llegan estas lineas, nada, decirle que tengo yo un tomo de románticos relatos que son los pobres islas desafortunadas que por ningún modo encuentran edición, de suerte que quizás usted, con el desmedido corazón que Vos a las cosas le ponéis, quizás pudiera usted digo …pues eso, que beso yo mucho siempre sus canarios pies, Ana.             
    

45 comentarios:

Savia dijo...

Perdona que te conteste en tu blog, pero si la educación no la ves como una fin en sí mismo para el hombre, y haces comparaciones con ella. Perdona que tediga, las comparaciones son odiosas. Dudo que estos paises sean tan cultos pués desconocen muchas cosas, pués el egoismo prima en ellos. Educación no son solo conocimientos, educación está intrinsicamente relacionado con la cultura. Pero la cultura propiamente dicha que nos hace crecer y prosperar, no de aquella que unde al ser humano en la miseria.

Trecce dijo...

El otro día, en la radio, sólo oi un trozo del discurso de esta señora, ese de que ahora puede mirar a los ojos a los españoles, y ya me dio un poco de sonrojo.
Pero tras lo que leo, me da pena que tengamos lo que tenemos y bastante coraje.
¿Pero de dónde sale esta gente?
¿Y nosotros les votamos?
Me parece cada vez más increíble, o sobran ellos o sobra la gente que les vota, o va a ser que el que sobra soy yo.

Anónimo dijo...

El presing cath del debate de la "nación" de Españistan no lo mira nadie que no tenga intereses creados en ello, por ejemplo los del gato al agua, ya somos mayorcitos y va siendo hora de tener actitud critica y opinión propia, un poquito de personalidad y no aprender a babear como babosas parlamentarias o periodisticas dignas del amarillismo.Con esto solo quiero decir que tanto pastel y tanto azucar no debe ser del todo bueno ni para nuetra salud, ni para la de los demas.

Bucan dijo...

Es asombroso que se puedan decir esas cosas a un hombre como ZP que deja a los españoles con un billón de euros de deuda externa neta, que ha hundido al país en una crisis de la que costará salir muchos años, si es que se sale y no se convierte en crónica. Esa mujer o vive en otro mundo o es de inteligencia limitada. El propio partido de ZP lo está poco menos que echando y ella dale que te pego a la adulación.

Viendo tales escenas políticas, no nos extrañemos de estar al borde de la quiebra. Una cosa está clara: a esa tía debe de haberle ido fantásticamente en lo personal durante la época zapateril.

Pulsaré el Google mas uno, je, je.

Javier Tellagorri dijo...

Esa "probe" es tonta maciza. No tiene ninguna solución.

María dijo...

¿Sabes que te digo? Que ese "¿Eh?" es para que quede constancia ¿eh? jejeje!!!
Gracias por dejarme la llave. Voy a subscribirme y a cotillear un ratito por tu blog (iba a escribir otra vez eso de ¿eh? pero ya ves... No es infalible XD)
Un besito.
María

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

BOINGGGG, BOINGGGG, BOINGGGG, BOINGGGGGGG

Por mi, se puden unir en santo matrimónio e irse a Tasmania.

¡un abrazo!

Jose Antonio dijo...

¡Ah! la erotica del poder, siempre hay un amante bandido, a CC le da lo mismo un roto que un descosido, el caso es medrar (como todos) pero estos tienen suerte que siempre hace falta su votito.
Un abrazo

Maribeluca dijo...

Será la erótica del poder, como los orgahmoh de Zerolo jeje, qué poco decoro, señora...hombre, es de comprender que todos los nacionalistos le estén muy agradecidos, se lo han llevado crudo como nunca, pero un poquito de por favor...

Anónimo dijo...

LONDRES, Inglaterra, (AFP).- La detención del ex jefe de prensa de David Cameron por el escándalo de las escuchas del News of the World acrecentó la presión sobre el primer ministro británico, que anunció una investigación para "llegar al fondo" de un asunto que afecta a la prensa, la policía y la política. ¿Nadie se ha fijado en la cara de desprecio de Zapatero mientras la hipocrita Ana Oramas le toca el violin? algo debe ocultar con tanta música jajaja.

Elena dijo...

La oí en la radio, pero cuando la vi en televisión, sentí vergüenza ajena.
Se mascaba la tensión sexual en el ambiente, jajajaja...

Saludos José Antonio.

Juante dijo...

La foto que has colgado funciona, por antonomasia, como metonimia absoluta de lo que ha sido la nefanda zapatocracia.

Siempre he sostenido que el bobo solemne (bambi núbil al principio), fue puesto ahí por las istas, istas, feminazistas, más alguna que otra eriza, en terminología del Reverte.

Pero la foto es elocuente en sí. Me perdonarás amigo José Antonio, pero como soy de imagen, sin perjuicio de tu certero texto, observo el memento del confesionario del Congreso como lo que es: una desesperada declaración de amancebamiento compulsivo. ¿Será que la Oramas se ha tomado al pie de la letra la invocación de ese spot de la margarina ligeresa, que emiten también compulsivamente en la Divinity CNN+ del gran emmano, sobre lo que deben de comer las que son como ella y quiere comerse también al presi de su famoso "oráculo"?

