Páginas vistas en total

miércoles, 30 de agosto de 2017

Iglesias invoca a Lenin para robarle el discurso a Errejón: hacia el Pacto con el PSOE (y 2)




   Dice P Ig: “El genio bolchevique es lo que significa la eficacia y la flexibilidad en Política… una capacidad de flexibilidad táctica sin par en el movimiento obrero… y esto es de una inmensidad moral sin par… Lenin es un genio de la conquista del Poder Político, la construcción del socialismo sigue siendo un enorme misterio sobre el que no hay una teoría válida y verificable… y sobre todo que los bolcheviques son capaces de algo que aterroriza a sus adversarios, la capacidad de producir Orden, de esa capacidad de lectura de las oportunidades que abre la Historia… donde uno se encuentra cosas fascinantes como la NEP, la nueva política económica, algo aparentemente de derechas que era imprescindible, o la propia organización disciplinada del Ejército Rojo… la característica fundamental de los comunistas españoles en la guerra civil es su capacidad para generar orden, plantear una política exterior absolutamente pragmática, adaptada a los requerimientos de la realidad, en España no hay que hacer una revolución, hay que mantener una República burguesa, un Ejército disciplinado, son capaces de generar una enorme atracción no sólo entre sectores del Ejército y de la policía, de las clases medias…”. Acabáramos, Lenin … ¡más el salto de la rana hacia los comunistas españoles!...  para esto: eficacia, flexibilidad, Orden, NEP imprescindible, disciplina interna, pragmatismo, mantener una República burguesa, atraerse a las clases medias. Es decir, voilá el anuncio del viraje posibilista, ese cordobés salto de la rana para el que reclama disciplina, hacia el pacto con el PSOE… ¡que era lo que defendía en febrero el degradado Errejón! Más que el genio, el morro bolchevique, cabe decir.

    Cree así que ahora “a las organizaciones políticas que aspiran a llevar a cabo procesos de transformación”, o sea, a ellos, no les toca el debate reforma o revolución, sino el “a priori enormemente modesto sobre la construcción de sistemas políticos post-neoliberales… un desafío aparentemente menos ilusionante que el de la construcción de una sociedad más justa y diferente al Capitalismo pero que no es menor, y es cómo se pueden construir sociedades en las que la economía de mercado va a seguir existiendo pero con un control público de los sectores estratégicos, en las que los derechos sociales se pueden garantizar junto a los derechos humanos, donde la Igualdad y las Políticas Públicas que favorezcan la Dignidad de los sectores subalternos puedan ser una realidad… estos debates no son tan eróticos como los de reforma o revolución pero es probable que sea el más pertinente a la hora de asumir la dificilísima tarea de cambiar algunas cosas desde las instituciones administrativas, asumiendo además que el momento jacobino nunca desaparece, puede aparecer en diferentes coyunturas… en ese proceso tan difícil y complejo creo que el genio bolchevique es el mejor legado que hemos recibido de la Revolución de Octubre para trabajar en favor de la mayoría, en favor de los de abajo”. Entre líneas: vamos a intentar el pacto con el PSOE rebajando el Programa Máximo para, ya en el Poder, preparar desde esos resortes nuestro momento, el del genio bolchevique, y asaltar entonces ya sí que sí los cielos, puesto que, genio no se sabe aún bien si, pese al piropo ansoniano, Iglesias lo es, pero desde luego, queda claro, en pleno siglo XXI,  a Lenin, ese antidemócrata de libro, él se acoge. In Lenin he trust, vamos. 

No hay comentarios: