Páginas vistas en total

domingo, 4 de marzo de 2012

¿Son los blogs para el Invierno?


    
   Deberían serlo, pues la escenografía áspera que en las calles compone el General Invierno, la afilada bayoneta de su despliegue, los punitivos alfilerazos de su fría lanza, esa gélida constelación de carámbanos y estalactitas que dejan las heladas nocturnas,  habrían de ser los mejores aliados de los blogueros para expulsar a las gentes de las aceras y de los caminos y convocarles en torno al discreto calorcito de un blog, de su lumbre de palabras reparadoras, que a poco diestro que el bloguero sea, se despliega ante el lector como una de esas estufas luminiscentes frente a las que extendemos las manos ateridas al volver a casa. 
    
   ¿Qué virguera escritura puede competir con una mañana o una tarde luminosas? En los países de climas templados, los escribanos, que a la postre no dejan de trabajar con abstracciones, porfían en penosa desventaja contra los elementos suntuosos de la Naturaleza, que sin pedir permiso invaden a las personas por los ojos: el sol en su fulgor, los cielos azules y descomunales, la explosión de las flores, el paisaje inacabable de los campos, la caricia de una brisa en el rostro. ¿Cómo con sólo signos competir con todo esa magnificencia? Sólo es posible cierta devoción a la Palabra cuando los propios elementos naturales, desatados e incordiantes, obligan a las personas a guarecerse bajo un techo y a buscar luego dentro algún pálido sucedáneo de lo que afuera se agita.
   
   De manera que el bloguero, pálido sucedáneo a su vez del Escritor, observa a las multitudes, apresuradas por volver a casa cuando arriba la antipática estación del Frío, disgustadas contra las inclemencias del Tiempo, quejumbrosas y maledicentes por las bajas temperaturas, e íntimamente se regocija: claro, mamones, eso es, encerraos de una santa vez en vuestras casas y poneos a leer mi blog, que veréis allí lo que es bueno. Y  puede que incluso alce el bloguero la vista hacia los hoscos cielos, por lo bajini implorándoles, eso es, oh, cielos, más frío, más frío, chicos, es el blog, queridos míos.
     
   Sucede que este año apenas se abre paso el Invierno en los madriles, no tiene ímpetu su tropa, diríase que de liberadas huestes compuesta. No se olvida ese puñetero mariscal del Sol enemigo en comparecer cada mañana, pavoneándose con sus charreteras brillantosas sobre el listón de los dominios del frío, que  hasta la Crisis económica, siendo pavorosa, lo parece menos,  y así no hay manera, y somos muchos los blogueros  que andamos medio depres, lánguidos y  ausentes como románticos vates, oh, botarates,  jurando en arameo por una nevada que recluya a todo Cristo en su casa y así alguien de una santa vez nos lea, y eso.   

16 comentarios:

Mercedes Pinto dijo...

En mi caso, prefiero la primavera y el verano para escribir, a mí los días fríos lluviosos y nublados me llaman tras la ventana. En cambio, el sol no termina de seducirme. Paradoja, vivo en la Costa del Sol.
Toca visitar y leer a los amigos, y aquí estoy, como no podía ser de otra manera.
Hasta dentro de dos semanas.
Un abrazo.

El Hada de los Cuentos dijo...

Si el blog es bueno, igual da leerlo en invierno que en verano. A mí me gusta más el calorcito. Soy como las lagartijas...de sangre fría!
Un abrazo

caraguevo dijo...

Algo de razón tienes, el buen tiempo invita a salir a la calle, algo tendrá que ver con los diferentes hábitos de lectura entre el norte y el sur de España y entre nuestro país y los países nórdicos, por ejemplo.
Un saludo

Juan Risueño dijo...

Los blog son como las pizzas "cuatro estaciones", sólo hay que tener gana y cuando plazca.

Saludos

Anónimo dijo...

Yo te diría que un blog como el tuyo me ha acompañado en las distintas estaciones del año...porque me tienes al día. Pero es cierto....que a veces es la noche mi aliada para comentar porque el día me gusta saberlo disfrutar. Besos Jose Antonio

Laura Caro dijo...

