Páginas vistas en total

martes, 6 de noviembre de 2012

Wyoming, las reflexiones de un niño rico


   
   Es tan estrepitosa la orfandad ideológica de la Izquierda española, está tan sumida en el laberinto de su propio desconcierto ante la crisis del Estado del Bienestar que ha ocasionado la mundialización económica, que en ausencia de pensadores consistentes, para ir tirando se contenta con las ocasionales baladronadas guerracivilistas de penosos caricatos –a menudo, ironías de la Historia, muy multimillonarios- como Javier BardemMiquel Barceló, Miguel Bosé, Willy Toledo, Pedro Almodóvar y así.
  
   Ha tenido a bien en ese sentido el Grandísimo Wyoming el detalle de conceder un extensa entrevista, de las de “pensador a fondo”, aderezada con imágenes suyas en existencialista pose. (Jot Down 22-10-12). Estamos quizás ante un muy relevante documento a la hora de desentrañar el radical potaje ideológico y las premeditadas fijaciones entre las que se mueve con mal disimulada zafiedad esta fanática élite. 
   
   “He viajado por todo el mundo porque he tenido la SUERTE de ser rico desde pequeño (ya estamos, la “suerte”, ¿les suena, no? así se las apañan ellos para camuflar el clasista privilegio de su nacimiento, lo de lo demás son producto las estructuras podridas que dictan los Amos de la sociedad, lo suyo es la suerte, qué profundidad de análisis, sí, la suerte, mucha suerte) …en mi familia todos eran partidarios de Franco, mis tíos, mis padres, mis abuelos, todos, en todo mi entorno, en todo mi barrio todo el mundo era de Franco… el primer día que llegué a la Universidad había 20 guardias con ametralladoras en la puerta… cuando vi las ametralladoras me di cuenta de quién era el enemigo. No me había enterado de la dictadura. En mi colegio no había dictadura ni nada… Me quedé acojonado. En la universidad de Franco todo el mundo era comunista… España es el único país del planeta donde ganó el fascismo, tuvimos esa puta desgracia”. (Es para nota el dibujo en blanco y negro, ahora todo, ahora nada, de una dictadura brutal, a la que todo el entorno de Wyoming defendía, inexistente e inocua en el colegio y supercontestada y bárbara en la Universidad, entre las capas sociales que entonces podían estudiar)
    “Ahora se habla del espíritu de la Transición. El espíritu de la Transición no hay ni que mentarlo, porque era el Terror” (genuina aportación ésta de Wyoming a la española historiografía, la de catalogar así, el Terror, esos en general aceptados como ilusionantes años, cuando se elaboraba la Constitución y se establecían y disfrutaban las nacientes libertades, excepto en el País Vasco donde la extrema izquierda nacionalista asesinaba a troche moche por la espalda, pero de ese Terror no habla Wyoming, no).

     Pero lo mejor, lo más suculento, lo más abracadabrante de la cosmovisión wyomina viene luego... vendrá mañana, lector, que no quiero por hoy ocuparte más, CONTINUARÁ.

Post/post: gracias a Andrés Ruiz Espada, a Jaime, a Juante, a Pitt Tristán, a Winnie0, a Carlos -en poeta y todo- por compartir, por dejarme sus reflexiones, por bloggear ayer a mi lado. GRACIAS.


10 comentarios:

Señor Ogro. dijo...

Muy interesante Don Jose Antonio.

Es fundamental desenmascarar a estos tipos, erigidos en focos de pensamiento y moral, cuando no son sino komisarios de lo politicamente correcto y de las ideologias defendidas por sus amos: lease la PRISA cebrianita o el MEDIAPRO del millonario-comunista Roures.

Se les ve enseguida a esta patulea, llevan siempre encima 5 o 6 embudos y unas 15 varas de medir.

Anónimo dijo...

José Antonio,

Lo que no es de recibo es la persecución que lleva a cabo el guañomin este contra Herman Terscht.

Es de juzgado, tal cual. Y un montón de tontuelos televidentes siguen las gracietas del impresentable del que hablamos.

Saludos. Misael

Andres Ruiz Espada dijo...

