Páginas vistas en total

jueves, 7 de abril de 2011

Zapatero, Iván Sanshin, esa Pasión bifronte

    

     Zetapé es Iván Sanshin. O casi, porque, mientras Iván, como uno mismo, era en la realidad Nada, Zetapé, cuando disertó para EL PAÍS y para Millás sobre el Amor, ya lo era Todo. Existe en la irregular película que Konchalovsky consagró al monstruoso sistema criminal del estalinismo, “El círculo del Poder” (1991), una secuencia preciosa, bien ilustrativa también de los extremos aberrantes y antinaturales a que puede llevar el fanatismo político. El protagonista, Iván Sanshin, un ingenuo supercrédulo de la omnipresente propaganda oficial comunista, es un candoroso y humilde servidor del “amo” Stalin, a quien adora sin humana medida y cuyas consignas repite con entusiasta y adorable entrega. Su mujer, Anastasia, más en la realidad de las cosas, es más escéptica y contestataria. Se va abriendo, claro, a pesar del amor que sin duda se profesan, una distancia irreparable entre los dos. En el clímax de una discusión, Anastasia interroga a Iván:
     -Iván… necesito saberlo, ¿a quién quieres más? ¿a Stalin o a mí?
     Emite entonces Iván una sonrisa desarmante por lo abierta y tierna. Le contesta con la misma en la flor los labios.
     -Cariño… qué cosas tienes… le busca ya los ojos, la encima para abrazarla, concluye al cabo la respuesta… ¡a Stalin, naturalmente! 
     Quien naturalmente queda conmocionado, acongojado, petrificado es, junto a Anastasia, el espectador, partícipe ahora de la terrible capacidad que tiene la ideología para penetrar y trastocar, y hasta subvertir, los lazos más primarios y los sentimientos más cercanos e íntimos, incluso en un ser tan angelical como el Iván éste. Ni por asomo sugiere uno que sea Zetapé estalinista. Para esas exageraciones demagógicas se basta el Cardenal Faisán con sus tertulias favoritas de la extrema derecha. Lo que defiendo, a la luz de las propias palabras presidenciales, es un carácter sumamente chocante.  
    
     No sé tú, lector, pero cuando ayer, para tratar de explicarme la alusión de Zapatero a la familia, como una de las claves por él alegadas en el trasfondo del anuncio de su me-voy-pero-no-me-voy, repasé la entrevista en EL PAIS con Millás y me dí de bruces con las, para mí, capitales  frases suyas ya reseñadas,
     “Yo sentía tanta pasión por la política como por mi mujer. Creía tanto en ella como en mi mujer”,
     el efecto tremendo de las mismas no se me disolvía en las entendederas así como así. Se pregunta entonces uno lo obvio: de qué pasta están hechos los políticos. Hombre, si al menos hubiera dicho él experimentar semejante enajenación del afecto y de la voluntad, qué se yo,  por los desheredados de la Tierra, o por ponerse al servicio de la Humanidad, que decía el catecismo del centenario socialista que el otro día te conté, o desde otro ángulo, por la honda reflexión en torno a las más intrincadas querellas del pensamiento político, no sé, me hubiera sonado distinto, pero enarbolar la política así, a secas, sabiendo que del libro máximo de Aristóteles ni de lejos estamos hablando, parecióme obsesiva fijación por el mero adiestrarse en el necesario oficio marrullero de conseguir y conservar el Poder.
     Las propias ventoleras en las lineas de acción gubernamentales por él promovidas para auparse y mantenerse en el mismo –de una oposición moderada a otra radical, de un iluminismo arcangélico y extremista a la vez en el prime time a los más severos recortes neocon pro Botín y cía de sus postrimerías- así creo yo lo prueban. También el haber permanecido años y años en el escaño sin en nada distinguirse, salvo en  hacer voluntaria nescencia de cuanta doctrina económica por fuerza soplábale a todas horas los oídos, que tiene también esto su mérito indudable, claro es.
    
