Páginas vistas en total

miércoles, 27 de junio de 2018

Sintonizando en la noche


    


   Llega a casa. Diez y algo de la noche. Se cambia de ropa. Toma de pie en la cocina un poco de queso y un melocotón rico. En el salón enciende luego la tele, claro. Quiere echarle un ojo a un par de tertulias y a una peli española, “Guerreros”, que ha visto anunciada ayer. ¿Ehhh? La pantalla en negro y un recuadro en blanco: “SIN SEÑAL”. ¿Ehhh? Primeros toqueteos a varios botones del mando a distancia. Misma respuesta: “SIN SEÑAL”. Al cabo de unos quince minutos comprende algo: vete a saber por qué diablos, se le han des-sintonizado todos y cada uno de los canales. Primeras palabras gruesas explotándole entonces en los labios. Ponte tú ahora, ahora, a sintonizar canales. Y cómo se hace eso. Y dónde andará el manual. Pues en el cajón, bobo, dónde va a estar. Puede comprender a Hölderlin en su idioma, pero de lo que pone en los manuales, ahora lo constata de nuevo, jamás entiende ni papa. Tenso manoteo de hojas para acá y para allá, salpimentado de segundos y más encrespados juramentos.  Le da a los botones del mando al azar, con rabia aún contenida, a ver si suena la flauta, no sin temor también de que allí mismo la tele, sometida a órdenes tan imperiosas como contradictorias, le explote en la cara y tenga que ver como el piso se le pone en llamas. Nada. Pantalla en negro. SIN SEÑAL. Vuelta al manual. Tras otros quince minutos, eureka, las Instrucciones para la Sintonización Automática de los canales. Que hay que entrar en el menú, en Configuración, en Búsqueda de… Lentísimamente, como pisando huevos en vez de teclas, con torpones retrocesos, como en un pésimo ritual iniciático a la vez, va haciendo lo que desde la pantalla le ordenan… ¡Le reclaman ahora un código secreto, sin el que no podrá continuar la movida prometida! Pero esto qué es. Y él quecoj sabe de ese código. Pone el que usa para el ordenador, a ver si la inteligencia natural de la Telemática sirve para algo. Nada. CÓDIGO NO VALIDO. Prueba con los números de su año de nacimiento, con otras combinaciones usuales. CÓDIGO NO VÁLIDO, a cada intento. Terceras y más rudas blasfemias de su boca derramándosele a chorros ahora. Como en los tebeos, se le enciende una bombilla. ¿No será… 0-0-0-0? Sin esperanza inserta los cuatro roscos… ¡SÍ! Oé-oé-oé-oé… oé-oeeeé. Hala, ¡a sintonizar! Siete minutos después, -¡cuarenta y un canales de televisión!, ¡hízose la luz!, y qué bonita cualquier imagen ahora, hasta las del Tarot y la Teletienda, que un piso con la tele a oscuras sin quererlo es un hogar en el que falta la lumbre-, llevado por la euforia, no le da a GUARDAR, por lo que tiene que, en vilo, repetir el Proceso. En fin, quince minutos más tarde están todos los canales ya a tiro de su mando, sólo que sin orden ni concierto. No, ese pandemónium no puede ser. Nueva vuelta al manual. GESTOR DE CANALES. Seguir todo ese engorroso y demoradísimo procedimiento de botones y más botones. Una hora después, agitado, sudoroso, ¡fatigado!, vale, pero con su mundo ya ordenadito y en calma: en el 1, la 1, en el 2, la 2, en el 3, Antena 3, así hasta el último. Mira el reloj, la una y cinco. Se repanchinga sobre la mecedora. Qué paz ahora. Lo consiguió. Se siente útil, joder. ¡Si es capaz de hacer algo práctico! ¿Los debates, los “Guerreros”? Dónde andarán ya. Diez minutos más, como de festín en autohomenaje, embelesado con las preces de una polícroma tarotista acatarrada en pleno verano, qué falta de previsión, por Dios. Hala, ya puede apagar e irse a la piltra. Pero qué bobo es. Y eso, que mañana será otra noche.      



SOY ESCRITOR ¿BUSCAS UN BUEN LIBRO? LO TENGO:
“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, en muchas de sus vertientes, cimas y simas, con la emocionante recreación de las más perturbadoras encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. Pídemelos aquí o escríbeme a  josemp1961@yahoo.es   Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN  la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas, una OFICINA DE CORREOS, por ejemplo) de España que desees; 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.

2 comentarios:

E dijo...

Hola escritor.

Qué sepas que me he reído mucho. Y vuelvo a leer la entrada y me vuelvo a reír. Y muchos habrá que se vean retratados hoy por ti. Te lo aseguro.

Gracias por tu sentido del humor.

Buena y calurosa noche.

E

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, E. Gracias. Valió ya la pena escribirlo entonces. Gracias siempre a ti. Buen día, E