No obstante, el youtube porno de la Oramas, me recuerda asquerosamente a cómo se despidieron, rechupeteándose puercamente, los de la "direstiva" de cierto centro educativo, al finalizar el pasado curso.

Un abrazo.

Marian dijo...

Buenas tardes,vaya canela en rama y granizada,para algunos también explosiva.Bueno en este terreno prefiero no entrar.Un saludo.

Sostrato de Cnido dijo...

Suerte que no se me ha ocurrido meterme en política, y estar allí sentado. Porque la frase que merecen desde el hemiciclo es: Buscaros un hotel!!

Lamentable expresión de lo que es la política en España. O te doran la píldora, o te apuñalan por la espalda (y no tienen que ser personas distintas, ni distintos días)

Eso si, preocuparse de la que esta cayendo? para que si ellos cobran todos los meses, y si no ya lo sacan de alguna comisión o dinero que se pierde.

Solo la falto llorar... Algo que después de lo que ha dicho, miles de familias con todos sus miembros parados, en España, no habrán podido evitar.

Un fuerte abrazo

Soy YO - MilThon dijo...

ya veo que es un blog de un periodista
madre mia asi dicen aca verdad

bueno quiero volver otro dia a tu blog

Candela dijo...

Menudo espectáculo dió la buena mujer..

Me puse yo roja, de escucharla, y ella tan pancha, como si le pagaran para ir al debate del estado de la nación a hablar de sus nenas.

Increible..

CAPITAN TRUENO dijo...

Lo mejor de todo, cuando le nombró a las góticas.
Ese rictus crispado, esos dedillos tamborileantes y sin saber que hacer con el bolígrafo.
Se le pasó de golpe el efecto del antipsicótico.
¿Y quién le ha dicho a usted, señora, que a los demás nos importa la adoración que por ser tan abyecto siente usted?.
¿Para qué le pagamos?, desde luego no para que vomite tanta empalagosidad sin sentido.
Ya sabemos que con lo que le saque usted al zombi se puede usted comprar lencería para hacer de pilingui en otros sitio, que bastante lo hace usted en el Parlamento, porque vender su dignidad y la de los que le eligen, es de eso.

tecla dijo...

El día menos pensado me entra una vomitera que no habrá quien me pare del asco tan grande que me da la política.
Ésta debería ser algo bello y hermoso, digno de mirarse y escucharse. Pero se ha convertido en una pelea de ratas de cloaca.
Ya sé que a ti te apasiona José Antonio. Pero no les soporto. Y te pido disculpas por ello.

Prefiero a Los dioses de Freud. O a los dioses que me habitan a mi, que pueden o no pueden ser los de Freud pero que son los míos. Y soy feliz con ellos.
Entre los cuales estás tu. Mi buen amigo.

Balovega dijo...

Hola de buenas noches..

Paso solamente para decirte…

Gracias por todos los momentos
que hemos compartido
momentos llenos de sentimientos
y pensamientos compartidos,

Sobre todo, amistad.
y gracias por tus palabras
de felicitación..
Muchas gracias por tu amistad.

Miles de besotes y felices sueños

Humberto Dib dijo...

Gracias por tu comentario en mi espacio, José, tienes un blog muy interesante también, me quedo como seguidor.
Un abrazo.
Humberto.

Belkis dijo...

Sólo puedo decir que siento pena y verguenza por lo que ni mi razón, ni mi corazón logran entender. Vaya telaraña. No creo que merezcamos lo que tenemos.
Te dejo un saludo José Antonio

Maripaz Brugos dijo...

Me gusta tu manera de escribir; mordáz,crítica,irónica...me quedo con eso porque si pienso en Ana y Zapatero, me dan náuseas.
Un placer leerte amigo.
Muchas gracias por tus comentarios en mi blog.

Sostrato de Cnido dijo...

Me tiene usted como seguidor de su blog, que engancha entrada tras entrada.

Un abrazo, y de nuevo gracias por su comentario en el mio, ha sido un espaldarazo de animo para continuar con un blog que escribo para pocos.

Estrella Altair dijo...

Pues es así se ejerce en este país tan noble arte de ser político..

desvirtuado, denigrado, con zafiedad, con cochecho, con malversación, con robos, con fraudes..

etc..

lo de siempre.

Un beso amigo

La sonrisa de Hiperión dijo...

Eso, eso, eso que se casen...
jajaja

Saludos y un abrazo.

Lorenzo "el Retronauta" dijo...

¡¡Madre mia!! He sentido verguenza ajena. Jamas vi tal declaración tan servilista y mal traida.

Lo mejor, la cara que pone ZP al final de la exibición platónica de la canaria. Una cara de pasmo y sorpresa que no sabe ni ocultar...

Laura Caro dijo...

