Páginas vistas en total

viernes, 4 de febrero de 2011

Rajoy se apunta a patinaje

    
     No seré yo, como diría el gran Sabina de Zp, el mindundi que vaya a crucificar con mis pobres medios –la limpia agua que mana de aquesta covacha apenas a lugar alguno alcanza-  a Mariano Rajoy, perseverante y experimentado líder de la oposición, a quien todos los hados apuntan como próximo presidente de la nación. Pero la escena resultó en sí memorable y bien divertida, y al cabo,  como decíanos ayer el holocáustico Vigalondo, acaso no nos vengan del todo mal unas gotas de humor que ensanchen de sano contento las horas amargas del naufragio zetapeico.
    
    Veamos: enhebró la fermosa moza de los bellos ojos serios sus tres yoes ante Rajoy en el VEO TV como tres síes que su rendido recato le daba en público al pretendiente… “yo me llamo María… yo voy a votar al PP… yo quería hacerle dos preguntas”. Inquirióle entonces sobre el grave asunto del empleo, que en nuestro país es dramático y es desempleo, juvenil. Ya se  habían visto, con sólo mirar de lejos a María, asomar sobre el severo rostro del pretendiente como unos extraños guiños, unas raras mímicas entre las cejas y los ojos, acaso faciales signos de turbación ante belleza tanta. Yo allí hubiera caido fulminado, que conste esto en el acta de mi acusación. Me da a mí María  tres síes como esos y Pedro J ha de sacarme del estudio en angarillas.
    
     Quiso don Mariano en algo disimular la súbita confusión que ya le azaraba y con profesional compostura algo garabateó sobre el papel, como distanciando un palmo de sí por un instante el calado de aquella hermosura. Si siempre la Belleza nos anonada y nos sume un instante en el total desconcierto a los que gastamos ínfulas de poetastros, qué no habría de ser entre aquellos que tienen alma y oficio de registradores de la Propiedad. Ah, claro, registrar impávido la impropia propiedad de unas facciones tan regaladas, cómo demonios puede facerse eso. Lo extraño es que Rajoy no prorrumpiera allí mismo en platónicos delirios.
     Terminó al cabo María su pregunta, pervivían aún en el aire los ecos musicales de tan pudoroso acento, y tenía Rajoy que contestar. Mas le notamos ya a las claras la boca seca, la mirada huidiza, el gesto perdido. Estaba noqueado. Le vimos resoplar un poco, airear la lengua para tragar saliva, remover en vano los papeles acercándoselos. Parecía no ver nada. “Vamos a ver… ehhh… el…ehhh”, balbuceó como pudo. Intervino al quite Pedro Jota, “…a ver si es capaz de responder en un minuto…”, como si el Tiempo transcurriera normal durante los deleites que la admiración de lo Sublime procura. Fue fabuloso, porque Rajoy levantó entonces los brazos en gesto de verdadera impotencia, como un hombre enteramente desarbolado y derrotado por una misteriosa fuerza.
       
     Y vino entonces lo impensable. Y fue que escuchamos a continuación la más humilde confesión que  podía imaginarse en la propia voz del atribulado protagonista, que en asombrosa y honestísima confidencia, revelándolo a la vez con la sorprendida asepsia que sólo puede darse en un registrador de la propiedad que hablara del poltergeist de un tercero: “Sí, es que, ehh… me… me ha pasado una cosa VERDADERAMENTE notable, que lo he escrito aquí y no entiendo mi letra”.
   
     Dime, lector, qué otra fuerza mayor que no sea la que dijo el Dante que movía las estrellas ha de causar cosa así, que lleve a persona tan cabal, como bajo el estrago de una poderosísima enajenación, a no reconocer ni los rasgos de su propia escritura. Me pareció entonces Rajoy, indefenso y vulnerable, más conmovedor Don Quijote que nunca, nublado en el juicio un instante por las dulcineas asechanzas. Era como si la niña que hace tiempo Rajoy nos presentara de golpe hubiérase hecho mujer.
     Sé de sobra que la anécdota dará pie a mil interpretaciones. A mí, como cuando las lágrimas moratinas, -ahí están, ahí están, viendo pasar el tiempo, míralas- la pureza inverosímil de la propia confesión instantánea me desarmó y movió mi humana admiración hacia la rara humanidad que descubrí yo entonces en Rajoy (que por lo demás, sobrepuesto enseguida del lance, principió a soltar su rollete de sacrificado empollón de oposiciones a la presidencia del gobierno en el capítulo correspondiente al empleo juvenil apartado tres y tal). 
    Y  nada, que voy a hacerle yo una canción a María de los ojos serios, antes que Sabina se me adelante, el muy.
      

