Páginas vistas en total

viernes, 26 de octubre de 2018

Esas pequeñas cosas





  ¿Sabes? Ayer una buena amiga aquí, tras encargarme mis VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA, además de las educadas cortesías de rigor –tan raras hoy en la vida y en las redes-, como quien no quiere cosa simplemente me añadió:


 “Gracias. Estoy DESEANDO LEERLO”.

 ¿Cómo?, lo pensé bien luego. ¿Una persona, a las alturas de estos 2018, de su alud diario de imágenes chocarreras, expresándote –sin ninguna necesidad de hacerlo- su verdadero afán por leer un LIBRO, hecho sólo con palabras escritas, para más inri el tuyo, genuino escritor sin Nombre, a quien por eso mismo tanto le cuesta el asomar un poco la literaria cabeza? 
 Pues estas pequeñas cosas, sabes, son un chute de esperanza escritora para uno, que como decía Pessoa, ¡el propio Pessoa!, “no soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo”. Así es que muchísimas GRACIAS, A.


SOY ESCRITOR ¿TE LEERÍAS UN BUEN LIBRO? LO HE ESCRITO. ¿TE GUSTARÍA REGALÁRTELO O REGALARLO A UN SER QUERIDO?

“VEINTE RELATOS DE AMOR Y UNA POESÍA INESPERADA”. 12 euros, envío incluido. 165 pgs de SENTIMIENTOS, HUMOR Y AVENTURAS acerca de la condición humana enamorada… y desenamorada, con la recreación de las más emotivas encrucijadas a que nos arrojan los sentimientos inevitables. Personalmente dedicados. PÍDEMELOS aquí o, SI LO PREFIERES, escríbeme a mi correo josemp1961@yahoo.es Es muy sencillo. 12 E por correo ordinario, envío incluido, a la dirección (PUEDE SER TAMBIÉN la del trabajo, o la de un establecimiento público que conozcas, una OFICINA DE CORREOS, por ejemplo) de España que desees. 15 E por correo certificado. ¿PREFIERES CONTRA-REEMBOLSO? Escríbeme aquí y te informo sin compromiso.

2 comentarios:

Chela dijo...

La suma de las pequeñas y gratificantes cosas de cada día es la que puede cimentar nuestra felicidad, porque raramente nos sucederán hechos extraordinarios y significativamente dichosos. Supone pues sabiduría el saber percibir y saborear el rico contenido de felicidad que esconden las pequeñas cosas e su interior.
Un afectuoso saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

Toda la razón. Coincido plenamente contigo. Gracias, muchas gracias por tus palabras aquí, por tu aliento a lo mío.