Páginas vistas en total

lunes, 10 de junio de 2013

Lágrimas de Nadal bajo la lluvia

     


   Doblegó Rafael Nadal en un partido sobrehumano imposible de olvidar a Jokovic. Con su descomunal gesta hizo derramar lágrimas a su tío Tony, su alma mater, que apenas pudo articular “es un milagro” ante los periodistas y luego desaparecer. Apabulló más tarde en la final  al noble David Ferrer. Se vió a Nadal ayer en París, reinante por Octava vez sobre la tierra batida, cuando escuchaba el himno, ganado por una emoción de una hondura casi dramática. Se le acercó luego el periodista de Tele 5 y, encaramado a una alegría adolescente, le preguntó casi afirmando que cuántos Roland Garros más podíamos esperar de su mano. Se dio de bruces con un Titán que, a pesar de estar paladeando las mismas mieles del triunfo, de golpe hubiera madurado y de golpe hubiera tomado conciencia y dolor tanto de la terrible dificultad de la empresa, de lo ya conseguido, y de la irremediable fugacidad de las personas y las cosas. 

     -¿Cuántos más? Puede que ninguno… puede que dos más, la verdad es que no tengo ni idea.

  
   Se lo dijo además con una seriedad casi amarga en el tono. Vimos de súbito, en la hora de la victoria indescriptible, a un Campeón adulto, es decir, más sabio, más conocedor de los límites humanos, más colmado de una alegría muy profunda, casi dolorosa, la que nace al saborear lo que acaso será imposible repetir, más grande y humano aún por todo ello.

El vértigo del puma
La garra  de la pantera
El coraje de un tigre
El pundonor del Viento 
El batallar de un Aquiles
El tesón del elefante
El corazón de un león
La rabia del navajo
El coraje incontenible
de un Hijo de la Selva
que entre ellos hubiese nacido
amamantado con ellos
a su misma sangre aliado,
que su impenetrable fuerza contuviese,
esa jungla que en su pecho brinca
y que a su lado ruge
a cada nueva victoria.

Oh, Nadal, hijo único de España,
indómito Titán nuestro,
cómo mil veces dibujarte
cómo celebrarte
cómo agradecerte
si sólo con palabras
flores mustias
muletas gastadas
juguetes viejos
para  cantarte contamos.
Cómo pueden salvo en sueños
dar las hormigas cuenta
de la hazaña de un ciclón
que de sólo una raqueta
brota, brilla y se alimenta.
Un Universo limpio
una música nueva
una playa nunca vista
compondríamos con las manos
para ti si pudiéramos.

Oh, Nadal, héroe de nuestras vidas,
recoge la Copa marsellesa
escápate a Lesotho
trepa la Gran Roca
convócales allí a todos
a los lobos, a los depredadores felinos,
a los gorilas y a las hienas,
a las águilas y a los caimanes,
iza el Trofeo para ellos
elévalo hacia la Luna golosa
que retumbe la Selva en tu honor,
que todos los españoles
ya te llevamos preso
presos de ti también
en lo más dulce del corazón. 




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen de la obra en post del 27-1-2013 y 1-2-2013)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

10 comentarios:

o blog de xesús lópez dijo...

Bravo Nadal! Y ¡Viva España!. Desde Galicia.

alp dijo...

Siempre nos quedará Nadal...un abrazo desde Murcia...

Cati Serra dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
José Antonio del Pozo dijo...

Cati: o sea que "Usted como mallorquina se ve en la obligación de explicar... del bestia Nadal...", pues sí que tiene mérito lo suyo, de veras. Usted tiene escritura para mantener siete blogs al tiempo, qué mallorquina, qué obligación. Bravo por Usted

César dijo...

Nadal ha sacrificado su infancia en pos de una ilusión, y la ha conseguido. No es un científico, pero no deja de ser digno de admirar y un espejo que crea afición por el deporte. Tampoco eran científicos Napoleón, ni Atila, no Carlomagno, sino conquistadores. Salva salvandi, Nadal, espero, creo y deseo, limpiamente, está haciendo más por la marca Hespaña, como algunos gustan llamar, que cualquier otro estamento oficial. No todo en la vida ha de ser serio, científico y liberal-trepa, sino que ha de haber espacio para el ocio y el divertimento y Nadal es el mejor en proporcionárnoslo. He tenido la suerte (aquí llega la presunción) de conocerlo personalmente y puedo comentar que su círculo familiar es la mejor protección contra tentaciones ventajistas en la competición.
Entiendo que no ha sacado a nadie de la miseria el domingo, pero pudo haber repartido orgullo por las cosas bien hechas, espíritu de sacrificio para conseguirlas y esa constancia y fuerza de voluntad que tanto se echa en falta hoy en día en la juventud.
Amén.

María dijo...

Me encanta Nadal, con esa imagen de sencillez y cercanía alejado de todo divismo.

Por cierto, "cosas veredes Sancho que farán fablar las piedras". Dicho lo cual, ¡Viva España! (Baleares incluidas).

Besos

Napo dijo...

Sé poco de deportes en general, y nada de tenís en particular.

Nadal es nada más ( en lo tiempos que corremos¡nada menos!) que la conjunción del esfuerzo y la constancia, junto con el bien saber llevar deportivo de su equipo preparador y ese punto que Dios regala y algunos saben aprovechar.

No soy Nadal, pero viendo hoy a mucha gente con las que de zagal jugué, sólo puedo justificar la diferencia de salud y de poder adquisitivo por las diferencias en el esfurzo para conseguir una y otra cosa. Y claro, ese puntito de capacidad y suerte que Dios reparte con su micro cuantagotas.

Antonia F. dijo...

D. José Antonio, muchísimas gracias por su bellísimo escrito de "Lágrimas de Nadal bajo la lluvia". Nuestro querido y admiradc Rafa se merece todo el reconocimiento del pueblo español y ya no digamos del mallorquín.
Yo también soy mallorquina y por eso no quiero que nadie hable por mí. Por eso, quiero decir que yo SI me emociono ante las lágrimas de nuestro Campeón cuando suena el Himno Nacional.Yo SI me emocioné cuando saltó las gradas para abrazar a los Príncipes.Yo SI veo al Rey de España como el Monarca de todos los españoles y que, precisamente por elegir Mallorca para sus vacaciones, esta isla le debe mucho más de lo que le demostramos, pero ya se ha dicho que ahora hablamos de Nadal : GRANDISIMO ,como deportista y como persona... humilde ( del que muchos deberíamos aprender)... que nos hace vibrar y disfrutar hasta el máximo con su increíble tenis . Nadal, con su orgullo de ser mallorquín y español. Gracias por ser como eres y que Dios te dé salud para seguir haciéndonos disfrutar hasta el límite. Te queremos, CAMPEÓN.

Antonia F. dijo...

D. José Antonio, muchísimas gracias por su bellísimo escrito de "Lágrimas de Nadal bajo la lluvia". Nuestro querido y admiradc Rafa se merece todo el reconocimiento del pueblo español y ya no digamos del mallorquín.
Yo también soy mallorquina y por eso no quiero que nadie hable por mí. Por eso, quiero decir que yo SI me emociono ante las lágrimas de nuestro Campeón cuando suena el Himno Nacional.Yo SI me emocioné cuando saltó las gradas para abrazar a los Príncipes.Yo SI veo al Rey de España como el Monarca de todos los españoles y que, precisamente por elegir Mallorca para sus vacaciones, esta isla le debe mucho más de lo que le demostramos, pero ya se ha dicho que ahora hablamos de Nadal : GRANDISIMO ,como deportista y como persona... humilde ( del que muchos deberíamos aprender)... que nos hace vibrar y disfrutar hasta el máximo con su increíble tenis . Nadal, con su orgullo de ser mallorquín y español. Gracias por ser como eres y que Dios te dé salud para seguir haciéndonos disfrutar hasta el límite. Te queremos, CAMPEÓN.

Mercedes Nacenta Larrey dijo...

Precioso y emotivo relato. Escrito desde el corazón. Me he emocionado tanto como cuando vi a este Campeón de la raqueta y de la sencillez llamado Rafa Nadal. Un Español que se emociona al escuchar el himno de todos nosotros, moleste a quien moleste. A mi me enorgullece. Un abrazo de una seguidora.