Páginas vistas en total

viernes, 29 de abril de 2011

¿"¡Indignaos!"? No, gracias

      
    
    La Progresía está indignada. ¿Qué tendrá la Progresía? No se encuentra. No se halla. Se forran con el Capitalismo pero tienen mala conciencia. Viven como reyes –y hasta como reinonas-, mas anhelan ellos disfrazarse de hombres justos y humildes.  Nos dan órdenes ahora. ¡Indignaos! Tiran de imperativos militares. Nos lanzan a las hormiguitas a las barricadas mientras continúan ellos llevándoselo crudo. 
     Decía Kant en su imperativo categórico: obra de tal modo que la máxima de tu acción pueda servir de ley universal de comportamiento. Imperativos, los progres lo son un rato, que no dejan un instante ellos de decretarnos todo lo que por nuestro bien debemos hacer, ahora, en eso de acompañar a las palabras con los actos, hermano mío, eso ya es harina de otro costal menos categórico. ¿No posee acaso sus bienes, Almodóvar, un poco el Papa de todo ellos, bajo el cielo protector de una SICAV?
    
     Hacen circular los pósters, eso sí: al del Ché, al de Ho-Chi-Minh, al de Marx, al de Gadaffi, al del subcomandante Marcos, al del gran Saramago, añaden ahora uno nuevo para la cole: el de Stéphane Hessel. ¡Indignaos!, nos sermonea colérico ya desde la montaña del título el anciano –un saramago parisién, oh-la-lá- y nuevo gurú. Diríase que la izquierda prueba ahora con  su Jomeini particular. Le bastan a Hessel apenas treinta páginas de airadísimo “panfleto” –desvergonzadamente reivindicada con esa palabra su propaganda, alejada pues ya desde la misma entrada la compleja deliberación en pro de la directa agitación- para “arrasar”,  –así lo jalean las mismas editoriales que por todas partes lo mercadean- en el Top de los Best-Sellers: más de UN MILLÓN Y MEDIO de ejemplares vendidos en Francia en sólo tres meses, mundial y millonario lanzamiento de la “obra”, en fin, planetario acontecimiento que a unos cuantos hará de oro, claro. Arrasa, pues, Hessel, como un Ken Follet más, qué digo Follet, como si fuese él la Lady Gaga de la Izquierda gagá.
     ¡Hombre, para tratarse de un panfleto de severísima denuncia sobre cómo “ahora TODO está dominado por medios de comunicación que proponen a nuestra juventud el horizonte del CONSUMO MASIVO, el desprecio a los débiles y a la cultura, la amnesia generalizada y la competición a ultranza” no puede decirse que no esté bien explotada la sahumada promoción que de tanto gozo ha colmado los prístinos corazones de las más bellas almas del mundo, sedientas, claro, de justicia.
    
     Y sin embargo, algo chirría en el merchandaising del panfleto. Necesita con urgencia la imagen de Hessel de algún exótico aditamento para el póster, aunque sea el archisobado foulard de un parisino clochard al cuello. Las juventudes progres del mundo no van a lanzarse a las sublevación tras un señor que gasta tan impecable terno. Mejor encajaría en el póster principal su prologuista español, Jose Luis Sampedro, de más sugerentes aires “ayatólicos”. Dice Sampedro en “Público” (chiringuito, junto a la Sexta, propiedad de ese pobre de solemnidad trotskista llamado Roures) que el del PSOE zetapeico “es un gobierno capitalista, y que el PP se regodeará encima apretando los tornillos de la explotación”. Esa sádica presuposición en el competidor sí que es una “fatwa” jomeinista en toda regla, que por sí misma legitimaría la inmediata ilegalización del PP. Claro que, hablando de amnesia generalizada y de justa memoria histórica, mejor será no recordarle al mullah Sampedro ni la guerra civil (ojalá que no fuera algún amigo suyo de entonces el que diera matarile al abuelo de Zetapé) ni sus principales puestos durante el franquismo criminal.
     No hace tanto, por cierto, eran las señoronas franquistas las que bramaban todo el día “¡indignadas!” con el devenir desbocado que tomaban las cosas del mundo. Les gastaban muchas coñas a cuenta de esos arrechuchos apocalípticos los pequeños wyomings patrios, tan felices ellos con la Movida y con el País de la Alegría que iluminaría luego para su exlusivo boato Zetapé. Se ve que el rasgarse las vestiduras por barrios va, vista la inflamada cólera con que los santones progres nos exhortan ahora a la batalla.
    
     ¿Y cuál es para el exitoso panfletito de Hessel la más crucial de las batallas? “La dictadura de los mercados financieros que amenaza la paz y la democracia… Nunca el poder del dinero fue tan inmenso, tan insolente y tan egoísta”. Y aunque pueda uno estar en algún aspecto de acuerdo con los abusos de las grandes corporaciones y de la necesaria lucha ciudadana contra los mismos, y aunque conozca uno de sobra injusticias ante las que plantarse, no debe ese cebo hesseliano hacernos morder el anzuelo de lo que tras él nos quiere Hessel hacer tragar. La Culpa de lo que al mundo le pasa la tiene, para el Panfleto,… Bush, of course, y el Estado de Israel, por supuesto, es decir, acabáramos, el capitalismo criminal.
    
     Entendámonos: se deben criticar los errores y las carencias de las sociedades liberales, es decir, de las sociedades abiertas, las únicas que admiten en su seno la crítica y la reforma (incluso, como se ve, hasta el punto de hacer de oro a quienes aspiran a enterrarlas). Pero hacer residir en ellas, en las únicas que precisamente son democráticas, la principal amenaza a la Paz y a la Democracia mundiales, mientras se ignoran cómo las tiranías más abyectas, los fundamentalismos más fanáticos y el peculiar modelo cuasi-esclavista chino campan a sus anchas por la mayoría del Planeta, sólo puede ser la inconfesada expresión de la profunda aversión que en la sedicente progresía anida y siempre anidará hacia las propias sociedades occidentales y democráticas.
     El panfletito de Hessel rezuma ese secular aborrecimiento de la Progresía a las sociedades basadas en la iniciativa individual, gustosa encima de convertirse en banderín de enganche y boba compañera de viaje de las más implacables organizaciones de la extrema izquierda, como puede verse en los principales apoyos mediáticos que el libelo hasseliano ha encontrado. El propio Hessel aseguraba algo apesadumbrado en un Informe Semanal no muy lejano que “desde la caida del Muro de Berlín se descartó completamente un pensamiento social ambicioso como era el de los países del Este, pernicioso en muchos aspectos, pero ambicioso”. Y en ese último “pero”, que minimiza lo pernicioso para engradecer lo ambicioso (y no deja de resultar insólito que lo que más valore Hessel del pensamiento comunista sea precisamente la enorme medida de la AMBICIÓN que el mismo albergaba, qué poco kantiano de nuevo) no deja de traslucirse la impronunciable nostalgia que en él y en sus seguidores late por el Muro Comunista, hoy ya en el basurero de la Historia y necesitado por tanto de mutarse y de montarse sobre un nuevo soporte, sea el que sea, que haga posible destruir las sociedades que mayores cotas de prosperidad y de libertades de todas las conocidas históricamente han conseguido establecer.    
     La dictadura castrista (los Castrones), por sólo poner un ejemplo, lleva cincuenta y dos años aplastando bajo la miseria los derechos humanos más fundamentales, pero ni un miserable renglón merece a los indignados ojos hesselianos. Hasta tal punto se halla la Izquierda perdida y ayuna de un claro modelo alternativo, que tiene que utilizar todos y cada uno de los remiendos que al paso le van saliendo: ecologismos, animismos, femininismos, indigenismos, animalismos, pansexualismos… todo les vale para su convento anti-liberal. El propio Hessel apunta en unas muy elocuentes lineas de su panfleto este ciego leit-motiv: “Deseo que halléis un motivo de indignación (¡) Eso no tiene precio. Porque cuando algo nos indigna, nos convertimos en militantes, nos sentimos comprometidos y entonces nuestra fuerza es irresistible”.
     Y como en una burlona añagaza del destino resultó que tras el panfleto los finlandeses se indignaron y mira tú en las últimas elecciones lo que salió. Pero incluso esa indignación finlandesa a Hessel, creo yo, en el fondo no le disgusta del todo. A mí, que soy nada, sí.     

26 comentarios:

Elena dijo...

Oh, José Antonio, no sé qué podría nadie añadir a tu post, y mucho menos yo que me muevo por estos lares abierta a todo lo que se pueda aprender de blogueros como tú que, no sólo tienen sus ideas muy claras, sino que las exponen con total brillantez.

