Páginas vistas en total

domingo, 31 de enero de 2016

El valor del portero de balonmano

     


   Ellos sí que están solos ante el peligro. A cuerpo gentil y predispuestos a ser una y otra vez, infinitas veces, bombardeados. Se queda uno boquiabierto ante las agallas que encuentro tras encuentro demuestran y proclaman. Ves enfrente de ellos a tiarracos, tan forzudos todos como los legendarios del circo, de esos que levantan un tractor entre los brazos fabulosos sin inmutarse, dispuestos a como sea, con violentísimos lanzamientos de mano que sin piedad y en desatada carrera a velocidades supersónicas desde cualquier lado ejecutan, alojar el balón en el estrecho marco… que sólo el carnal cuerpo del portero de balonmano defiende. ¡Precisamente interponiendo sólo cualquier miembro de su cuerpo –sean manos, piernas… estómago, rostro, partes altas o bajas partes- han de detener esos endemoniados pepinazos, esos crueles misiles de los jugadores rivales que sin duda matarían a una vaca, que a los mismos cancerberos amenazan con arrancarles la cabeza o cualquier otro miembro de cuajo!
      Oh, cruel destino el del portero de balonmano, tan directamente impelido a recibir contra el cuerpo vivo y serrano –que ellos por milésimas convierten en hierro- los más tremebundos zambombazos. Cómo no maravillarse ante tan temeraria valentía. Tras la semicircular línea que en principio señalaría su exclusivo territorio, allí están ellos, en radical soledad confinados, prestos a exponer el cuerpo a las furiosas andanadas rivales. A menudo éstos, sorteando las defensas contrarias, se catapultan en carrera y vuelan como posesos en pos del brutal latigazo que con el balón horade la meta rival. ¡Allí, cara a cara frente al armado y enloquecido invasor, en tan desigual postura, ha de enfrentarles el portero de balonmano, y a quemarropa y con reflejos felinos ofrecer sólo su entero físico para mantener inviolada la casa propia!

   Con su caso, el del portero de balonmano, con la insólita vocación y el intrépido arrojo, tan desarmantes,  que en ellos crepitan, con la extraordinaria aleación de fortaleza y alada agilidad que en ellos brilla, sin duda compondría Píndaro poemas tan celebrados como los que se le conocen.   




   Enero volandero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

sábado, 30 de enero de 2016

Mi gran noche en el Antro (y 3)



(y 3)

     ...Observarla, distanciarla, examinarla, reducirla a motivo para un relato, va, un sorbito al gin, un hielito por la frente, por las sienes, eso es, ya apenas le dolía Eva.
     Tras unos cuantos bailoteos, que incluyeron desaforados sobeteos por detrás y por delante con el polaco grandote, anotó que Eva empezó a distanciarse corporalmente de él, a frenarle con las manos los embates, como si fuera recobrando una cordura por aquellos predios de golpe perdida. El polacote resopló. Que empezó luego Eva ojeadora, eso, a echarle el ojo a la pareja, mucho más contenida en sus ímpetus, que componían su amiga borrascosa y el que parecía un principito polaco de rebajas, pues si su atuendo era deportivo y casual, su atractivo y espigado porte, más la mínima línea de su barbita, podían en parte hacerle pasar por miembro de alguna dinastía polaca venida a menos. Varias veces se dieron de bruces los ojos de Eva y del principito polaco, observó él, mientras a su alrededor la amiga borrascosa miraba al suelo y el grandullón, brazos en jarras ahora, miraba a Ana, miraba a su amigo, y acrecentaba el fuelle de los resoplidos.
    Componían los cuatro un cuadro vodevilesco, sí, con poca gracia y mucho instinto bajo, como esas chuscas sit-com que ahora en la tele tanto se llevan. De pronto entonces Eva intercambió dos frases con su amiga, que a continuación se alejó de allí con expresión de viuda triste. Tomó por el brazo Eva al espigado principito polaco y románticamente lo invitó a bailar un merengue que entonces daban… para al minuto siguiente abandonarse entre sus brazos, a besazos y mordiscos devorándose ya ambos, mientras cerca de ellos el polacote parecía una nuclear en llamas. Eva y el príncipe se alejaron entonces de él, rendidos sin remedio a su súbita pasión devoradora. Era Eva quien sobre todo se abalanzaba sobre el polaquito bonito, afianzado contra la pared, como si ardiera en deseos de allí mismo devorarlo, confundirse y fundirse en él, como si sin él fuera ella nada. Bastante tenía el polaquito con tratar de remedar el frenesí caníbal de Eva. El grandullón, copazo en mano, trató por despecho de tirarle los trastos a cuantas por allí pasaban, que de él huyeron una tras otra, no sin una chispa de terror en la mirada. En fin, Eva y el principito se dieron un buen homenaje. Tuvo Eva, reina de la noche, su dúplice pasión polaca, plebeya primero, aristocrática at least.
    No podría precisar si es que del Antro salían ya los dos hacia más íntimo lugar, pero sí alcanzó a ver que quiso el principito despedirse del grandullón, y que éste, del todo beodo, le volcó entonces a la cara tremebundas palabrotas que incluyeron además humo y saliva encima, aunque bastó solo una mirada decidida de aquel emir al entrecejo del polacote para que se amansara éste hacia un rincón, cual mastín resignado. ¿Y Eva? Allí en medio, con un semblante del todo congelado e inexpresivo, la reina boba, que no parecía atender ni comprender nada. Igual pensaba en una paella, ve tú a saber.
   Ésta tía está como un cencerro, se dijo al cabo. Le dio el penúltimo sorbito al gin, que, macerada del todo su composición, sabía delicioso. Ajá, ahora se sentía ya en condiciones de pegar un salto y disfrutar un rato en el centro mismo de la pista, con sus queridos cincuentones, bailoteando también él, uno más en el infame coro carnavalesco que flagelaba el Antro al son de Raphael que volvía  …qué pasará, qué misterio habrá, puede ser mi gran noocheee… y al despertar ya mi vida sabrá algo que no conoce, lalalalá, lalalalalá, mi gran nocheee…   


