Páginas vistas en total

jueves, 8 de marzo de 2012

De de la Vega a Salgado, de puente a puente


    
  Cada oveja con su pareja, anunció Maese Rubalcaba, del brazo ahora él de los liberados forrados. De la contumacia en la mentira operativa de De la Vega a la farmacopea fenicia de Endesa en Elena Salgado, que la ha de lo lindo enchufado. Dice la wiki que nacieron ambas en el mismo año de gracia y que cuando la una bajaba peldaños en el Poder zetapeico la otra los subía. Cuenta la leyenda además que no se hacían mucho tilín las dos. Se desató el vendaval de la crisis. Halló De la Vega muelle acomodo a su apuro, siendo secretaria judicial de profesión, en el mismo Consejo de Estado, a la vera del hombre que la encumbró. A mí como si te operan, guapa, debió acaso decirse Salgado, con un algo de mustia reminiscencia en el semblante. Ahora, en soberbio gesto de desquite, también ante Rubalcaba, apenas tres meses después de abandonar el gobierno, acumulando jugosos emolumentos sobre sí, se anuncia su fichaje por Endesa.
    
   Qué mal desde luego, siendo ingeniero industrial de profesión, ha jugado sus cartas Salgado. Puede que caigan sobre ella ahora la fama y la lana rotas de las ovejas jacobinas que ahora pastorea Rubalcaba. Como si fuera ella la única puesta a salvo y con un lugar al sol que más calienta. Qué desastrosa su gestión: sustituir los balbuceos de marmota de Solbes por un silencio mustio, esa fue la desvaída  flor de su secreto. Y no se censura aquí, desde luego, una apariencia –sin duda hay vislumbres en ese rostro de la buena moza que en ella hubo, y hasta le alabo yo el gusto de conservarse de bien así- sino un estilo en el desempeño de un cargo tan relevante.
   
    En vez de reivindicar y dar explicación de su gestión, de las cifras cruciales del déficit, las mismas por las que Rajoy desde la tribuna en la Investidura le inquirió y que ella, con su blonda melena asintiendo, dio por buenas siendo malas, qué ejemplo más pésimo, qué escasa responsabilidad la de toda una Vicepresidenta Primera, qué silencio más espantoso el de Salgado, roto sólo para anunciar ¡ahora! con los hechos su fichaje por la multinacional Endesa. ¡Cómo, a pesar de tantísimos ejemplos en contrario, no dejan los capitostes socialistas de adornar cada  tres por dos su leyenda de filántropas personas con severas condenas de la “inhumana dictadura de los mercados”. Que le rejuvenezcan mucho las Endesas, señora Salgado.
  
  

5 comentarios:

Vane dijo...

se cierra una etapa para abrir otra nueva, y con ello doy por cerrada una etapa de mi blog, no sé si temporalmente o para siempre...
El caso es que quería darte las gracias por compartir conmigo todo este tiempo, si quieres... siempre podemos seguir en contacto!
Un besin

Herep dijo...

Es un escándalo la impunidad con la que actúan estos desgraciados que han sumido al país en una Crisis que amenaza con llevarnos al traste.
Mucho pedir responsabilidades a los "Mercados", pero a los que han estado "mercadeando" con nuestro parné... a ésos nada de nada.

Días de vino y rosas perpetuos.

Un abrazo, José Antonio.

aspirante dijo...

No se apure vuesa merced, que me advierten fuentes bien informadas que entra con sueldo de becaria y contrato de tres meses, para saborear las mieles de la precariedad laboral al igual que el resto del proletariado patrio.

Juante dijo...

La "actitud azul" de Endesa no tiene precio. Y nunca mejor dicho, porque te trincan lo que les da la gana, so pretexto del déficit tarifario (de su inmoralidad, obviamente).

Anónimo dijo...

Estas grandes empresas fichando a la casta parasitaria no me parece moral puede que sea lìcito
Tanto listo y estamos en la ruina