Páginas vistas en total

martes, 5 de abril de 2011

POCO se muere en el alma...

    
     Anunció Zetapé en el Comité Federal de su partido que no se presentará a la reelección al frente del gobierno. Los semblantes de sus conmilitones confederales al escuchar la trascendente Revelación registraron entonces una frialdad granítica, de magnitud groenlándica, como si ante una cosa cocinada y convenida entre sus jefazos y luego a ellos trasladada estuviéramos. Era como cuando a uno de aquellas momias del Politburó le obligaban en público a dimitir a causa de las puñaladas internas habidas entre las bambalinas del escenario. 
     Resultó muy extraño, pues, que la propia confidencia en labios trémulos del afectado -compárese con el colectivo derramar de lágrimas y ayes, con el desgarro estremecedor de súbitas viudas y  viudos en vivo, cuando, allá por el Pleistoceno rubalcabiano, Felipe González aventó en el plenario que dimitía de sus cargos en el Partido- no arrancara ni la más mínima y espontánea, y hasta humana, esperable emoción. Sorprende y mucho la absoluta indiferencia con que toda la caterva de cooptados al Poder por Zapatero ahora le han pagado.  Esa hierática impasibilidad en el momento más crítico entre sus más allegados, justo entre quienes a él se lo deben todo, esa élite de altos estándares de vida a los que él de la nada  aupó, y que con antártica frialdad reaccionó, da mejor que ninguna otra valoración la medida de la verdadera estimación intelectual e incluso sentimental que hacia su “amado” Zetapé sentían. ¿No debería al menos Bibiana Aído  en público y amorousamente haber al Líder en algo consolado?
    
     Era ése el momento clave; ya sabemos que sobrará tiempo luego –son ellos peritos en la cosa- para como dice la Ministra de Cultura “hacer teatro”. Me acordé entonces, claro, de Pajín y sus planetarios augurios, de Zerolo y sus proféticos orgamos en esa hora tan triste, en ese desapacible interruptus. ¿Dónde estaban?  Esa descomunal displicencia retrató a toda esa casta. Ni uno sólo de ellos tomó la palabra para intentar convencer al Gran Hombre de una posible marcha atrás, para mostrar al menos su pena. De los de la Ceja Nostra, con la excepción más bien patética de Concha Velasco, esa chica de la Cruz Roja, ni la más remota expresión de su dolorido y artístico sentir ante el fin de la Alegría nos ha llegado. Bosé, Almodóvar, Serrat, Víctor y Ana, Sabina, esa multimillonaria trouppe, ¿ubi sunt? Nadie le hizo a Él cejitas ahora.
    Manifestaciones populares de adhesiones inquebrantables entre los más humildes descamisados tampoco parece que hayan abarrotado ni las sedes socialistas ni las plazas siquiera leonesas. Entonces, todos los que repiten el soniquete de que no salimos los “fachas” del la-culpa-es-de-Zapatero habrían acaso de interrogarse por tan escandaloso vacío simbólico de los suyos socialistas ante tan irreparable pérdida. ¿En qué clamoroso ventarrón de ausencia se ha disuelto el cursilongo zetapeísmo?     
    
     ¿Y qué razones esgrimió para tan cataclísmica noticia el prohombre de la Alegría? Pues… ¡que SIEMPRE había pensado él que con ocho años basta! Fue lo único sustancial que vino a decir. Tan importante convicción –y muy sabia, por otro lado,  a mi entender- al parecer  la llevaba guardadísima él para su más íntimos adentros también desde el Pleistoceno, que es desde cuando al menos ocupa plaza también él en el Congreso. Pero si esa razón fuera la verdadera, debería en ese momento clave y mollar de su discurso haber abundado en la misma, haberla expuesto y desarrollado en toda su justificación y lógica, en toda su virtud y ventaja, y haber explicado ante los suyos para resultar creíble –y de forma indirecta ante la ciudadanía española- el razonamiento y la trabazón intelectual y moral que le habían llevado a ella, dada la importancia de la misma y la crucial consideración que acerca del Poder la misma comporta. No lo hizo, y por lo mismo, resulta, para mí, sólo muy penosa coartada. Es como si hasta el final necesitara mentir y mentirse, con este me-voy-pero-no-me-voy. Sigue al frente del gobierno y del partido, y no sabemos si acerca del período de mando en el Partido piensa o no lo mismo, o si acaso otro viento de los suyos le soplará cosa distinta al oído.
    
     Habló también en forma críptica de la familia. Recordemos lo que a este respecto reveló en EL PAIS a ese gran confesor y apologista de los prebostes socialistas que ha resultado el planetario ganador Juan José Millás:
     “Yo sentía tanta pasión por la política como por mi mujer. Creía tanto en ella como en mi mujer”.
     Glups, debería quizás tragar saliva cualquier persona sensata al leer estas tan expresivas como calculadas palabras. Se refiere al momento de sus inicios en la vida pública. La Política y la suya Señora, nada menos que la PASIÓN y la CREENCIA en ellas, entre la Profesión y el Amor, entre el Poder en abstracto y la Persona de entre todas elegida en concreto, al fifty-fifty en la balanza de su sentir, en un mismo plano de importancia personal. No eran éstas palabras apresuradas. Las dejó puestas en una entrevista escrita, es decir pensada y revisada, ante un formidable entrevistador y en el diario más importante de todos, en uno de esos textos a placer que de antemano se sabe que quedarán como el cuadro ideal que quiso uno de sí mismo ofrecerle a la Historia.  Qué cóctel mental más extraño el de este señor, ¿no? Incluso lo es para mí, que tengo aquí bien ganada fama de combinado raro y a veces incluso acre. Como que somos ahora todos nosotros quienes de verdad nos quedamos congelados, ¿no? Oh, en verdad amargo Zetapé, pobre de tí.

23 comentarios:

Winnie0 dijo...

¡Que se vaya de una vez!!!!
Besos y buen martes Jose Antonio

Juan Carlos dijo...

Dos recordatorios por si acaso:
1º.- No se ha ido. Dice que se irá pero estará de presidente del Gobierno y del partido un año más.
2º.- A ver si de una vez nos enteramos: NO ES DE LEÓN, es vallisoletano. Hay un chiste por León que viene a decir algo así como: "Si seremos inteligentes en León que al más tonto hacemos presidente del gobierno" pero va seguido inmediatamente de la aclaración de que el tal no es leonés.

Javir dijo...

No hubo desgarros de camisas ni arañazos en la cara al grito de "¡quédate, mi luz y mi guía!" porque en política, la dimisión de jefe es una oportunidad para el resto.

Lo de "con ocho basta" también me llamó la atención. Lancé la pregunta en FBK, en Twitter y en una comida familiar: nadie sabía nada. ¿por qué creer que lo dijo?, me preguntaron.

¿Y por qué creer que se va?, me pregunto. No será porque lo haya dicho, no será por el valor de su palabra...

Un abrazo

Mª Asunción Balonga Figuerola dijo...

No se ha ido, lo han echado.
Entre tanta puñalada, no ha lugar para lágrimas ni de cocodrilo.
Con Dios y viento fresco.
Un saludo cordial, José Antonio

Asun

Maribeluca dijo...

Quitando a Pepiño, que es probable que comparta su destino, los demás suspiran de alivio tras la defenestración, que es exactamente lo que ha sido...pero también queda patente, que el bien que desean para ellos, no lo quieren para los españoles que aún lo hemos de aguantar como un Vía Crucis...ni imaginar quiero los mondongos que aún nos puede dejar tan nefasto sujeto antes del mutis.

Jose Antonio dijo...

La antigua Roma padeció "el año de los tres emperadores" a nosotros nos queda el año de los tres presidentes- ZP,Chacón y Perez.
Un abrazo

Aitor Mento dijo...

Poco se muere en el alma, cuando un ombligo se va.

Natalia Pastor dijo...

No se va, lo echan a empujones sus propios conmilitones que lo ven con un lastre, acosado por las actas de la claudicación con ETA, con el espectro del Faisán acechando en cada esquina, asfixiado - como el propio país-, con cinco millones y medio de parados que lo señalan con el dedo,con el pacifismo de salón hecho trizas mientras estamos en una guerra en Libia.

Se va como aquel caimán y no para Barranquilla, si no hacia el oprobio de ser el Presidente más nocivo,lesivo y dañino que jamás haya tenido España.

Candela dijo...

Ya lo decía su correligionario cuando escribió "El Maquiavelo de León"..el día que caiga no habrá una sola mano que se le tienda, entre los suyos se entiende. El ha ido dejando a su paso cadáveres políticos, y los que le quedan, que aún no está muerto.

Navegante dijo...

