Páginas vistas en total

miércoles, 11 de junio de 2014

Para ti, Sala i Martín, rosa de pitiminí



   Más que cualquier otra dinastía, reina en las sociedades postmodernas sobre todo la de la Mugre, como sabemos. Esa inversión de los valores –revolucionaria, dirá algún zoquete- en virtud de la cual propalando ordinarieces sin tasa más y más se alcanza la cumbre social, hasta conformar unas élites mugrientas, chabacanas y soeces como nunca en la Historia. Si ese modelo de valores tan chusco como letal difunden los principales “irresponsables” sociales, qué no esperar luego de sus fanáticos hooligans: pues la profusión del homo gañanis, el verdadero prototipo de esta grosera Era.
      
   Así, Xavier Salas i Martín, florecido capullito de alhelí, con tan apabullante currículum a sus espaldas… ¿para demostrarnos qué?, ¿que en público sabe ofender él como la más desmadrada ramera? ¡Lo harían éstas con mucha mayor fineza! Explica así el economista-separatista el dilema monarquía-república: “Aquí hay un señor que nos han puesto aquí simplemente porque es el hijo. Y no sólo el hijo porque yo ya pienso en la niña (ojo avizor él ya en el Porvenir, insomne vigía de menores). Ahora tendremos aquí a una niña de nueve años, que además se parece a la niña del Exorcista, que será la Princesa y que estará predestinada a ser la nueva Reina”.
    
   Ese es el nivel nauseabundo que sobre la escena arroja el distinguidísimo economista, que encima se esfuerza el hombre en cultivar desde hace años un aspecto externo de hortera de bolera friki-liki. Ahí le tenemos, a todo un reputadísimo economista desenvolviéndose como un pequeño rufián: si esa torva bilis de resentimiento le lleva a pretender deformar así la imagen de una niña preciosa… ¿a qué vilezas no se atreverán estos odiadores profesionales?

     
   ¡Si es que además no hace tanto el capullo-de-alhelí derramábase en todos sus flujos ante don Juan Carlos, al recibir, transido de emoción y de rocío él, de manos del Monarca el gran Premio Juan Carlos I de Economía! ¡Vendría luego el Premio del Banco de España y más y más distinciones para el que ahora se despacha peor que la ilustre fregona!  Así se luce la más abyecta condición humana entre sus peores ejemplares. Decirle a Sala, entonces, lo que del tránsfuga Talleyrand afirmaba Napoleón: “No sois más que una mierda envuelta en medias de seda”. O en chaquetitas milcolores el primavera.


LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

2 comentarios:

bucan osez dijo...

Sin embargo que haya familias nacionalistas como los Pujol y otros que se perpetúen en el trinque y los cargos no le parece mal a ese fantoche. Aparte de que no se trata ahora de discutir si monarquía o república, porque hay otros problemas más importantes. Y sin contar con que esa disyuntiva es falsa, ya que en vez de República se podría ir a un régimen presidencialista a la americana: se vota a un tío y el que gana gobierna.

Ya he visto que has puesto un enlace a tu Twitter. Tampoco hacía falta tanto. Está bien, de todos modos.

Hubiera bastado con algo como esto cambiando donde pone elsobaco por tu dirección. Es una imagen del pájaro con el enlace a tu twitter. Tarda menos en cargar, por eso te lo digo, pero tú tampoco tienes muy recargada la página:


Ya sabes que es para que el código que hay dentro sea leído sólo como texto y no dé problemas en el comentario. A la hora de colocar la instrucción en una plantilla eso se quita.

Don dijo...

Este fulano es un impresentable y un caradura. Meterse de esa manera con una cría de ocho años no tiene ninguna disculpa, aunque ya sabemos que los catalanes secesionistas tienen bula para todo.
Si quedara algo de Justicia, el "arbiter elegantiarum" catalán estaría en la cárcel.