Páginas vistas en total

jueves, 12 de abril de 2012

Como si le persiguiera Hannibal Lecter, niña

       
    No me hagas mucho caso, niña guapa, que has de llegar a ello por ti misma, pero verás, a mi faccioso parecer la Politicorra tiene mucho de cuento, y sucede que la Izquierda sabe contarlos muuucho mejor que la Derecha, y por eso anda ésta casi siempre por los suelos, como tú misma anteayer, ángel mío, mientras que aquélla una y otra vez despliega sus relatos, y con pericia de cuentista best-seller que lo hace. ¿Has oído acerca de alguien decir: ése tiene más cuento que Calleja? ¿Sí? Pues, eso.
     Fíjate, niña, lo que ayer mismo ocurrió en el Senado, sí, en esa otra lujosa pista de patinaje, del artístico y del peripatético, que para todo hay. Traía el día malas puntuaciones para el ejercicio en marcha de la economía española. Esperaba la canallesca en corro un par de frases del Artista.   ¿Y qué? , podría decirse, si el que ahora se desliza en la pista acaba de empezar su actuación, si fueron los anteriores patinadores los que dejaron la pista patas arriba y minada por las deudas y la desesperanza. Cualquier eslógan de aliño bastaba a Rajoy para salir con bien del caso. Bueno, pues, como el Gigante timidote de un cuento desdichado, balbuceó, reculó y, dando la espalda al corrillo de la Prensa, escapó por el garaje, como si fuera un forajido, brindando de paso en bandeja de plata una imagen a EL PAÍS de esas que valen un millón de votos entre los indecisos, y son éstos, tú ya lo sabes, niña lista, pero algunos no se enteran, quienes escriben el final del Cuento de las Elecciones.
    
    ¿Te acuerdas, niña patinadora, de las indecibles florituras que en Oslo, acerca de la definición de parado, sólo para salir del brete de la bárbara multiplicación de los desempleados, ejecutó el inefable Zetapé? ¿No te acuerdas, niña lista, que fue cosa de mucha risa, incluso ahora, al solo recordarlo, cuando delante del 10 de Downing Street quiso a todos hacernos creer, sin un pelo cortarse, que entendía él la lengua de Shakespeare cuando ni pajolera idea de ella guardaba? ¿No llevó acaso siempre consigo el aura de un infausto Pochilinela, con sus ruborizantes máximas a cuestas? ¡Mas nunca dióse, delante de la Prensa entera, a la fuga así, como si le persiguiera Hannibal Rubalcaba Lecter, por el amor del profesor que a ambos donceles diera clases!
     Cómo puede ser, mía niña, que si hasta “el Bocas”, ese Ogro siniestro, delincuente sentenciado por asesinar y violar a una menor, se atreve al salir de la trena a enfrentar las preguntas de la Prensa, no pueda entonces el presidente Rajoy, elegido tal por la absoluta mayoría de los ciudadanos, a los cien días de gobierno siquiera hablarle a los periodistas?
     Y esa costalada, no tanto como la tuya,  pero también dolió el contemplarla, como duele un cuento mal contado con el que no consigues dormir… hasta que lleguen a mecernos la cuna los Cuentistas de Hamelín, como siempre, y sea ya todo la Felicidad y el Progreso universales, guapa niña, que creo que estoy ya contándote demasiados cuentos, y no sé si vas a empezar a pensar de mí que soy el viejo Werther.



Post/post: gracias a José, a Cesar, a Juan Carlos, a Juante, a Winnie0, a Mari Paz Burgos, a Trecce, a Mamuma, a Mónica, a Bonnie Parker, a Zorrete Robert, a en las nubes, por facer conmigo ayer el blog


   
           
         

11 comentarios:

Vicente Rubio dijo...

Amigo Jose Antonio, no me preocupa para nada si Rajoy atiende o no a la prensa, para lo que dicen luego mas vale no atenderla.
Rajoy no es simpático, no atrae a las masas, si cantara no llenaría ni una cancha de mi club de tenis, en definitiva es soso.
Alguien le debería de decir "Mira Mariano o espabilas y te haces político, es decir mientes como un bellaco y dices lo que quieren oír la gente o lo vas a pasar mal" "Mira la oposición, mienten descaradamente y ni se inmutan"
Aqui en España el ser serio no vende, esta visto, dolo lo mediocre triunfa.
Un abrazo amigo mio.