     Y, claro, poner esa misma razón práctica en pie de igualdad, en cuanto a PASIÓN Y CREENCIA, es decir a sentimiento y fé –no caben cualidades mayores- volcadas en esa cosa, junto a la que en uno despertó la Mujer que entre todas ha elegido para desposar, no sé si no dice mucho y bueno de quien equidistancia de esa expresa manera tan distintos ámbitos. Hombre, hace Zapatero ese balance a la altura de las sesenta castañas y uno lo entiende, que sabemos todos lo que la costumbre amaina la omnívora pasión juvenil, incluso entre los más enardecidos enamorados. Pero es que encima hablaba Zapatero de su pasado juvenil, es decir, de el preciso momento en el que, por fuerza natural de las cosas, mayores y más dulces habrían de ser las mieles que entre su mujer y él  mutuamente se obsequiasen. No cabe, pues, siquiera hablar aquí de la archisobada erótica del Poder, por cuanto era Zapatero entonces un neófito virgen en el mismo, mientras que muy reales y vivas debían ser las hogueras que el cuerpo y la inteligencia suyas entremezclados con los de su querida mujer podían entrambos alimentar, para ni remotamente resistir la comparación con la abstracta pulsión de poder que representa “la política”, como el célebre Golum y su anillo-tesoooro a la perfección ilustran.
     Por eso acaso sea mejor, con todos los respetos, que no le ponga Sonsoles a Zapatero en la drástica tesitura interrogativa que le pone Anastasia a Iván Sanshin. Es ahora que anuncia, obligado por sus conmilitones, su retirada e insiste él en apurar enterito el cáliz, por amargo que éste sea.     
        

18 comentarios:

Jose Antonio dijo...

Que no se preocupe tanto, hay muchos puestos de consejero en Endesa, Iberdrola, o Gas Natural, Aznar y Felipe no han acaparado todos

Miguel Ángel de Mòstoles dijo...

Yo creo que Sonsoles tiene un amante, o se da a la bebida, o se consuela con la música, porque soportar a Zapatero tiene tela.

Yo me imagino que en las noches de alcoba, viendo lo bien querido que es por unos, lo mal deseado que es por los otros, y él viviendo en su mundo, se dirá para sus adentros:

"¿con quién estoy casado?"

¡Muy brillante, como siempre!

(http://anapedraza.blogspot.com/)

Winnie0 dijo...

Brillante como dice Miguel tu texto Jose Antonio.
Yo soy Anastasia o Sonsoles...y le digo "tira millas pa'lante" ( y no J.J. Millás)
A ver si Zapatitos se nos va de una vez y empezamos a intentar remontar una crisis que a mi te aseguro que cada vez me dá más pavor.....
Besotes

Ruiz dijo...

Hola José Antonio, gran artículo. Desde luego, lo triste de esta historia es que Zapatero no es correspondido por una de esas dos pasiones, pero ahí está, esperando en la puerta toda la noche, pasando frío, auténtico ejemplo de EXCLUSUS AMATOR (al modo de los clásicos). Sólo espero que más pronto que tarde se dé cuenta del error que está cometiendo y vuelva junto a su Anastasia querida. Saludos y como siempre un placer.

Neo... dijo...

“Yo sentía tanta pasión por la política como por mi mujer. Creía tanto en ella como en mi mujer”

Pues tiene toda la razón. Miro a España y a las "murcielagas" y vamos, dos gotas de tinta.

Natalia Pastor dijo...

Se va como aquel caimán y no para Barranquilla, sino hacia el oprobio de ser el Presidente más nocivo, lesivo y dañino que jamás haya tenido España.
Aquí no hay ni ultimatums de esposa hastiada, ni góticas conflictivas: sus conmilitones lo han echado a patadas.Así de simple.

Tío Chinto de Couzadoiro dijo...

Con la lectura de este artículo, me han entrado ganas de ver la película que protagonizan Iván y Anastasia, porque a José Luis y Sonsoles los tengo ya muy vistos. Y me da en la nariz que la cosa va como va.

Sergio dijo...

