Páginas vistas en total

martes, 1 de febrero de 2011

La lluvia en Melilla es una maravilla

    
    Caen chuzos de punta sobre Melilla la Bella. Es también al tiempo lluvia fina, que la lluvia, como cantaba…, quién cantaba eso, no moja nuestro amor ni aquellos votos cuando yo soy feliz, que siempre nos pone la lluvia melancólicos, nos lleva sin querer a tiempos pasados, la lluvia ahora… de los votos dicen que comprados en Melilla. Proclama José Blanco que no ha conocido él socialista mejor que Zapatero. Con todos los que ha habido. Creo que se refería en términos morales. Puede ser, quién lo duda, que sea Él un buen padre de sus hijas, un buen esposo, un cacho de pan, vamos, aunque sea ahora de pan mojado con lo que está cayendo, mas pan al fin y al cabo, y que, igual que propalaban cuando Franco, sean los malos los ministros en torno suyo, que no ponen fin a la tormenta de Melilla.
   
     Que la Derechona compre los votos va de suá, ya se sabe, es, como clamaría el mismo Blanco, lo que toda la vida ha hecho y por los siglos de los siglos hará. Siempre la conocimos así. Ahora bien, que esa compraventa del voto en pleno siglo XXI la lleve a cabo la Izquierdorra, como los mismos caciques usureros del XIX, no, no puede ser, esa miel amarga que en Melilla los capitostes socialistas quieren extender, ni Zapatero ni Blanco –no hay socialistas mejores- la han de consentir. Al tiempo. Yo también al leerlo meneé la cabeza. No es posible. Que la Izquierda, que es como sabemos de sobra el Pueblo mismo, véase necesitada de engañifas para comprar los sufragios, iba a decir las dignidades, es cosa imposible.
    
    Pero llueve, eppur si lluove: el juzgado número 4 de Melilla ha imputado al secretario general de los socialistas melillenses por falsedad en documento público, encaminada la misma a la “compra de votos” durante las últimas elecciones generales que revalidaron en el Poder al mejor socialista que Blanco en su vida ha visto. Hay más de veinte imputados en las pringosas mieles melillenses, incluidos dos diputados autonómicos y el ahora lider de la UGT allí. Surge todo el embrollo, claro, de una confesión judicial de la ex-secretaria de Movimientos Sociales de las JJSS  Ikram Aanam, que ha pedido además protección policial después de ser objeto de reiteradas amenazas de muerte. Primero le dejaron en el parabrisas una nota: calla o muere. Días después, por si acaso la lluvia había inutilizado el papel, la joven socialista encontró su coche rayado con idéntica disyuntiva: “Calla o muere”. Hamlet en Melilla y sin paraguas. Ikram bajo la lluvia, leyendo su coche. Creo que por mucho que llueva, no habrá agua capaz de borrar la amenaza… iba a decir mafiosa, en qué andaría yo pensando. Macbeth in traslation. Calla o muere. Llueve, no para. No, Ikram, no somos ni Romeo ni Julieta, ni amantes de la Italia medieval. La Guardia Civil de Melilla por su parte, según recoge Europa Press, ¡ha acusado al secretario general del PSOE melillense de obstrucción a la justicia!
    
     El juez considera que hay indicios de la existencia de un entramado que solicitaba el voto a cambio de “dádivas, promesas o remuneraciones directas”, cifradas en la obtención de un trabajo en los Planes de Empleo dependientes de la Delegación del Gobierno, del gobierno, entiéndase, que preside el socialista más puro que José Blanco jamás conociera. Obsérvese de paso la poco sutil confusión de partido y de gobierno en las melosas capas del caso melillense.
     Yo creo, sinceramente, que a la vista de la tormenta, va a ser esta vez el propio Zp el que ya mismo, dragón rapide, cruce el Estrecho y detenga a su paso bondadoso los chuzos esos. Como que no lo hay mejor... que Blanco.

    

15 comentarios:

Javir dijo...

Si le tengo pillado el puntito, y por la veces que lo he oído creo que sí, a Blanco, Don José -qué mal, qué mal cuando el Don hay que imponerlo con un golpetazo sobre la mesa- no tardará mucho en descubrir que estos falsos socialistas han tenido un abuelo concejal en los años del franquismo. Y claro, la cabra tira al monte.
¿Que no? Mayores malabares le he visto.

Un abrazo

Javier Tellagorri dijo...

"Probes". Ellos pillados en actividades mafiosas cuando tienen a toda España y parte de Europa atemorizada y amenazada de muerte.

El Pepiño, que janás llegará a "Don José", está también estos días, junto con Chaves, hablando de las bondades y virtudes excelsas del Gran Timonel.

Lo cual es consecuencia de que lo han amortizado y le han pedido que se retire por el bien del Partido porque en todas las Autonomias de ellos van a perderlas si sigue el susodicho. Y para convencerlo le han hecho creer que es el Gran Martir, Arzobispo y Virgen de la Iglesia Socialista Mundial sacrificándose por el Partido y por "LA IDEA".

El Zeta se lo está empezando a creer y ha debido de soñar ya con figurar en la Historia Universal como el Segundo Ghandi, pero en más talla.

Cesar dijo...

Sin paliativos, sin medias tintas, sin excusas, QUE LOS ENCHIRONEN YA!!
Entre unos y otros, veo como pasa la juventud de mis hijos, que valen un mundo y se colocan algunos apellidos. Desde Pérez hasta Lerdo de Tejada de los Monteros Gómez. Tanto me da que me da igual.