UUUUUHHHH....UUUUHHHH....FUERAAA!!!! no os lo vais a creer, pero la primera vez que lo vi supe inmediatamente que este señor era tonto, lo digo en serio, se lo leí en los rasgos faciales y en esa mirada vacua, sabia que arruinaria España de inmediato y así se lo comunique a un buen amigo que me tomo por augurero mal intencionado.(mi amigo era y he de subrayar era, socialista)


un saludo

Juante dijo...

Hay como una especie de tranquilidad en el ambiente, tras la gran noticia. En realidad, el insufrible bobo solemne ya se había batido en retirada tras la victoria de España en el Mundial, que quiso apuntarse como propia, dada su portentosa desvergüenza. Pero se quedó out antes del verano: sus permanentes mentiras y palos de ciego eran insoportables. Sin duda, el peor personaje que ha detentado la presidencia del gobierno español. Un mal viento, como diría un portugués.

Myriam dijo...

Cuando escuché la noticia, pensé en lo contento que te pondrías..... NO me equivoqué. jejeje

Saludos

DORAMAS dijo...

Está muy claro que aun no se ha ido y opino que a la vista de todas las cosas que han dicho en estos siete años y que al poco tiempo han dado marcha atrás, pues que no me creo nada. Ahora bien los navajazos que se están dando entre todos ellos, es para publicarlos, si los viéramos. Pero a medida que pases los días, veremos enfrentamientos entre todos ellos. Por mi como si se matan, que por lo menos algo de tranquilidad ganaremos.

Señor Ogro. dijo...

Nada ha cambiado. Zapo sigue gobernando. ZApo sigue al frente del PSoe. ZApo estará un año más. Zapo seguirá haciendo de las suyas durante todo ese tiempo.

Y lo que es peor, aunque Zapo se vaya, el zapaterismo continuará ahí, y es que no olvidemos los presidenciales del PSoe por ahora, son todos zapateristas.

Dios y las urnas nos asistan, nadie más lo hará.

Misón dijo...

me preguntó en qué cambian las cosas si se va. Lo hecho, hecho está. Lo que ha de venir será también criticable. No quiero un gobierno que nos manipule sino un gobierno que nos oiga y atienda nuestras necesidades, pero eso nunca sucederá, política y corrupción van de la mano.

Marina-Emer dijo...

Con todo mi cariño muchas gracias por
La visita,yo no entiendo de politica escribo
Poesía y tu blog lo
Leo pero al no entender ...
Recibe mi abrazo
Feliz semana
Besos
Marina

el burladero dijo...

Que me boy me boy, pero que no me boy ¡Que se vaya de una vez! y nos deje tranquilos, que le ha crecido mucho la nariz para seguir mintiendo.....

Macarena dijo...

Y ¿se fijaron ustedes en la cara de alegría de “la” Chacón? Jamás se le había visto con tan magna sonrisa ¿por qué sería? La impresión que dio la reacción de todos los miembros del Comité Federal, es que estaban TODOS deseando que se marchara ese candidato. No creo que siga mandando en el partido, no creo que continúe con el poder que tiene actualmente. TODOS son conscientes de que deja un país destruido y sus comunidades por los suelos. Qué se lo digan a los andaluces. Saludos.

Neo... dijo...

josé Luis ha dicho que se va, pero no se ha ido.

Como cumpla igual todas sus promesas, tenemos José Luis para rato.

Si no lo evitamos, claro.

José Antonio del Pozo dijo...

-Winnie: pos eso.Un abrazo
-Juan Carlos: bien recordado
-Javir: es verdad, paroles, paroles, faroles
-Asun: lágrimas de cucudrulo zetepeico. Saludos
-Maribel: mondongos, eso es

José Antonio del Pozo dijo...

-Jose Antonio: muy buen apunte romano
-Aitor: ahí, ahí le duele
-Natalia: nefasto, ok
-Candl: es verdad, y los que le quedan
-Navegante: que lo calaste, vamos. Saludos

José Antonio del Pozo dijo...

-Juante: un mal viento, me gusta esa expresión, gracias por dejarla
-Myriam: ya ves, sin él no soy nada
-Doramas:sí, que no salpiquen, al menos
-Señor Ogro: zetapeísmo sin fronteras, un mal viento
-Misón: pues que sea la menor corrupción posible
-Marina: gracias a vos

José Antonio del Pozo dijo...

-el burladero: a napias le gana el de los concetos, ¿no?
-Macarena:ojalá los andaluces lo tengan muy claro. Gracias. Un abrazo
-Neo: llegará a la meta final como el día del footing en Seúl, en mallas