     ¿Tienes que hacer un buen regalo? ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.
        

     

jueves, 28 de enero de 2016

Y ahora... qué hacer




(1ª parte, ayer)
    Largaos, so cenizos, dejadme solo, de coña y sin mala intención les deseó, que anhelaba él centrarse en la deleitosa observación de Eva reaparecida … bueno, y si se daba la oportunidad tratar de… de charlotear again con ella, eso, preguntarle… por la fabada, qué sabía él. Como si hubieran olfateado su íntimo afán, aquellas almas en pena cincuentona se fueron y… fue remirar hacia donde andaban Eva y su amiga y rebotarse de estupor todo uno… Por todos los demonios, ¡estaban ya ellas magreándose a placer –cómo si no- con dos tipos!, nítidamente extranjeros por las trazas ellos, polacos o rumanos fijo, oooh, Dios mío, el que estaba con la amiga de Eva era guapete y con buen tipo, a treintañero no llegaba, pero por Satanás, el que morreábase y se restregaba por detrás y por delante con Eva entregada –había guardado ella sus gafitas- era un garrulo de comic, altote y fornido, vale, pero con tripa, con un jersezucho arremangado que le venía pequeño a su corpachón de estibador basto, con unos vaqueros sucios y viejos, por los cuernos de Lucifer, Eva, qué me estabas haciendo, ese tipo es un borrachuzo y no vale nada, qué hacías entre sus manazas, es increíble, es increíble… Sólo que era real, muy real. Y no es que se les viera a ellas bolingas perdidas, no.
     Sintió entonces irreprimibles ansias de correr en busca de sus cincuentones en pena, de fundirse en su mismo penar, de contarles reciente y crujiente la historia de Eva al polacote enrollada, fíjate como son las tías, joder, sí, porca miseria, darles esa primicia como el que alimenta un fuego aciago, refocilarse con ellos en la común desdicha, aliviar así un poco el resquemor. Le pegó un lingotazo al gin-tonic… que le abrasó el paladar. Pensó entonces que ir hacia los cincuentones... para qué. Salió disparado hacia la barra, como queriendo apagar mejor aquel fuego con otro gintonic, con el bálsamo estrictamente profesional de Vanessa Miss Simpatía al menos, pónme otro, maja, sólo que Vanessa andaba ahora muy atareada y no podía atenderle, que le encaró una flacucha esquelética tras la barra, qué te pongo, y la flacucha no restregó el limón contra los bordes del vaso ancho, y así no es lo mismo, joderrr, este gin-tonic sabía amargo, pero muy amargo, y ahora qué hacer…

     Nada. Nada. Nada. Encajar. Digerir. Aprender… Rearmarse. Tomar el vaso frío entre las manos y recuperar el sitio en el ángulo oscuro. Observar desapasionadamente. Qué sabía él en realidad de Eva. Que le gustaba la paella. La había idealizado tontamente… sin base real alguna para ello. ¿Por qué entonces debía descabalarle tanto lo que ella hiciera? Quién sabe qué razones la moverían para despendolarse así, allá ella. Observarla, distanciarla, examinarla, reducirla a motivo para un relato, va, un sorbito al gin, un hielito por la frente, por las sienes, eso es, ya apenas le dolía Eva. Pero entonces...  CONTINUARÁ



   ¿Tienes que hacer un buen regalo? ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

miércoles, 27 de enero de 2016

Eva en el Antro

   

   Extraño, el ambiente la otra noche en el Antro, algo espolvoreadas ya por allí las inminencias de los desparrames navideños, pensó.  Más pachanga chunga de lo habitual, la de Raphael atronando por bafles, no te digo más, qué pasará, que misterio habrá, puede ser mi gran nocheee… el coro carnavalesco de los danzantes, en fin. Bueno, un gin-tonic tranquilito, escanciado desde las manos de Vanessa, Miss Simpatía, que frota el limón contra los bordes del vaso, y observar desde un rincón el convulso desenvolverse de la fauna aquella, lo de siempre. Es un buen plan, no creas. A ver, a ver… andápero si allí está Eva… ¡se ha puesto gafitas!...ah, pues le caen muy bien.
   No es que se hiciese ilusión alguna, pero había cruzado cuatro palabras contadas y banales con ella hacía seis meses –le contó entonces Eva, fíjate tú, … que le gustaba mucho la paella, pero que ya ella nunca comía paella, pues había tenido antes problemas de bulimia, ahora estaba normal, y no quería por nada del mundo recaer en ello- y, de resultas de la breve conversa, habíala catalogado y cifrado en su memoria bajo la categoría de mujer maja.
   No la había vuelto a ver desde entonces y allí que estaba Eva, con su media melena negra y el flequillo cortado sobre la frente y los ojos oscuros a lo evaamaral, un suéter y una rebequita escarlata arriba, más una falda de cuero y medias negras debajo. Se movía algo nerviosa, girando la cabeza para todos lados con un prurito de inquietud en el moverse que él no la conocía. Qué puede tener Eva, unos cuarentaitantos, por ahí. Bueno, qué aliciente verla de nuevo. Iba con una amiga que portaba  asomos de vida borrascosa en el rostro un pelín abotargado. Más lucía Eva así, of course.
     Le entretuvieron en ese momento unos conocidos del Antro, cincuentones que por allí vagan como grisáceas ánimas del purgatorio, almas en pena en aquel marco  incomparablemente hostil para ellos, pues a cada paso constatan, con la granhermanización ambiente, que allí ahora las señoras de su quinta se filetean de lo lindo con bellos chavalotes, toscos y musculados a la vez, y locos por descargar como sea el material que por dentro les revuelve como hormigoneras, tan efébicos que incluso podrían ser sus nietos. Y, desgracias nunca vienen solas, más aún: que las susodichas señoras, en justa igualdad con los más castigadores ligones del Antro, con más de un efebo de esos a lo largo de la misma noche pueden y suelen triunfar. Porca miseria, mascullaban encabronados aquellos conocidos cincuentones.
   Largaos, so cenizos, dejadme solo,  de coña y sin mala intención les deseó, pues anhelaba centrarse en la deleitosa observación de Eva reaparecida … bueno, y si se daba la oportunidad tratar de… de charlotear again con ella, eso, preguntarle… por la fabada, qué sabía él. Como si hubieran olfateado su íntimo afán, aquellas almas en pena cincuentona se fueron y… fue remirar él hacia donde andaban Eva y su amiga y rebotarse de estupor todo uno … ¡por todos los demonios estaban...   CONTINUARÁ





   Enero volandero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es

“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

martes, 26 de enero de 2016

La Izquierda Ultra acorrala a la izquierda moderada

     


   Más allá de la coleta de P Ig y de su audacia leninista, es decir, más allá de la nariz de Cleopatra, es un decisivo pulso –sobre todo para España, claro- en el seno del universo ideológico de la izquierda hispana el que se está en realidad librando. El difuso humus radicaloide, asambleario, anticapitalista, antioccidental y antiburgués que siempre estuvo en su sustrato ideológico, creció y se expandió desde la llegada a los mandos del PSOE del zetapeísmo happy flower, guerracivilista y, no en vano, sentimentalmente admirador del 15-M, socializando en esos extremistas valores a amplísimas capas de las nuevas generaciones socialdemócratas.

   La virulencia de la crisis económica –mil veces exagerada como apocalipsis planetario por los peritos activistas que capitalizaron pro domo sua el espíritu del 15-M- hizo el resto. Los esenciales cánones socialdemócratas (aceptación de la economía de mercado, inserción entre las democracias representativas occidentales, convivencia y consenso básicos con los liberal-conservadores)  que desde la II Internacional -no digamos ya desde la 2ª Guerra Mundial y desde el Congreso de Bad Godesberg- venían constituyendo su brújula principal, han saltado por los aires entre amplias capas izquierdistas, desplazados por los nuevos –en realidad viejísimos- enfoques sectarios, redentoristas y maniqueos en grado sumo, enarbolados además por personajes de clamorosa extracción burguesa, en nada obrera. 
   ¿Qué joven dirigente de izquierdas conocemos, dispuesto a abanderar hoy los clásicos valores de la moderación socialdemócrata, los mismos que, junto a los de los liberal-conservadores, han garantizado en nuestras sociedades las más altas tasas de prosperidad y de justicia social jamás conocidas? Ninguno. Frente a ese clamoroso desierto, anótese la surtida flora y fauna ultraizquierdista, esa pléyade de puño cerrado en ristre –en cuyos nudillos muy simbólicamente alguno lleva tatuado la palabra ODIO- y su siniestro canto de sirena fatal: radicales del PSOE y de los sindicatos, los Podemos y sus confluencias, las Mareas y sus hadas, los filoetarras (ante la batasunización global de la izquierda hispana ahora silentes) y demás, gráficamente embarcados todos ellos en el avión del podrido déspota Maduro. Los mismos que, ceñudos y amenazantes, la noche del 20-D gritaban a galopar a galopar hasta enterrarlos en el mar. Y la pedrada de P Ig a Pedro Snchz el otro día viene sólo a simbolizar esa crucial contienda en el seno de la Izquierda, en la que los moderados ni están, ni se les espera.    




