Páginas vistas en total

domingo, 17 de abril de 2011

Maria Antonia Trujillo, lady Macbeth de rompe y rasga


    
     Del Zen al Zas. Trujillo no sólo perdió los papeles; iracunda y descabalada los rompió además en vivo y en directo, como quien destroza el espejo que no le devuelve la beatífica imagen que ella espera. Recordaba un poco su aire en esa danza a Lady Macbeth, venga a lavarse las manos, venga a romper papeles, venga a tratar de acabar con las pruebas y con la culpa. Escribió así con su desabrido gesto Trujillo otro delicado apólogo izquierdista que acaso merezca ser contado a los niños, a esos infantes de los que fabla por el Lejano Oriente Zetapé in traslation. Acompáñame, lector mío, házme sentir tu mano junto a la mía, mientras también a mí mismo me lo cuento.
      En el principio fue el Zen. En el principio de la Era Zetapeica, quiero decir. El famoso “talante”, esa sonrisa algo mecánica con que arribó Bambi a la Presidencia, ese célebre buen rollito, venía a ser la peculiar deconstrucción que la Banda de los Cuatro de la Nueva Vía llevó a cabo de la milenaria sabiduría filosófica oriental, para derramarla luego sobre la inagotable reserva espiritual que continúa siendo esta vieja nación discutida y discutible. Y un poco de ese Zen es lo que le receta Lady Macbeth a su codicioso esposo para sobre sí acumular el Poder: “para engañar al mundo, toma del mundo la apariencia; pon una bienvenida en tu mirada, y en tus manos y lengua procúrate el inocente aspecto de la rosa, pero sé tú la víbora que ella oculta”. Oh, divino Shakespeare, cuánto los humanos a ti debemos.
         Hablábase así a todas horas del llamado socialismo zen, sin saber del todo entonces, entre tanta éterea bruma, a qué esencial sustancia nos estábamos refiriendo. Así es que para que fueran tomando cuerpo y realidad ese brumoso vacío, para sumarse también a la ola de la espiritualidad entonces triunfante, Maria Antonia Trujillo, a la sazón Ministra de la Vivienda, ordenó ampliar y redecorar su despacho bajo los cánones del minimalismo zen. Bah, total, qué eran 37 000 podridos euros del común si a cambio podría ya la ministra disponer de 77 clamorosos metros cuadrados de despacho rebosantes de espiritual armonía planetaria sobre los que poder elucubrar en paz. Y es que aborda sobre todo el Zen la conquista de la plena serenidad interior, el logro del precioso equilibrio íntimo, ése que nos evite ser marioneta al pairo de las vanas pasiones mundanas que tanto esclavizan a mujeres y a hombres en su diaria existencia.
      
      Más tarde, sumida ya de pleno en el nirvana de la vorágine minimalista, vivamente recomendó a la ciudadanía sus nunca bien ponderadas “soluciones habitacionales” de 27 metros cuadrados, para de una definitiva vez afrontar el engorroso problema de la vivienda. Añadiría luego al asunto la increíble y sobre todo simbólica dádiva de las míticas kelyfinder, para que a la manera de Kung Fú, pudieran con calma los jóvenes y jóvenas patearse los confines de su comarca hasta dar con la susodicha solución habitacional.
     Algo debieron conturbar a la Ministra las tímidas críticas -por causa sobre todo de ese inarmónico contraste entre los 77 para mí y los 27 para el resto- que  entonces entre los ciudadanos brotaron, en algo debió alterarse la supuesta autocontención de que el Zen hace gala, no sé, dejaría de hacer bien las hondas respiraciones,  el caso es que fue muy comentado  más tarde aquel verano en el que ordenó ella movilizar hasta  un helicóptero por causa de la picadura de una avispa refractaria al Zen sobre sus meditativas carnes ministeriales. Arcanos incomprensibles acaso para los legos en socialismo zen.
     Tuvo que ser la picadura de la avispa refractaria  sin duda la culpable decisiva de la notable pérdida de la dorada imperturbabilidad que el Zen persigue y que Trujillo a partir del prurito experimentó  sobre su persona, hasta un punto tal llegó su zozobra que el Sumo Zen, o sea, Zetapé, en la siguiente remodelación por la borda la arrojó del Poder, buscando con ello, es claro también, nada más que la verdadera sanación de la afectada. En vano, pues hémosla visto todos la otra noche en un debate televisivo descompuesta y atacadísima por muy traidores nervios, perdida en todo la compostura. Fue tormentoso el bravío episodio, y bien revelador de un en verdad extraño talante, que a los maestros del Zen, no a Shakespeare, hubiera puesto los cabellos como doradas escarpias.
    
