Páginas vistas en total

sábado, 16 de octubre de 2010

Illa, Illa, Illa, Montilla maravilla (Queda también terminantemente prohibido reirse)


     Para mí que las juventudes socialistas de Cataluña quieren "matar al padre". Primero, que si la Nocilla de Montilla, el Montilla dream, vamos, ahora que si Supermontilla, (ah, cómo degeneran las juventudes,dónde han quedado aquellos sesudos tochos progres que  entreveían siempre el fascista perfecto tras los superhéroes yanquis del cómic), en fin, que la lluvia amarilla sobre Montilla es una maravilla. Se ve que los yogurines del PSC intuyen serios problemas de personalidad en su balbuciente líder. Se les ha ido la mano en el bálsamo de Fierabrás, en el ungüento amarillo. Tanto la caricatura como la hipérbole favorecedora, para que funcionen algo, han de mantener cierta referencia al modelo en que se inspiran. Hay que tener muy poco sentido del ridículo para querer hacer pasar como un Titán a un señor que, con todos los respetos, a lo que más recuerda es al insulso perfil del más grisáceo cobrador de pompas fúnebres imaginable, con carterita en mano y todo. Se le ocurre al PP presentar así a Montilla y tiempo le falta a Rubalcaba para ordenar sotto voce a sus condecorados superpolicías esposadas detenciones de cargos del PP en prime time. Ahora que quiere Chacón prohibir hasta los abucheos que flotan en el Viento, como si incluso éste por derecho natural fuese suyo y solo suyo, habrá de prohibirnos también la risa, que se nos desfigura mucho el rostro por la chunga de ver así de idealizado/desfigurado/ridiculizado  al muy Honorable presidente de la Generalitat. Mírenlo, paladeen esa mezcla de marmóreo rostro de héroe del trabajo soviético sobre el gesto macarrónico. Recuerda sobre todo a Ruiz Mateos cuando caponeó a Boyer por haberle quitado todo lo suyo. ¿Acaso va Montilla a darle lo suyo ahora al que deseaba a gritos en público la muerte al Borbón? Si es su aliado. Como en las novelas malas: cualquier parecido con Montilla, pura coincidencia. Queda, por Machacón Edicto, también terminantemente prohibido reírse. Pásalo.


7 comentarios:

Josito dijo...

El eslogan lo dice todo:
- El increíble: porque es increíble que un cordobés sea más nacionalista catalán que los propios catalanes.
- Hombre normal: efectivamente, normalísimo, vamos, mediocre a más no poder.

Saludos.

Maribeluca dijo...

..para no echar gota...entre Super Gaspi y éste me quedo con Mortadelo y Filemón, además se va a quedar sin meriendilla igual

Neo... dijo...

L´Honorable hombre menguante.

Natalia Pastor dijo...

El cartel es alucinante.
O han decidido quemarse a lo bonzo electoralmente o deben hacerselo mirar de manera urgente y rauda.

Aitor Mento dijo...

A mí el cartelito me sigue destilando una estética maoísta que tira p'atrás, a pesar del traje de Superman.

Aitor Mento dijo...

Y a partir de ahora, va a haber que llamarle ( aunque ya lo era ), el increíble hombre mangante

Mientras saca bonos de a 1000 euros ( igual que Ruiz Mateos, don Jose Antonio ) para financiar la Generalitat, va y promete un sueldo de 633 euros a los jóvenes ni-ni

José Antonio del Pozo dijo...

Josito:mediocre, sí, pero con mando en plaza
Maribeluca:entre él y la parienta (no se qué en la Generalidad se apalancan un pastón, así pueden llevar a las niñas al Colegio Alemán, los muy progres)
Neo: hacer de Montilla un superhéroe es que parece un chiste,ok
Natalia:ya sabes, Natalia, que la conciencia progre está siempre encantada de conocerse a sí misma
Aitor: bonos, sueldos, Montilla superstar, es o no esto Cataloniawood? Maoísta Montilla, sí: Mont-Tse-Tilla
Gracias, amigos, por soplar conmigo