Páginas vistas en total

martes, 17 de enero de 2012

Asperura de la Política

    
    Volver a rondar los torvos berenjenales de la Politicorra, tras haber deambulado un buen tiempo sobre los celestiales senderos de la Creación –o como quiera que deba llamarse a lo mío- se hace, sí, antipático y cuesta arriba. Llevo mal los cambios de pista, ni hablemos ya de los de cama. Además, en los etéreos lares del arte y ensayo es todo casi siempre comprensión y aleluyas, buenrollismo por encima de las diferentes sensibilidades o gustos. Ponerse a opinar con fundamento –creo- sobre las cuestiones políticas y ver como quienes no piensan como tú tuercen el gesto y de uñas se te indisponen, en cambio,  es todo uno. Siempre te cuesta un puñado amistades el mantener contra viento y marea tu criterio, el tuyo.  
      
    Sin embargo, los hechos están ahí, las corrientes de opinión no se detienen, la hegemonía ideológica de la Izquierda, como el dinosaurio de Monterroso tras el despertar del niño, o de la Niña –diríamos hoy- ahí sigue. Me gustan las Ideas y estudié con aprovechamiento para tratar de conocerlas y dominarlas, y aunque uno es menos que nada, siente a su modo esa responsabilidad intelectual que le lleva a no renunciar a dejar su cuarto a espadas sobre el ecosistema ideológico que se respira en la Nación. La gente de Izquierdas –a quienes respeto, siempre que el mismo pago sea mutuo- le llama a eso abrazar el compromiso, la causa del Pueblo, patatín, patatán. Penosamente las ideas liberales –sin fanatismos, sin hooliganismo de bando- , las que yo considero en conjunto como las menos nocivas para la sociedad, son cualquier cosa menos buenrrollismo.
     Muchas personas que no piensan la Política en los típicos términos de la Izquierda reniegan por eso mismo de participar en el contraste de ideas. No entro en política dicen, como si ese bautismo confiriera un pecado original imposible luego de restañar. Mejor no hablar, la política, los políticos, ya se sabe. Por el contrario, la trouppe izquierdista “naturalmente” habla, respira, se manifiesta y se pronuncia en, por y para la “Política”, no cesa en un ápice su raca-raca, que resulta en ellos cosa espontánea, lógica e irreprimible.
     
     Muchas cosas han ocurrido en el último mes sobre el escenario político. Quizás la más insoportable de todas haya sido el tener que ver a ministros del PP, para justificar la fuerte subida del IRPF, emplear el mismo lenguaje demagógico, retórico, rutinario y cansino de la Izquierda sobre “el necesario esfuerzo a pedir a quienes más tienen, a los sectores más privilegiados en beneficio de los más desfavorecidos, bla, bla, blá”. Les han retrospectivamente cargado de Razón. No podrán nunca más renegar estos prebostes populares de las fórmulas, de los clichés, de los tremendin topics socialistas, cuando vuelvan estos al Poder. Se esperaba, para intentar resolver la Crisis, desde luego, otro paradigma, otras ideas. Otras palabras menos sobeteadas, al menos. Nos toman como a niños a engañar, no como a ciudadanos.
     No es ya sólo que la Niña de Rajoy, como coreaba la grey zapaterina en 2008, haya resultado socialista, es que el propio padre de la criatura, y hasta los padrinos, así de igualitaristas nos salieron. ¡Con razón no entendía su propia letra Rajoy el día de la chica guapa (ver glorioso post mío del 4-2-11)! Y ya comprendo que afirmar esto le convierte directísimamente a uno en un enemigo del Pueblo, que diría Ibsen
      

8 comentarios:

Cesar dijo...

El libre mercado, caro, es una utopía que no desdeño. Por el contrario me revuelven ligeramente las tripas, no creo que sea tu caso, aclaremos, quienes defienden el liberalismo para hacer de mangas capirotes y en cuanto le salen mangas y querían capirotes, acuden al papá estado ( a todos nosotros) para que les liberemos. Liberalismo sí, pero a todas horas. Y si no puedes conseguir el objeto social (que en algunos casos es prestar dinero) tendrás que disolver la sociedad como hacen cienes y cienes de pequeños empresarios. Y me ha gustado especialmente tu post porque aceptas que pueda haber diversas formas de hacer política. Reconozco que aún no me he puesto de acuerdo conmigo mismo para aceptar cual sea la mejor.
Porque si uno piensa que bajando los impuestos se acelara la economía, ha de bajarlos. Y si la economía no se acelerara, se bajan más hasta que se consiga el objetivo perseguido. Nótese la ironía.
Pero tú lo has dicho muy bien; una cosa es predicar y otra dar trigo. Y no han tardado ni medio segundo en quedar con el culo al aire.
Yo tengo algo oscurecidas mis ideas políticas, salvo una verdad universal que tú también has detectado: sólo valen para mentir y hacer lo que los "mercados" piden. Creo que es el fin de la singularidad Patria; excepto para algunas minorías que insisten en su independencia genéticamente adqjuirida, dicen.
No creo que tener ideas diferentes sea en sí mismo pernicioso, sino la falta de respeto por las ideas de los demás, que suelen tener los visionarios que se creen en posesión de la verdad absoluta.
Pero ya está bien de moralina; que muy bueno lo tuyo!

Monica dijo...

Echaremos de menos tus senderos de la creación.

aspirante dijo...

Libertad equivale a responsabilidad, y aquí nadie quiere aceptar sus responsabilidades:
que los platos rotos los paguen otros, que es lo cómodo.
Rajoy es el Sistema, procede de él, por eso sacrifica a los ciudadanos en lugar de recortar drásticamente los derroches públicos, que afectarían gravemente a la castaza política y funcionarial causante de nuestros males.

Jose Antonio dijo...

No hay problema, los platos rotos y los que se van a romper los pagaremos nosotros
Un abrazo

Rose dijo...

Coincido plenamente con el comentario de José Antonio. Aquí siempre pagan los mismos, aunque ni haya nacido.
Un abrazo y me gusta lo que cuentas y lo que es mejor como lo cuentas.

Winnie0 dijo...

José Antonio estaba pensando justo antes de leerte ahora que la verdad es que yo personalmente siento que estoy viviendo un momento histórico en mi vida Un cambio de poder político y una crisis económica como yo no había vivido. Nos espera un 2012 tremendo!!!!Sé que se me ha ido el comentario a otro tema, pero es que realmente COMPLICADO lo tiene todo aquel que nos tenga que sacar de ésta Un beso

Trecce dijo...

En todo caso enemigo del pueblo será quién ha subido los impuestos de forma tan indecorosa y con argumentos tan mentirosos.

Zorrete Robert dijo...

Parece que están los socialistas de izquierdas y luego están los otros, los socialistas de derechas. Coño con la monserga. Europa no es liberal ni lo a sido ni lo sera nunca. Lastima llegar a esta conclusión ya talludito, si no fuera así lo que convendría seria cruzar el charco. Pero en USA el mulatito también salio suciata.
Saluditos.