Te felicito por la entrada, subrayaría algunas frases, pero elijo una: "Entendámonos: se deben criticar los errores y las carencias de las sociedades liberales, es decir, de las sociedades abiertas, las únicas que admiten en su seno la crítica y la reforma (incluso, como se ve, hasta el punto de hacer de oro a quienes aspiran a enterrarlas)."

Un abrazo.

Juan Carlos dijo...

Oí la presentación de Sanpedro y hasta ojeé el panfletillo. Tú lo has dicho muy bien: panfletillo. Unas cuantas ideas hilvanadas y poca cosa más. El Manifiesto comunista tiene muy pocas páginas pero muchísima más enjundia. Estamos en época audiovisual y las cosas escritas tienen que ser muy ligeras si se quiere que algunos, pocos, las compren y las lean.
Salu2

Juante dijo...

¿Y a "Papito de alquiler" Bosé?, ¿dónde me lo dejas? ¡Ese sí que es un zetapedo de rancio abolengo!!

Al hilo de este genial (y necesario) post tuyo: a mí me indigna -ya que estamos con el bodorrio de los ocupantes de Gibraltar- el espurio método que tiene la Vodafone para marear la perdiZ, no sólo para aplicarte la tarifa o plan que le venga en ganas, sino para hacerte insoportable la rescisión del contrato, una vez que ellos han inclumplido lo prometido. Pero aún más, infinitamente más, me indigna, por un lado, la inanidad de este desgobierno zetapeico, con su ventoso presidente huido, que no hace nada frente a los desmanes de los botines y las vodafones y, por sobre todo (permíteme la licencia porteña), el conformismo piterpanesco y adanista en que se halla instalada toda una generación inútil e irrecuperable de logsianos veinteañeros y treintañeros, tirando ya a cuarentones.

Un abrazo y gracias por dar en la diana de lo que verdaderamente interesa.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

"Claro que, hablando de amnesia generalizada y de justa memoria histórica, mejor será no recordarle al mullah Sampedro ni la guerra civil (ojalá que no fuera algún amigo suyo de entonces el que diera matarile al abuelo de Zetapé) ni sus principales puestos durante el franquismo criminal."
¡AHÍ LE DUELE!
Sampedro...a la vejez viruelas...
Brillante y enjundioso como siempre, amigo mío.
Asun

Javier Tellagorri dijo...

Estupendo, cultísimo y ameno análisis de esa nueva "doctrina" que se ha inventado ( escondiendo su odio a las sociedades occidentales) el insigne Hessel. Ya lo había leído y tiene el mismo tufo que los escritos panegíricos de Sartre a Stalin.

Y para colmo se une a su divulgación el más lerdo "filósofo-matemático" de Europa, el Sampedro.

Subrayo tu frase clave : "la inconfesada expresión de la profunda aversión que en la sedicente progresía anida y siempre anidará hacia las propias sociedades occidentales y democráticas."

Quieren poner, como dices, de moda a lo "gauche divine" este Panfletillo que no es otra cosa que leninismo en estado puro.
Mis felicitaciones por el post.

Maribeluca dijo...

Muy bueno,lo que me extraña es que aún tantos se dejen engañar por estos rojetes nostálgicos y por el pájaro de Wikileaks...

curro dijo...

Por cierto que acabo de leer la Wikipedia esa y pone del San Pedro este, que en 1936 es movilizado por el ejercito republicano y sigue diciendo que poco despues se incorpora al ejercito nacional ( que poca verguenza) si se incorpora es que se ha pasao y es un traidor a la republica, que coño y depues dice que obtiene plaza de funcionario de aduanas en 1944, otra que te pego, seria el pago, porque ya sabemos los funcionarios entonces de donde salían. Que falta de memoria y que manera de esconder las cosas. Un saludo.

o blog de xesús lópez dijo...

LOs has puesto a caldo y nada sobra en el post.
¿Indignados?
Yo hace tiempo que lo estou con toda esa gentuza.
Saludos.

Neo... dijo...

A quien San Pedro se la dé, buen arbol le cobija.

O algo así.

Balovega dijo...

Buenas noches..

Paso solamente para darte las gracias por tus bellas palabras en casa.. Hoy por falta de tiempo el mensaje que te dejo es igual al de todos los amigos, espero que no te moleste, ya que mañana no estaré en todo el día y no podré leeros a todos..