Gracias Jose Antonio,por sacar a la palestra unarticulo sobre este individuo,speudoperiodista ejemplo claro de partidismo y que solo demuestra que de unos padres de derechas y pudientes algunas veces salen estos izquierdistas de folletin que siempre an vivido con las espaldas cubiertas y han estudiado en los mejores colegios,pero les va eso de ir por la vida de contestatarios perseguidos por el regimen anterior,cuando en realidad ellos han sido y salido de las elites sociales de aquellos años.

Solo espero que ahora que A3 a absorbido a la sexta este individuo regrese a la cueva de donde nunca debio de salir,un saludo

CLAVE dijo...

Por que estos que tuvieron el privilegio de ir a la Universidad, y su única preocupacion era, arrascarse el ombligo, son de la izquierda mas cutre.
Lo he dicho antes y me reitero, no me los creo, son simplemente unos aprovechados y engañan bobos..saludos..

aspirante dijo...

Lo típico de los hijos del régimen: maldecir de sus orígenes y disfrutar de sus prebendas.
Lo único que demuestran es que mande quien mande, ellos seguirán gobernando y viviendo del cuento, de las rentas y sin dar un palo al agua.
Trabajar es muy duro, y para eso están los trabajadores.
Los intelectuales y artistas son otra cosa.

Juante dijo...

La historia de los Panero. Para la izquierda, la pobreza no es más que una entelequia bonita, con la que exorcizar sus culpas.

Lo malo no es que haya abyectos ricos troskystas. Lo malo es que haya profesores de extracción humilde que les compren la mercancía y estropeen las inquietudes y motivaciones de nuestras jóvenes generaciones.

Un saludo.

el Turco dijo...

Me resulta tremendamente curioso lo de la suerte, muy curioso, muy clarificador.

Saludos

Comentarios Otomanos

Juan Carlos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

Mejor hoy no comento no vaya a ser que se me salga la mala leche. ¿20 guardias con ametralladora en la facultad de medicina? ¿dónde los vió? Pero si a este Monzón, que nació en 1.955, le tocó de Franco los estertores de la dictadura. La única vez que hubo una gran agrupación de policías en la universidad que yo los viviera fue en el 75 cuando murió Franco. Yo estaría en primero de lo mío y el en tercero de lo suyo, digo yo, por la edad que tiene. Y en el festival de los pueblos ibéricos en la Autónoma tambíén había lecheras para aburrir allá en lo alto. Por lo demás, salvo cuando venían por la avenida Complutense montados a caballo cuando las manifestaciones por las cuatro convocatorias y alguna cosa más en la uni no nos cortábamos mucho a la hora de despotricar ni a la hora de tumbar los caballos con canicas y, desde luego, no todos eramos comunistas; más bien éramos del Partido del Trabajo o de la Organización Revolucionaria de los Trabajadores o anarquistas o sin filiación pero con ganas de cambiar las cosas; comunistas y socialistas brillaban por su ausencia. ¿La transición era el Terror? entonces lo que pasó con el abuelo de mi chica que primero lo condenaron a muerte los republicanos por decir que no se podía mandar al frente a los soldados en alpargatas y luego los nacionales cuando entraron en Santander le volvieron a condenar a muerte por "rojo" ¿qué fue? Claro que hubo terror cuando los restos de la dictadura daban los estertores como cuando la matanza de Atocha o como cuando a Pina López Gay le rajaron la cara unos fascistas o cuando los sucesos de Montejurra pero nada comparable con la Guerra Civil y los siguientes 10 años. La Transición fue el tiempo más ilusionante de aquellos años aunque ahora muchos renieguen de ella.

* Inés * dijo...

Yo creo que este hombre, íba sin desayunar a la facultad y veía enemigos por todas partes. O los ricos miran distinto al personal o yo necesitaba gafas ya de mozuela, no sé...Estoy tan cansada de estos progres juiciosos que se creen dioses,tan aburrida de ser señalada por pensar distinto,tan exhausta de defender mi verdad ante impresentables como este...Lo malo es que viven y se retroalimentan entre ellos con esa venda de rica seda y lujo y no cambiarán ni un ápice. Alojados en su vida de sainete sostenido, vitoreados por sus palmeros enardecidos,admirados por sus palabras huecas e insufribles...
Y entre tanto...siguen amasando fortuna y no comparten, ni comprenden, ni viven otra realidad que no sea la suya.
Saludos cordiales,en la distancia.