15 comentarios:

Helio dijo...

Como se suele decir se le fué un poco el santo al cielo, pero enseguida tomó carrerilla, saliendo airoso y rematando la faena.
Saludos.

Javir dijo...

Lo preocupante en un registrador de la propiedad a las puertas de la Moncloa, no es que no entienda su letra, que con paciencia y buena luz se acabaría descifrando, sino que perdiese los papeles. Y no es D. Mariano persona que aparente perder papeles, más bien al contrario; tanto celo pone en su protección que es difícil echarles un ojo para conocer lo que él sabe.

Un abrazo

Cesar dijo...

Quiere el poeta hacernos ver que lo que parece sinceridad no es más que rendición ante los ojos de la bella.Entrega absoluta, enajenación mental transitoria.No es que no entendiera su propia letra, es que no la veía por efecto del momentáneo elixir de aquellos ojos resplandecientes (Yo no los he visto, es licencia).
El Sr Rajoy, de una vez y para siempre debió allí acallar aquellos rumores-¿qué din os rumorosos nas costas verdescentes?-que le hacían parecer inclinarse-y que don Jimenezlossantos acrencetaba con sus puyas,maricimplejines le llamaba-hacia el propio sexo. Debió allí mismo confesar, delante del casto y puro Pedro Jota
la turbación que aquella moza le provocara, ganando así definitivamente la guerra de los rumores, aún a costa de perder un diente por efectos colaterales de su bella y discreta esposa. No haciéndolo ha quedado como un buen empollón, ligeramente despistado.
Es por ello, vate, que estoy deseando que llegue una mujer al poder, ellas no se dejan influenciar tan fácilmente por una caida de ojos, si bien es cierto que nosotros, los varones, hacemos caer los ojos de muy mala manera.

Neo... dijo...

Rajoy no entiende su letra.
Yo tampoco entiendo la mía. Ahora, eso sí, la que la entiende perfectamente es mi banco, que me la pasa religiosamente, aunque "no podéis servir a Dios y al dinero", a su debido, y cobrado vencimiento.

aspirante dijo...

No me lo puedo creer!
Un empollón como D. Mariano teniendo que tirar de apuntes!
No se sabía la lección!
Vamos a tener que mandarle a septiembre.

Sue dijo...

Pues este video de Rajoy, precisamente, me lo envió ayer mi jefa. Bueno, nos lo envió a todo el equipo con la siguiente advertencia:

"Copiad y pegad este enlace. Como alguno de los receptores del correo tenga intención de votarle, que no me lo diga, cada vez que me cruce con él/ella me moriré de risa... "

Yo le contesté : "Dicen por aquí que es Rajoy, así que ya te digo que no le voy a votar, aunque no puedo ver el enlace... "

Mi jefa me dijo que lo viera en casa, que era para "nota", pero nunca lo vi en casa. Ahora que me ofreces la oportunidad de verlo Jose Antonio, ¿qué puedo decir? que si la bella doncella se quedó conforme con lo que le dijo Rajoy benditos ovarios tiene, pero yo, que tengo los ovarios malditos, le hubiera tirado un huevo, o dos. Esa es mi lectura. Qué mala soy.

SIgo sin entender por qué entrevistan a los políticos si son como los fútbolistas que nunca contestan o contestan mal.

Pero me he reído, Jose Antonio, eso también te lo digo.

aspirante dijo...

Mañana a las 16,45 hras. quedada bloguera en la puerta del ABC Serrano para acudir a la manifa.
Se ruega puntualidad y no es necesaria etiqueta.
Los cafés corren por cuenta de Aspirante.

S. Cid dijo...

Rajoy no contestó porque:
-¿estaba obnubilado por la belleza de la moza?
-¿era cierto que no entendía su letra?
-¿sigue las consignas arriolistas de no decir nada, no comprometerse a nada y pasar desapercibido?

Ahora mi pregunta: y si ya no se puede votar ni a éste, ¿a quién se vota?

¡Qué país!

PD: que digo yo que a lo mejor lo pertinente era botarles a todos. Menuda panda.

roy dijo...

Al margen de la momentánea zozobra, ¿es posible que el jefe de la oposición sea un señor tan gris,tan riguroso,tan poco seductor,tan turbado por la pregunta de la bella,tan nervioso en no reconocer los propios apuntes,tan trastabillado....?.

-La clase politica de este país es la que nos merecemos.Tenemos una mediocre,por decir algo,sociedad civil que ni empuja ni estimula.Que no tiene el adecuado nivel de exigencia para demandar siquiera una brizna de eficacia en la gestión de la cosa pública.
Vivimos sumidos en la complacencia y la conformidad y lo peor de todo es que no hay sintoma alguno que haga albergar una esperanza.
Estamos bajo mínimos educacional,cultural e intelectualmente y como sumidos en un letargo que es incapaz de articular por otra via cualquier acción de neutralización.