Buenas noches José Antonio!
Una punto de vista, enserio creéis que con los populares vamos a salir de aquí? Saldremos cuando salgamos, pero no gracias ni a izquierdas ni a derechas, ya que, en mi opinión, son el mismo perro con diferente collar. Se han empeñado tanto en llegar a tantas personas como su avaricia pueda abarcar (al fin y al cabo, es todo interés y márqueting)que se basan prácticamente en los mismos decretos, concentrándose en insultarse mutuamente en vez de centrarse en España.
Un apunte, me ha encantado la comparación con la película. La vi al empezar la carrera, ya hace tiempo, y al leer esto me ha entrado la morriña, y la he vuelto a ver. Supongo que le tengo que dar las gracias, caballero.

Vicente Rubio dijo...

Buenas noches Jose Antonio y te doy las gracias por tu elogio sobre articulo TE ESPERO, pero te puedo asegurar que ya empiezo a cansarme de tanta bajeza politica y de tanta corrupción y aqui no pasa nada.
Los politicos son mediocres y canallas y el pueblo español un rebaño de borregos incapaces de salir a la calle y romper todos los cristales como minimo de los edificios oficiales (Vaya bestia). Alguien dira, "violencia no, palabras" ¿a estos "cafres" palabras?
Hoy sin ir mas lejos en mi ciudad Valencia a las 19 horas se han producudo tres manifestaciones sobre no se que y los autobuses con los servicios minimos.
De verdad¿quien paga estos asaltos a la libertad de los ciudadanos? Las calles del centro colapsadas, los autobuses parados y estos sinverguenzas de los politicos cabreandose porque lo queremos hacer ir en clase turista.
Buenas noches y mucha "tila"
Enhorabuena por tu blog, necesitamos muchos mas blogs.
Vicente L. Rubio

Navegante dijo...

Jose, son las cosas del poderde adicción que ejerce la adrenalina en nuestras politicas patrias que si me pillan que si no...que si han pillao a este y a mi no y a el si....que si robo esto ahora o no...ahhh!! ese secreto palacer y oscura adicción al poder....no creo que a su mujer le gustara no ya la repuesta si no las consecuencias posteriores a la opositora pregunta.

Maribeluca dijo...

He visto Iván y creía que iba der nene er Chave, pero no...muy bueno Jose Antonio.

Candela dijo...

Yo no la he visto, pero te has explicado muy, pero que muy bien.

Lo malo de este hombre es que a veces, solo a veces..va y dice lo que piensa.

aspirante dijo...

Pobre Sonsoles!
Tenerle todo el día en casa estorbando!

La sonrisa de Hiperión dijo...

A este ritmo, el cáliz se lo traga enterito...

Saludos y un abrazo.

Aitor Mento dijo...

Oh, l'amour.

Nunca podíamos haber pensado que el chubasquero amarillo de una mujer y su "País" bajo el brazo, hubieran derivado en esto.

José Antonio del Pozo dijo...

-Jose Antonio: mejor consejero de una eólica, ¿no?
-Miguel Angel: tendrá un amante gregoriano, claro. Gracias
-Winnie: eso, eso, un tiramillas, es lo que es. Besos
-Ruiz: de exclusus amator, buenísimo. Gracias, amigo mío
-Neo: una España tan gótica que pasa a churrigueresca, ¿no?

José Antonio del Pozo dijo...

-Natalia: se va el caimán, y viene un tal Iván, un talibán del socialismo
-Tio Chinto: pues, a verla. Bienvenido, amigo
-Sergio: está por ver, primero que ganen, y luego lo que hagan. Con Aznar España, creo, remontó. No, gracias a usted por su atención
-Vicente Rubio: muchas gracias, amigo, es cierto que, como dices, hay violencias que son bien vistas, que se entienden, que son comprendidas por el discurso dominante. Bienvenido

José Antonio del Pozo dijo...

-Navegante: extraña adicción la que levanta el Poder, es verdad
-Maribel: un tal iván, igual ivanchaves también ama a su Padre como iván sanshin al Padrecito
-Candl: pero no piensa lo que dice. Muuuchas gracias
-aspirante: jodiendo, vamos, aunque como diría Cela no es lo mismo...
-Hiperión: gracias por pasar y por leerme. Otro
-Aitor: amarillo, El País,zape, dijo Zp, y se lió de verdad con Roures