Páginas vistas en total

domingo, 12 de agosto de 2012

Reivindicación de Marta Domínguez y denuesto de Rubalcaba


   
    Vale, sólo pudo llegar la duodécima. ¿Y qué? Ya el meterse en una final olímpica, para todo aquel que sepa calibrar la valía de las cosas, es todo un triunfo. Es posible que ella, campeona mundial, mejor que nadie supiese lo que podía o no exigirse en estas Olimpiadas. Puede que sobre todo haya querido ella dejar el testimonio y la rúbrica de su honestidad deportiva en el preámbulo de la despedida a su gran carrera, un íntimo grito por su inocencia: he vuelto a alcanzar una final, me despido en la pista, peleando entre las mejores del mundo, no en el entredicho de unos tribunales.
   Se le hizo pasar un calvario. Estaba además entonces embarazada. Sólo poco más de un año hace de su vía crucis. Por fuerza tiene que desestabilizar eso al máximo a un atleta. Fue la suya una detención televisada, pues de forma increíble –o demasiado creíble para los usos habituales del Poder- se había avisado con antelación a las cámaras. No sólo eso, las televisiones públicas envolvieron, entre las de la detención, imágenes de otros registros y requisas de sustancias prohibidas como si fueran de la casa de Marta.
   
    Necesitaba en esos días el señor Rubalcaba como fuera cambiar la agenda de la Opinión Pública, copada por los datos mareantes del desempleo. Se ocupó personalmente él de anunciar la buena nueva (ver sólo el primer minuto del video): “Todo el mundo sabe que el atletismo es un deporte que practiqué hace mucho tiempo, que amo y que sigo especialmente… y desde el punto de vista personal es una pésima noticia que me ha afectado profundamente… y que sería terrible que el trabajo de miles de atletas se manchara porque unos pocos, aunque sean importantes, hagan trampas…”.
   Marta Domínguez militaba ya en el partido de la oposición y con esta, hipócrita hasta la náusea, ceremonia apuntaba el Vicepresidente todos los cañones del Poder contra una atleta. En los días posteriores las explicaciones de la propia interesada no resultaron a mi juicio del todo convincentes, aunque al final de la investigación la Justicia dejó tan tremendas acusaciones gubernamentales en nada, y es claro en democracia que es quien acusa el que debe demostrar los cargos. ¿Pidió públicas disculpas Rubalcaba,  tan tan “afectado” el día de autos, tan amante del atletismo él, a Marta Domínguez por su absolución?
   
    Tampoco demandó ella públicas responsabilidades por el quebranto sufrido, por el durísimo golpe a su trayectoria e imagen infligidos, asunto este que en EE UU le hubiese valido obtener una millonaria indemnización y el seguro procesamiento de algún responsable público. Es cierto también que Marta Domínguez no es una “política” y que prefirió el silencio a entrar en un juego cuyas claves  ni domina ni le interesan, que le hubiera alejado de lo que constituye su vida, el deporte, en la más clara antítesis de Rubalcaba, perito superviviente a todas las corruptelas socialistas habidas desde el Pleistoceno, tan devoto del juego limpio él.
   Por eso, para mí, la férrea voluntad de Marta Domínguez de sobreponerse al mazazo, de seguir entrenando y sacrificándose, de querer y poder ir a las Olimpiadas, de ganarse allí con uñas y dientes la clasificación para la final, es la más que elocuente respuesta pública de una simple atleta al Vicepresidente que quiso en público, porque venía bien a su egoísta interés partidario, triturarla: A pesar de que fui ya campeona mundial, a pesar de que soy ya mayor, a pesar de que no lo necesito, corro, entreno, me sacrifico, me meto en la final de las Olimpiadas. Soy limpia. ¿En qué pésimo negocio anda Usted, Señor Vicepresidente? 
  


  
Post/post: gracias a Anónimo, a El Fugitivo, a Winnie0, a Juante, a Bego, a Jose Antonio por dejarme sus atinadas palabras y reflexiones sobre los JJ OO, que hacen más completo y fecundo el blog, por bloggear ayer a mi lado, GRACIAS.

7 comentarios:

hawai05 dijo...

JOSE ANTONIO AMIGO MIO
Este pobre hombre , anda metidos en negocios tan honorables y olimpicamente reconocidos como
cien metros escucha , asalto de sedes en modalidad 11-M , corrupción policial y tiro al faisán en foso batasuno
espero haberte sido de ayuda para que no ataques mas al pobre vejestorio y le dejes tener un jubilación feliz en prado soleado

tecla dijo...

No os preocupéis que por desgracia para todos nosotros los hechos harán cambiar la opinión pública.
Ojalá cumplieran el programa anunciado y estuviéramos en el camino, pero el camino que nos muestran ya sabemos adonde nos lleva.
Pobreza y miseria.
Todo lo demás son cuentos chinos. Me importa un bledo.

MAMUMA dijo...

Realmente fué un montaje de cojones.

Hacia el colapso. dijo...

El " delito " de Marta Domínguez es ser pepera.

Del faisán Rubalcaba, qué decir: portavoz del gobierno del GAL, responsable del caso Faisán, pillado espiando y corrompiendo en el caso Interligare.

Este tío está metido en todas las cloacas del poder cuando la secta P$O€ manda, tiene más antecedentes que El Lute.

Un saludo.

Winnie0 dijo...

Bravo por el esfuerzo de Marta!!! Un besito (del otro tipejo me olvido...)

misael dijo...

JA,

Totalmente de acuerdo.
¡ Cómo será/estará España que tiene como jefe del principal partido de la oposición a Rubalcaba !
Qué morro tiene este tio, y además va dando lecciones de moral.

Saludos

Euclides dijo...

Parece mentira que a estas alturas todavía no sepamos quien es Rubalcaba. Lo de Marta Dominguez con ser grave no es nada comparado con otros casos pendientes. ¡Qué no sabrá Rubalcaba del atentado del 11-M en el Metro de Madrid…..!