   ¿Tienes que hacer un buen regalo? ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

lunes, 25 de enero de 2016

La manzana macarra y envenenada de P Ig a P Snchz

   


   Con descaro alucinante y nunca vista prepotencia (salvo en las pelis de mafiosos, claro) llegó P Ig a la Zarzuela en mangas de camisa, le comió la oreja al Ciudadano Borbón, oh, “he estado viendo el paisaje, los ciervos… ¡qué maravilla!, con el monarca se reunió, allí mismo le dejó caer su propuesta, y a la salida ante la prensa explayó su proposición, que era para Pedro Sánchez, ah, traicionera bomba por sorpresa en su línea de flotación: Gobierno del Cambio, él como Vicepresidente, y Economía, Plurinacionalidad, Defensa, Interior, Justicia y Asuntos Exteriores como ministerios objeto de su nítido deseo. Total nada. Una fábula.
    Pasmosamente aseguró luego que “al monarca le ha parecido una propuesta razonable”, hasta el punto en verdad sorprendente de que Pedro Sánchez, con falsa sonrisa de púgil groggy, a la salida de la audiencia real reveló que fue el mismo Rey quién le había transmitido la Propuesta pablista. Ante la muy macarra y envenenada manzana pablista, (si la rechazas, mal, si la aceptas, peor) los conspicuos veteranos del PSOE (Rubalcaba, Ibarra, Vara, Redondo, Leguina, Guerra, y demás) al unísono clamaron ¡Humillación!, ¡Es un insulto!, aunque a la ejecutiva pedrista, groggy también, al calor del pellizco del Poder, se le subió la color.

     No necesitó P Ig en el envite -seña de estos tiempos mugrientos-, ni siquiera como el zorro de la fábula adornar con lisonjas su torva intención de zamparse el queso del Poder, ponderarle al cuervo de Pedro Sánchez lo donoso, mono, lindo en extremo, el gorjeo y la bella traza que cuenta. “No hay que olvidar que el PSOE ha tenido el peor resultado de su historia… creo incluso que la posibilidad histórica de que sea Presidente es una sonrisa del Destino que él siempre tendrá que agradecer”, con hiriente mueca allí mismo añadió, autonominándose de paso el Destino -no otro era el sentido de la vanidosa gracieta-, dejando el cuidado de Pedroooo hecho ya unos zorros, la verdad, por entre las rosas olvidado. Tic, tac, Pedroooo. 



  
   Enero volandero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

domingo, 24 de enero de 2016

Palabras de amor sencillas y tiernas de Pedro S a Pablo Ig

   


   Recuerde el alma dormida, avive el seso e despierte, Pedrooooo, que, a la luz de toda la razón, nada menos que estas palabras sencillas y tiernas sobre P Ig y Podemos echaste al vuelo no hace mucho más de un mes:

1)    “Pablo Iglesias ha hecho de la mentira su forma de hacer política”.
2)     “El final del populismo de Podemos es la Venezuela de Chaves, las cartillas de razonamiento y la pobreza”.
3)    “No pactaremos con los populistas de Podemos ni antes, ni durante, ni después”.
4)    “Podemos quiere convertir a España en Venezuela”

   Como por su parte P Ig, con esa marmórea rotundidad que acostumbra, aseguró que él “no estaría dispuesto a formar parte de un Gobierno que no presidiera”. Ha decretado ahora la bula que sanciona que el PSOE ya no es Casta. “El Gobierno del Cambio, un Gobierno de Progreso”, el eslógan ya. Como siempre la Izquierda, y sus gentes comulgantes, apropiándose de las palabras, para apropiarse así de la realidad entre los indecisos y los apolíticos. Como siempre también, la Derecha, y sus gentes despreciantes, que pasan de las palabras, que pierden así el manejo de la realidad, así les va.

   ¿Les bastarán entonces a Pedro&Pablo esas frases suyas que poníamos arriba, tan bien hechas? ¿Valdrá de algo la palabra de Pedro Sánchez?



    ¿Tienes que hacer un buen regalo? ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

sábado, 23 de enero de 2016

Gregorio Ordóñez, siempre (21 años ya)



   Imposible olvidar a Gregorio Ordóñez, imposible olvidar su arrojo, imposible olvidar todo lo que a él y a los íntimos suyos todos debemos. Aunque de poco sirva mi escritura, aunque no pueda devolvernos nunca la estampa viva de su bravura, tan descomunal y homérica que ni las más certeras palabras podrían jamás apresarla, imposible olvidar al Héroe. Le leí hace poco a Woody Allen una frase acerca de que, más que en el corazón y en el alma de las generaciones venideras, preferiría él vivir en su propio apartamento. Sí, vale, es una broma cínica, que finge desconocer la más elevada dimensión de sacrificio que el valor de un hombre, superior y mejor por ello que el resto, puede arrostrar. Se insiste mucho hoy en la básica igualdad de todos los hombres: ¿Y un mismo género constituye a Gregorio y a Txapote? ¿Atesoran acaso idéntica dignidad la plena alegría de vivir libre y el torvo y purulento odio? Permítanme dudarlo, pues hasta repugna escribir juntos esos dos nombres. Qué tiempos estos, centrifugados como vamos todos y a rastras de la epiléptica vomitona incesante de noticias que lo que sólo hacen es robarnos la memoria y la inteligencia, incapaces de separar el grano de la paja, ciegos y sordos a la semilla y a las más esenciales gestas que nos mantienen en pie.
    
      Soñaba Gregorio con una plaza de toros para su ciudad. Y qué elocuente era ese dorado sueño: como un torero de la libertad, con su flequillo rebelde, a pecho descubierto y sin engaño, armado con la palabra sólo, cuando a todo el mundo le temblaban las canillas, delante de los hocicos del bárbaro Minotauro él mismo se plantó. Hay en el toro una nobleza que las alimañas etarras jamás conocerán y había algo en Gregorio, siendo tan donostiarra,  de radiante maletilla cordobés, intrépido de luz y desparpajo ante los bufidos siniestros de la terrorífica Bestia. Era tan arrolladora y chispeante su figura, que a los mismos tendidos atenazados por el miedo, alcanzaba y contagiaba el rompiente de su ilusión indómita. Qué murallones de terror no derribaba el sólo carisma de su coraje ¿Qué podía hacer un simple joven, diminuto y solo, tan solo, ante el ciclópeo  Monstruo y sus zarpazos de muerte?
    
     Consiguió que fuera una vez la suya, en el más aterrador de los ambientes imaginables,-te quemaban el coche, te amenazaban de muerte, se concentraban ante tu domicilio coreándote encima de ¡asesino!, se mofaban de las víctimas- la lista más votada de la ciudad. Algo que las podridas meninges de los criminales y de otros nacionalistas un poco menos salvajes, no podían literalmente soportar. Por eso le asesinaron mientras comía, por eso destrozaron con saña su tumba muchas veces, como si mil veces quisiese la cobardía afirmarse en su vileza más atroz, como si a las ratas descompusiera el simple recuerdo tanta hombría.
    
      Eligió Gregorio, no de boquilla sino de verdad, no vivir de rodillas en su tierra ante la barbarie. La espita  que su hazaña abrió, todo lo extraordinario que en Gregorio rebosaba, convoca por sí sólo a lo más alto. Soñándolo él nos hizo y nos hace soñar a todos con abrir de par en par el portón de la libertad, con la promesa en él anunciada de un vendaval de libertad en el País Vasco, es decir, en España.
    
     En la Historia de España está, al lado de los mejores de sus mujeres y de sus hombres, en una de sus más conmovedoras  páginas. Si Manrique, si Garcilaso, si Lope, si Cervantes, si Quevedo, si Galdós aquí estuvieran, sin duda a Gregorio rendirían el más acabado de sus tributos.  Si todas las naciones dignas de sí celebran y guardan siempre gratitud y admiración a la memoria y a la vida de sus héroes, porque en buena medida prenden y  avivan ellos el fuego y la antorcha perpetuas en que consisten, qué hermoso sueño sería que algún día los corazones de todos los niños españoles, con la misma delicada unción con que los escolares que pintaba Edmundo de Amicis escuchaban las historias de amor a su patria,  palpitaran de  pureza al aprender la gesta de Gregorio, su infinito manantial. 


   

Enero pionero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

viernes, 22 de enero de 2016

Sólo reaccionamos ya ante IMÁGENES ESTREPITOSAS

   