Lo peor de todo es que sea verdad, que haya cambiado tiempo de su familia por tiempo para el país y que el tiempo para el país sea tiempo perdido como lo es ( o mucho peor). Dos fracasos, dos errores...garrafales y dificilísimos de enmendar. Dos tareas en la vida y las dos mal hechas.
Un abrazo.
Muchas gracias por tu visita ;)

Sevilla Opina dijo...

Le faltó m***la. ¡Qué asco!

el burladero dijo...

Alucinante, lo vi en directo y no daba credito a lo que estaba viendo. Solo falto que los diputados del pesoe le gritaran
¡que se besen, quese besen! En un debate del estado de la nacion, una nacion que se encuentra en ruina total y esta señora ¿ aque se dedica? a si nos va ¡de pena!.
Saludos blogueros.-

el burladero dijo...

Alucinante, lo vi en directo y no daba credito a lo que estaba viendo. Solo falto que los diputados le gritaran
¡que se besen, quese besen! En un debate del estado de la nacion, una nacion que se encuentra en ruina total y esta señora ¿ aque se dedica? a si nos va ¡de pena!.
Saludos blogueros.-

Evanir dijo...

Carinhosamente venho desejar um feliz final de semana beijos no coração,Evanir.

jinquer dijo...

Menos mal que de estás cosas solo me entero a través de tu irónica pluma, porque si no............
Hay una pasta especial para hacer a los toreros y salir al ruedo con las cornadas frescas, y debe haber una pasta especial para que nuestros políticos no huelan su propia mierda.

B)(s

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

¡Maestro, siempre triunfando, qué maravilla de ironía!
Vengo corriendo para desearte unas felices vacaciones porque "me desconecto" ¡que será de mí sin tus lecturas! a ver si logro sobrevivir al caos vacacional...¡gracias siempre por todo y hasta pronto!
Asun

José Antonio del Pozo dijo...

-Savia: pero me atribuyes cosas que nunca dije
-Trecce:pena, da también pena, cierto
-Anónimo: azúcar rubio, en este caso

José Antonio del Pozo dijo...

-Bucan: vive en otro mundo, quizás.Perdona la paletada, me puedes esxplicar lo del google más uno? Gracias
-Tellagorri: probe, sí
-María:muchas gracias, guasona. Vuelve, plis

José Antonio del Pozo dijo...

-Miguel Angel: eso al infienno. Otro
-José Antonio: sí, hay interés, claro, pero hay algo de delirio descontrolado en la cosa, creo. Otro
-Maribeluca: eso, un poquito de por favor

José Antonio del Pozo dijo...

-Anónimo: le toca el violín, o el violón?
-Elena: se mascaba, se mascaba, Elena.Saludos
-Juante:un poco de ligeresa trigresa si parecía, sí. Un abrazo, amigo

José Antonio del Pozo dijo...

-Marian: canela en rama, ya te digo. Otro.
-Sustrato:hotel, dulce hotel, pedían sus ojos. Otro para ti
-Milthon: vuelve, pero antes de Navidad, plis

José Antonio del Pozo dijo...

-Candela: sí, encima sacar lo de las niñas, qué valor
-Capitán Trueno: además que sí, para qué le pagamos
-Tecla: No tienes de qué disculparte, cada uno es cada uno.Entiendo que asquee la política a muchos y agradezco entonces aun más que me dediques un segundo a lo mío.¿Estoy entre tus dioses? Alabada tú seas, mon amí

José Antonio del Pozo dijo...

-Balovega: gracias, por venir y por desearme felices sueños. Los tendré
-Humberto: gracias, amigo, también pienso yo hacerme seguidor del tuyo
-Belkis: además que tupida la telaraña que nos ponen. Gracias, otro para ti, belkis

José Antonio del Pozo dijo...

-Maripaz: gracias por decirme todas esas cosas tan bonitas, y por encontrar placer en mi lectura
-Sostrato: pues pienso yo hacerme seguidor del tuyo también
-Estrella:ya lo ves, así de penoso es el tema. Otro para ti

José Antonio del Pozo dijo...

-Hiperión: que se besen más, joer. Saludos.
-Lorenzo: bien visto, se queda el hombre pasmao
-Laura: muy buena observación, doble tiempo perdido. Otro para tí

José Antonio del Pozo dijo...

-Sevilla: como diría Bono, ajco, que ej que
-Burladero: es verdad, era alucinante. Saludos
-Evanir: beijos no coracao, que falta nos hacen. Gracias miles

José Antonio del Pozo dijo...

-Jinquer: ¿pasta, dices? Podrían intercambiarse un rato con los toreros, es verdura. Bss
-Asun:gracias a tí, my friend, por sacar tiempo para mí,felicísimas vacaciones. Gracias por seguirme. Hasta pronto

Anónimo dijo...

Pude ver aquel discurso y tengo un recuerdo intenso : una punzada de vergüenza ajena que perforaba mi dignidad con cada palabra y con cada gesto. Aún me invade el mismo recuerdo, igual de nítido y agudo, cuando leo este post. He tenido que respirar hondo y todo.