Te dejo un presente japones..

Frescor matinal
De la campana se aleja
El tañido de la campana.

Miles de gracias y besotes de buen fin de semana y felices sueños… cuídense.

Laurita dijo...

Yo, humildemente, opino que Kant dejó el listón muy pero que muy alto, aunque vamos, no me hagáis mucho caso porque formo parte de esa "generación inútil e irrecuperable de logsianos treintañeros" como alguien la llama por aquí...

Juante dijo...

¡Ja, ja, ja! El manifiesto (de cabreo porque se tiró un pedo y se ofendió él mismo al consumar algo tan feo) de otro de esos progres del clan de la Ceja -un tal Buenafuente- resulta que viene a recalar en la insoportable inanidad de lo que los suyos consagran como "único" aliciente de hoy en día para sobrellevar nuestras aburridas y fragmentadas existencias: Internet.

Dice el proclamado martillo de fachas: "Es preferible tomarse un arroz con los amigos, que pasarse dos horas en Internet; hay que mover más el culo y no el ratón, salir a la calle a protestar, etc..."

Es buenísimo, cómo el malote Buenafuente se contradice tan solemne diciento que el invento es bueno y lo contrario.

¿Quién, de estas nuevas camadas tan ciberadocenadas se creerá eso de comerse un arroz con los amigachos y decirse las cosas a la cara, en su caso, si ya la gente ni se habla cuando se cruza en su camino, simplemente porque ha perdido el hábito (que no hace al monje)?

Macarena dijo...

Te ha quedado de lujo. Nada que añadir. Saludos

tecla dijo...

Lo que no se puede aceptar en una sociedad es que "los pobres sean cada vez más pobres y los ricos cada vez más ricos"(Pearl S. Bush: Viento del Este viento del Oeste) y contra ésto, solo cabe la rebeldía.
No se puede permitir si uno tiene conciencia, sensibilidad, caridad y vergüenza.
De verdad José Antonio, y mira que te aprecio.

Towanda dijo...

Lo has clavado.
Felicidades y fuertes abrazotes.

Herep dijo...

Buenas noches, José Antonio
Indignado estoy!!
Cómo no estarlo ante lo que has expuesto, viendo el desastre en el que nos está metiendo toda esta "casta"!
Y va a resultar ahora que los que van pisoteándonos más hacia el agujero, van a ser quienes resolverán el problema... más solidaridad, más fiscalización, más control... o sea, mayor poder para el Estado (= más súbditos y menos reyes)...
Indignaos!...
... me suena a los Dos Minutos de Odio orwellianos.
Saludos señores,

Cesar dijo...

Umm..interesante mezcla de conceptos para desprestigiar a los "progres". ¿No puede un "progre" constituir una Sicav si dispone de 2.400.000 euros y 99 "mariachis"? Eso, amigo, no es lo escandaloso si ha conseguido el dinero de manera lícita, sin explotar a sus trabajadores y pagándoles lo que le corresponde. Lo auténticamente escandaloso es que los gobiernos consientan que alguien que dispone de esas cantidades pueda irse de rositas tributando el 1%. Las Sicav,s están reguladas por la ley 35/del año 2003. Año 2003, repito, gobernando quien gobernase.
¿Es acaso "la progresía" la que entiende, alienta, y patrocina las dictaduras económicas y/o sociales, según se desprende de tu escrito? Rediós, qué poder, qué gran poder.
Por lo demás, como siempre, brillante. Y cuando un escrito es brillante, convence más fácilmente.
Y no soy yo tan brillante como para poder desmonatarlo.
Saludos.

carmen dijo...

¿Indignados? Indignados estamos las amas de casa porque no llegamos a fin de mes y mientrás nuestro Gobierno mirando para otro lado y Zp diciendo que él no es responsable. SÍ ESTAMOS INDIGNADOS.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Nada que objetar al post. Buenísimo...

Saludos y un abrazo.

Ruiz dijo...

Hola José Antonio, magnífica la entrada. Siempre he dicho que el progresismo sin inteligencia es caos. Y hace años que no veo ni una chispa de inteligencia en estos que llaman progresismo a enaltecer el terrorismo o a elogiar dictaduras como la castrista. Es como la "O" del PSOE, que sólo está ahí para justificar sus millones. El otro día escuché que el chalet de Ana Belén y Víctor Manuel corre peligro de ser derribado porque está a pocos metros de la playa o algo así, pobrecillos obreros... Saludos.

