Páginas vistas en total

miércoles, 15 de agosto de 2012

En días como este


   


   Vale, chica soñada, ya se han ido todos. A sus paellas, a sus playas, a sus fiestas varias. A solas tú y yo. Mi soledad y tu alegría. Mi miedo y tus labios, mi mano y tus libros. Y las avenidas deshabitadas y en paz. Hay un viento que es vainilla. Hay una luz que no hiere. Hay un pan que huele a flan. ¿Sabes? Esta mañana los perros no me ladraron. Y este cielo que parece nunca visto, de reluciente que salió. Todo te convoca, entonces. Déjame llegar a ti, déjame hablar contigo, déjame tomarte el pulso, deja que acaricie tus sienes, que rodee tu cintura, que te hable al oído desde los flancos, que dibuje mis iniciales en tu espalda interminable, esa arena sólo nuestra. Déjame sobre todo que amanse a ciegas tu pelo entre mis dedos. Frente a frente los dos. Solos tú y yo. Más la música que te brota a cada vuelta de la risa. Es hoy el día. Soplemos las sílabas armónicas del idilio. A trasmano de las muchedumbres, por atajos de ilusión, por senderos que marcan cataratas de estrellas no inscritas en los mapas, atraviesa los cielos, surca los vientos, traspasa las lindes, chica soñada, y comparece ante mí. Tengo algunos besos que decirte. Tienes muchas cosas que contarme. Si tú estuvieras aquí. 

    
Post/post: gracias a Winnie0, a Hawai05, a Juante, a alp -a sus fotografías hermosísimas-, a Anónimo, a NVBallesteros, a MAMUMA por dejarme sus palabras en días como este, por bloggear a mi lado, GRACIAS.

6 comentarios:

hawai05 dijo...

amigo no me des las gracias te las debería de dar yo a ti por permitirme beber de tu prosa
un abrazo

Juante dijo...

A veces, la chica soñada aparece. Me pasó esta mañana como por ensalmo. Vino a pedirme un "destapador" (sin coña) para su vino. Y es que era porteña la muy buenorra rubia de carne y hueso de mi pasillo oscuro y lo que quería era descorchar una botella. La próxima, la botella la pongo yo, aunque sea en un blog, que todo se pega en este mundo virtual, je je...

Saludos

Winnie0 dijo...

Pero ¡cómo puedes escribir tan tan bonito en prosa tantas veces!!! Regalanos más este don que tienes José Antonio Un gran beso

Purificación Fernández Guijosa dijo...

No me equivoqué,"Neruda de la prosa"..

A dijo...

Buenos días escritor:

No me resisto a contarte la anécdota de hoy. Impagable.

Estoy el en trabajo muy atareada y hacendosa con el teclado y la pantalla del computer. Entra mi compañera, llamémosle K, y me dice que ayer estuvo viendo ¨Love Actually". Otra compañera, llamémosle L, se la había recomendado con gran pasión (es que a L le gusta mucho Colin Firth).

Empieza K a contarme sus impresiones sobre la película y , mira por dónde, me dice que su historia favorita es la de los actores de prueba...sí, sí ..esos de los que hablas tú en tu post "Entre las piernas del amor". Yo la escuchaba y no me podía creer cómo coincidía en todo lo que tú describes, así que le he dicho: "Te voy a leer un post de mi amigo el poeta y vas a ver cómo coincidís en todo."

Hemos leído tu entrada juntas y en voz alta. K no se lo podía creer, se ha quedado enamorada de las palabras que usas (ya le gustaron tus poesías mucho, sobre todo la de Noviembre) y me ha dicho: "Por favor, envíame el enlace a este post".

Dime escritor ¿es casualidad o causalidad?.

Buen día
( Por cierto, esta entrada de aquí....I really love it)

A

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, A: jejejé, qué buena historia, en fin, es muy emocionante. Y qué bien la cuentas! "Hemos leido tu entrada juntas y en voz alta", uff, la piel en puntas al imaginarme eso. Hilos invisibles que la ciberesfera hilvana y anuda. Gracias por acordarte, por escribirme. Celebro ese really love. Buen día, E