Páginas vistas en total

viernes, 10 de septiembre de 2010

Cuando ZP mandó a Tomás Gómez a... Parla


 



    
Es posible que de economía, de idiomas, de historia, de filosofía, en fin, de humanísticas sabidurías ande ZP un poco PEZ, pero habrá que convenir en que sobre marrullerías políticas sábeselas todas el presidente discutido y discutible. Al dominio de ese exclusivo peritaje eligió él dedicar sus muchísimos años (casi veinte) de diputado mudito. Véase, si no, la reciente defenestración de Tomás Gómez, factótum del socialismo madrileño, a quien ZP en su momento encumbró –era el alcalde más votado del mundo- y a quien ahora, como en los sondeos pintan bastos, hay que descabalgar. Sí, algo de vaquero triste, despelujado y cubierto de polvo, al que el caballo de golpe hubiera tirado por los suelos, hásele quedado incrustado en el semblante a TG.


Se trata de detener la sangría de votos en la capital de la nación discutida y discutible. Si sale bien, se apuntará él el mérito. Si sale mal, como los elegidos son sobradamente conocidos, y hasta de relumbrón, sobre sus cabezas rodarán las culpas del estrépito. Y voilá, ahí tenemos, en pleno ferragosto, al tándem ganador haciéndose miles de fotos en la vía pública –porque ellos no son apparatchiks zetapeicos, qué va, son ellos puritita emanación de la misma calle, hijos del duro asfalto-. El día de la presentación se prodigaban ambos tantos y tan cumplidos arrumacos que parecían prestos a marcarse allí mismo el célebre vals de las mariposas.

Aunque a Lissavetzky, que dijo, como un Iniesta de ocasión, “salir a darlo todo”, no acabara de acompañarle el tipo. Su más acabado perfil es el de ese gris funcionario encargado de poner mil medallas en el que, por indudable mérito suyo, nadie repara. ¿Era necesario, señor Ponemedallas, en presencia del mismo TG, ponerle ya una bien grande a Trinidad Jiménez, su rival? Entre deportistas parecería eso juego sucio, desde luego. Y bueno, veíase a una Trinidad J radiante y hasta pletórica. Y de retórica, pletórica relucía también TJ, por cuanto juró y perjuró a los allí presentes, poniendo a ZP por testigo, que de ella y sólo de ella había sido la bombilla de la idea. Pero la verdad es que debe TJ adorar mucho a ZP, pues cuanto a éste de ella le peta, ella, chupa en ristre, al instante acomete, aun cuando nada al cabo concluya: Iberoamérica, Ayuntamiento de Madrid, Sanidad, Comunidad ahora.

Ironías del manifiesto destino socialista, vése ahora Tomás Gómez como el mismo ZP cuando, siendo sólo mudo diputado, se enfrentó a todo el oficial aparato. ZP habríase mutado ahora –pásmense los cielos- en el mismo F González, que apoyó entonces a Bono contra ZP. Oh, tiempos. Repase, pues, TG cuanto entonces maniobraron ZP y su troupe, despliegue esa misma astucia que a todos los descontentos algo promete, explote a conciencia las querellas intestinas y podrá subirse de nuevo al caballo ganador.

Lo que más sobresale en la jugada zetapeica es el horrísono contraste entre la obsequiosa neutralidad y hasta complicidad con que de un lado ZP respeta y secunda cuanto puedan decidir los socialistas catalanes, y de otro, la obscena intromisión con la que mangonea sin pudor alguno desde sus alturas y desde siempre al socialismo madrileño, a quien por sus más caprichosos designios arrastra como si de doncella por rastrojo se tratara.

De tal suerte que si TG, más que como alcalde de Parla, como legendario alcalde de Móstoles obrara y con coraje denunciara la zetapeica invasión, si como Gary Cooper en Sólo ante el peligro se plantara, es seguro que la mayoría de los socialistas madrileños no iban a consentir el soberbio diktat monclovita.

6 comentarios:

churruca dijo...

En cierto modo, D. José Antonio, parece que TG ya ha asumido que está "sólo ante el peligro". Es más, yo diría que lo sabe desde el mismo instante en que osó contravenir la voluntad de Rodríguez.

El señor Rodríguez no será muy inteligente, puede incluso que en parámetros mesurables sea tonto. No es, desde luego, una persona cultivada; ni tiene experiencia en la vida fuera del partido. Pero es listo como un perro callejero. No cuesta imaginar que su ascensión dentro del PSOE ha sido resultado de largos años de taimado y paciente servilismo en espera de su oportunidad. Una oportunidad que, para nuestra desgracia, llegó el día que, casi por reducción al absurdo, en una elección polarizada entre dos facciones irreconciliables fue visto como mal menor. Y era mayor.

Mi experiencia con personas serviles, que es a lo que iba, es que llegado el caso toleran mal que sus subordinados no lo sean. Muy mal. Rodríguez se ha rodeado casi exclusivamente de personas serviles, y los que en algún momento han manifestado otras inclinaciones han salido del gobierno. Supongo que esperaría de TG servilismo el día que lo llamó para decirle que se quitara de en medio. La negativa de TG le tiene que haber sentado como un tiro. Esta se la guarda.

Neo... dijo...

Son las 6:14 AM
Mi comentario no coincide con la hora real.

Si me permite un consejo. Ponga usted bien la zona horaria en que se publican los comentarios, ya que su entrada aparece como publicada a las 3 menos cuarto de la mañana y el comentario de Churruca a la 8 menos cuarto de la mañana.
¿Cómo hacerlo?
Entre en el escritorio del blog.
Pulse en configuración.
Pulse en Formato
Zona horaria:( GMT + 01:00 ) Madrid.
Así entradas y los comentarios aparecerán con la hora en España.
Un saludo.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola a todos:
-Churruca: coincido con usted, que además lo ha explicado divinamente. Lo único: a mi no me parece ZP perro callejero, más bien, con todos los respetos, rata de gabinete. Gracias por su tiempo.
-Neo:He seguido su consejo. Ya ve que soy algo zote a estos respectos. Muchas gracias

Neo... dijo...

D. José Antonio. De nada.

Ya sé que no es bueno para la vanidad de una persona que alguien le lisonjee , y menos de parte de alguien que piensa más rápido que habla, y que escribe en el ordenador con dos dedos( un dedo por mano que conste). Y que uno de esos dedos, concretamente el de la mano izq..., der..., bueno el de la mano en que lleva la alianza de sumiso y no lleva el reloj, lo utiliza muy a menudo para sus abluciones nasales. Pero lo voy a hacer.

¡ Es usted ameno, entretenido, conciso y agradablemente leíble!

Y a las personas que hasta ahora han realizado comentarios en este, su blog, Churruca y Aitor Mento, las ( o les, no tengo ganas de comprobar si soy laicista o leicista) tengo en gran estima. Hasta que llegué yo ha tenido usted suerte. Espero no defraudarle.

Un abrazo. Pero sin Zeroladas, eh.

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias, Neo. Por supuesto

Zorro dijo...

Solo por ecuchar el vals de las mariposas ya mereció la pena leer esta entrada.

José Antonio, ajústate la corbata, porque quiero compromiso por tu parte para este blog. Ahora que nos has dado las primeras dosis con estos estupendos artículos no detengas el tratamiento.