   Los periódicos de papel caminan hacia su desaparición. Leer en la pantalla de un ordenador… ¡va convirtiéndose en una antigualla! Los textos que pasan de un folio… es que directamente ya no se leen, salvo que los firme una Celebritie rumbosa, que te contagia vicariamente así su estar en la onda. Lo que quepa –has de poner- en la tirada de la pantallita del Smartphone si acaso… ¡siempre que vaya acompañado, jibarizada por tanto al máximo su extensión, de una imagen sensacionalista! Tal es el diktat de estos icónicos Tiempos de la Mugre.
    Si antes una palabra tuya bastará para sanarme era un poco el mandamiento central, ahora es una imagen la que mueve el mundo y la que bastará para indignarme o jalearte: así por ejemplo la Merkel y el pobre niño ahogado en la playa.  Ya puedes durante horas machacarte el texto mejor trabado de argumentos y de metáforas a la vez, que a nadie interesará. Ahora bien, coloca una imagen/carnaza, acompáñala de los cuatro someros topicazos, sea en modo exabrupto o cursilongo,  del momento y no te faltará, maldito escritor sin nombre, la compañía de… ¿lectores? ¡Te comentan agitadísimos y en tropel las fotos que pones! ¡Has de pedirles, por favor, que lean tu texto! La imagen que ilustra un texto ni lo resume ni mucho menos lo reemplaza, tan sólo de alguna manera lo alude; es sólo, en un blog basado en la escritura, el anzuelo o medio que remite a un fin, el texto que sobre todo lo constituye. Bueno, eso era antes. Ahora, escritor maldito, tu escritura, tu texto, valen nada: apenas el gastado felpudo sobre el que reinan las imágenes aplastantes.
   Ver los santos, decían en el pasado, cuando el analfabetismo estaba tan extendido, a la venial distracción de, en vez de leer, curiosear las imágenes. El texto, la escritura, la argumentación, disfrutaban de un respeto y de una consideración social, sobre todo entre las gentes más humildes, que hoy moverían… a risotadas. Ahora, entre las sucesivas generaciones mejor formadas de la Historia, se picotean ansiosamente eslóganes e imágenes sin parar, y lo que se chilla es…   ¡Pasapantalla!
    
    

           
   Y estoy convencido también de que, si te gusta escribir, aunque sea sin mayores pretensiones, mis HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS te servirán de inspiración y te aportarán ideas, modelos, motivos, recursos  y maneras concretas para que también tú –o a quien pudieras regalarle mi obra- te atrevas a emprender la aventura de escribir un libro.
10 E por correo ordinario. Personalmente dedicadas. Solicítamelas en  josemp1961@yahoo.es

jueves, 21 de enero de 2016

Asesinato de Isabel Carrasco: una PISTOLERA de 60 años

     


   En medio del morbo sobre los lodos todos que trajeron aquellos polvos, una vez más también en este caso se distraerá de lo esencial a la Opinión Pública, esto es, a la actitud que ante los hechos debería mostrar y guardar la mayoría de los ciudadanos de una sociedad que merezca ese nombre: una mujer brutal y fríamente asesinada por la espalda, y luego, a cañón tocante –como los más sanguinarios etarras- en la nuca rematada… ¡por otra mujer de esa misma alta sociedad provinciana que frisaba ya las sesenta castañas!
     Así de espeluznante es la nuez principal de los hechos, que a cualquiera debería desbordar de espanto el ánimo… de no ser por toda una producción cultural filopsicópata que, llenando las pantallas y los principales escenarios de representación social, de sobra nos inmuniza contra estos horrores casi ya cotidianos. Obsérvese que a estos efectos narcotizantes, el tradicional abismo que separaba grandes urbes y sesteantes capitales de provincia háse por completo difuminado, niqueladas y homogeneizadas unas y otras bajo la misma pasta mugrienta de la Telebasura y la susodicha cultura filopsicópata, que hacen de los malotes unos muy atractivos e hipnóticos tipos, mil y una veces retratados, es decir, alimentados en su Ego.
     Porque no nos detenemos a pensarlo, claro: que en ella brotara la flor negro del odio, bueno, vale, pero cómo germinó en ella, sin antecedentes de violencia en su haber, la fija idea nada menos que de asesinar a otra persona, cómo pudo esa mujer a los sesenta, siendo la esposa –separada- del Comisario de la Nacional allí, conseguir el arma, familiarizarse con ella, con su uso, dónde pudo adiestrarse en su manejo y quién en ello la acompañó, que no es obra todo esto de cuatro días, cómo se preparó psicológicamente para afrontar la terrible ejecución de un crimen, cómo implacablamente lo planificó, cómo fue luego en efecto capaz de con impresionante frialdad de auténtica killer profesional llevarlo a cabo, de huir de allí sin descomponerse, cuestiones todas ellas, en contra de lo que en las pelis parece, nada sencillas, cómo, en fin,  pudo en ella albergarse tanto Mal y en persona desarrollarlo y ejecutarlo sin piedad ni trauma alguno siendo de apariencia tan finolis, cómo puede además esa mujer no demostrar el más mínimo arrepentimiento de su bárbaro asesinato… a los sesenta años.

     Y que de no ser por el innato instinto profesional y del Bien de un policía jubilado –de quien significativamente ni su nombre ni su imagen conocemos- que por azar allí se halló, y que, con su pericia y a riesgo de su vida, siguiéndola hizo posible su detención, lo más probable es que la Señora Asesina de rositas hubiera escapado.   



      ¿Tienes que hacer un buen regalo? ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.
       

miércoles, 20 de enero de 2016

Por qué el marido de Olvido Hormigos es un Santo Varón

        


¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.


