Páginas vistas en total

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Pobre Rilke





 14-12-2016 BUEN MIÉRCOLES, AMIGOS: "POBRE RILKE HOY"

Ayer, leyéndole unas cosas a Stefan Zweig, encontré que sobre Rilke escribía esto:
"Tras una larga conversación con él, uno era incapaz de cualquier vulgaridad durante horas e incluso días... A pesar de su parsimonia, se notaba su bondad interior, que irradiaba calor y consuelo hasta lo más íntimo del alma".
Y , por supuesto, pensé: pobres Rilke y Zweig, qué hubiera sido de ellos hoy, bajo el reinado este de la Mugre..

SOY ESCRITOR 
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a josemp1961@yahoo.es Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.

2 comentarios:

E dijo...

Buenas noches escritor.

Ni por casualidad o causalidad será que estoy leyendo lo siguiente: “ Esta canalla de literatura. Quince ensayos biográficos sobre Joseph Roth" Eduardo Gil Bera. Acantilado. Ahí me he encontrado también a Zweig.

Y quien no quiera encontrarse con ellos una y mil veces, bien que se lo pierde. Con la frasecita de “ en mi casa no entra un libro más" se hace bueno eso de que la pobreza económica se podrá paliar pero la pobreza de espíritu y pensamiento no tiene cura posible.

Revisitemos un momento a Rilke...lee...emociónate.




Canción de amor

¿Cómo sujetar mi alma para
que no roce la tuya?
¿Cómo debo elevarla
hasta las otras cosas, sobre ti?
Quisiera cobijarla bajo cualquier objeto perdido,
en un rincón extraño y mudo
donde tu estremecimiento no pudiese esparcirse.

Pero todo aquello que tocamos, tú y yo,
nos une, como un golpe de arco,
que una sola voz arranca de dos cuerdas.
¿En qué instrumento nos tensaron?
¿Y qué mano nos pulsa formando ese sonido?
¡Oh, dulce canto!





Buena noche.



E

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, E: Gracias. Bendito sea Rilke, desde luego. Hermoso y emocionante poema, me recordó al inolvidable de Bécquer sobre el arpa. Gracias, E, buenas noches