-¿qué hacemos?.Al menos seamos consecuentes.Este Gobierno pasará a la Historia como un desastre,pero también convendria que echaramos una mirada alrededor....a lo mejor eso,sólo eso,iba dando algún pequeño convencimiento,algún pequeño resultado,alguna pequeña esperanza,alguna pequeña acción.Y el resultante iria encaminado a un fortalecimiento de esas hormigas que están en todos los parques.

-JOSE,el levisimo atenuante del percance del Sr. Rajoy es que la chica preguntante tenia toda la pinta de ser la chica enamorada de piruleta perdida o la que contemplaba JUAN VALERA cuando en sueños se iba perdiendo.

-S.CID lleva razón.Había que botarles a todos.Sólo atisbo un recado político en quién,cuando la oigo hablar siento que no me tienen por completo estúpido.ROSA DIEZ y UPYD.Creo que esa vá a ser la última trompeta lejana que quede en mi récamara.Si me falla.....
Pequeña apuesta por una bisagra que atempere por matemática parlamentaria la inmundicia y egoismo de tanto nacionalismo que permite gobernar a quién,en absoluto,lo merece.

SALUDOS DE FIN DE SEMANA.

José Antonio del Pozo dijo...

-Helio:se quedó en blanco, se le fue el santo y la santa, eso nos pasa a todos. Gracias, amigo
-Cesar: muy bien escrito, sí señor. ¿Jiménez Losantos aludía a la sexualité de Rajoy con lo de Maricomplejines? No sé. Se le olvidó citar a A Guerra y a José Blanco entre los que le llamaron a Rajoy mariposón a quien se le ve el plumero. TVE en cambio le llamó Bin Laden.Ya dijo Zerolo que sería esta legislatura la de los orgasmos. ¿Una mujer al Poder? Bueno, ¿y si es luego una Thatcher?

José Antonio del Pozo dijo...

-Javir: se quedó en blanco un momento, yo creo que no es tan grave. Admito eso sí que si le pasa a Zp le cae la mundial, pero eso es la lógica de la dinámica -mucho más le cayó por tierra mar y aire a Ansar- del poder y de los millones de parados en la legislatura de los orgasmos y del pleno empleo y del nunca habrá recortes sociales. Fue la chica que le noqueó con esos ojos que la dió Dios, mírala, Javir, que tú de eso entiendes y luego me cuentas. Un abrazo, tronk.
-Neo: cierto, los bancos toman el dinero y corren, nunca se les olvida nada

José Antonio del Pozo dijo...

-aspirante: le dió un vahído, lo importante, si llega, es que administre bien los recursos comunes, no que haga bonitos discursos.Gracias por el doblete. Me gustaría ir, pero tengo que currelare. Gracias por su generosidad y por el café. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Sue: a si que la jefa "copiad y pegad", y preguntando por el voto de los subordinados, qué bonito, es una jefa, Sue; si has reido un poco conmigo al hilo de la cosa pues ya me considero recompensado con holgura, también te lo digo
-SCid:me temo que hemos de elegir lo menos malo, el que menos dinero nos pida, el que menos daño nos pueda hacer, tampoco hacen falta supermanes, un país es serio por el prestigio de sus instituciones, sus leyes, sus contrapoderes, su economía próspera, no por tener grandiosos oradores al frente

José Antonio del Pozo dijo...

-Roy: es cierto, para mí, mucho de lo que dices, las lineas generales que dibujas, pero no debemos fiarlo todo a esperar grandes hombres que nos dejen boquiabiertos con sus peroratas, a mi modo de ver hace falta un buen gestor, que aliente también un cambio de valores en la educación y en los mass media y frene a los nacionalistas (para estas tres cosas hace falta un consenso con el principal partido de la oposición), pero no es imprescindible que sean primas donnas. Respeto todas las opiniones que respeten la mía pero estos "quedarse en blanco" son para mí sintomas de humanidad, de normalidad, de que son como tu y como yo, lo decisivo es no aferrarse al cargo, no creerse Napoleón, y pasar un buen legado al que siga, y no un GRANDIOSO CHARLATAN, a la política hay que pedirle sólo lo que es razonable pedirle y no exigirle absolutos imposibles. Gracias, tronk

Javir dijo...

He visto lo de los ojos de la muchacha, amigo del Pozo. Y te cuento, te cuento dese mi blog en un post sobre ojos y primaveras.

Un abrazo