Páginas vistas en total

jueves, 26 de marzo de 2020

Máscara, mascarilla




   Parafraseando a Ortega y Gasset, -Ortega y Virusset aujourdhui- diríamos alora que yo soy yo… y mi mascarilla (la que, por cierto, no tengo). Con ella a cuestas, o con la sombra de su ausencia, a la compra, a la farmacia –de dónde desaparecieron-, a lo esencial. Obsérvese que en general la máscara supone comedia y, que de forma bien extraña, descubrimos que su diminutivo, que generalmente implica cariño, arrastra en esto tragedia, y que entre tanta risa –aumenta las defensas, dicen- en medio de las lágrimas –aumenta la humanidad-, a veces nos va pareciendo todo esto tragicomedia. Ojalá llegue pronto el grito de verdad liberador: ¡Fuera mascarillas!

No hay comentarios: