Páginas vistas en total

viernes, 30 de diciembre de 2016

Turgencias, urgencias



 ACCEDE A TODOS LOS CONTENIDOS DE ESTE BLOG SIEMPRE QUE QUIERAS Y SOLICÍTAME UN EJEMPLAR DE MI LIBRO A CAMBIO (12 E , envío incluido). VALÓRALO.
    Un conato de vello empezó a sombrear aquel verano el promontorio de mi labio superior y es el hecho que, tuviera o no relación con ello, empecé a fijarme en las mujeres… en tanto que mujeres, quiero decir. Me acariciaba esa auroral pelusilla mientras, atontolinado, las miraba... en la calle y en la pantalla, en la pantalla y en la calle. Me hipnotizaban las carnosas turgencias que abombaban sus jerséis y blusas, claro. Bobo de mí, supino ignorante del misterio e ingenio con que las prendas interiores femeninas pueden ahí, creo, según la forma y manera de la copa o del copón en que consisten, recibir, es decir, moldear y ahormar sus divinas glándulas de mamar, sea ciñéndolas, izándolas hacia los cielos, afilándolas en punta como misil punzante, redondeándolas en magníficos globos, tensos o sueltos, según, o, ya el no va más, como natillas temblorosas sobre escote expuestas en ofrenda. Como de todo eso sabía –y sé, ay- nada, pasé una indeterminada extensión de mi tierna infancia obnubilado, intrigado, conturbado, atónito, desazonado, suspirante en el seno de una nebulosa láctea en la que no hallaba la vía, todo eso junto y a la vez, conturbadoabsortoatónitomaravillado, diríamos. Y me mataba a poesías, claro.   
¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario a la dirección de España que desees; 15 E por correo certificado. Escríbeme aquí y te informo sin compromiso. 

No hay comentarios: