Páginas vistas en total

lunes, 4 de julio de 2011

Zapatero y la Spanish Revolution

     



      Imaginémoslo por un instante: si Zapatero se hubiera negado hace un año a ejecutar los severos recortes sociales a que le urgían Merkel y Obama y, solo como la luna, sí,  pero también como una clamorosa luna llena de coherencia y de honestidad consigo mismo y con los sagrados principios que dice le inspiran –aquella ansia infinita de paz y el amejoramiento de la vida de los más humildes, tal como él mismo con nítida rotundidad los dejó enmarcados en el frontispicio del discurso de su inaugural investidura- hubiérase marchado entonces a casa, dejándole a Big Faisán para él solito los trastos todos del Poder, vista ahora la colosal marea levantada por la Spanish Revolution, qué o quién le hubiera impedido a Zetapé, pulgar extendido en ristre y guiños al Viento, capitalizar como todo un campeón del Pueblo las mieles de la inminente victoria. Las banderas republicanas –tan caras al imaginario zetapeico- que ondeaban el otro día por Neptuno a buen seguro flamearían  por él.
     No lo hizo y anda ahora el pobre como ausente, porque claro se ve como el agua que la modernización capitalista de la economía no es lo suyo, y que le siguen repicando por su interior, y cómo de persistentes, las campanadas que a él de verdad le conmueven, ese precipitado difuso de radicalismo naif e ignorancia rencorosa que a él  distinguen. Se dan, a mi modesto juicio, toda una serie de neblinosas concomitancias y de simbióticas relaciones especulares, como las de los célebres espejos deformantes del callejón del Gato que citara Valle-Inclán, entre la orientación básica de Zetapé en la política y muchas de las ensoñaciones anti-liberales más movilizadoras de la Spanish Revolution. ¿No sostuvo acaso el propio Presidente, en portentoso desdoblamiento a la vez que muy entrañable confesión, que de tener él veintipocos abriles habríamos de buscarlo entre las huestes de la Puerta del Sol? ¿Y no sería acaso su líder natural?
     
      Entre aquel hombre que reconocía sotto voce, pese a llevar en el Congreso casi veinte años ya, no tener ni papa de economía –ostras, se le ocurrió a Jordi Sevilla ponerle deberes para dos tardes y lo fulminó en un pis-pás-, que a propios y extraños aseguraba la noche misma de la Victoria que el Poder no le iba jamás a cambiar, que no  iba él a los ciudadanos a fallarles nunca, que se sentía, claro,  “rojo”, que “no puedes imaginar, Sonsoles, la de miles de españoles que podrían ser presidentes”, que juraba y juraba más tarde “que su gobierno no dejaría tirado ni a uno solo de los españoles que necesitase ayuda”, que a la mínima derramaba por do iba sonrojantes delirios seudopoéticos sobre el Viento, la Paz y el Amor, de un lado,  y el ramillete portasolero de imaginativas proclamas en esos cartelitos tan guays, entre apocalípticos y cursilongos,  o la colorista y utópica sarta de demagogias socio-económicas, encantadas encima de desconocer las leyes económicas y el desastre criminal de las economías planificadas, que alegremente lanzan al Viento muchos de los asamblearios portavoces de la Spanish Revolution, de otro, ¿no hay un similar aire de familia en común respirado? De alguna manera son muchos de los que comulgaron y crecieron con las alegres y pre-políticas idealizaciones populistas del primer Zetapé quienes, sin comprender quizás del todo, como el propio Presidente, lo que en realidad con la crisis ha sobrevenido, escenifican ahora por las plazas su propia decepción y estupor ante el descubrimiento de la ley de la gravedad. Esto explica también las continuas cucamonas “comprensivas” que los prebostes cooptados por Zapatero al Poder prodigan, en irreconocible estampa de relaciones Poder/Revolución,  hacia las masas indignadas.
     
