Páginas vistas en total

miércoles, 7 de marzo de 2012

De la Kirchner a De la Vega


     
  Cobra de repente el blog una suerte de vida propia. Algo en él, como la oscura atracción del fondo de un pozo, notas que de ti tira. Tenía pensado escribir hoy de otra cosa, pero, llegas, te plantas delante del blog, lo contemplas un instante y entonces, al mirarlo, el retrato de ayer de la Kirchner, en volandas de asociación involuntaria tironea de mí… hacia el de De la Vega.
     
    Del rostro levemente tumefacto de la Kirchner, algo abotargado de dudoso caucho, a la grácil faz, casi pubescente, con que el otro día De la Vega asombrara al mundo. Y eso que, según la wikipedia, cuenta De la Vega casi con un lustro más de vida sobre su persona que la presidenta argentina. Puede que Garzón no, pues es sabido que sólo tiene ojos él para la Justicia Universal, pero uno, que es una nada, y una nada facciosa para más inri, del cotejo entrambas, de rodillas se inclina ante De la Vega. No digo más que, como por ser nada, no podía prodigarle uno una admirativa carantoña en la mejilla, osé a cambio componerle un poema, que el pozo sin fondo del blog, que todo lo aguanta, acogió, sin mayor pena ni gloria añadidas a las que ya sobre sí sobrelleva este dudoso poetastro. 
     
    Es sólo que se empeña De la Vega en nublar mi admiración y trocarla en encono. Y es que, contra viento y marea de palmarias evidencias, porfía ahora De la Vega en jurar que ella no se ha operado. Incluso se adorna pinturera en la apuesta: “no tendría inconveniente en decirlo” si así fuera, dice en la revista “Yo dona”. Pero entonces, el Milagro de la reencarnación en la propia vida que en ella se obró ¿a qué poderosísimas taumaturgias se debe? “He ganado algunos kilos, duermo más, me cuido más”, y eso es todo, viejos, como en los dibujos animados, vino a añadir la Doña por toda explicación.
      
   No sabe uno bien que pensar. Puede que, en tanto que políticos, estén tan acostumbrados a convivir con la mentira, que se convierta ésta en una segunda piel imposible ya jamás de mudar. Mentir, mentir, siempre mentir. Puede también que la mala conciencia por lo que de elitista distinción implica la fabulosa restauración en ella llevada a cabo mueva a persona en teoría tan igualitarista a negar la mayor, la mayor vuelta atrás en el Tiempo jamás vista. Puede asimismo ocurrir que sea la intervención de marras de fulgurantes efectos efímeros y vuelvan las cosas luego a su natural edad, y de esta manera se allane ella el camino. Puede en fin ocurrir, resbalando ya del todo por la ladera del mal pensar, que en realidad quien acudiera al oficial Acto de la Resurrección de De la Vega fuera en realidad un doble que, como se decía de Franco, tenga ella reservada para algunas ocasiones.
   
    La indiscutible verdad, hoy por hoy, es que entre la Kirchner y la “renacida” De la Vega, puestos a escoger, no hay color. Si fuera uno Garzón, en fingido traspié le pellizcaría las posaderas a De la Vega, y si es lo que parece, ya no sabría bien qué acta de defunción pedir entonces.       
    

10 comentarios:

Juan Carlos dijo...

Esque siempre hay que consumir producto español y rechazar sucedáneos. Cris Kichner está recauchutada y plastificada y de la Vega está así porque el Consejo de Estado es un sitio cómodo para relajarse. En cuanto a lo de mentir ¿cuándo ha mentido esta mujer?
Salu2

Winnie0 dijo...

Me alucina el cambio que ha pegado la "gata felina" A mi me parece que tenía cara de gato...bss

Maribeluca dijo...

Y dice que no se ha hecho ná, que sólo ha descansado y engordado unos gramos jeje...

Helio dijo...

Quizás no se llame operación a estirarse las pieles, lo que está claro es que por arte de magia no se producen esos cambios.

María dijo...

Es impresionante el cambio que ha dado esta señora, se conoce que la va muy bien.

Un beso.

javir dijo...

Pues no digo que no. Hasta es posible que en tiempos decidiera dejar su parte más fea para la gobernanza de la nación y su aspecto más agradable para sus cosas propias. Prioridades.

Un abrazo

Roxana Valdivia, Prensa Libre Patria (1994) dijo...

La mala entraña desgasta el semblante.... jijijijiji

Monica dijo...

Yo me quedo con la Vega, Kirchner no es de fiar, la Vega tampoco, pero me parece que es más legal.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

No parece una entrada muy acertada para un día como hoy...

el burladero dijo...

¡Pero hombre! esta sera una doble que tiene para ciertas ocasiones. ¡Si hasta parece que se le ha ido la mala leche! Estos milagros antes no existían.
Saludos Blogueros.-