Los blogs no tienen estación, José Antonio: el invierno nos recluye en casa más y nos deja más tiempo par escribir; el verano nos aporta tiempo libre para escribir; la primavera y el otoño son los meses más creativos...
El que tiene necesidad de escribir no se atiene a ninguna estación en concreto, porque cualquier excusa es buena para dejar desacarrilar las letras...

Un abrazo.

Monica dijo...

Un blog es para cuando uno quiera. Se puede saborear en verano , invierno,primavera y si te altera la sangre mucho mejor. Cualquier momento es bueno para leer buenos blogs con el tuyo. Yo en invierno, con una gran nevada, prefiero ponerme delante del televisor una buena manta y a dormir.Mi somnífero es la tele. Saludos

el burladero dijo...

Creo que tienes razón en eso de que los blog son para el invierno ya que con el frío te quedas en casita. Por el contrario cuando el sol y la primavera hacen su aparición, es una gozada pasear y si es por el campo mas aun. Pero cuando el blog es bueno siempre es agradable leerle y d a igual en invierno que en verano. Saludos Blogueros

Juante dijo...

Genial, amigo José Antonio, este sincero y lírico brindis al sol tan dominguero él.

No está exento de fina y sardónica ironía que viene muy bien para estos tiempos de entreguismo ciberutópico y hasta eruptópico. Pero me permitirás que sea escéptico sobre las posibilidades de la bloguería, sea la estación que sea.

Hace poco he leído que la mejor tecnología que se ha inventado es el hablar cara a cara y, aunque tu blog es de los pocos que da sentido a esta cosa de unos y ceros, pienso que la conminación debiera ser -con todos los respetos- a tirar los portátiles por la gatera.

Un abrazo.

Tini dijo...

Amigo Antonio lo mio es que son trabajos manuales jajaja me cansé de los politicos y se han hecho innombrables y a ver, en invierno hago menos cosas en el jardin hace un frio que pela el rostro estoy mas dentro de casa y entonces los trabajitos que se puedan hacer en la cocina eso si en verano alguna cosita cae para el blog aunque quizá menos. De todas formas yo leo los blogs en cualquier tiempo frio o caliente no me pierdo tus articulos besos

Myriam dijo...

Para el invierno, por supuesto. Siempre.También para el verano... de 40 grados a la sombra. No sabes lo bien que se escribe con aire acondicionado... En primavera, te resguardan de la alergia de los plátanos y en Otoño de los temporales de viento y lluvia. A la noche te ayudan contra el insomnio y a la mañana te despiertan. jajajajaja

Un abrazo

Bucan dijo...

Ten en cuenta que un bloguero no tiene nada que ver con un escritor ni un blog con la literatura.

Los internautas no son lectores ni el blog es literatura. Internet tiene su propia idiosincrasia.

Puede uno dedicar un blog a la literatura o hacerlo con aires literarios pero entonces siempre será para minorías.

BEGO dijo...

Prefiero el sol....
Y prometo leerte igual...con ganas...
La nieve.....me quita las ganas de todo

Helio dijo...

Yo creo que esta crisis ha influido notablemente en la aparición de nuevos blog y en prestarles mas dedicación los que ya lo teníamos.
No lo queremos reconocer, pero mantener un blog con una actividad razonable, requiere la dedicacion de bastante tiempo, sea con frio o con calor. Y con las dos frasecitas casi ilegibles al final de los comentarios mas tiempo todavía.
Saludos.

Pedro Ojeda Escudero dijo...

Llegará pronto la primavera: seguirá la crisis, por supuesto, pero al menos tendremos sol. Especialmente los lunes.

Guacimara dijo...

Hola Jose Antonio, me ha gustado mucho tu reflexión y me respuestas es un sí rotundo.
El otoño y el invierno, con sus días fríos y lluviosos invitan a quedarse en casa y dedicar el tiempo a leer y escribir tanto en papel como en el mundo bloguero.
En cuando los días empiezan a alargarse y tenemos más horas de sol y de días bonitos, merece la pena estar más en la calle.
Saludos y gracias por pasarte por mi blog.