      Sin duda resulta la Spanish Revolution original en sus trazas: no se encontrará en la Historia otra revolución como ésta, presa de un en apariencia inexplicable y al tiempo extraordinario recato, que menos se atreva a nombrar al gobernante del Poder contra el que se rebelan. Sí, a Esperanza Aguirre, de hija de la gran a coro se la festeja y frente a la sede de su gobierno se acampa, a Rita Barberá se le monta el número a las puertas de su casa y por escrito se le desea la muerte, al Parlamento catalán se le cerca, ¡hasta a un diputado ciego el perro se le quiere quitar!, mas al Presidente que al Desastre todo llevó… sólo unos monjiles pellizquitos los revolucionarios procuran, como si al padre putativo de todo ese fenomenal caudal idealista evitaran de forma inconsciente lastimar. Seguro, que de estar Rajoy en el machito, hubiera estado la Spanish Revolution atacada de un idéntico pudor. Más: al envolver la crítica en una formidable impugnación al Sistema entero que neutralice y obstruya la alternancia, está la revolución, insólitamente, contribuyendo a difuminar casi del todo la presidencial responsabilidad, siete años después de bellacos y antipatriotas epítetos presidenciales. ¿Por qué?
      
     Es como si, en asombroso espejismo, los ideólogos de la Spanish Revolution, los venerables ancianos Hessel y Sampedro, viniesen a ser, vivitos y coleando, recuperado de alguna forma así, el mismo abuelo que a Zetapé los franquistas fusilaron, selectiva memoria histórica ésta que no se recató Zetapé en revolver… ¡incluso ante la madre de Irene Villa!, queriendo ponerse así él galones también de víctima del terrorismo. Y digo espejismo, porque archisabido es que Zetapé tuvo dos abuelos, que el fusilado fue agente doble, y que, en el colmo de los colmos estocolmos, resúltase que Sampedro, exitoso escritor en el odioso capitalista Sistema, vaya por San Hessel,  participó en la guerra civil… del lado franquista.
     Así, como una nota semifusa más en la melodía de los altibajos de esta partitura compartida que nos suena, si entre los políticos singularizó a Zetapé entre sus cofrades un mímico aspaviento que enarcaba con la mano la propia ceja, otro mímico gesto de las manos, tomado del lenguaje de los sordomudos, ha caracterizado mediáticamente las asambleas revolucionarias, como si la Palabra, y con ella el logos, tan contraproducente en estos tiempos icónicos, más que otra cosa estorbase.
     
      Penúltima prueba del nueve de este especular y espectacular juego de equívocos y espejos rotos: a la Spanish Revolution le falta sólo, para ser en verdad inolvidable, una música, una canción quizás, que todos sus ardientes defensores sientan como propia. Cómo no va a tener prestigio y fulgor cegador entre las hispanas gentes la idea de la Revolución, si incluso los baladistas de éxito del Sistema, los Amarales digo, la cantan, extasiados ante su inaplazable urgencia. Imaginemos que el otro día en Neptuno, un grupito cualquiera de aquellos idealistas hubiera subido al estrado, con armónicas y guitarras en bandolera pertrechados. Que hubieran cantado y hecho cantar a las masas, entrelazadas las manos y los corazones de todos allí, una tonada que dijera algo así:

     Defender la Alegría
     como una trinchera,
     Defenderla del caos… y de las pesadillas,
     de la ajada miseria… y de los miserables,
     de las ausencias breves… y de las definitivas.
     Defender la Alegría
     como un atributo,
     defenderla del pasmo… y de las anestesias,
     de los pocos neutrales… y de los muchos neutrones,
     de los graves diagnósticos… y de las escopetas.
     Defender la Alegría
     como un estandarte,
     defenderla del rayo… y de la melancolía.
     Defender la Alegría.

