Páginas vistas en total

sábado, 9 de enero de 2016

Antecedentes: Sobeteos y magreos en la Spanish Revolution




   Las abruptas agresiones sexuales en Alemania, como las malenis de Proust, estos recuerdos recientes (9-6-2011) del 15-M trajeron a mi mente. Que sea tu inteligencia, lector, quien halle las concomitancias y las asonancias, que sufro yo hoy un poco de vagancia, va:
   
   Como corresponde a la lógica implacable de los reallitys, de los que la Spanish Revolution mucho, en mi modesta opinión, tiene, tras los colectivos plácemes iniciales por hallarse allí –aquellos festivos cartelitos-, tras encontrarse unos a otros  guapísimos todos y la mar de imaginativos –les parece a ellos el estar cumpliendo un sueño, el de las noches de bohemia y de ilusión- sobreviene luego la regresión a los instintos básicos, o sea, el edredoning sobre la Puerta del Sol Candente.
     Es el hecho cierto que en días pasados la sacrosanta Comisión de Feminismo de los Acampados en Sol ha denunciado en muy tenebrosos términos las situaciones allí vividas: “Las noches aquí en Sol implican TENSIÓN, MIEDO, NO DESCANSAR, TENER QUE LIDIAR –apréciese en su justa medida el arte torero que han de desplegar para salvarse las víctimas frente a los becerros victimarios- con TODO TIPO de situaciones VIOLENTAS y desagradables… Hemos comprobado en NUESTRA PIEL que están existiendo AGRESIONES SEXUALES, SEXISTAS y HOMOFÓBAS –y la gravedad del in crescendo resulta casi insoportable de imaginar-… tocamientos, abusos, vejaciones, contactos sexuales no permitidos, abusos de poder y actitudes paternalistas”.
     
   ¿Cómo pudieron, a partir de los presupuestos más arcangélicos y altruistas,-ah, aquellos lindos cartelitos, “SI NO NOS DEJÁIS REALIZAR NUESTROS SUEÑOS, NO OS DEJAREMOS DORMIR”- producirse situaciones de un género tan aberrante como particularmente odioso, con celoso y sabueso denuedo perseguidas de oficio en similares casos, no en éste, por las Gubernamentales Instancias de la Igualdad Aidiana? Más gravedad aún encerraba lo que después venía: “Estas agresiones no se están visibilizando –es decir, están siendo por la Organización censuradas-, NI HAY CONCIENCIA COMÚN de que solucionarlas es responsabilidad de todas y de todos y una tarea POLÍTICA fundamental. La determinación que hemos tomado ante esto es: NO NOS QUEDAMOS A DORMIR...”.   
     La pública denuncia levantaba así acta de la propia subversión incluso de las mínimas normas éticas de los reallitys: si hasta en éstos intervienen en última instancia la audiencia o los programadores para al menos NOMINAR o directamente EXPULSAR a los eventuales agresores, en la movida portasolera de la Spanish Revolution, son las propias víctimas quienes deben abandonar el gigantesco plató, mientras los propios programadores miran para otro lado y los agresores, lejos de ser arrojados por la Organización, o por la mayoría, a las tinieblas del machismo castrador, campan por su rijo. 





   ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

No hay comentarios: