Páginas vistas en total

lunes, 15 de septiembre de 2014

La Kirchner bailandooo... bailandoooo



   Ahí la tenemos, 27 años ha, bailandooo, bailandoooo. Con el finado Kirchner, el manguta de viruta pampero, sí. Ha querido Cristina Kirchner dar a las redes sociales ahorita esta imagen retrospectiva suya y de su esposo, apartar así la atención del penoso presente que ella en la Argentina pastorea, como el que se pega un viaje gratis total al tiempo más feliz.
   
   ¿Feliz? Pues no se les ve muy festivos, la verdad. Más bien la fotografía revela, contra la intención kirchneriana, alguna verdad esencial: ahí está la arribista pareja, en un baile de la alta sociedad provinciana, enfundada ella en un vestido de volantes apastelados, con sus blancos zapatitos de tacón y esos ojos tristes de quién no ha conseguido aún lo que persigue. No, no es febril esa mirada, descangallada sí. ¿Y él? Él ni mira a la cámara, para qué. Sólo tiene la rendija de los ojos para ella. Hacia ella proyecta todo el cuerpo, como si quisiera así convencerla: que sí, boluda, que podemos.
    
   ¿A quién vagamente nos recuerda la extraña pareja? ¿No hay algo en ella, en esos ojos más amargos que grandes, de una joven Penélope Cruz, de una … averiada desde luego? ¿Y Bardem? Con sus ojos prominentes, perfectamente podría interpretar a Néstor Kirchner en la biopic que a lo “Evita” bis de ellos pudiera hacerse.
    
   Y bueno, les fue muy bien luego de la foto aquella a ellos dos. Sobre todo a ella, claro. Que el mundo fue y será una porquería, ya lo sabemos. Ganaron cargos peronistas, y con los cargos se apalancaron millones, mansiones y amantes, fabulosas riquezas y corruptas distinciones en el país del incesante saqueo peronista… con el beneplácito de la mayoría, eso sí. Quién le iba a decir entonces, veintisiete años ha, a aquel  patito feo, algo mohíno en el baile provinciano con su bisojo tanguista en los brazos, que todo le saldría tan macanudo: que el Gran Superjuez Garzón –todo un Richard Gere… de rebajas- acudiría a rendirle amores, que los grandiosos Serrat&Sabina a su verita le harían cucamonas, en fin, que los Supremos Líderes de los Podemos españoles le rendirían impensable pleitesía, designándola nada menos que a ella, ¡a Kirchner Manos Largas!, esperanza viva de la Democracia, es decir, de la Humanidad.

   
   Y sin embargo, todo estaba ya en el hilo del tango que en ese mismo momento –miren la foto, please- Néstor le susurraba… que sí, boludita, que podemos. Que veintisiete años no es nada, lady K, baila, baila, baila, bailari… na.




 LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen y análisis de la obra en estos enlaces)
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas. Precio del libro: 15 Euros. Gastos de envío por correo certificado incluidos en España. Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

1 comentario:

Alfonso Castellano Toledano dijo...

Lo de Argentina es algo que viene de antes (historia) aunque todo el mundo busco en el presente la explicación. Aunque creo que el problema era muy de liberales pues no se pagaba impuestos en este país.