     Dime, lector, ¿no habríase venido Neptuno entero abajo? ¿no hubiéranse sentido, a la vez confortados, emocionados, sacudidos y espoleados, todo eso al tiempo, aquellas miles de almas? ¿No recogerían esos versos, que remedan el Himno de la Alegría de Beethoven y de Schiller,  la medular esencia de la Spanish Revolution, el “que somos humanos” que a su manera enarbolara Little Carmona? ¿Cómo, después de algo asi, con abstractas consideraciones y con gélidas estadísticas enfrentarse a una fuerza semejante? Imposible de parar. Pues bien: esa es la letra exacta con que los afamados cantautores de la Ceja pidieron hace ahora tres años el voto para… ¡Zapatero!
     Y quizás entonces, para hacerle justicia poética al aún Presidente, muchos allí mismo acordarían partir e ir a acampar sus reales y sus tiendas… en el polvoriento aeropuerto non nato de Ciudad Real, símbolo máximo y más acabado del zetapeísmo a guardar para siempre, memoria inolvidable y cifra exacta de sus realizaciones: ruina y palabras que se lleva el Viento, padre éste, al decir de Zetapé, de todas las cosas de la Tierra.
     Y por cierto, que podrían más tarde levantarse allí, con la altura misma de aquellos hangares desangelados, sobre el asfalto de aquellas pistas del imprevisto aterrizaje de la desolación, reconvertido el aeropuerto al menos en rentable parque tematico, en la perdida Terra Mítica del Zetapeísmo, y elevarse allí, digo  soberbias estatuas de Sabina, de Serrat, de Victor Manuel, de Ana Belén, de Miguel Bosé, de Concha Velasco y demás cantores del Jardín de la Alegría Zetapeica, tan, tan revolucionaria siempre.

      
        
    
         

26 comentarios:

Helio dijo...

Esta claro que estas revoluciones son siempre de la izquierda,la calle siempre ha sido de la izquierda, van dirigidas contra el capitalismo y contra la derecha, solo habia que mirar los comentarios de las redes sociales para verlo, aunque haya muchos integrantes de estas concentraciones que asisten con buena fe, sin saber la ideología mayoritaria.
Lo de la SGAE habrá que esperar dos o tres años para saber exactamente lo que ha ocurrido,
pero imagino que tendremos otro escandalo mas en la prensa durante bastante tiempo.

CAPITAN TRUENO dijo...

¿Dónde estaba la Spanish Revolution cuando los parados intentaron hacer una cadena hasta laMoncloa?.
Pues estaban con P. preparando homenajes a los Bilduetarras y preparando el boicot a la toma de posesión de los alcaldes, del PP por supuesto.
Que se metan su revolución por allí por donde nunca da el sol.
Me resultan vomitivos.

Miguel Ángel de Móstoles dijo...

Desde Fernando VI, no ha habido peor timonel de los destinos de España.

Con respecto al movimiento del 15M, como el humo de un cigarro, ha desaparecido.

Y ahora, ¿a qué coño se dedica?, ¡qué convoque elecciones de una maldita vez!

¡Un abrazo!

Juan Carlos dijo...

A ver, tres cosas:
una: si Zapatero no hubiera negado por activa y por pasiva la crisis hace tres años, a lo mejor ahora estaríamos mejor, con menos paro y con la economía apuntalada.
dos: si el amigo Alfredo sabía cómo evitar el paro y no lo hizo ¿los votantes del PSOE y de la izquierda le perdonarán el no haberlo hecho
tres: ¿habrán pagado derechos de autor a la $GAE por la letra de la canción?

Juante dijo...

Algo más que apuntar a la "Spanish Revolution": La visita de Progrejuli al bullicioso El Bulli, tras ponerle la alcachofa al pijiprogre Adrián, el Ferrá, no el Sens. E ítem más para la nunca bien ponderada Spanish Revolution: la vergüenza ajena del Espada por el apresamiento del pirata tedy.

Pa mear y no echar ni gota, la revolution del Botín.

Elena dijo...

Qué pena que de verdad nuestro presidente ZP no tenga 20 años y estuviera por esas plazas de Dios, cuánto nos hubiéramos ahorrado.

Un abrazo.

La sonrisa de Hiperión dijo...

En la piel de toro, las revoluciones de desinflan como los valones de playa... en cuanto le da un poco de sol....

Saludos y un abrazo.

Cesar dijo...

