Páginas vistas en total

sábado, 2 de abril de 2011

Shakira por Libia

    
     No sé si Manu Chao, que tanto gustaba al Zetapé revol-progre de la primera legislatura, estará por la labor de ir a animar a la soldadesca en la cosa humanitaria libia. Si fuera por la Causa Lacandona que abanderaba el sub-comandante Marcos (qué habrá sido de Marcos y su pasamontañas, de Osama Bin y sus barbas, del mulá Omar y su moto, de tantas y thanthas buenas gentes que tanto alegraron nuestras mediocres vidas) es seguro que Chao se apuntaba al bombardeo, pero amigo, actuar a cargo de la OTAN en la Odisea del amanecer libio va a ser demasiado compromiso, y me temo que dirále Manu a Zetapé que nones, que arrivederchi, que chao, vamos.
     Al Hombre del Momento, el Cardenal Faisán, le priva, igual que a mí, -horteras de bolera que somos en esencia el Cardenal y el pajarraco que aquí escribe- Eva Amaral, y  casi sin ella somos nada. En ese tránsito de Manu Chao a Eva Amaral, de la transgresión antisistema y un punto gótica a la romántica balada de toda la vida, en el enorme caudal simbólico que el mismo comporta, en ese aggiornamento, se cifra en síntesis la dimensión de la delicuescencia zetapeica. Te digo mi verdad, caro lector mío, al cóctel que se agita en mi confundida sensibilidad le sería incapaz de soportar la amargura cruel de contemplar a Eva Amaral, esa diosa, poniendo cachondos a los apatrulladores hispanos de los cielos libios. Aparta de nos, pues, taimado Cardenal, -la nada que yo soy os lo suplica- tan amargo cáliz.
    
     ¿Entonces? Si  Zetapé es principal hincha del Barsa, el equipo del Régimen hoy, si Piqué oficia de defensa central de la Barcelonidad y mete, como los mismos F-18, unos muy buenos meneos a los rebeldes que por los campos se le cruzan, si la felina Shakira ha al parecer probado en carne propia y como sarna que no pica los susodichos meneos piquianos, si es Ella inmejorable sexy-símbolo planetario del dale que te pego al waka-waka, si todo así tan bien cuadra al general Bien de la Humanidad, ¿quién mejor que la multinacional cantante de la nación que lleva el nombre de Colón para levantar los ánimos de los nostros aviadores en la humanitaria guerra que no acaba?
     Veamos los precedentes históricos –ese paseo en el que realidad y ficción se meten mano mutuamente con verdadera ansia primaveral- en que se basa nuestra justa demanda de la imposición de la Shakira y del artístico escándalo de sus caderas en orden a poner bien altos los ánimos de nuestros humanitarios bombarderos:
     Uno: en el principio fue, por supuesto, el franquismo, origen y fuente única como sabemos de todos los males que nos asolan. Ahí tenemos a la mítica Rosa Morena en blanco y negro echándole las guindas al pavo y poniendo ella solita garañona a toda una brigada paracaidista de homínidos en celo, que es que están que se la comen. Nunca un blanco y negro tuvo tanto color, tanta pasión, tanta ebullición,  no sé si me explico, pero parecen todos los paracas juntos una especie de global King Kong priápico, presto a devorar de lujuria a la sonriente y ardiente rubia, que se arrima y se arrima a esa montaña de testosterona lista para estallar, entre complacida y aterrorizada, en una secuencia delirante que parece una turbadora pesadilla onírica del Fellini más desbarrado.


    
      El intríngulis del asunto ha de estribar en que los mandos entienden que con cosas así –y la Historia en distintas formas en parte lo avalaría, para qué hablar de los recientes casos de masivas violaciones a cargo de soldados de la ONU- se hace más llevadero el rigor de la vida campamental, no digamos si se trata de situaciones de guerra. Aquí, los opositores profesionales al franquismo arrimaron esas aguas turbulentas del deseo a su molino en la medida en que, para ellos, el impagable documento de las guindas del pavo (1974) venía a ilustrar la férrea represión que el Régimen aquél establecía sobre los instintos naturales de la población toda y la sojuzgada condición de objeto sobre todo turbador al que relegaba a la condición femenina.
     Dos: claro que, cuando cinco años más tarde, Ford Coppola ilustró de forma harto elocuente, con su bárbara secuencia de las rubias chicas Playboy en su Apocalipsis Now,  la locura y la desesperación extremas que podían desatar en una peripecia crítica como era la de Vietnam aquellos lúdicos divertimentos incluso en el país democrático por excelencia, a todos se nos heló la inicial sonrisa  condescendiente.

   
    Tres: pero más se nos heló aún, y hasta el pasmo, cuando en 1991, durante la Primera Guerra del Golfo, el gobierno socialista de Felipe González, ese filántropo, que había enviado a centenares de soldaditos de reemplazo a la conflagración, se atrevió a llevarles también a la entonces exitosísima Marta Sánchez para que, con sus canciones y sus insinuantes curvas, elevárales a todos la moral, ya te digo. Fue a bordo de la fragata Numancia y era como para pellizcarse. Otra vez una rubia, enfundada en pantaloncitos y botas de cuero ahora, con generoso bamboleo de ancas y de senos, para poner pero que bien prietas las filas de la ardiente soldadesca. Sólo los capitostes socialistas se atreven a hacer cosas así. Parece, es verdad, que hablamos del Pleistoceno: nuestro Cardenal Faisán ya estaba allí.
    
    Pero lo más abracadabrante del caso, el bucle paroxístico del lance diríamos, es que, si se observa el video, toda la berrea sensual que se esfuerza por levantar  con sus mohínes y contorsiones la Sánchez es en vano: los marineritos, escenográficamente bien separados del escenario, en un simulacro bien blindado, que jamás pudiera desparramar, sentaditos, repeinaditos, apenas si aplauden, apenas se agitan –véase el contraste con el rijo de los paracas del 74- como si con antelación, alguien que, en efecto, conociera de memoria Apocalipsis Now, hubiera ordenado la lobotomización de la marinería al completo, la bromurización al menos, las guindas de bromuro que en la sopa ese día les habían echado a todos aquellos pavos que ni se movían.
     Nótese además la estupefaciente canción que allí brindó Marta, Soldados del amor, en zeroliano hallazgo avant-la-lettre, y con un texto que se ajusta como un guante a la permanente y morrocotuda engañifa con la que los socialistas –entonces en Irak,ahora en Libia, mañana donde pete- encaran su intervención en las guerras, que de su mano son, como de memoria sabemos, vastas operaciones humanitarias: “No debemos tratar de explicar/ lo que se va nunca volverá/ Entre nosotros no hay guerra ahora/ vivimos al ritmo de un mismo tambor/ Yo más fuerte/ tú más fuerte/ fuerte fuerte todos juntos/ Únete a mi ritmo/ el ritmo del amor/ Soldados/ somos soldados del amor/ somos soldados del amor/”.   

      
     Y es basándonos en esta pila de antecedentes por la que vengo a proponer que se imponga a Shakira y a su indicadísimo waka waka (Llegó el momento/ caen las murallas/ Va a comenzar la única justa de las batallas/ No duele el golpe/ No existe el miedo/ Quítate el polvo/ ponte de pie y vuelves al ruedo/ porque esto es África/) para el solaz de las salaces tropas españolas en la Odisea del Amanecer libia. Sí, sería también conveniente al caso, ahora que De la Vega no puede bailar con ella, que la Chacón marcárase con la colombiana unos pasitos al menos, ministra de la Defensa y del Honor de España, como Piqué, que al cabo ella es.   
         
       

18 comentarios:

Navegante dijo...

Ja,ja,jaja, muy buenooo, jeje, impagable, leer algo así de bueno es impagable.
Eres un autentico corsario de las letras.
un saludo al estilo corsario, buen viento y mejor botín

La sonrisa de Hiperión dijo...

Como siempre un placer pasar por tu casa...

Saludos y un abrazo.
Buen fin de semana.

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

Perdona José Antonio la rotundidad de mi afirmación: pero a mí esta Shakira me parece una hortera.
Además ahora que hay bastantes mujeres en el ejército sería un detalle mandar algún buenorrro, ¿no?
Reitero mis disculpas por las ordinarieces, ayer ví a la Esteban y hoy me ha levantado como contagiada. ¿Será pasajero,no?
¡Feliz finde!

Jose Antonio dijo...