     Puede que de nuevo actuaran los documentos del caso Iván Chaves a modo de avispa traicionera contra la impasibilidad de la ex-ministra Zen. El caso es que el periodista dijo: “Te voy a regalar el listado de las reuniones que tenía el señor Iván Chaves, más de veinte reuniones con la Junta de Andalucía, entre ellos con su PAPÁ, en tres meses, te voy a regalar... los contratos en que él firma como COMISIONISTA, te voy a regalar los contratos en los que se especifican claramente el contrato y la comisión por intermediar ante la Junta, te voy a regalar…”. ¿Qué hace Trujillo ante el envenenado presente? Turbarse. Dice ella: “… No sé qué has publicado porque no lo he leído…”. El periodista aprovéchase de la turbación: “… ¿y cómo hablas de algo que no has leído? Es increíble”. El  nuevo picotazo acrecienta, claro, la turbación de la lady. A Trujillo le va subiendo más y más la color al rostro, se le avinagra el gesto, comienza a aspear a gran velocidad con brazos y manos y hasta a removérsele hacia los lados los ojos, arroja sobre la mesa los papeles chavianos. “¿Tú has llevado esto a los tribunales? ¿has llevado esto a los tribunales? ¿esto está en los tribunales? Pues si no está en los tribunales, esto es esto…”, y precipítase ya sobre los papeles chavianos, zas, los rompe, una vez, otra, otra, empuja los trozos hasta el borde de la mesa, “cuando llegue a los tribunales, cuando llegue a los tribunales hablaremos…no, no, no”, y el cuello suyo es ya un amasijo de afluentes desbordados de ira, cabecea, duda entre reírse, colocarse el pelo, quizás mejor disolverse en el éter cósmico, y el Zen, dónde quedó el Zen, pues diríase que todo un ejambre de grillos le chirría desafinado por los ojos airados a Trujillo, uff, qué talante.
     Ahora que el Sumo Zen cuenta por el Lejano Oriente la fábula de España como un transatlántico que gracias a su talante muy poderoso se hizo, es preciso recordar, para cerrar, lector, el círculo de esta singladura minimalista desde el Zen hasta el Zas, la ambigua metáfora marinera que también  Trujillo aventó  al pairo de su despedida ministerial: “siempre recordaré aquel día de abril de 2004 cuando el presidente me dio una carta de navegación, pero ningún barco, ni siquiera astillero para construirlo”. Siempre recordaremos nosotros a Shakespeare y a su Macbeth, que aseguran que la vida es un cuento lleno de ruido y de furia narrado por un idiota que no significa nada.

(Video de la cosa en   http://youtu.be/TYzPR-gc_Ns    )

31 comentarios:

F.J.eugenio dijo...

Esta desdichada señora que ya tuvo sus momentos de gloria mientras desempeñaba el ministerio de la vivienda, desde hace unos meses ejerce como periodista/comentarista y tertuliana de la telebasura. Y como de donde no hay, no se puede sacar, pues, eso; se dicen tonterias y se actúa como lo que se es: es decir dejando al aire sus posaderas que deberián estar mas cubiertas, aunque solo fuera por femenil pudor.

Balovega dijo...

Buen día

Sobre está cima solitaria os miro
campos que nunca volveréis por mis ojos
Piedra de sol inmensa, eterno mundo
y el ruiseñor tan débil que en su borde lo hechiza.

Un saludo de buen día y feliz semana

Myriam dijo...

NO conozco la politica que ejerce esta ministra, pero me queda claro como el agua que no es de tu agrado.

Un abrazo y felices fiestas con un muy buen descanso.

Myriam dijo...

Te aclaro que tengo varias nacionalides pero no la Española, aunque sí una de la Comunidad Europea. Te lo aclaro porque veo El Noticiero de de Pepa Bueno en el canal Internacional y leo a diario "El Pais" de España, también veo Informe Semanal, que para mi tiene unos reportajes interesantísimos. Esto es todo, que no es tanto como querría, pero algo es. Al menos estoy medianamente informada. Pero eso, medianamente. Por eso, aunque leo tus artículos, no puedo opinar sobre politica española, más que someramente y en términos muy generales.

Saludos

Myriam dijo...

Tanto como quisiera, dice.

Javier Tellagorri dijo...

Muy bien, JOSE ANTONIO. Describes a la analbeta soberbia ésta mejor que un Cela.

Mira que es dificil de encontrar féminas tan tontas como las que Zetapé ha ido designando para gobernar.
Estoy seguro que se basa en que tengan carnet y menos de 50 años. Porque cualquiera que buscara para ministra a una TONTA INTEGRAL no la encontraría de la talla que "eslige" éste membrillo.

jinquer dijo...

Ya dije, que no tengo tele, ni falta que me hace, con descripciones amenas como la tuya, tengo toda la esencia, y ahorro tiempo.
Un placer leerte,

b()s

el burladero dijo...

Este es el talante de los ZP. Vi la escena en directo y vedaeramnete fu penoso, ver como rompia los papeles sin ninguna razon para con el periodosta que se los presentó, y que la hizo sentifrse acorralada.

o blog de xesús lópez dijo...

He visto el otro día cómo esta Trujillo rompía las pruebas que el aportó Melchor Miralles en relación con los negocios de Iván Chaves.
Vergüenza.
Mucho daños le tienen que hacer los blogs que se ocu pan de la memoria histórica real.

MA dijo...

Últimamente no veo la televisión , porque ya se que España no va bien, ni con unos ni con otros, y que el pueblo llano no les importa.
Les importa el poder,su propio poder...

Buen post he leído dando caña...


Gracias mil amigo bloguero por tu grata huella en el post de graffitis.

Un cordial saludo de MA para ti.

Feliz domingo.

S. Cid dijo...

¿Y esta señora dice que escribe dónde?

El primer error fue que la nombraran ministra.
El segundo, que un medio de comunicación la contrate para que escriba en él.

Neo... dijo...

Perder los papeles con los papeles es una rebuznancia.

Candela dijo...

jaja!!

Me ha encantado el post, la Trujillo pierde los papeles. Esa se podía dar la mano con la Mariantonia y dedicarse al reality en lugar de a la política.

Una muestra más de que Rodríguez, de puro mediocre solo se ha rodeado de descerebrados, y así nos va.

Belkis dijo...

Realmente triste y deprimente el espectáculo que de manera magistral nos describes. A donde iremos a parar con tanta incompetencia.
Un saludo José Antonio

Eliane Accioly dijo...

Saludos de bloguera!!!!!

Miguel Ángel de Mòstoles dijo...

¡Maestro de letras!

Si algún levantamos de forma definitiva el felpudo, ¡de ahí saldrá hasta petróleo! Sólo espero que no tardemos en levantarlo.

Trujillo, ministra de vivienda que tuvo la ocurrencia de los minipisos, a precios de macropisos, ¡claro!

En fin.

¡Un fuerte abrazo!

(http://anapedraza.blogspot.com/)

Señor Ogro. dijo...

Para llegar a ministra, amen del tema de las cuotas del PSoe, hay que alcanzar un grado excelso en el arte del peloteo, el servilismo, el beso negro y sobre todo, en el sectarismo.

Por tanto, sorpresas pocas. Que la Estrujeitor haya sacado esa cara, es normal, porque defiende al Partido, única fuente de legitimidad para los socialistas (y también para muchos peperos.

La conclusión es evidente, Estrujeitor quiere que la enchufen en alguna empresa, y necesita notoriedad, necesita el Partido se fije en ella y le pague los servicios prestados, como siempre.

La sonrisa de Hiperión dijo...

El mito de una España que se debate entre el mundo que se ríe de ella, Y la miseria de querer seguir sacando pecho...

Saludos y un abrazo.

El Periódico de El Prat dijo...

Una impresentable, como casi todos de los que se rodea Zapatero

Jose Antonio dijo...

Hace tiempo que no baía nada de esta señora, pero mala cosa si se empieza a mover, tiemblo al pensar que tenga otra maravillosa idea.
Un abrazo

Javir dijo...

No recordaba a Doña María Antonia. Hay que reconocer que es una señora...¡rompedora!

Un abrazo

PD.- Cada post que publicas es un post más redondo. Si yo fuese Sabina me descubriría el bombín.

Maribeluca dijo...

