Páginas vistas en total

viernes, 1 de octubre de 2010

El mundo se acaba


 
    

          
     Archisabido es que las desgracias jamás vienen solas, pero últimamente los más impensables desastres se suceden a una tal supersónica velocidad que tentado está uno de pensar,  desbordado por una muy amarga tristeza, si acaso el mundo -el mundo de los bienpensantes, claro, que es en España el mundo oficial- no se habrá salido de sus ejes y entonces  hállese próximo ya el fin de los tiempos.
    
     ¿Cómo entender si no en tan sólo una semana tal rosario de funestos presagios: primero, que le niegue el primate Chávez la entrada en SU país al superprogresista  Follonero; segundo, que el acratísimo socio de Buenafuente en la Sexta haya de escapar por piernas de las hordas de los antisistema en Barcelona, que pretendieron al parecer comérselo vivo; y tercero, de momento, que el quijotesco Willy T háyase visto cruelmente apaleado y con escarnio torturado por la policía marroquí? ¡Cómo pueden acontecer tamaños asaltos a la Razón, ZP mío, y que nadie ponga remedio y fin a calamidades tan atroces! ¿No encierran estos inexplicables infortunios del Bien Puro el secreto designio de un mundo guay que se desmorona ante nuestros ojos, y a golpes precisamente de sus supuestos beneficiarios sobre las cabezas –oh, ironía sangrante- de los heroicos promotores que tanto por ellos se desvelan? Oh, desdicha suma de estos tiempos aciagos y de este mundo cruel, qué mas afrentas a la Justicia Planetaria nos veremos obligados a contemplar. ¿El juez Garzón arrostrando presidio por culpa del progresista Varela? ¡No! ¡No han de ver mis ojos tal contradiós infamante!  
    
     ¿De qué le sirvieron a Follonero su colegueo con Otegui y sus continuas gracietas anticapitalistas, si luego el gran Primate te impide entrar incluso a disfrutar del paraíso chavista? ¿De qué le han valido al socio de Buenafuente tantas coñas libertarias en pantalla, tanto trotskismo roussoniano y rouresiano de diseño, para que luego una turba de matones “alternativos” al grito de esquirol quiera a ti precisamente darte el paseíllo? Pero ya lo de Willy Toledo es desgracia que rebosa el colmo de la más inicua adversidad: vióse él brutalmente humillado en el Aiún por “conocidísimos torturadores” de la policía secreta marroquí. No deben saber, claro, los esbirros de este régimen que ahora le han roto un dedo, cuánto ha legitimado él a sus colegas de la Tortura castristas, cuántas paletadas de infamia el mismo Willy T en persona vertió sobre el cadáver caliente de Orlando Zapata, defendiendo con ardor fanático un régimen torturador como pocos desde hace ya más de cincuenta años. ¡Parias del Animalario, por los clavos de Castro, liberad a Willy de las golpizas alhauitas!
    
     Pertenecerá la Tierra al Viento, quien lo duda, pero hay semanas que no parece sino que sea éste un vendaval áspero que las más nobles almas arrasa a su paso, que a los buenos todo nos sale estos días mal, y la leninista virtud vése con rigor escarnecida, para más inri a manos de sus beneficiarios, como si el mundo hubiésese vuelto loco, loco. Sniff.

6 comentarios:

Cesar dijo...

Por los clavos de Castro, D. José Antonio, está usted al cabo de la calle de cuanto acontecimiento interesante acaece. No sabía yo de las amistades de el follonero. Casi me había caido bien. Siempre nos cae bien la frescura y esa cierta rebelión adolescente, pero lo de Otegui pasa de castaño oscuro. Con ciertos personajes hay que marcar distancias a no ser que les veas a punto de ahogarse. Entonces habrá que acercarse y cada cual sabrá lo que hacer.

Nicontigonisintí dijo...

Liberad a Willy.

Et une merde

Neo... dijo...

A veces piensas que vives en un mundo paralelo.
Tienes que madrugar para ganar el pan con el sudor de tu frente y te encuentras que existe otro mundo en el que las personas ni madrugan, ni sudan ni trabajan.

Y pan lo utilizan para empujar el marisco, los solomillos, las lubinas.

Que le vamos a hacer, Dios los cría y ellos se lo reparten.
En algún momento cada cual pagara por sus hechos.
Yo prefiero dormir todas las noches con la conciencia tranquila.

S. Cid dijo...

¡Ay, si ese áspero vendaval se llevara para siempre al señor Sonrisas y toda esa soldadesca desordenada del retroprogresimo!

Buen blog. Volveré a visitarlo.

Saludos.

José Antonio del Pozo dijo...

Gracias por darle oxígeno a mi bló, amigos:
-D Cesar: yo creo que Otegui siempre flota
-Neo:es verdad eso que apuntas del mundo paralelo: son progres, están forretis, nos dan lecciones y encima quieren que les hagamos la ola
-Nicontigonisintí:estará conmigo que Otegui tiene algo de orca...
-S.Cid:buena frase . Gracias. Bienvenido

Sevilla Opina dijo...

Lamentable me parecen todos estos caricatos que se dicen de izquierdas y luego como el Follonero, se ríe de los marroquíes humildes en un reportaje que a mi me dio arcadas