    Y es que es la pura verdad. En medio de tanto mastuerzo troglodita que no ama a las mujeres, Jesús Atahonero, su ejemplo de comprensión y respeto, acaso mereciera condecoración y encomio de parte del Feminismo Oficial, tan sensible a estos asuntos propios. Al menos la versión que de este caballero nos llega, a través de las revistas del cuore, supónese que previo paso por caja, de boquita de la ex-concejal del Progreso y legendaria estrella del vídeo y de la Telebasura, Olvido Hormigos.
   Díganme si no: dice Olvido que AMA –lo que eso para un hombre supone- a su marido, que le encanta la convivencia con él –el rarísimo y precioso tesoro que ello es- pero… que no quiere sexo con él –lo que eso también para un hombre supone, sí-, porque… no siente atracción por él. SOY FELIZ así, nos queremos, remata desenvuelta la ex –concejal. Y qué en el fondo hondo más importante hay que la felicidad, se nos escapa a nosotros tras su insólita confesión.
   Hombre Jesús Atahonero al cabo, “alguna vez que me dice algo o me coge, yo me escabullo”, apunta habilísima ella, “un abrazo claro que sí, pero más, no”, claro, aunque se ve que le pide la publicación a Olvido pisar terrenos más resbaladizos y allá que ella va, HAY RATOS QUE ME NECESITA DE OTRA MANERA, como pareja, y a lo mejor se mosquea un pelín, pero sí, creo que ES FELIZ, lo único que no tenemos es sexo y eso se puede solucionar de otras maneras”, y nos deja maravillados su explicación por supuesto, pues, la dichosa necesidad negada, apenas se ve sancionada sino con un leve mosqueo, que digáseme dónde se ha visto antes tamaña auto-contención, más el hormigueo de la intriga final de Olvido sobre cómo fácilmente puede arreglarse la falta de sexo, que ha de ser ello cosa de mucho seso.

     En fin, finiquita el asunto Hormigos aclarando que es capaz ella de vivir un largo período de tiempo sin sexo, y la valentía de ese aserto, en estos tiempos pansexualizados hasta en la sopa, en los que es el sexo y su cantidad –que no su calidad- la cifra que sanciona el estar vivo y en la onda de los individuos, resulta emocionante. Junto al portentoso ejemplo aportado de la felicidad y el amor –sin sexo- que  junto a su marido halla, constituyen un formidable mentís al erotomaníaco discurso dominante, y paradójicamente hoy, por heterodoxa y sugestiva, resulta casi la suya una proposición indecente.  Y qué decir, claro, de su marido, vivo paradigma del más cabal auto-dominio tolerante entre tanto caníbal priápico: ¡Santo Varón!  




Enero pionero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo en  josemp1961@yahoo.es  y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

martes, 19 de enero de 2016

Carmen Rigalt, tan divina que vota a la Izquierda Ultra

  


   Diríase que sólo el haber arrebañado a fondo el perol corruto del Premio Planeta –finalista en el 97- , ese selecto club de mercachifles, te confiere gauchismo-cinismo suficiente para pontificar sobre los obreros y lo guay.  Cuenta la Rigalt, so cool as usual, su particular 20-D (El Mundo 23-12-2015). Que quiso a sus 66 tacos “llevar a sus hijos al zoo, pero no se dejaron”. Oh. Que luego ante las urnas casi la atropella una mamá con carrito “que buscaba desesperadamente la papeleta de PACMA”, o sea, de los animalistas. Ah, será que le olfateó la pretendida y grimosa visita familiar al recinto de los animales enjaulados, claro. Que fueron luego a comer a un restaurante económico, que la gente allí daba gritos, vaya por Marx, Señora. Y de repente allí, ¡ay! la brutal revelación: “A mis espaldas almorzaba una familia de la que oí su voz pero no ví su cara. Todos sus miembros habían ido a votar en masa para impedir el avance de las falanges izquierdosas. Se calificaban por sí mismos: obreros de derechas. Y tras la revelación, ¡ooohmmm!, la conclusión: “Realmente, el obrero de derechas es lo más anacrónico que me he echado en cara.” Antes directamente los Popes izquierdistas les insultaban como tontos, así es que progresamos adecuadamente, aunque lo de anacrónico o correspondiente a otra época en absoluto viene a cuento, pues nunca los obreros de derechas han estado de moda, y menos a ojos de la Casta Lista. Y toda la escenita rigaltiana como para, a modo de acción-reacción, equilibrar la personal confesión, “Tan anacrónico como yo, que he votado a Podemos y vivo un momento histórico”, que es otra falsísima anacronía, pues son muchas las Celebrities del Progreso –aquí unas cuantas llevamos ya anotadas- que, prietitas las filas y heroico el ademán, se han aprestado a defender a los extremistas podemitas. Yo creo, señora Rigalt, que a Usted un poco le gustan los obreros, como los animales: enjaulados en la Casa de Fieras de la Izquierda, sin moverse de allí, y que hagan unas monerías cuando las alegres familias progres vayan a echarles unas fotitos y una miguitas. Vamos, Señora Rigalt, que nada más a la page que un Forrao (gracias a este cruel Sistema) de izquierdas.





