Páginas vistas en total

domingo, 22 de junio de 2014

Más enseñanzas del Twitter

     


   En los últimos días, a propósito de que metiera uno la cuchara sobre el rifirrafe televisivo que en las pantallas de Cuatro dióse entre Beatriz Talegón, musa infusa del ala radical del PSOE, y Joaquín Leguina, que en ese campo lo ha sido casi todo, que es además novelista y ensayista de éxito, ha tenido a bien este último –y mucho de corazón yo se lo agradezco, de veras- el retuitear entre sus seguidores, es decir, ha querido él ampliar el eco de lo que uno escribe entre sus seguidores, estos tres tuits míos:
-“Yo soy Leguina, y una parvenú como Beatriz Talegón en público quiere echarme del partido, y le digo al PSOE: ¿ella o yo?
-“Es el Vértigo socialdemócrata ante el fantasma de Pablo Iglesias el Joven, que les trae de los nervios”.
-“Menos puñetazos y más ideas, ¿no?”. (en respuesta a un voluntario que incitaba a Talegón a “dar un puñetazo encima de la mesa y controlar ese partido putrefacto de Felipe González y Joaquín Leguina).
     
   A ver, no es que tres RTs de Joaquín Leguina le saquen a uno de su  ostracismo, ni el que Eduardo Madina y alguna otra celebritie progre sean seguidores míos signifique o cambie nada, ni tampoco el que Carmen Chacón durante unas horas me followeara (  http://elblogdejoseantoniodelpozo.blogspot.com.es/2013/03/las-horas-durante-las-que-carmen-chacon.html   ) pero sí me parecen todos ellos datos indicativos de la atención, y el interés y olfato con que el mundillo sociológico de la izquierda sigue lo que se cuece en las “redes sociales”, instancias decisivas hoy en la conformación de la anónima opinión pública, tan importante luego en el momento electoral.
   
   ¿Ha recibido uno, escribiendo lo que a diario escribe, en el blog y en las redes, cada día batiéndome el cobre en defensa de las ideas liberales y de las orientaciones no izquierdistas, atención o aliento comparables por parte de líderes políticos o sociales equivalentes en el mundillo, por entendernos,  de la Derecha? En absoluto; sólo silencio, silencio y silencio he recibido. Traslucen así su propio desprecio por el debate de las ideas y por las redes sociales. Están en otras cosas y así les va. Del impulso a mi libro entre el mundillo sociológico de las personas normales de "derechas" (por seguir entendiéndonos) ya ni hablamos.
    
   El otro día, por hacer yo una sólo regular ironía sobre el gran Antonio Banderas, (“ayer oí que Melanie reclama 36 Millones de Euros a Antonio Banderas. Ojú, ahora se entienden los desmedidos elogios a Chávez del pobre Antonioooo”) recibí de una seguidora mía –y yo de ella- esta muy acre interpelación:
-“Puñetera obsesión! No sólo eres de derechas, además, sufres porque alguien piense de otra forma? Disfruta de Felipe VI”.

   Obsérvese lo prestos que andan a diagnosticarte –sin antes mirarse ellos- las obsesiones, lo que debes hacer y todo lo que encima, según ellos, “sufres” –se ve que son ellos la alegría viviente-, como arrojándote a la cara ese “sufrimiento”, porque otros piensen diferente. Así encajan la crítica. ¿No hay que estar siempre con los que sufren, le diríamos? ¿Son justas esas palabras en alguien que te sigue? Vamos, que le arrean estopa a uno casi a diario. Y … ¿a cambio de qué? a menudo me pregunto.

   
   Así es que cuando también el otro día la gran Comunicadora de Onda Cero y del Banco de Sabadell, Julia Otero, parafraseando el título de Stieg Larsson, tuiteaba sobre Alberto Ruiz Gallardón, para algarabía de su legión de fans, como el Ministro que odia a las mujeres, al comprobar a la vez el estruendoso silencio de algún responsable del PP que en las redes sociales le diera réplica, me dije y así lo tuiteé, “¿y nadie del PP contra-argumenta? Pues entonces yo paso”. Y por eso, lector, pasa luego lo que pasa. Siempre se aprenden cosas en el Twitter, of course.




LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

5 comentarios:

Jaime dijo...

La derecha que nos gobierna o casi, tiene muchos complejos de serlo; la derecha que les vota no los tiene y ese es un gran problema.
Yo les propongo que si no se sienten orgullosos de sus ideas, que se vayan a otro partido; si no crees en tus ideas con que fuerza las vas a defender.
No esperes nada para ti de la derecha, no es agardecida.
De Talegón y Leguina no opinaré nada, solo la mera comparación ya me resulta ofensiva; de él se puede decir que ademas de inteligente y culto, es un caballero.
Salud

José Antonio del Pozo dijo...

-Gracias, Jaime, por su estupenda aportación. Y gracias y agradecimiento también a Ud por apoyar con los hechos mi trabajo. Un fuerto abrazo.
Salud, buen amigo

marcela dijo...

José Antonio, aquí la idiota internacional que te sigue hace cuatro años. Lo de Talegon y Legina es comparar a Spinoza con Belenchi. La verdad es que cuando piensas es muy difícil estar lejos del pesebre. Legina un gran hombre, un gran político y un ser humano. Dice lo que piensa porque se lo piensa. Y no esperes de la derecha más que indiferencia están a lo suyo, y de la izquierda utilizan las redes no para cambiar, y repensar el proyecto sino como algo electoral. Un abrazo amigo.

javier dijo...

Lo de "Gran Comunicadora" será pura ironía, no?

José Antonio del Pozo dijo...

-marcela: gracias por tu lealtad. Recuerdos míos para ti también. Gracias por tu reflexión. Otro abrazo, amiga mía.
-javier: of course (aunque sabe hacer bien la radio, "a su manera", claro) saludos