Salía yo esta mañana, después de leer tus pensamientos, con los míos a cuestas y a la cafetería de siempre. La cafetería es, además de cara, alargada y estrecha; la barra ocupa el pasillo, de tal modo que cuando se cruzan dos, es necesario perfilarse para que no se toquen. Entré, como ya dije, con mis pensanientos a cuestas, cuando observo que a mitad de pasillo, me bloquean el paso tres hermosas mujeres; bueno, en realidad sólo me fijé en una. La que estaba más cerca de la barra. Con mi proverbial timidez, esbocé un tímido.."perdón?" y permanecí inmóbil unos segundos. No quieras saber la de cosas que pueden ocurrir en tres segundos; sobre todo en el pensamiento. Ya sea porque no tuviera yo la suficiente presencia, ya porque estuviesen enfrascadas (que lo estaban) en una interesante conversación ( "ay, pues el mío se ha ido a un campamento de verano a Irlanda..no veas tu que preocupación...mira que si vuelven a actuar los Montoneros...") ninguna de las tres mujeres se movió ni un milímetro. Tenía yo entonces dos soluciones: una, pasar por el medio a riesgo de que me llamasen maleducado, o aprovechar el pequeño espacio que quedaba entre la barra y el hermoso culo de la chica de la izquierda.( Es sólo una orientación espacial). A todo esto se habían consumido ya seis segundos desde que emití aquel timorato ¿"perdón?". En los tres segundos siguientes debería decidir qué estrecho paso debería seguir para conseguir mi propósito de llegar a tiempo de tomar posesión del periódico que a esas horas de la mañana estaba muy solicitado. Mi mente se puso a funcionar a toda marcha: ojito chaval, si pasas por en medio puedes rozar-sin tu quererlo- los pechos de las señoras y además de maleducado te buscarás una denuncia por acoso; pero ojito, que si pasas por detrás, además de que en un movimiento imprevisto pudiera mandarte las gafas a la moledora de café, podría ocurrir también que fuese inevitable rozar el culo de la hermosa mujer con tu hombría, por muy tranquila que se hallase a esas horas de la mañana. y no te librarías de un mamporro y/o la consiguiente denuncia por toqueteos.
Y ya estoy imaginando tu pregunta y la de tus lectores-los dos que han llegado hasta aquí- ¿Qué tiene que ver, enrollao, el culo con las témporas?.
Pues tiene que ver: inmediatamente pensé en el escrito que estamos comentando. Y te diré algo, descubriré ante tí mis secretos, como tu lo hiciste en aquel día en que renunciaste, voluntariamente, a la crítica política para mostrarnos tu lado más angelical y tal: Tengo poderes mentales! No te asustes, no me tildes aún de alfeñique,(ya ves, adiviné lo que estás pensando). Tengo poderes para adivinar los titulares de los periódicos. Y te lo demostraré: al día siguiente a que Zapatero se negase a ejecutar las órdenes de froilan Merkel, tan sólo tu apoyo, el mío y el de El Pais le quedaría a nuestro común amigo.
El Mundo titularía: "Zapatero traiciona a España y deja a su partido a los pies de los caballos."
A.b.c, El felón de Zapatero perpetra su última hazaña contra España (coño!)
Los periódicos de provincias se moverían en parecidos términos.
El Sr. Ansón, añadiría: "el Presidente por accidente, en una de sus múltiples decisiones equivocadas, ha osado dirigir sus pasos en solitario alejándose de las directrices de la Comunidad Económica, bajo cuyas ubres hemos mamado un sinfín de deliciosas regalías en forma de maná económico, y en cuyo seno ha encontrado España la más ubérrima y fecunda cosecha de bienestar. Sea por ello maldito ahora y por siempre, amén".

Por lo demás, me ha encantado tu ensayo y ya en otra ocasión daré cuenta de la decisión mía de atravesar el himen que las señoras me habían impuesto.

Disculpas por el rollazo, pero me tenía unos minutos libres.

Maribeluca dijo...