Hoy comienza la fase final del Certamen de relatos cortos "Paseo por Sotosalbos" por lo que os pido que os paseis por aqui: http://www.tonymonton.net/sotosalbosvive/2011/03/votaciones-definitivas.html y me echeis una mano, en la columna derecha del blog estan los relatos participantes
El mío es "Cruce de caminos", por lo que os agradeceré eternamente que sea ese el que voteis.
Un millón de gracias.

José Luis Valladares Fernández dijo...

Muy buen comentario y, además, con mucho ingenio. Y es que la situación política que atravesamos se merece algo así, a ver si, al margen de faisanes y otras cosas, levantamos el vuelo.
Saludos

JACKIE dijo...

muy bueno el comentario y gracias por haberme mandado tan buena onda en el blog, nos seguimos y te cuento que me parecio muy ingeniosa tu opini{on politica

jinquer dijo...

excelente, excelente. Y gracias por los videos

Miguel A. Pazos Fernández dijo...

Creo que está en contra de la guerra. Y por cierto, es una tía que me encanta. Muy bueno tu post.

aspirante dijo...

Muy buen post, como nos tiene acostumbrados.
Por cierto, soy alérgico a Shakira y sus insoportables berridos, aunque no soy inmune a sus contoneos.
Por mí se la pueden quedar los libios.

Javir dijo...

Amigo del Pozo, la idea en sí es brillante, pero ay, encuentro dos objeciones que no me puedo callar, ¡y mira que soy de pocas palabras!.
Un Morena, Rosa, y una Sánchez, es como llevar la bandera tatuada. Nada más español que llamarse Sánchez o ser morena, pero lo de Sakira -que ni sé cómo se escribe-...
Y otra: a la soldadesca hay que arengarla con palabras claras e ideas directas, pero...¿alguien entiende las letras de Sakira?

En fin, fenomenal como siempre. Un abrazo

PD.- Chapó por la definición de "precedente histórico!

Eleonora dijo...

Jajajaj que bueno, pero ¿dónde me dejas a Carmen Sevilla en el Sahara?.
Ninguna de las tres son de mi gusto, pero entiendo que hacen lo que pueden como artistas y si hay que ir a alegrar la vida a los soldados, pues nada, es parte de su trabajo y no les reprocho nada.
Enhorabuena por el artículo.
Saludos.

Aitor Mento dijo...

¿ Y cómo se dice "hice el amor" en catalán ?








¡ PIQUÉ !

Rafa Hernández dijo...

Nada Shakira tiene tres buenos achuchones, o "más". Pero él que daba la nota era Jesulín de Ubrique cantando aquello de: "Te necesito toa toa". Saludos.

Cassandra dijo...

Amigo no sé realmente de que va esto... pero sí es de lo que supongo... uuum ya me empieza a dar asquito...

Shakira por Libia... o, no será más bien por los imperialistas...

Saludos

Macarena dijo...

Genial.No hay precio por este texto. Todas las demás palabras sobran. No se pueden decir porque serían ridículas ante tan alta genialidad. Impagable

José Antonio del Pozo dijo...

-Navegante: muchas gracias, corsario
-Hiperion: como siempre, obrigado moito
-Asun: vale, que manden también a Jesús Vázquez. Un abrazo
-Jose Antonio: hecho. Suerte.
-Jose Luis: gracias, amigo, eso, a ver si levantamos el vuelo

José Antonio del Pozo dijo...

-Jackie: muchas gracias, házte seguidora mía y haré yo lo mismo. Saludos
-jinquer: gracias a tí
-Miguel Pazos: normal, que esté ella contra la Guerra y a favor del amor. Gracias
-Aspi: gracias, esperemos que no la pase lo que a la corresponsal yanqui en Egipto. Un abrazo
-Javir: tienes razón, tuerce los morros y no se la entiende ná, o se la entiende tó, según

José Antonio del Pozo dijo...

-Eleonora: ¿Carmen también? No sabía. Alegrar la vida a los soldados, sí, pero. Gracias. Un abrazo
-Aitor: picó, picó... como las nueces
-Rafa: no es mala idea, tampoco, Jesulín en Trípoli, por ambiciones que no se diga
-Cassandra: ¿te temes tú lo peor, no? Me temo que imperialistas son toos, toos. Un saludo
-Macarena:Muchas gracias. De verdad