Una vez protegidas mis anchas espaldas con esa frase-muy sentida- tengo que agradecerte que me hayas retrotraído a la infancia de mis chavales, cuando les contaba cuentos inventados por mí (mucho ojo, escritor, no estoy diciendo que lo que con tanta maestría narras, sea cuento). Los protagonistas eran siempre Mico y Moco, dos conejitos, que en mitad de la selva y rodeados de tigres, leones, girafas, rinocerontes,lobos, zorras e hienas, se las apañaban para destacar y ser la admiración de la fauna local.
Al leerte, por una extraña asociación de ideas me acordé de ellos. Y es que llueve en Melilla, amigo, pero diluvia y nieva en España entera.
Pero siempre es un placer leerte.

Maribeluca dijo...

Juer Pepiño, vuelve a ponerte gafas por fa...

CarmenBéjar dijo...

Buena interpretación de la famosa frase de My Fair Lady. Al fin y al cabo Sevilla no es la única ciudad de España que lleva dos eles en su nombre, ni tampoco la única en la que llueve. Aunque, como vemos la lluvia no es siempre una maravilla...

Saludos

40añera dijo...

Si es que vivimos inmesos en tiempos mafias políticas caducas que imitan compiortamientos de noblezas arcaicas con ténicas aprendidas del mismo Capone.
Y er Pepiño con su boquita de piñon venga a mirar pa otro lado
Un saludo bloggero

Neo... dijo...

Si me votas, te coloco.

Y resulta que era un currelo.

aspirante dijo...

Pero cuándo se ha visto a un socialista metido en corruptelas?
No me cabe la menor duda de que todo es producto de su prolífica imaginación, desarrollado el argumento con su singular pericia literaria.
Muy bueno el relato!
El Líder Bienamado de la Revolución Zapaterina necesitado de la compra de votos para conquistar el poder!
Qué fecunda pluma la suya!
Que me desternillo de la risa!

S. Cid dijo...

Pepiño dice que no ha conocido mejor socialista que ZP y ZP asegura que su mayor logro de estos 6 años ha sido el matrimonio gay.

Tal para cual.

CORDOBESA dijo...

Si es que por todos lados hay más de lo mismo. Que pena. Saludos

Aitor Mento dijo...

Y lo que queda aún por descubrir, don José Antonio.

Esta misma noche he leído por un enlace colocado en Casa Santiago González, que un teléfono móvil de los que se usaron en el caso Faisán podría ser el asignado en su día al número dos de Interior, señor Camacho.

Y creo que, si hay voluntad, no se tardará mucho tampoco en descubrir la relación del supercomisario JAG con muchos de los escándalos de este gobierno y de estos tiempos, a partir quizá del juicio Malaya.

También tirando del hilo de éste podría salir el ovillo de la connivencia de la junta andaluza del sr. Chaves, el de las manos en la Matsa, con todo lo de Marbella y muchas otras cosas, al menos por inoperancia.

Y leído con retraso su manifiesto de ayer, sólo me queda decir que me parece genial y que lo suscribo de Pe a Nélope.

Winnie0 dijo...

Pues yo tengo que decirte que si puedo elegir tema mejor elijo la lluvia que estos políticos que creo que se están cargando lo bueno que tuvieramos. Con la que está cayendo ahí fuera de paro y etc...prefiero dar un paseo matinal por Melilla(que no la conozco) y dejarme refrescar por una lluvia suave.
Besos

José Antonio del Pozo dijo...

-Javir: es verdad, los malabares a la romana son lo de esta gente. Abrazo
-Javier:ten en cuenta que Zp sin política es nada, por lo que se resistirá hasta el fin
-Cesar: gracias, Cesar; Mico y Mono, cierto, me suenan a mí también. Seguro que tus cuentos eran de los buenos. Me alegro de que mis letras hayan hecho viajar a tu memoria. Llueve en toda España, ya lo creo, amigo.
-Maribel: se le ve muy raro sin gafas, tienes razón, parece un tucán, el pobre. Un abrazo
-Carmen Béjar:es una pena, porque la mansa lluvia en sí es que es una maravilla, es una invitación por sí a la quietud y a la calma del espíritu. Gracias por venir, Carmen
-40añera: sí, pero yo creo que es por quitarse las gafotas, que no ve bien del todo,y pone morritos de pitiminí, sí. Un saludo
-Neo: como dijo San Tierno, a colocarse y al loro con John Lennox
-Aspi: gracias por tus palabras, eso, cuándo se habrá visto
-SCid:ya dijo Zerolo, que esta legislatura sería la de los orgasmos democráticos. Ohú
-Cordobesa: demasiados enchufes por todos lados, cierto. Un abrazo
-Aitor:es que lo del JAG es la madre del cordero hermoso de muchas cosas. Me encanta tu comment del mío manifiesto. Se lo pasaré también a Bardem y a Pé, a ver que tal
-Winnie0: tengo el alma escindida amiga mía, entre insuficiente poeta y mediocre analista, y así me va, en terreno de nadie, pero llevas razón, donde esté un paseito bajo una lluvia suave al lado de una amiga, que se quiten todos los demagogos del mundo... salvo que los progres nos enseñaron que lo bueno es ser artista comprometido, intentarlo, quiero decir. Otros.

Ángeles Hernández dijo...

La figura del "pucherazo" y de la compra de votes por los caciques, viene reflejada en textos de Julio Caro Baroja con precisión.

Ahora es más sutil pero es difícil que el ser humano (algunos) abandone su esencia tramposa.

Menos mal que la lluvia en Melilla invita a la quietud y a la calma, mansa y dulce.

Un abrazo de última hora Á.

José Antonio del Pozo dijo...

-Hola Angeles: gracias por aportarme lo de don Julio, no lo sabía. Quietud, mansa calma, lluvia... huuuummm, pues sí. Otro, cara amiga mía