  
   Enero pionero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)

lunes, 18 de enero de 2016

Otra vuelta de tuerca en la Telebasura, mira




   Para mantenerse reinante, la Telebasura, como se basa en la descarada explotación de los más bajos instintos del individuo, a cada paso debe escarbar y bucear un poco más en las malsanas apuestas que su nauseabundo desenvolverse acarrea. El éxito de la Telebasura ha "contaminado" , claro, la totalidad de la producción "cultural" de las sociedades, saturando las pantallas de videoclips, seriales, películas y "libros" repletos de contenidos basurientos y filopsicópatas. Más allá de la seducción del Mal paladeamos ahora a todas horas el abierto morbo por las inclinaciones más violentas y degradadas. Ahora en el GHVIP, con gran éxito de público y patrocinio, infringen descargas eléctricas sobre el zambombo de los concursantes nominados. Cuentan los cronistas de la cosa que, “los que recibían el calambrazo saltaban, insultaban, se enfadaban, decían palabrotas y casi lloraban”. Se trata, por supuesto, de un sórdido guiño de los Directivos de esas Televisiones a las más perversas y sadomasoquistas pulsiones del “respetable”. El prototipo “humano” que propone la Telebasura reinante es, digámoslo una vez más, el homo gañanis. Algún día esos Directivos se avergonzarán ante sus nietos de su obra.




   ¿Te gustaría leer y tener mi libro?
LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON INFULAS
154 pgs de humor, sensualidad, aventuras e ilusiones.
Personalmente dedicadas. Puedes pedírmelas aquí, o en 
josemp1961@yahoo.es  Es muy sencillo. En España: 10 E por correo ordinario, 15 E por correo certificado.

domingo, 17 de enero de 2016

¿Es que quiere ahora Pedro Sánchez entrar en el GH VIP o qué?

   


   Decíamos ayer, a cuenta de los numeritos de la irrupción podemita, de la Granhermanización de la Política… y presto se nos planta Pedro Sánchez, el artista factótum del PSOEspañol, en la movida a pedirse también él pista. No en vano, recordemos, la eclosión multitudinaria de su chayanna figura, acaeció en uno de los principales escenarios de la Telebasura reinante, el Sálvame.
     Si hablábamos de los súbitos y esquizoides bandazos en el hacer, a imagen de las tretas de los concursantes de un reality, como características basurientas e infantiloides hoy, ¡si el propio Sánchez acusó ayer a P Ig de montar una pataleta!, por negarse a su propuesta de cuatro grupos parlamentarios, ¿a qué vienen ahora las cucamonas de Sánchez en el Senado a Esquerra Republicana y los de Mas, para que puedan ellos constituir grupo?
   Es decir, sin explicar nada, Sánchez suministra medios, altavoz y pasta a declarados golpistas –golpe a cámara lenta, A Guerra dixit-, en abierta rebeldía constitucional ya y locos por Alabama y por despedazar España. ¡Si Podemos hubiera hecho eso! ¡Si hiciera el PP lo mismo alguna vez con algún grupo extremista de derechas! La irresponsabilidad histórica del Secretario General del PSOEspañol es para acabar nominado, desde luego. ¡Y era el más moderado de los tres candidatos a la Secretaría General del PSOE! Es como si Sánchez sin rebozo se ciscara en aquella banderaza tras la que sin venir a cuento se empeñó en mostrarse al mundo en la reciente campaña electoral.

     Más guiño cómplice al separatismo aún: se precipitó luego a criticar al Rey por no recibir a la solemne instauradora de la República Catalana y al hereu del hereu, cuya primera hazaña ha venido a consistir en nombrar director de la Radio Oficial Catalana... ¡a su socio!, en medio del estrepitoso silencio de todos los Indignados Oficiales del Reino, que como sabemos reservan la exclusiva inquina de su torvo resentimiento para los corrutos de la Derecha española, culpable esta siempre de los peores males que nos aquejan, que el mismo Sánchez furiosamente prolongó al asegurar que nunca jamás con ella pactaría. Cada vez, en fin, Sánchez se esfuerza más en parecerse… al pequeño Nicolás.





   Enero pionero, amigo/a. ¿Agradeces el blog? ¿Lo valoras? ¿Merece una pequeña recompensa? Necesito vender algún ejemplar más de mi libro, que es además muy bueno -creo-, para seguir escribiendo también este blog. Pídemelo y te lo dedicaré personalmente. 

Precio por correo ordinario: 10 euros. Precio por correo certificado: 15 euros.)

LAS HISTORIAS DE UN BOBO CON ÍNFULAS
(Resumen, análisis y UN CAPÍTULO de la obra en estos enlaces)
UN CAPÍTULO:
154 pgs, formato de 210x150 mm, cubiertas a color brillo, con solapas.  Los interesados en adquirirlo escribidme por favor a josemp1961@yahoo.es
“No soy nada, no quiero ser nada, pero conmigo van todas las ilusiones del mundo” (Pessoa)