Páginas vistas en total

domingo, 23 de julio de 2017

Un zafarrancho de besos




23-7-2017 DESCANSO DOMINICAL, UN ABRAZO ANORMAL

El zafarrancho de tus besos, quiero
El armisticio entre tus brazos, luego.



(“Todas las cartas de amor son ridículas/ No serían cartas de amor si no fuesen ridículas/ También escribí en mi tiempo cartas de amor, como las demás, ridículas/ Las cartas de amor, si hay amor, tienen que ser ridículas/ Pero, al fin y al cabo, sólo las criaturas que nunca escribieron cartas de amor sí que son ridículas/ Quién me diera el tiempo en que escribía sin darme cuenta cartas de amor ridículas/”). (Pessoa)
Por esa senda yo sigo, a ese sagrado me acojo, y te digo: Todos los relatos de amor son –no digamos en estos tiempos brutos- un poco disparatados. No serían de amor si no fuesen así. He escrito -a menudo sin apenas darme cuenta, porque así de muy adentro me salían- relatos de amor, y como los demás, algo disparatados, vale. Aunque, en fin, las personas en verdad disparatadas son quienes nunca leen –es decir, sueñan- relatos de amor.

“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a josemp1961@yahoo.es Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado, envío incluido. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.

2 comentarios:

E dijo...

Hola escritor.

Me sorprendiste ayer con tan hermosa frase y lo vuelves a hacer hoy con esa pincelada que le das a un brote de poesía. Como transportada por el aroma de la memoria he recordado tu entrada del 17 de agosto de 2012. ¿Por qué? ¡Ah! Que lo descubra el lector curioso. Dicha entrada contiene este bello párrafo:

(...)Sólo era una quimera mía, claro, pues el Sueño de la Ilusión engendra bellezas que a nadie devoran, que sólo amejoran la mostrenca realidad de cada día, y al que el perfume de las noches de verano otorgan licencia y libertad plenas.

Buenas entradas, buena semana.

E

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, E: Gracias. Celebro haberte sorprendido. Qué memoria tienes! Es prodigiosa, como tu buen gusto y el impulso que le das a lo mío. Gracias una vez más, E, por poner de tus manos palabras mías, así renacidas y coleando. Buena semana, E.