Páginas vistas en total

miércoles, 6 de enero de 2016

Las Reinas Magas de Podemos y el silencio de la Iglesia

    


   Se supone, claro, que igual que como cotorros y cotorras por todos los cotarros repiten eso de vascos y vascas, ciudadanos y ciudadanas, y tal y tala, habrá también que hablar de podemos y… podemas, sean estas galgas o podencas. En fin, que el Alcalde podemita de Valencia por sus excelentísimas narices mandó este Año I del Cambio sustituir a los tres Magos de Oriente por estas tres Magas despiporrantes. Sí, dice el Excelentísimo que se trataba de “recuperar la fiesta del solsticio de invierno que se celebró en Valencia en enero de 1937”, no vayamos a dejar pasar la ocasión de reabrir las más trágicas heridas guerracivilistas, hombre, digo mujer, lo que sea.
   Que las Tres Magas se llaman, cómo no, Libertad, Igualdad y Fraternidad. Bueno, el mensaje y la asociación simbólica no puede ser ni menos subliminal ni más elemental: puestos ya, deberían haberle echado un par y en persona haberse subido a las carrozas nuestras Tres Tenoras y Hadas Benefactoras, la viva encarnación de esos ideales, las mismas Colau (que lo primero que mandó fue colocar a su señorito rey y decapitar en efigie al Rey de España), Carmena (que ya le contó a Maruja Torres que ella “hablaba mucho con Dios, hasta que me di cuenta que Dios era yo misma”) y Oltra (que a su vez dijo que a ella Tania, su manera fría y distante, es que, oyes, es que la pone), y que a las tres el justo y benéfico Pueblo como reinas magas rendido las aclamase.

     Junto al desmadre irrespetuoso que sobre las prácticas y creencias cristianas más arraigadas –con las mahometanas ni de refilón se atreverían- los Burócratas del Progreso en fechas señaladas y con dinero de todos ejecutan, aún asombra más el compacto silencio que sobre el mismo la Iglesia española guarda. ¿Hemos de salir los que nada somos a defenderla? En fin, que los Podemos y las Podemas a sus anchas cabalgan ya. Liberté, Equalité y Fraternité, mire usté.





   Feliz Día de Reyes, amigo/a. ¿Regalarle a alguien, regalarte mi libro? ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

7 comentarios:

Campurriana Campu dijo...

Tocamos el mismo tema en el saloncito, José Antonio.

La Iglesia...pues a actos necios, palabras sordas... Era así, no?

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Campu, buena amiga. Era así, sí, pero también el que calla otorga, ¿no?

Elena dijo...

Y digo yo, por qué, ya puestos, no quitan al Niño Jesús del Portal de Belén y en su lugar ponen a una Niña, pongamos que se llame Mª Jesús.
Por cierto, las magas parecen más que magas prostitutas del siglo XVIII.
En fin... aquí paro porque me pongo y me hierve la sangre.

Un abrazo José antonio.

José Antonio del Pozo dijo...

Hola, Elena: pues llevas razón, ya puestos, Niña Jesús. Los poderes de las Magas, sí. Otro para ti!

Lucía Conde Parmés dijo...

Me parece una pasada lo de las magas... El colmo de lo que llevan ( y la de colmos que nos quedarán por ver).

Pero lo que más me fastidia (me resultaría más convincente decir " me jode", pero me pongo fina cuando te visito) es que toda esta gentecilla que va llenándose la boca de pluralidad y de respeto a todas las creencias, no respeta a nada ni a nadie que no sean ellos mismos. Y viendo la guisa de la que van las magas, ni respeto a sí mismos parece que se tienen.

Besazos a raudales.

Campurriana Campu dijo...

Lucía, ahí le has dado.

Campurriana Campu dijo...

El que calla no siempre otorga...