Verás José Antonio, creo que vió el efecto catalizador del gesto del hijo del fiscal Portero rompiendo simbólicamente las actas de la negociación vergonzante en la última manifestación de las víctimas, y se creyó que su gesto podría significar siquiera algo parecido, al menos es lo que yo me temo porque esta señora que anda cacareando y graznando por las radios, mucho nivel no tiene...

Trecce dijo...

Se rien de nosotros, José Antonio, pero con descaro y chulería, nos menosprecían.
Esto no es sino otro cápitulo de tantos, el penúltimo, el del bachillerato de excelencia, yo no lo valoro, hago como Pilatos, pero porque no me considero preparado, tendría que estudiar pros y contras, ellos, de entrada dicen NO, se oponen, pero envían a sus vástagos a colegíos elitistas.
¡Anda ya!

Juan Carlos dijo...

Bueno José Antonio, menudo retrato has hecho. Muy bueno. Demostración de lo que sucede cuando un político español (lamentablemente da igual que sea de derechas o de izquierdas) queda sin argumentos: levantar la voz, romper las pruebas, echar la culpa al otro. Curiosamente, sin embargo, parece que el P.S.O.E. levanta más la voz que otros.
Salu2

Sheol13 dijo...

Gracias por tus visitas, ya sabes que yo y la política somos mas bien enemigos, y aunque te lea no se que mas añadir, porque no entiendo. Solo sé que hay buenos y malos, malos y peores, depende del punto de vista de cada uno y en el momento en el que empiecen a preocuparse un poco mas por el pueblo que por sus bolsillos, quizás mi analfabetismo político se cura milagrosamente. Un abrazo.

José Antonio del Pozo dijo...

-FJEugenio: es que se crispan y claro. Gracias, amigo
-Balovega: molto preciosa. Chapó.
-Myriam, Myriam y Myriam:Tu verdadera nacionalidad es el talento. Gracias por estar ahí, para mí cuenta.Felices pascuas
-Tellagorri: gracias. El membrillo de Trujillo, me gusta. Un saludo
-jinquer: pues muchas gracias por palabras tan valiosas como las tuyas. Bss

José Antonio del Pozo dijo...

-Burladero: sí, en directo, fue fuerte la escenita. Un saludo
-xesus: bien visto amigo, la memoria histórica real
-MA: y gracias a tí, por aparecerte por aquí
-SCid: de error en error lleváselo crudo la Señá. Gracias por venir.
-Neo: Trujillo y yo, dices

José Antonio del Pozo dijo...

-Candl: sobredosis de Maria Antonias, la peque es peor, se muerde y se envenena. Un saludo
-Belkis: gracias, amiga. Al fondo del mar, como no pare la burra. Un saludo
-Eliane: saludos, of course. Gracias
-Miguel Angel: gracias,amigo. Bien dicho: como tiremos un día del felpudo maldito... Un abrazo
-Señor Ogro: Extrujeitor, genial. ¿Beso negro también han de dar? Mamma mía. Un abrazo, amigo y gracias.

José Antonio del Pozo dijo...

-Hiperión: cierto, entre mitos y pitos anda el Zpeñorito. Un abrazo y gracias
-El Periódico del Prat: es que sus soluciones habitacionales fueron, es verdad, impresentables. Bienvenido
-Jose Antonio: ahí la tienes, tocayo, hecha un basilisco. Un abrazo
-Javir:raca, raca, ya la ves, como lo haga todo igual. Ostias, tío, que me vua poner colorao. Muchas gracias. Es un lujo contar contigo. Otro.

José Antonio del Pozo dijo...

-Maribeluca: pues ahora que lo dices, está pero que muy bien fundada tú idea, no me extrañaría. Gracias por aportarla aquí.
-Trecce:pues haces una consideración sobre la educación pero que muy pertinente. Se piensan, como dices, que somos bobos. Gracias, amigo
-Juan Carlos: gracias, tío. Luego dicen el doberman, la extrema derecha... en fin. Saludos
-Sheol: pues te doy especialmente las gracias por, sin interesarte la política, dejar aquí tu reflexión y tu palabra, que yo valoro. Otro

Laurita dijo...

El mundo de la política me interesa poco, pero visto lo visto, con estas cosas mucho menos. Sigo pensando que tendría que haber elecciones cada dos años, así estos altos cargos no se pondrían tan tontos.

Saludos.