Páginas vistas en total

martes, 16 de septiembre de 2014

El caso Rallo y el Fascismo Ultraliberal



   Les encanta cada tres por dos a los Prototipos de la Izquierda Dura –eterna fábrica propagandística de héroes y villanos-  denunciar que vivimos con Rajoy bajo las fauces diabólicas del Fascismo Ultraliberal. Les dices: ¿y el 40% de la economía que ocupa el sector público? Se ponen a silbar entonces. Están luego los hechos escuetos del día a día: el caso Rallo, ahora.
   Resúltase que en el programa de la impar Mariló TVE (dice que la ponen los catedráticos de 80 tacos y va a liarla  parda con un yogurín) deciden contar con la colaboración del liberal Juan Ramón Rallo: licenciado en Derecho, licenciado en Economía, máster y doctor en Economía por la Rey Juan Carlos, profesor en la Escuela Superior de Negocios ISEAD, Premio Julián Marías, director del Juan de Mariana, en fin, una decena de libros ya por él escritos. Rallo es partidario de la eliminación de las televisiones públicas, las que todos sufragamos.
    
   Sólo pudo Rallo un día explicarse. La pública campaña de presión de UGT –“exigimos que se suspenda de inmediato cualquier relación laboral con Rallo… y que impidan la presencia de este señor en nuestras instalaciones”- impuso su Ley: forzó y consiguió de la dirección del programa en cuestión, es decir, de la dirección de RTVE, es decir, del Gobierno, la inmediata censura y el despido, esto es, la defenestración de Rallo.
     
   Vemos por otro lado a los Líderes Sumos de Podemos, tan ardientemente partidarios ellos del exprópiese-exprópiese chavista, a la carta contratados, mimados y empotrados en varias televisiones privadas. Pues en la RTVE, gobernando el PP con mayoría absoluta, el Gobierno se rila ante la mafiosa maniobra sindical (¡impedir incluso la presencia física en nuestras instalaciones) de… la UGT, ¡precisamente de la UGT había de ser!, implicada hasta el corvejón en la corrupta dilapidación de miles de millones destinados a los parados, y se apresta a despedir al colaborador liberal. Más las tricoteuses, que como Rosa María Artal, ex -  presentadora de TVE, y cía, gozosas se apuntan al palizón a Rallo, un poco Brando en La ley del silencio: descerebrado, va y le dice por el Twitter.
     
   En el caso Rallo, como en el caso Carromero, como en tantos otros…

se pone en evidencia una constante de la Política española:  mientras la soberbia Factoría Propagandística del Progrerío hubiera hecho de Juan Ramón Rallo un Héroe de la Libertad de Expresión, los líderes actuales de la Derecha española lo apartan, cual vergonzante stand del silencio que es. Bajo las botas del Fascismo Ultraliberal, ya te digo. 





LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Rallo critica sin cortarse la politica económica del Gobierno. Por eso no sólo molesta a los sindicatos e izquierda en general. No me extrañaría que desde el poder se se le haya apartado culpando de paso a los sindicatos. Jugada maestra, amigo.

Alfonso Castellano Toledano dijo...

Es extraño que ocurra esto en una televisión democrática a no ser que no lo sea. Que algunos usen el poder para coartar la democracia y hacerse con los beneficios de ella.
También me resulta extraño que hagan publico este tipo de denuncia y sin embargo callen otras que es aun mas dura y real, tanto que llegan a pasar desapercibidos.
http://hazlopublico.org/los-periodistas-de-rne-denuncian-censura-a-podemos-y-pablo-iglesias/
Que hace el pueblo que ha puesto a un gobierno y después demuestra que hace todo lo contrario. Pues pagar todo esto contra otro nuevo que acaba de salir, dejando al que esta en el poder en perfecto estado para ganar otras elecciones.
Vamos que funciona la estrategia del partido en el gobierno.
Nunca creía que hablar por una televisión de plasma saldría tan barato.

ansiadalibertad dijo...

Al ciudadano hispanistano ¿habrá que ponerle un arma en la sién para que reconozca la anti-democracia?

Alfonso Castellano Toledano dijo...

¿Esa es tu ansia de libertad? Con la ironía o con el ejemplo es de mucha bajeza ponerse ese seudónimo.
Podías poner algún argumento que hiciera recapacitar sobre lo que pienso. A no ser que no lo tengas y recurrir a lo mencionado.
De todas formas mucha bajeza hace falta.
La anti-democracia es el comunismo y el liberalismo, pero con tu carencia de argumentos seria ilógico ponerme a explicarte eso.
Hazle caso a la Constitución y a Los Derechos Humanos.