Páginas vistas en total

martes, 13 de marzo de 2012

¿Vicente Verdú versus Juan Luis Cebrián?



     
   Es Verdú un exquisito escritor. Un finísimo pensador, por supuesto. Una de las grandes vacas sagradas de EL PAÍS, el diario más importante en España desde hace más de tres décadas. Le acaban de otorgar por un reciente ensayo un nuevo premio, uno más. En esta ocasión le cae el galardón desde el grupo mediático dueño de los Planeta, el mismo que en oligopolio compite con el que a él le encuadra. Como la propia nota de prensa desde el principio mucho se preocupa en aclarar, “dotado con 60.000 euros, es el de mayor cuantía económica en este género”. Un Premio Superdotado, vamos, que, antes que cualquier otra cosa, ya lo vemos, por los morros nos restriega el vil metal anejo al mismo, como inequívoca melodía de seducción tintineante… para que nos lo compremos, se supone.
      
   Cabría en buena lógica, sea esta aristotélica o marxista, pensar que de las factorías ideológicas propietarias del Sistema al cabo saldría, por sutil que fuese, una astuta justificación del mismo. Es esa como una inexorable ley de la gravedad de las sociedades totalitarias, es decir, a excepción de las democráticas, que son minoría, de todas las sociedades, por la que tienden estas a autolegitimarse simbólicamente. Se titula el ensayo premiado con la mayor cuantía económica “La hoguera del capital”. El anterior de Verdú llevaba por título “El Capitalismo funeral”, el mismo que el militarote Chávez, de visita en España, alardeó en público de llevarse de la Casa del Libro. Bueno, ya los títulos son en sí elocuentes: Capitalismus, delendus  -y más que bien delendus para Verdú-  est. Choca un poco entonces ya esta portentosa disociación entre un tan odioso sistema y lo que precisamente con mayor dineral premia, la profecía y el propio deseo de la destrucción del mismo.  

3 comentarios:

Nunca dejes de sonreir dijo...

Descubro con una sonrisa en el rostro que hay mucha diversidad de temas en este rincon tuyo,asi que en mas de una ocasion me dejare colar por este llamativo lugar.

Un abrazote.

Teo dijo...

José Antonio; diríase que son premios endogámicos.
Si no perteneces a la secta olvidate.
Vease los Goya o cualquier otro.

Juan Carlos dijo...

Money, money, money cantaban en Cabaret.
Salu2