Páginas vistas en total

domingo, 29 de abril de 2012

Amapola en el muladar (Poessía veinticinco)



Rosa audaz en medio del desierto
Espiga de grana en el baldío
Mecida por un viento de levante
Que a su paso se serena y enmudece
Amapola en el estercolero
Cariátide escarlata y pudorosa
Que sin esfuerzo sostuviera la Justicia
Sílfide tenaz de la pesquisa
Sola en la cueva del chapapote
Candela de sus ojos bajos
Que encabrita a los Polifemos
Clavel de luz en la gruta pringosa
Arquitrabe glorioso de sus hombros
Esa hoguera de claridad que abrasa
Ménsula breve de sus pechos
Artesa florida de su vientre
Música que entre el pelo se le adensa
Palidez que le estalla en belleza
Una dignidad que la hermosea
Aromas de heroína que emergiera
de una borrascosa pintura romántica
Porte majestuoso de mujer
Que no quiere ser un mito
Que solo persigue sin desmayo
El prestigio viejo de la verdad
La gesta de una simple rosa
Que porfía como una niña muy seria
En lo más crudo del desierto.






Post/post: gracias a Winnie0, a George Orwell, a Zorrete Robert, a Hiperion, a Mónica, a Sylvia Reguero, a Galantería, a Mamuma, a Lobo Solitario, a Novomedinilla, por dejarme su compañía y bloguear ayer a mi lado, GRACIAS

8 comentarios:

alp dijo...

Pues a mí no me importaría lavarle el pelo.....un abrazo desde Murcia..muy bueno....

Monica dijo...

Te gustan las mujeres de rompe y rasgas, como la jueza. Mujer impecable en su actuar, una rosa en el muladar, un rayo de esperanza para muchos andaluces. Saludos

Trecce dijo...

Si además de ser buena jueza (eso no lo sé, sólo lo espero y deseo) pone ese toque de elegancia en un lugar tan repelente como un juzgado, no está nada mal.

Kayla dijo...

Hay que ver cómo te saca la venilla poética esta señora...
La verdad es que la mujer es un pastelito...

Un beso sin juicio (o dos).

BEGO dijo...

Esta claro que algo tiene....

Cesar dijo...

Disfruta del ángel hasta que no conceda su primera entrevista o no se le descubra un novio rumano como el que la casa de mis viejos asaltó.
La misma dignidad veían multitud en otro famoso juez, hasta que arañó intereses que debieran ser inaccesibles.
Qué bonito...no deberías tener problemas en causas que ella conozca..

NVBallesteros dijo...

Ese botón carmesí te inspira...

Besos

Zorrete Robert dijo...

El vestidito la sienta de cine y esa mirada como perdida, algo lánguida..
Si te metes en líos pide que te juzgue ella, te dolerá menos, jejeje.
Saluditos.