Yo abundo en la opinión de Capitán Trueno, para más inri los polis que tan benevolentes son con los indignados cochinos y pilosos, la han tomado con otro tipo de indignados no sé si porque se lavan o porque protestan contra la masacre silenciosa del aborto, aunque lo sospecho...por cierto, que a los indignados que allí quedan tampoco les sentó muy bien que aparecieran indignados por esas fruslerías y dejaron mensajes en la red que reflejan su catadura.

Trecce dijo...

Si hubieras hablado de las cimbambas, me habría reído, pero es nuestro país del que se trata y la sonrisa se me congela y troca por rictus de pavor.

Herep dijo...

Buenas José Antonio,

Magnífica entrada.
Ahora imagina... que Zapatero fuera ahora el candidato, con su verbo facilón... a lo Perón y Evita en un mismo ser... tal y como está el patio...
Esta Spanish Revolution (involution, más bien) le llega a nuestro felón ocho años tarde.
Menos mal.

Un saludo, maestro.

Anónimo dijo...

En la revolucion Españistaní(entre
los que me incluyo) el mototivo principal no es la crisis ni el actual gobierno,la Spanish Revolution si triunfa sera internacional,en plan Matrix Revolutions(las máquinas no impedirán que los humanos liberen a los que quieran salir de Matrix), donde la crisis economica no es nada en comparación con la crisis ecologica y la otra crisis apocaliptica: la crisis alimentaria 60000 vidas diarias.En la Caja Castilla la Mancha, una buena parte de sus directivos se daban créditos a si mismos en lugar de dárselos a la gente, y tenian la costumbre de no devolverlos, esta caja invirtió enormemente en la construcción de un aeropuerto en Ciudad Real en la cual aterriza un avión al día y es completamente ruinoso.¿Pero quienes son los responsables de esta caja? pues dos personas, el presidente y el vicepresidente, el presidente se llama Antonio Hernandez Moltó que es senador del Psoe y el vicepresidente...Ignacio López del Hierro marido de la famosa Maria Dolores de Cospedal secretaria general del Partido Popular. Si por modernización capitalista entendemos la nueva economia,En los mercados financieros, el término se ha asociado al auge de las empresas punto-com. Esto incluyó la aparición del Nasdaq como rival a la bolsa de acciones de Nueva York (NYSE), una gran cantidad de lanzamientos de empresas a Oferta Pública de Venta (OPV), el aumento de valor de las acciones de las punto-com sobre empresas establecidas, y el uso frecuente de herramientas tales como las opciones sobre acciones (stock options).NASDAQ, acrónimo de National Association of Securities Dealers Automated Quotation, es la bolsa de valores electrónica automatizada más grande de Estados Unidos. Con más de 3.800 compañías y corporaciones, tiene más volumen de intercambio por hora que cualquier otra bolsa de valores en el mundo.Uno de sus presidentes fue Bernard Madoff, ex operador de Wall Street a quien en diciembre de 2008 (ya como presidente de Madoff Investment Securities de New York) acusaron de un fraude gigantesco.

Sergio dijo...

Spanish Revolution... no sé yo. El caso, es que estamos muy acostumbrados ya a malvivir aquí, problema que Zetapé no podría haber solucionado, pobre, por mucho que quisiera. Además, viendo la que se avecina, dudo que se solucione pronto.
La cosa pinta mal, y hay que reaccionar, aunque dudo que esa sea la solución. De todas formas, ya sea por bien o por mal, la gente a empezado a abrir los ojos un poquitín, y por algo se empieza.
Un saludo, y excelente entrada, José Antonio.

Anónimo dijo...

"Nadie espera a la inquisicion española" Momento mitico de los Monty Python Flying ...inspiro el lema de la plaza del Sol, Nobody expects the Spanish revolution famosa en el mundo entero.

Juante dijo...

Bueeenasss... Que el Víctor Manuel, otrora cantautor preclaro y significado del régimen anterior, ha declarado seguir confiado en el "buen hacer" de papá tedy, aunque sea a baja intensidad, para que triunfe de una vez por todas la llamada Spanish Revolution. Las proabortistas se le han sumado, por cierto.

Juante dijo...

Spanish Revolution en marcha: ríanse del Marat-Sade y del Acorazado Potemkin. Resulta que el hijo del presidente del ente sociata RTVE, un tal Pablo Oliart, se acaba de hacer con el poder de las mañanas de la uán.

No es por ser pesado, pero nuestra Revolution is different, en verdad.

Un abrazo, José Antonio.

José Antonio del Pozo dijo...

-Helio: ¿se sabrá alguna vez lo ocurrido?
-Capitán Trueno: buena pregunta
-Miguel Angel:yo creo que debe convocar, sí. Un abrazo, amigo

José Antonio del Pozo dijo...

-Juan Carlos: uno, de acuerdo; dos, Alfredo, raramente, metió la gamba; tres, lo dudo
-Juante: buenos aportes, gracias
-Elena:es verdad, o que escribiera poesías. Otro

José Antonio del Pozo dijo...

-Hiperion: se están tomando un respiro, por los calores y tal , volverán. Saludos, otro.
-Cesar: pues es verdad que andabas en dura tesitura, sólo parecida a la del pobre Zp ante sus temibles adversarios, no olvides que tiene él también algunos medios pro domo sua, ¿no?. Y gracias por la pintura de situación que me dejas, tan sugerente

José Antonio del Pozo dijo...

-Maribeluca: no conocía esa información de las pegas policiales a los pro vida. Gracias.
-Trecce: es que a veces es eso, pavor, lo que produce la cosa
-Herep: muchas gracias y gracias también por la referencia a perón y a evita refundidos en zp. Otro para tí. Gracias

José Antonio del Pozo dijo...

-Anónimo:es un poco lo que dijo Zapatero rezando con Obama, ¿no? Madoff está en la trena, ¿no? ¿Se sabe algo de lo que pasa en Tunez, en Egipto, en Siria, en Irán, en China, en Corea? Gracias por su aportación.
-Sergio: de acuerdo en que hay que abrir bien los ojos, yo creo más en la evolución que en la rev; muchas gracias, Sergio. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Anónimo: Nobody expects? ¿entonces? sí, es verdad, un poco Monthy Python, sí
-Juante:Victor Manuel se está luciendo, para variar. Gracias
-Juante: ¿Oliart jr en la Uno? ¿y a título de qué? Is diferent, además que sí. Gracias. Otro para ti

Natalia Pastor dijo...

La "spanish revolution" o movilización de la mugre ha durado lo que una pompa de jabón.
Nació viciada de origen, contaminada por la extrema izquierda que la creó, y aunque durante un tiempo logró aglutinar a gente verdadaramente indignada y no sólo a los perroflautas del "Nunca mais", del "Prestige" y del "No a la guerra" fue perdiendo fuelle al paso de los dias y tras caerse la careta de quienes manejaban - y manejan - los hilos.

Juante dijo...

Lo de Oliart jr. viene, al parecer -según El Confidencial digital- por ser director de "Telefónica Broadcast Services S.L.", la empresa que se hace cargo de la cobertura técnica de las mañanas de la Uno.

El asunto está un tanto callado, amigo José Antonio, por lo que habrá que esperar acontecimientos.

Saludos.

Anónimo dijo...

El Presidente Zapatero está equivocado en su respuesta al Movimiento 15-M

El Presidente Zapatero negaba que hubiera transferencias de fondos de la clase trabajadora y clases populares a los bancos. La realidad de los datos, sin embargo, muestra que sí que existe y además a unos niveles sin precedentes durante la época democrática.

Vicenç Navarro | vnavarro.org | 28-6-2011

José Antonio del Pozo dijo...

-Natalia: volverán, te apuesto algo
-Juante: gracias, sr Oliart, a la sazón, ex-suegro de Sabina, ¿no?, qué fino
-Anónimo:¿el Presidente Zapatero equivocado? No, el quiere estar y a la vez no estar con la Spanish Revolution, pero no es al único que le pasa. Gracias