Páginas vistas en total

lunes, 24 de junio de 2013

50 Sombras de Rubalcaba&Rajoy

     


   En ese juego de sombras chinescas sobre la Pantalla –ahora la guerra, ahora el amor- en que a menudo consiste la contienda política, a veces  abundan entre los protagonistas de esas oscuridades, como en la literatura que hoy triunfa, las contorsiones subiditas de tono. Así, ahora mismo, tanto monta Rajoy sobre Rubalcaba, como monta tanto Rubalcaba sobre Rajoy, que es que hay que verles la comunión que últimamente se traen. Diríase que entrambos, tras un toma-y-daca-pan-con-tumaca  brutal, háse fraguado un Pacto, una tregua; que tienen ellos un plan que les tiene hechos un flan. Véase si no la anticipada alegría con que se husmean ellos las partes nobles.
   
  Ha pasado Rubalcaba, agitadísimo en brazos cortantes, de exigir  la “inmediata dimisión de Rajoy”, a merendar saladitos a media tarde en plena paz y armonía de abrazos en el Palacio de la Moncloa con el señor registrador venido a más. Entre medias se conocieron las encuestas de intención de voto que, en favor de otros partidos, a ambos protas dejan por los suelos. Como en el boxeo los púgiles exhaustos, han decidido ellos abrazarse el uno al otro antes del doble k.o., que en política es el caos. Se trata también, un poco amancebados el uno sobre el otro, de proyectar otra imagen mutua más favorable ante el público, que no juegue siempre a favor de las fuerzas emergentes.
    
   No estaría mal, a mi parecer, cierto acuerdo básico entre los dos grandes partidos sobre las cuestiones esenciales. Siempre, claro, que esa unión, como entre las parejas que se quieren, fuera sincera y verdadera, y que así pudieran comprobarlo de cerca la mayoría inmensa de los ciudadanos. A la luz del reciente proyecto gubernamental sobre la reforma de las Administraciones públicas ofrécese una magnífica oportunidad para poner a prueba la pujanza real  de ese pretendido acoplamiento. Y es que, en efecto, para que sea la reforma de verdad efectiva en momento tan crítico como el presente se necesita, más que el agua, la coincidencia de los dos grandes partidos, es decir, de sus starlettes. Con no cierta solemnidad de redoble de tambores la Vicepresidenta Soraya ha proclamado al respecto que “ha llegado la hora del sacrificio de los políticos”. 
  
   Señalémosles entonces, desde este mísero blog, sólo algunas urgentes posturas que, si quieren ser creíbles, ha de superar el frenesí amatorio de ambos protagonistas:
   
  -liquidar más pronto que tarde las Comunidades Autónomas Uniprovinciales y el suicida despilfarro que de toda esa monstruosa superestructura dimana.
   -limitar el estipendio de los senadores a unas discretas dietas por asistencia a cada sesión, y punto Senado.
    -ídem al respecto de los famosos “asesores” –estos sí que hombres en la sombra que “entienden”- para todos los cargos y niveles de la Administración pública
    -acabar de un plumazo con el vitalicio pastizal, ese insultante maná de sinecuras, que sobre los expresidentes de las Comunidades autónomas recae como si fuera esto Hollywood.
    -en fin, un inequívoco compromiso en sancionar  los perversos casos de corrupción que como rijoso prurito por todas partes nos turban en demasía.


   Háganlo y pensaremos entonces que estas sombras de Pacto ahora, Rajoy sobre Rubalcaba, Rubalcaba über Rajoy, son algo más que unas falsas nueve semanas y media, algo más que las posturitas de un best-seller engañabobos. 



LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

3 comentarios:

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Juan Carlos dijo...

Pero ¡qué cosas dices! ¿Quitar las uniprovinciales? ¿La Rioja, Cantabria, Murcia?; Madrid, no sé si la quitarían por lo de la capital y por lo de sus 6.000.000 de habitantes; ¿y qué hacemos con sus presis, vicepresis, consejeros y diputados? ¿al paro con ellos? y ¿lo mismo con los del senado? ¿reducir asesores áulicos? ¿quitar los sueldos de los expresis autonómicos? pero ¿no te das cuenta de que tendrían que buscarse un trabajo para vivir? ¡HOMBRE DE DIOS! ¿Cómo se te ocurren tamaños disparates antipatriotas?
Salu2

Napo dijo...

Ni los que están arriba mandando(PP-Psoe)me engañan y los que quieren llegar a mandar tampoco. Es el sistema lo que falla.

No hay que cambiar la Administración, hay que cambiar la C.E. De ella vienen los males.

La C.E. es la de esas casas viejas que para colmo construyeron malamente, y que hoy en día es más barato, seguro y eficaz derribarla y en el solar hacer algo nuevo evitando los errores que antaño se cometieron.

¿Por qué sólo las Uniprovinciales? Es la primera vez que oigo eso.