Juante dijo...

Es la pequeña contribución fotográfica del rajao a la conmemoración del hundimiento del Titanic, aunque las comparaciones sean odiosas.

Lo de "tiene más cuento que Calleja", de antología. Que se lo digan a Progrejuli.

Saludos. Saludos a Bonnie.

Explorador dijo...

Pues no lo veo así, amigo Vicente. Si quieres llevar a cabo políticas que crees necesarias pero impopulares, es cuando más tienes que hablar, y explicarte. Y lo contrario a la mentira no es el silencio, es la verdad

Un saludo :)

George Orwell dijo...

Ni han sabido, ni saben, ni sabrán comunicar... Y tampoco quieren aprender...

Juan Carlos dijo...

Dentro de su propio partido tiene a sus mejores enemigos: Arriolas de turno, consejeros áulicos que sugieren no contestar a la prensa, aduladores que les llena la cabeza de que sólo hay que hacer las cosas pero no comunicarlas... Por eso la derecha en este país nunca gana las elecciones. Las pierde por su mala gestión la izquierda. Es así de lamentable.
Tu pobre patinadora no lo podrá entender nunca.
Salu2

mariola dijo...

Poco carisma, poca comunicación, nada de nada.
un abrazo.

Winnie0 dijo...

Yo debo reconocerte que me preocupa un poco la falta de comunicación que hay ahora por parte del Gobierno...un abrazo

Nieves dijo...

En cuanto a la huida de Rajoy, está claro que él mismo sabe que no está cumpliendo cosas de las que prometió y se siente avergonzado de tener que tomar ciertas decisiones.

Pero tienes toda la razón en que a los politicos conservadores de este pais les falla la dialéctica y les falta ese don de palabra, del que andan tan sobrados los politicos socialistas. No sé a que es debido pero esta claro que todos deberían tomar algunas clases urgentes para saber transmitir y hacer llegar mejor sus mensajes a los ciudadanos en general y a sus votantes, en particular.

Un saludo Jose Antonio y que tengas un estupendo fin de semana,

Zorrete Robert dijo...

Dolor de estomago da ver algo así, cuando la oposición no tiene ni media ostia. Menos mal que dijo que había que dar la cara y explicar las cosas anda que si no. En política los gestos son importantes por lo de escenificación que tiene ese negocio sucio que parece ser la política. No se trata de mentir, un líder tiene que poder decir lo de "sangre sudor y lagrimas" y que la gente le entienda, pero cuando se anda con medias tintas y medias verdades luego no se quiere dar la cara.

Saluditos y gracias a ti por lo que me toca.

Monica dijo...

Querido Vicente, un Presidente del Gobierno no atiende a la prensa, está dando explicaciones a su País, a los votantes y no votantes, porque tiene una responsabilidad. Tiene que dar la cara ¿ tiene algo que ocultar y por ello tiene que salir corriendo? Es cierto, Juan Carlos, dentro de su partido tiene muchos enemigos y están deseando que tropieze. Rajoy debe dar la cara y ese era el momento, no el día siguiente. Jose Antonio, no parece el viejo Wether, sino el abuelo cebolleta. Pobre niña. Cuéntele otras historias más divertidas, ya tendrá tiempo la niña darse a la fuga cuando se mayor. Saludos

Cesar dijo...

Venga, ha sido un error imperdonable que ya está perdonado. No hagamos sangre. Si alguna cosa le tengo que reprochar a Rajoy, no es que haga lo contrario de lo que dijo, que ya yo, yo ya lo sabía, eso también está amortizado que gustan de decir ahora. Lo que tengo que reprocharle es que sabiendo desde hace al menos tres años que sería presidente, no haya aprendido Inglés. Que lo digo en serio; no se le puede reprochar lo mismo a Zapatero, que ni por asomo pensó nunca llegar a presidente. Y también le reprocho que no haya hablado con Demóstenes para que le dijera como carallo se quita el seseo de una cochina vez.

Por lo demás todo sabido. Hace lo mismo que haría otro cualquiera en su lugar. Cumplir órdenes.