OJT dijo...

NO IMPORTA SI ES CAPITALISTA O COMUNISTA, SI ES DE IZQUIERDA O DERECHA O TAL VEZ CENTRO PEGADO A LA DERECHA CON UN PASITO A LA IZQUIERDA; SON NOMENCLATURAS, LO IMPORTANTE ES QUE HAGAN BIEN LAS COSAS COMO DIRÍA EL LÍDER HISTÓRICO DE CHINA DENG XIAOPING: "NO IMPORTA QUE EL GATO SEA BLANCO O NEGRO, MIENTRAS PUEDA CAZAR RATONES, ES UN BUEN GATO"
http://basurerousurero.blogspot.com/2010/05/un-pais-dos-sistemas.html

José Antonio del Pozo dijo...

-Elena: pues muchas gracias, por la frase también, yo creo que aprendo yo en tu blog más de tí que tú de mí. Un saludo
-Juan Carlos: me alegro de coincidir contigo: ligerito panfletillo. Un abrazo
-Juante: gracias a tí por tu participación, qué bueno ese adanismo peterpanesco que apuntas. Un abrazo
-Asun: a veces quien más debiera callar, Sampedro, más habla. En fin. Un abrazo
-Tellagorri: me alegro coincidir contigo, coincido en tu diagnóstico certero, gracias de verdad por tus palabras

José Antonio del Pozo dijo...

-Maribeluca: el cuco del wikileaks, ya te digo, qué lince. Gracias
-curro: ya lo ves. Gracias por la información. Bienvenido
-Xesús: es verdad, indignados... ¡con ellos!
-Neo: genial. La intelligentsia hispana es que suele tener arranques así, a lo Sampedro, del yin al yang
-Balo: no molestas ni queriendo, gracias por el frecor japonés, e belo,besotes for you too

José Antonio del Pozo dijo...

-Laurita: Kant es mucho, de Kant a Hessel, en fin, indignaos. Gracias, amiga
-Juante: no conocía las nuevas buenafontanas, gracias por ponerlas aquí. Un saludo
-Macarena: gracias. Eres tú un lujo
-tecla:no es justo entonces que Millás se lleve cien kilos por el Planeta mientras tantos no publican ni gratis. No es solución la socialización de la miseria y del despotismo.Yo creo que las sociedades abiertas, con sus injusticias, son precisamente las más dignas, las que mayores cotas de progreso material y en libertades han conseguido. Respeto tus opiniones, claro. ¿Sabes? El aprecio es mutuo: a eso no me ganas. Un abrazo

José Antonio del Pozo dijo...

-Towanda: ¡qué alegría! Muchas gracias y uno más para tí.
-Herep: hola, amigo, es verdad, los dos minutos de odio orwellianos, muy bien visto, gracias por ponerlos aquí
-Cesar: no, lo malo es que a cada paso nos prohíban, nos den lecciones de moral, nos restrieguen por el morro su dudoso ejemplo, que se crean la encarnación del Bien. Sí, creo que la Progresía tiene un largo historial de apoyo a dictaduras que es que las llevan ellos en el alma, tanto que las llaman revoluciones, y lo hacen compatible con su lucro personal.En España la Progresía abusa de su hegemonía ideológica para llevárselo crudo y encima motejar de facha de m a las hormiguitas que no pensamos como ellos. Muchas gracias, como siempre, Cesar, por tu escritura irónica, ponderada y perspicaz.

José Antonio del Pozo dijo...

-Carmen: por supuesto estoy de acuerdo, dice Zp "la crisis que nosotros no creamos... y la que tenemos la responsabilidad de afrontar". Claro, ¿cómo podrían ellos hacer el mal, si lo único que promueven es la igualdad, la solidaridad, la fraternidad?. Gracias, amiga
-Hiperión: muchas gracias, de verdad. Un abrazo
-Ruiz: gracias. Sí, es que ellos siempre son buenos y justos. ¿Por qué Ana Belén tiene que ganar veinte kilos por un recital mientras miles no encuentran nada? Claro, ellos nunca explotan a nadie, sus hijos tienen las mismas oportunidades que los nuestros, en fin. Saludos
-OJT: sí, esa máxima de Deng la enarboló Don Felipe G cuando lo de la Otan, el Gal, la reconversión, etc. Bienvenido