Páginas vistas en total

miércoles, 26 de marzo de 2014

Artur Mas, también el muerto en el Entierro



   Aprovecharse, como hizo Artur Mas, incluso del cadáver aún caliente de Adolfo Suárez, presidente del gobierno de España, para, ante todos y en la sede misma de la soberanía nacional española, reivindicarse en el propio separatismo, que precisamente persigue el despedazamiento de España, constituye una de las estampas de la más grosera desvergüenza que jamás soñamos poder ver.
     
   En su maníaca busca de Superhombres a los que asociar su mediocre Figura (que si Gandhi, que si Mandela, ahora Moisés, luego Luther King, ayer David ante Goliath…) picotea ahora Mas con impudicia desconocida el cuerpo yerto de Adolfo Suárez para intentar travestirse con su ya mítica valía. Es desde luego para pellizcarse –viniendo de hacerle ayer gracietas y parabienes al empresario separatista que le negó la mano al Príncipe- ante jeta tan dura así explayándose… ¡en el mismo velatorio!:
   
    “Los valores, la forma de ser, que inspiraron a Adolfo Suárez tienen plena vigencia… seguramente se echan algo a faltar… restableció la Generalidad antes de que se aprobara la Constitución española, antes… quién lo ha visto, quién lo ve…  Tuvo audacia, coraje político, coraje personal y mucha generosidad, miró más por el bien común del conjunto del Estado y del país que por su bien personal y el de su partido… nunca miró hacia otro lado, miró de cara, se enfrentó a los problemas… hizo mucho y en muy poco tiempo, aunque en aquel momento y durante muchos años no se le reconociera plenamente… se atrevió, actuó con gran valentía, arriesgó, ganó y se quemó, o lo quemaron. Gente con esta visión y con este sentido de Estado hacen especialmente falta”.

       
   Sólo un muy pobre hombre puede conducirse con tan patética desfachatez delante incluso del hoyo que es siempre un cadáver. De entre todos los políticos en activo, sólo Artur Mas, ese zombie al bollo de su paranoico monotema, es capaz de apuñalar, incluso muerto y antes de que su cuerpo definitivamente se enfríe, el constructivo sentido que le dio a su vida Adolfo Suárez. Desvergüenza y usurpación, sí. Ojalá nunca tengamos otro Artur Mas.



 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

CLAVE dijo...

Que asco me da esto que esta pasando, y mas que viene de largo dejando pasar colegios, television, lengua, ahora quien los para algo que habia que haber parado por anticonstitucional hace años, si ya tienen una generacion educada en contra de España..saludos..

Winnie0 dijo...

Creo que aquel momento no era más que adecuado para alabar al fallecido que yo personalmente creo que ha sido un personaje humano y político muy grande. Respecto a Mas José Antonio......¡fuera de lugar!! Un abrazo